La diabetes no es el fin del buen comer
Diabetes

La diabetes no es el fin del buen comer

Por Kiwilimón - Agosto 2013
La diabetes es una enfermedad que puede cambiar la vida, sí, pero no es una que tenga que matar al paladar ni mucho menos la emoción de comer rico al mismo tiempo que cuidas la salud. Como sabemos esta enfermedad se debe a la falta de la hormona que produce insulina en nuestro cuerpo. Por esta misma razón los niveles de azúcar que uno puede manejar son mucho más bajos y las calorías consumidas empiezan a ser un problema si son muy altas. En cuanto a dieta esto no tiene por qué ser demasiado alarmante. Lo primero es comprender que tenemos un estigma de que todo lo rico es calórico y que todo lo que vale la pena consumir hace daño. No es así, de hecho una comida con mucho sabor y ligera puede ser mucho más placentera que alguna otra llena de azúcar que desbalancee al organismo.   La idea es ser conciente de lo que uno está comiendo y preparar bien las comidas. Para que además sea antojable aquí van algunos consejos:  

Amor a primera vista

No importa que los platillos sean bajos en glucosa y en calorías, de todas formas pueden verse estéticos y apetitosos. Es importante trabajar con diferentes colores y texturas para que aquellas preparaciones se antojen comer. Por ejemplo, como diabético no es recomendable comer puré de papa, pero el puré de batata es pura fibra y mucho más colorido. Vegetales como brócoli y zanahorias también ayudan a dar color y textura. En vez de usar lechugas iceberg se puede reemplazar por col. La idea es que hasta a tu familia se le antoje aunque sean recetas sanas.  

Experimenta

Una de las cosas más deliciosas que nos ha regalado la gastronomía son las especias. Nos hemos acostumbrado a usarlas para dar color, sabor y aroma a diversos guisos y este es el momento de explotarlas. Paprika, romero, laurel, tomillo, etc. Ninguna de estas excede el nivel de glucosa recomendado y le dan dimensiones muy profundas a cualquier platillo. En vez de usar consomé de pollo en polvo, sal en exceso o siquiera azúcar sustitutos reales pueden ser el ajo, la cebolla y hasta la vainilla fresca.

Receta de Brochetas de Pollo Marinadas

Ingredientes: - 1 kilo de pechuga de pollo sin piel ni hueso cortadas en cubos - 1 cucharada de tomillo fresco picado - 1 cucharadita de pimienta molida - 3/4 de taza de aceite de oliva - 2 cucharaditas de sal - 3/4 de taza de jugo de limón fresco Haz click aquí para ver como preparar esta receta.

No cortes todo lo que te gusta

Algo que pasa usualmente es que aquellos diagnosticados con diabetes dejan de comer todo lo que les gusta, pero no debe ser así, hay que informarse sobre lo que es bueno y lo que es malo para tus condiciones ya que muchas de las cosas que amas comer aún podrían entrar dentro de tu dieta. Los sofritos por ejemplo son más que válidos, igualmente los chiles, la carne de pescado y en cantidades moderadas también la res y el cerdo. Bebidas como el agua de Jamaica también se valen si disminuyes o eliminas el azúcar que le ponías antes.

Receta de Filete de Pescado con Salsa de Cítricos y Jengibre

Ingredientes: - 1/2 taza de jugo de naranja fresco - 2 cucharadas de jugo de limón verde - 2 cucharadas de jugo de limón amarillo - 1 cucharada de aceite de oliva - 1 ralladura de naranja - 1 ralladura de limón - 1/2 cucharadita de jengibre rallado - 1 pizca de pimienta cayenne - 4 filetes de pescado blanco grueso (como robalo) - 1/2 cucharadita de sal de mar - pimienta al gusto - 2 cucharadas de agua - 1/4 de taza de menta finamente picada Para ver como preparar esta deliciosa receta da click aquí.  

Para toda la familia

Sin duda el aliciente más grande en estos momentos difíciles es el apoyo de tus seres queridos. Muchos dirían que es casi un castigo ponerlos en el mismo régimen que tú pero en realidad es una situación en la que todos ganan. Sentir que tu familia está detrás de ti es invaluable, inclúyelos en tus dietas y en tu estilo de vida para que lo compartan y así no estarás sola. Invítalos a cocinar contigo y experimentar nuevos ingredientes. Por el otro lado ellos también empezarán a comer más sano y a sentirse mejor, de hecho al hacer esto empezarán a prevenir la diabetes ellos mismos, que en caso de los hijos, podría ser hereditario. Hay que disfrutar la vida en todas sus formas a pesar de las circunstancias. Sólo requiere un poco de disciplinas e imaginación.   Si quieres ver más recetas para diabéticos da click aquí.  

 "¿Cuáles son tus tips para las personas diabéticas?"

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Yo ya perdí la cuenta de las veces en que una galleta –de chispas de chocolate, de avena, de lo que sea– me ha devuelto la esperanza. En un año como este la comida ha sido combustible para el cuerpo tanto como para las emociones. O si no pregúntense, ¿cuántas veces un panecito remojado en café, un caldito de verduras o el guiso burbujeante de una olla les ha salvado el día? La necesidad de ponerse los platillos de cobija seguramente no nos pasará desapercibida este otoño. El tema es físico, es mental. Nuestra hibernación animal nos baja la energía y hay que contrarrestarlo con carbohidratos y pociones calientitas que nos templen el corazón cuando el frío de afuera –el de verdad, el de la metáfora– se cuela entre la rendija. Lo casero se convierte en la moneda de cambio. Una, por economía; otra, por necesidad.Si en otros otoños los potajes densos curaban al alma, ahora serán la medicina cuántica. Eso sí, que tengan mucho verde, que sus fitonutrientes hagan su trabajo al mismo tiempo que conforten. Con mucho ánimo hay que prender las hornillas y gozar con los ingredientes de temporada que les van bien a los procesos del cuerpo. Una de mis opciones favoritas es abrirme paso ante una calabaza de Castilla, rica en vitamina A y ácidos grasos, y con unas cuantas cucharadas de mantequilla, miel, sal y pimienta hacerla el puré más terso o el complemento de una ensalada. Si su familia, como la mía, disfruta de los platos de cuchara, hay que preparar con calma un molito de olla y convertirlo en una suerte de mantra comestible que renueve las fuerzas. Ya saben, ¡a darle que es mole de olla! El otoño también es pretexto para reusar esa cacerola refundida en la alacena y dejarle caer unos higos, vino y azúcar para caramelizar. Al final ponerlo todo en una rebanada de pan con queso mientras leemos algo que nos nutra el intelecto o nos haga viajar sin despegarnos de la sala.La época nos invita a prender el horno cuando se pueda. Hay que aprovechar las manzanas más dulces del año, agregarles vainilla, azúcar, mantequilla, pan molido y envolver todo en unas hojas de hojaldre. El premio serán los olores, el crunch que suena menos, pero sabe mejor cuando lo acompaña una bola de helado. Y si se prefiere salado, hay que rosear una coliflor con aceite, aventarle unas avellanas, pistaches o nueces y algunas especias mágicas. Me gusta servirla horneada, directo de la charola, junto a una cucharada de jocoque batido con limón o una cucharada de yogurt con curry.A las noches otoñales les van bien las tartas, sobre todo esas que van retacadas con verduras salteadas y todo tipo de quesos. Su milagro es rendir para todos sin importar lo hambrientos que estén. La otra es que en cada rebanada cabe el mundo. ¿Queso Chihuahua? ¿Pimientos? ¿Carnes frías? Lo que tengas en el refri servirá. Si nunca has preparado tartas de otoño no hay mejor momento que este: es la oda a la comida confortable. Te dejo una guía iniciática para que puedas prepararlas fácilmente. Las cuatro recetas las preparó el equipo de Kiwilimón y quedaron geniales. Será difícil elegir, pero ante la duda, prepara una cada fin de semana. Pruébalas con toda atención y disfruta el aquí y el ahora. Eso es el regalo de los buenos bocados: tienen el poder de recordarnos a qué sabe estar vivos, lo placentero que es el cuerpo, lo lindo que es caminar en la Tierra en otoño o cuando sea.Quiche de CerezaQuiche de 4 Quesos MexicanosQuiche de Tocino, Gruyere y EspinacasQuiche de Peras con Queso
El caldo de camarón es una entrada común en muchas mesas mexicanas en las fiestas decembrinas, con su sabor picoso y su calor, es perfecto para este tipo de celebraciones o para cualquier día especial.Pero el caldo de camarón no es la única receta con este marisco que es un gran platillo para celebrar en familia. Los carídeos, gambas o esquilas van muy bien con pastas, por ejemplo, que también son platos muy fáciles de preparar y combinar con las cenas decembrinas. A continuación, te dejamos algunas ideas de recetas navideñas con este marisco.Pasta con camarones al ajilloLa pasta farfalle es la que comúnmente conocemos como moñitos, así que esta receta queda espectacular para la cena de Navidad, además de que es fácil, práctica y sobre todo, rendidora. Esta pasta tiene ese toque gourmet especial para la ocasión.Paella de marisco y carneAsí como el bacalao, la paella es una receta española que bien puede maridarse con tu cena navideña, pues el arroz rendirá mucho, tiene ingredientes sencillos y fáciles de conseguir y lleva carne, camarones y almejas.Empanadas de camarónOtra opción de entrada con camarones además del caldo son unas deliciosas empanadas, fritas y servidas con mayonesa, salsa cátsup, salsa picante, aguacate y limón. Además de empanadas de camarón, puedes aprovechar la masa con otros rellenos y así tener mucha variedad en el primer tiempo de la cena.Ensalada verde con camaronesOtra opción más ligera con camarones es esta ensalada baja en calorías y baja en carbohidratos, que no sólo funciona bien como entrada, sino también como guarnición para tu cena. Lleva lechuga, espinacas y arúgula, así que además es muy nutritiva.Camarones en salsa de mango y chipotleSi pensabas que ya habías probado todas las recetas con camarón, entonces tienes que probar esta, en la que los camarones van glaseados con una salsa cremosa y tienen un sabor único. Esta es una de las recetas fáciles de camarones que podrás preparar en tan sólo ¡20 minutos! ¿Te imaginas tener uno de lo platillos de la cena Navideña en tan poco tiempo?Como entradas, platos fuertes o guarniciones, estas recetas con camarones son una opción diferente para esta Navidad, si eres de los que comen caldo de camarón en estas fechas.
Las recetas son parte de nuestra memoria individual y colectiva, configuran nuestra identidad, por eso en Kiwilimón queremos conocer tus recetas personales más significativas, las que te hacen sentir como en casa o te recuerdan los momentos más especiales en tu vida.¡Te invitamos a participar en #LaRecetaDelAño de Kiwilimón! La dinámica es muy sencilla: si resides en México, a partir del 20 de noviembre de 2020 y hasta el 10 de diciembre, regístrate en Kiwilimón y sube tu mejor receta: ya sea la de tu familia, la que tus amigos te piden en cada fiesta o la más creativa. Súbela con su foto, el título del platillo, tu nombre y el hashtag #LaRecetaDelAño. El chef Mau Eggleton, el equipo de cocineros, expertos en gastronomía y editores de Kiwilimón seleccionarán las 12 mejores recetas y #LaRecetaDelAño. Los ganadores serán anunciados por el chef Mau Eggleton durante su clase en vivo el próximo 22 de diciembre, en el Facebook de Kiwilimón. Los ganadores recibirán increíbles premios, por ejemplo: tu receta será parte del recetario oficial de #LaRecetaDelAño, produciremos tu receta en video con tu nombre y la publicaremos en nuestras plataformas a lo largo del 2021, además de que les daremos una vajilla hecha a mano de Anfora. ¡No esperes más y participa!Si quieres conocer las bases completas del concurso, da clic aquí.Para particpar, sigue estos pasos:1. Regístrate en Kiwilimón.2. Sube tu receta.3. Sube la foto de tu platillo.4. Agrega las especificaciones de tiempo, dificultad y porciones de la receta.5. Escribe el nombre de tu receta y no olvides poner el hashtag #LaRecetaDelAño6. Describe tu receta y por qué es especial.7. Lista los ingredientes y su preparación.8. Dinos cómo se sirve tu platillo y danos tips para hacerlo más fácil.9. Sube tu receta.
Puede que no seas el gran experto en vinos pero, sin duda, la temporada decembrina es una época en la que sí se nos antoja probar alguno que vaya bien con nuestros platos principales, porque así podemos hacer que la cena para nuestros seres queridos más cercanos sea aún más especial. Aunque emparejar la comida con vino puede ser una tarea compleja, hay ciertas reglas simples a seguir cuando de maridar vinos se trata, y así lograr un equilibrio entre los componentes de un plato y las características de un vino.  Como pautas generales, el vino debe ser más ácido y más dulce que la comida, por ejemplo; otra regla es que si elijes un vino tinto, este combinará mejor con una carne de sabor intenso, como la roja, mientras que los vinos blancos van mejor con carnes de sabor ligero, como el pescado o el pollo. Sin embargo, al momento de comprar tu vino es difícil saber si será más ácido o más dulce, porque las etiquetas suelen sólo decirnos la uva de la que se trata y probablemente no lo has probado o aún no logras distinguir bien estas características al degustar uno. Lo más sencillo sería que alguien te dijera el vino exacto que va bien con tu plato fuerte, ¿no crees? Si esto es lo que buscabas, esta será la guía más sencilla que puedas encontrar para combinar tus platos fuertes con un vino específico esta Navidad o para tus próximas cenas decembrinas, porque no sólo te decimos las características de su sabor, sino que además te recomendamos un platillo especial para maridarlo y crear tu menú.1. Lomo de cerdo con vino espumoso. Si ya sabes que vas a cenar un lomo de cerdo relleno, entonces un vino espumoso Gavioli Lambrusco irá muy bien con tu receta, porque su sabor delicado y semidulce está equilibrado por la frescura y sabor de frutos rojos, lo cual combinará sin problemas con la carne roja del lomo. Este vino va frío (idealmente a una temperatura de 8 a 10 °C), así que te recomendamos refrigerarlo antes de servirlo. 2. Lasaña con vino tinto. El Montefiori Reserva Especial Nebbiolo será el vino más adecuado si para tu cena eliges hacer una deliciosa lasaña a la boloñesa, pues su salsa con jitomate y su queso gratinado combina muy bien con este vino especial, en el que predominan los sabores de frutos rojos y jamaica, con un sutil toque de romero. 3. Pasta con mariscos y champagne. La pasta que te proponemos incluye mariscos como camarones, calamares, almejas, y una salsa cremosa infalible en cualquier paladar que combinará perfecto con este champagne Roederer Brut Premiere, el cual tiene un sabor fresco, con notas de fruta tropical, miel y cítricos. 4. Fresas con chocolate y champagne. Para un menú completo y con broche de oro como cierre, prepara unas fresas con chocolate de la manera más fácil que puedas encontrar con nuestra receta y combínalas con Champagne Taittinger Brut Reserve, un vino delicado con sabores a fruta fresca y miel, traído de Francia y elaborado con mucha tradición. Con estas 4 ideas, seguro armarás un menú no sólo muy especial y sabroso para tu cena, sino que además, bien maridado. Todos estos vinos tienen una gama de precio accesible y puedes encontrarlos ya en Liverpool sin tener que salir de casa pues te los pueden entregar a domicilio o bien puedes recogerlos en los módulos especiales aprovechando el servicio Click & Collect. Ahora que si quieres adquirirlos directamente en tu tienda más cercana ten la tranquilidad de que comprarás en un lugar que cumple con todas las medidas de seguridad.Agasaja a los tuyos de una manera diferente pero siempre llena de cariño para pasar felices fiestas con una cena bien combinada, incluso si no eres un experto en vinos.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD