Inulina, una fibra vegetal para el vientre plano
Diabetes

Inulina, una fibra vegetal para el vientre plano

Por Kiwilimón - March 2012
Inulina es el nombre con el que se designa a una familia de glúcidos complejos (polisacáridos), compuestos de cadenas moleculares de fructosa. Es, por lo tanto, un fructosano o fructano, que se encuentran generalmente en las raíces, tubérculos y rizomas de ciertas plantas fanerógamas (Bardana, achicoria, diente de león, yacón, etc.) como sustancia de reserva. Forma parte de la fibra alimentaria. Su nombre procede de la primera planta que se aisló en 1804, el helenio (Inula helenium). Se considera que la dieta occidental aporta 1-10 g diarios de inulina. Una vez ingerida, la inulina libera fructosa durante la digestión, aunque en pequeña proporción, puesto que el organismo humano carece de enzimas específicas para hidrolizarla. Además, la inulina es una sustancia útil para evaluar la función del glomérulo renal, puesto que se excreta sin ser reabsorbida a nivel tubular. (Fuente: Wikipedia) La inulina es una fibra vegetal soluble que se encuentra especialmente concentrada en la raíz de la achicoria pero también en otros vegetales y cereales que deberían ser de consumo habitual como la alcachofa, el ajo, la cebolla, los puerros, el trigo o los espárragos. Beneficios Su acción principal se concentra en el intestino, concretamente en el colon, ya que es aquí, donde tiene lugar una de sus principales funciones: su efecto prebiótico. Esta fibra, que llega inalterada al intestino (sin haber sido pre-digerida), es capaz de regular el desarrollo de la flora intestinal estimulando el crecimiento de los microorganismos beneficiosos (especialmente las bifidobacterias). La consecuencia es un fortalecimiento del sistema inmunológico y una mejora evidente en el tránsito intestinal, que se traduce en una correcta eliminación de los residuos y sustancias nocivas para el organismo. La ingesta al menos de entre cuatro y seis gramos de inulina en la alimentación diaria supone una garantía de digestiones ligeras y una excelente manera natural de prevenir la desagradable sensación de vientre hinchado. Incluida en la dieta cotidiana, junto a otros alimentos saludables y un poco de ejercicio, puede ser no sólo fuente de bienestar, sino un magnífico aliado de tu silueta. Siendo ésta su principal acción beneficiosa, no es la única. Estudios demuestran que la inulina tiene otras propiedades capaces de prevenir o mejorar numerosas disfunciones o enfermedades de nuestro organismo, entre las que hay que destacar:
  1. Ayuda a reducir la acumulación de colesterol “malo” en la sangre, por lo que previene la aparición de cardiopatías.
  2. Al regular el tránsito intestinal, contribuye al alivio de problemas digestivos, siendo especialmente recomendable en caso de estreñimiento.
  3. Mejora la absorción de los distintos minerales y vitaminas, principalmente el calcio. Acción importante a tener en cuenta a la hora de prevenir enfermedades como la osteoporosis y, también, en el caso de niños y jóvenes en edad de crecimiento.
  4. Su valor calórico es muy bajo, por lo que es una fibra “amiga” de cualquier dieta encaminada a reducir peso.
  5. Actúa equilibrando los niveles de azúcar en sangre, algo favorable para la prevención de la diabetes.
Consumo Son muchos los beneficios de esta fibra, por lo que no debe faltar en una dieta equilibrada. Al estar presente en vegetales tan cotidianos como la cebolla o el ajo es muy fácil incluirla en tu menú diario en forma de ensaladas, salsas, guisos, etc. Además, puedes encontrarla en frutas como el plátano y en cereales como el trigo y el centeno (muchas de las barritas recomendadas en dietas para controlar el peso tienen esta fibra entre sus ingredientes). Aquí te dejamos algunas recetas que pueden contener esta fibra tan importante: (Te sugerimos hacer click en el título de la receta para ver más detalles de la misma) Tartare de verduras crujientes Es una entrada ligera, facil de preparar y muy lucidora. Ensalada de pasta con tomates deshidratados, alcachofas y parmesano Ensalada con pesto, prosciutto, pimientos morrones y alcachofas. Ensalada de Espinaca con Aderezo de Jamon Serrano Ensalada de espinacas, con nueces, champiñones, queso parmesano y un rico aderezo en base de vino blanco y jamón serrano. Ensalada Fatoush La ensalada Fatoush tambien conocida como ensalada con pan árabe o pan pita es una ensalada que contiene pepinos, pan árabe, jitomate, aceitunas y menta. ¡Te encantará! Ensalada de Col (Coleslaw) Esta ensalada de col es un buen acompañamiento para sandwiches. Se prepara con una vinagreta de mostaza y mayonesa.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
A veces, las sopas pueden quedar un poco más ligeras de lo que nos gusta. Pero aquí tenemos la solución. Después de todo, no hay como una sopa espesita para satisfacer el apetito y llenar el corazón.Déjala hervirMuchas veces, lo único que hace falta para que tu sopa tenga más consistencia es un poco de paciencia. Déjala hervir y así se evaporará el exceso de líquido. Muévela de vez en cuando para cuidar que no se pegue, checa que no se concentre demasiado y que no se pase de sal.Un poco de puréSi la sopa tiene como base caldo con verduras picadas, como la sopa minestrone, añade puré de jitomate, o licúa un poco de las mismas verduras con el mismo caldo.Te recomendamos esat rica Sopa de Pasta con VerdurasOtro gran espesante es el arroz cocido, que puedes licuar con una tercera parte de la sopa; de igual manera sirve el puré de papas o las hojuelas de puré de papa. El arroz cocido licuado con un poco del líquido es una buena forma de espesar sopas de mariscos o de verduras como coliflor o brócoli. No añade sabores adicionales, deja una textura y brillo muy diferentes y si no te gusta añadir lácteos, es una buena solución.Si se trata de sopa de tortilla, licúa algunas tortillas con tu base de jitomate para que tenga más cuerpo, también le añadirás sabor.Crema o yogurUn poquito de crema o yogur estilo griego sin endulzar no sólo aportará textura, sino que dará un sabor delicioso. Prueba primero la marca de crema que usas, hay algunas que al hervirlas, en lugar de espesar, diluyen. Si es una sopa de lentejas con curry o sopa de pollo o mariscos con sabores orientales, la crema o leche de coco es una gran opción.Harina o féculasUna solución muy rápida es un poco de maicena o fécula de maíz. Recuerda combinarla con agua fría en un recipiente pequeño e incorporarla después a la sopa. Déjala hervir varios minutos antes de agregar más. Se espesa muy rápido.Prueba con esta Sopa de Pasta con PolloDe la misma manera, puedes agregar harina disuelta con agua, pero ésta necesita hervir más tiempo para que no tenga sabor a crudo, al menos diez minutos. Una manera de evitarlo es cocinar la harina con la misma cantidad de mantequilla en un sartén pequeño hasta que esté pálida y huela como a galleta horneada. Esto se llama un roux. Incorpora el roux usando un batidor de globo, así te asegurarás de que no se formen grumos. Déjalo hervir unos cinco minutos para asegurarte de que esté cocido a fondo.Si es una sopa rústica, especialmente a base de jitomate, puedes agregar también un poco de pan molido.Y si no tienes mucho tiempo, los croutones siempre absorberán el exceso de líquido y a todo mundo le gustan. Prueba tostarlos con aceite y hierbas de olor para agregar otra capa de sabor.
Cuando se piensa en el mes patrio, se viene a la mente la temporada de chiles en nogada, ese delicioso platillo que se asemeja a una obra de arte, tan representativo de nuestro país por tener los colores de la bandera, y con ingredientes perfectamente cocinados para darle un aspecto bello, con una mezcla de sabores que lo hacen un alimento muy especial por el que muchos esperan todo un año para saborearlo.Origen del Chile en NogadaHay varias versiones sobre el origen de este manjar. Una de ellas apunta a que nació en la ciudad de Puebla y se creó para agasajar a Agustín de Iturbide por la victoria del Ejército Trigarante en 1821, por eso también los tres colores de la bandera están presentes en el plato.Otra versión refiere que la receta es originaria del Convento de Santa Mónica desde 1714, con el nombre de “chiles rellenos bañados en salsa de nuez”.La salsa NogadaLa salsa es una de las partes más importantes del platillo. Hay quienes la hacen más dulce, otras, más salada, e incluso algunas, neutras. Existen las finas, espesas, líquidas, sin grumos o granulosas. También hay quienes incluyen queso de cabra y hay también quienes se apegan a la receta original.Aquí te dejamos una receta tradicional de la nogada:Ingredientes:-600 gramos de nuez de castilla-1 pieza de queso de cabra-2 tazas de leche-¾ tazas de vino blanco o jerez-500 gramos de almendra-300 gramos de granada roja-Perejil, sal, azúcar al gustoPreparación:Pon a remojar las almendras una noche antes y refrigera.Mezcla el queso de cabra, la leche y el vino; agrega las nueces y las almendras limpias. Licúa todos los ingredientes y pon la sal y el azúcar a tu gusto. El espesor de la salsa es a gusto personal, pero si la quieres más líquida, puedes ir incorporando más leche y si la quieres más espesa, puedes usar más queso.La controversia: ¿capeado o sin capear?Existe un gran debate sobre si el chile en nogada va capeado o sin capear. Es como si hubiera dos bandos y cada uno insiste en probar su punto. A pesar de haber investigado y documentado sobre este tema, lo cierto es que no hay una verdad absoluta. Según María Bravo, Directora General de La Casita Poblana, originalmente el chile era sin capear, pues el objetivo era que se viera el verde del chile, pero al momento de ser servido, la nogada no permanecía en el picante. “Esto no era apetitoso, por eso se empezó a capear, para retener la nogada, y ahora el toque verde se le da con el perejil que se coloca al servirlo”, señala. Como en todo, en gustos se rompen géneros, no importa si lo prefieres capeado o sin capear, con nogada líquida o espesa, lo más importante es que aprecies esta maravilla de la cocina mexicana que es una delicia para tus sentidos.
Uno de los materiales más contaminantes en el mundo es el plástico y según el Informe Estado del Plástico 2018 de ONU Ambiente, al año se producen 300 millones de toneladas de residuos plásticos, lo que equivale al peso de toda la población humana.Además, de acuerdo con estos datos, para el 2030 la producción de plásticos se duplicará a 619 millones de toneladas por año. Por otra parte, se dice que 80% de la basura es plástico de un solo uso, por lo que cada vez más empresas y personas se preocupan por buscar alternativas, con el fin de cambiar nuestros hábitos y así evitar seguir dañar el medio ambiente.Una de estas alternativas son las envolturas de cera de abeja reutilizables, que se han popularizado cada vez en más hogares.¿Cómo son estas envolturas?Esta opción se trata de una envoltura hecha con tela de algodón orgánico cubierta de cera de abeja, aceite de jojoba y resina de árbol que puede usarse una y otra vez, por lo que lo hace un gran sustituto al plástico para proteger alimentos. El revestimiento de sus ingredientes hace que la tela sea hermética, impermeable, flexible y lo suficientemente pegajosa como para comportarse como una envoltura de plástico. La cera de abejas y el aceite tienen cualidades antibacterianas que ayudan a mantener los alimentos frescos y permiten usar la envoltura varias veces. Así se usanUsarlas es lo más sencillo y práctico, sólo hay que moldear la envoltura de cera de abeja en la parte superior del alimento o envase utilizando el calor de las manos y haciendo presión para crear un sello. Para volver a usarlo nada más tienes que lavarla con agua fría y jabón para platos y está listo para utilizarse por todo un año.Después de un año de uso, la tela comienza a perder la cera de abeja y el aceite de jojoba, pero una vez que esto sucede no se convierte en desecho, sino en alimento para la tierra, pues es biogegradable. Actualmente hay muchas alternativas en el mercado, sobre todo en tiendas de productos orgánicos o zero waste, así que te invitamos a probarlas y así reducir tus residuos para cuidar al planeta.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD