La diabetes no es el fin del buen comer
Diabetes

La diabetes no es el fin del buen comer

Por Kiwilimón - Agosto 2013
La diabetes es una enfermedad que puede cambiar la vida, sí, pero no es una que tenga que matar al paladar ni mucho menos la emoción de comer rico al mismo tiempo que cuidas la salud. Como sabemos esta enfermedad se debe a la falta de la hormona que produce insulina en nuestro cuerpo. Por esta misma razón los niveles de azúcar que uno puede manejar son mucho más bajos y las calorías consumidas empiezan a ser un problema si son muy altas. En cuanto a dieta esto no tiene por qué ser demasiado alarmante. Lo primero es comprender que tenemos un estigma de que todo lo rico es calórico y que todo lo que vale la pena consumir hace daño. No es así, de hecho una comida con mucho sabor y ligera puede ser mucho más placentera que alguna otra llena de azúcar que desbalancee al organismo.   La idea es ser conciente de lo que uno está comiendo y preparar bien las comidas. Para que además sea antojable aquí van algunos consejos:  

Amor a primera vista

No importa que los platillos sean bajos en glucosa y en calorías, de todas formas pueden verse estéticos y apetitosos. Es importante trabajar con diferentes colores y texturas para que aquellas preparaciones se antojen comer. Por ejemplo, como diabético no es recomendable comer puré de papa, pero el puré de batata es pura fibra y mucho más colorido. Vegetales como brócoli y zanahorias también ayudan a dar color y textura. En vez de usar lechugas iceberg se puede reemplazar por col. La idea es que hasta a tu familia se le antoje aunque sean recetas sanas.  

Experimenta

Una de las cosas más deliciosas que nos ha regalado la gastronomía son las especias. Nos hemos acostumbrado a usarlas para dar color, sabor y aroma a diversos guisos y este es el momento de explotarlas. Paprika, romero, laurel, tomillo, etc. Ninguna de estas excede el nivel de glucosa recomendado y le dan dimensiones muy profundas a cualquier platillo. En vez de usar consomé de pollo en polvo, sal en exceso o siquiera azúcar sustitutos reales pueden ser el ajo, la cebolla y hasta la vainilla fresca.

Receta de Brochetas de Pollo Marinadas

Ingredientes: - 1 kilo de pechuga de pollo sin piel ni hueso cortadas en cubos - 1 cucharada de tomillo fresco picado - 1 cucharadita de pimienta molida - 3/4 de taza de aceite de oliva - 2 cucharaditas de sal - 3/4 de taza de jugo de limón fresco Haz click aquí para ver como preparar esta receta.

No cortes todo lo que te gusta

Algo que pasa usualmente es que aquellos diagnosticados con diabetes dejan de comer todo lo que les gusta, pero no debe ser así, hay que informarse sobre lo que es bueno y lo que es malo para tus condiciones ya que muchas de las cosas que amas comer aún podrían entrar dentro de tu dieta. Los sofritos por ejemplo son más que válidos, igualmente los chiles, la carne de pescado y en cantidades moderadas también la res y el cerdo. Bebidas como el agua de Jamaica también se valen si disminuyes o eliminas el azúcar que le ponías antes.

Receta de Filete de Pescado con Salsa de Cítricos y Jengibre

Ingredientes: - 1/2 taza de jugo de naranja fresco - 2 cucharadas de jugo de limón verde - 2 cucharadas de jugo de limón amarillo - 1 cucharada de aceite de oliva - 1 ralladura de naranja - 1 ralladura de limón - 1/2 cucharadita de jengibre rallado - 1 pizca de pimienta cayenne - 4 filetes de pescado blanco grueso (como robalo) - 1/2 cucharadita de sal de mar - pimienta al gusto - 2 cucharadas de agua - 1/4 de taza de menta finamente picada Para ver como preparar esta deliciosa receta da click aquí.  

Para toda la familia

Sin duda el aliciente más grande en estos momentos difíciles es el apoyo de tus seres queridos. Muchos dirían que es casi un castigo ponerlos en el mismo régimen que tú pero en realidad es una situación en la que todos ganan. Sentir que tu familia está detrás de ti es invaluable, inclúyelos en tus dietas y en tu estilo de vida para que lo compartan y así no estarás sola. Invítalos a cocinar contigo y experimentar nuevos ingredientes. Por el otro lado ellos también empezarán a comer más sano y a sentirse mejor, de hecho al hacer esto empezarán a prevenir la diabetes ellos mismos, que en caso de los hijos, podría ser hereditario. Hay que disfrutar la vida en todas sus formas a pesar de las circunstancias. Sólo requiere un poco de disciplinas e imaginación.   Si quieres ver más recetas para diabéticos da click aquí.  

 "¿Cuáles son tus tips para las personas diabéticas?"

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Si te gustan las arepas, tienes que conocer los mejores ingredientes para rellenar este platillo típico venezolano. Por eso te presentamos 7 formas que seguramente no vas a resistir con los mejores rellenos para arepas. Arepa de queso amarillo Sin duda un relleno sencillo pero delicioso es el de esta increíble arepa también conocida como “La Silfrina”, rellena con pollo, aguacate y abundante queso amarillo rallado. Arepa de carne mechada Gracias a la carne deshebrada que da la sensación de una cabellera suelta, en Venezuela conocen a esta deliciosa arepa con carne sazonada en jitomate como la arepa “pelúa”. Un relleno clásico y muy popular para arepas. Arepa con huevo Las arepas rellenas de huevo con cebolla, tomate y sal son una preparación muy tradicional y generalmente se consumen como desayuno completo. ¡No te pierdas este rico relleno! Arepa con plátano frito y frijoles Uno de los rellenos más extravagantes y exquisitos para las arepas venezolanas, es el de plátano frito, acompañado con frijoles y queso. Esta combinación ganadora se trata de un plato típico conocido como pabellón criollo que también lleva arroz blanco. Arepa rellena de carne En Venezuela existe una arepa conocida como “La Llanera”, la cual puede replicarse con tiritas de carne cortada finamente, jitomate en rodajas, aguacate y queso. ¡Está para chuparse los dedos! Arepa gringa ¿Habías pensado que puedes preparar una hamburguesa como arepa? A este rico platillo se le conoce como “arepa gringa”, ya que prácticamente se hace con los ingredientes de hamburguesa, pero dentro de una arepa. Arepa con camarones Para aquellos que disfrutan de comer mariscos, existe una arepa rellena de pulpo, calamar, ostras y camarones aderezada con vinagreta y verduras. ¿Se te antoja? Ahora que conoces un poco más de los rellenos típicos para arepas en Venezuela, cuéntanos cuál se te antoja más o si te han inspirado a probar tu propio relleno.
Si buscas un menú completo para preparar en tu día y poder disfrutar de todas las comidas de manera nutritiva y sin complicaciones, tienes que probar este delicioso menú saludable con desayuno, comida y cena. Desayuno saludable: Portobellos rellenos de huevo Inicia el día con un desayuno saludable y delicioso de la mano de esta receta de portobellos rellenos de huevo con salsa de chile de árbol, los cuales están llenos de sabor y no superan las 146 calorías por porción. ¿Lo mejor? Estarán listos en 10 minutos. Comida saludable: Caldo de pollo y tartar de salmón Este caldo de pollo con arroz de coliflor es una entrada perfecta para la comida, ya que es una receta fácil y baja en carbohidratos pero llena de nutrientes que te ayudará a alcanzar saciedad más rápido. Para tu segundo tiempo, prueba este sabroso tartar de salmón y chile serrano, una opción deliciosa y ligera que no te tomará preparar más de 20 minutos. Puedes acompañarla con la guarnición de tu preferencia y si no te gusta el salmón, puedes sustituirlo por atún sin problema. Cena saludable: Espagueti de calabaza con crema de aguacate Por último, no olvides añadir esta rica cena a tu menú saludable. Se trata de un exquisito espagueti hecho con calabaza para que hagas a un lado las harinas y pastas sin dejar de lado el sabor. Este nutritivo espagueti está, además, acompañado de una rica crema de aguacate. ¡Te encantará! Dale la oportunidad a este menú saludable con desayuno, comida y cena y cuéntanos sobre tu experiencia.
Aprender a comer es una aventura en la que puede haber callejones sin salida. Como parte de una política pública, los gobiernos son los principales interesados en que lo hagamos cada vez mejor. Así es como surge el plato del bien comer, una estrategia que educa a la población de forma sencilla a alcanzar una dieta correcta. A pesar de que tiene más de diez años de su lanzamiento, el tema sigue siendo tendencia. La pregunta actual es ¿realmente sirve? ¿Es igual para los niños? Como no me quise quedar con la duda, le pregunté a dos nutriólogas.El plato del bien comer surgió como parte de la Norma Oficial Mexicana (NOM) para guiar a la población a alimentarse saludablemente a través de una herramienta gráfica que mostrara cómo se debe verse nuestra comida al llegar frente a nosotros. El punto es respetar las cantidades en cada grupo de alimentos, según lo que nos cuenta Mayte Martín del Campo, nutrióloga experta en fitness y deporte.El plato está dividido en tres secciones: una porción de tres a uno de frutas y verduras; otra tercera parte de proteínas integradas por leguminosas y productos de origen animal y, finalmente, cereales o carbohidratos. Para Mayte Martín del Campo, “la idea es respetar las proporciones en la alimentación de todo un día”. Pero si esto nos causa dudas, ella prefiere hablar de porcentajes: una mitad de hidratos de carbono, treinta por ciento de grasa y veinte por ciento de proteína. El plato del bien comer se usa indistintamente para hombres, mujeres y niños por lo que expertos como la nutrióloga Jennifer Asencio, especialista en alimentación de pacientes con enfermedades clínicas, indica usar este parámetro con la población sana, pero puede haber excepciones de acuerdo con el sexo, edad, estatura, tipo de personas y sus requerimientos, sobre todo con personas que padecen enfermedades como diabetes. “Hay que tener cuidado con el consumo de frutas, por ejemplo, en una persona con los triglicéridos altos”. Además, también aconseja velar por la calidad de los cereales y las combinaciones: “Tomar agua de frutas, comer mucho puré de papas y tan sólo un poco de carne no es una dieta saludable”. Ella recomienda tener en mente que en una buena alimentación hay “una buena cantidad de vegetales, suficientes cereales –y de calidad- y poca proteína”. Por su parte Mayte complementa que existen tres aspectos importantes que no están previstos en el plato del bien comer: “El primero es que le falta la recomendación de grasas (buenas), es decir, aceites, y toda la familia de oleaginosas como almendras, ajonjolí, chía, nueces. La segunda es la cantidad de azúcar recomendada para la población, que es de 25 g de azúcar al día, y que generalmente se debe de obtener de frutas. Con 2 porciones al día se cubriría”. En este caso los postres quedarían fuera al ser una suma de carbohidratos, grasas y azúcares. Aunque muchos no lo saben, el tema se complementa con la jarra del buen tomar, una guía que alerta a la población sobre las bebidas. Principalmente aconseja no tomar agua de sabor ni refrescos, y a penas medio vaso de jugo de frutas o leche entera. Esto debido al alto índice de azúcar y calorías en ellos. Bebidas como café, té o bebidas con edulcorantes artificiales están indicados con 0 a 2 vasos por día. Lo que más recomienda es consumir simplemente de 6 a 8 vasos de agua purificada. Aunado al plato del bien comer y a la jarra del buen beber, la nutrióloga Mayte recomienda no saltarse las verduras en cada alimento, cuidar las porciones de origen animal (sólo una quinta parte de tu plato en cada comida) y entender que cada persona es única. Jennifer por su parte dice que para comprender ampliamente cómo alimentar mejor a nuestros hijos y conocer si tienen requerimientos especiales en cuanto a vitaminas y minerales, lo mejor es acercarse a un nutriólogo o un experto en alimentación.
Buscar desayunos nuevos sin huevo puede parecer una gran hazaña, pero en realidad hay un sinfín de opciones saludables que podemos elegir, por ejemplo, la que te presentamos aquí, aunque aún no sepas qué es el muesli.Típicamente elaborado con avena, nueces, frutas y semillas, el muesli es una gran fuente de fibra, vitaminas, minerales y proteína, por lo que es bueno para el desayuno, aunque también tiene otros usos, como en snacks y postres.Qué es el muesliEl muesli es una mezcla de cereales, frutos secos y semillas, y la diferencia entre el muesli y la granola es que el primero se come crudo, sin cocerse, mientras que la granola se hornea, además de que se le añaden endulzantes como miel.Así, el muesli no se hornea y se puede servir frío o caliente. Por otra parte, aunque comer avena para el desayuno es algo que ya los antiguos griegos hacían, la idea de comer cereales fríos es relativamente nueva, por eso el muesli como la granola son desayunos modernos, que fueron popularizados por médicos que promovían la salud alternativa en el siglo XIX.Ya que contiene una variedad de grupos alimenticios, es bueno para el desayuno por muchas razones y a continuación te listamos algunos de sus beneficios del muesli:Contiene fibra que ayuda a mejorar tu digestión.Ayuda a reducir el colesterol malo y mantiene tu corazón sano.Te da energía durante el día.Es una buena fuente de vitaminas, minerales como hierro, antioxidantes, proteína y ácidos grasos omega-3.El muesli puede comerse mezclado con yogurt y frutas, o con leches vegetales como de almendras, soya o coco, por ejemplo. Además de bueno, es un desayuno sencillo y práctico, pues no implica cocinar y existen muchas mezclas de muesli ya empaquetadas en los supermercados, sólo tienes que asegurarte de elegir la correcta, que no tenga azúcares añadidos.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD