Ricas recetas especiales para personas con diabetes
Diabetes

Ricas recetas especiales para personas con diabetes

Por Kiwilimón - Octubre 2012
Sabemos que la diabetes es una enfermedad en la que los niveles de glucosa (azúcar) de la sangre están muy altos (la glucosa proviene de los alimentos que consume). Asimismo, el ejercicio, el control de peso y respetar el plan de comidas puede ayudar a controlar la diabetes. También debe controlar el nivel de glucosa y, si tiene receta médica, tomar medicamentos. Pero además entendemos que es difícil dejar de comer los alimentos que más te gustan y es por eso que queremos darte una alternativa interesante para que no dejes de comer los postres que te encantan. Descubre las ricas recetas especiales que tenemos para ti. Desde un delicioso pastel de chocolate sin harina hasta un postre helado de limón. (te recomendamos hacer click en el título de la receta para ver más detalles de preparación) Ensalada con queso panela. Una rica ensalada con queso panela. Ensalada caprese. Ensalada de tomates y queso mozarella con albahaca. Rico y fresco. Licuado de fresa y frambuesas. Las fresas congeladas sirven como hielo y ayudan a mantener el licuado frío. Taquitos de lechuga con jicama y pollo. Hojas de lechuga con pollo, jicama, aguacate y mango. Servidos como taquitos. Pan de Plátano Light. Esta versión de pan de plátano esta hecha con harina de trigo y avena y contiene solo 120 calorías por rebanada. Pastel de Queso Light. Esta deliciosa receta tiene tan solo 150 calorías por porción. La receta típica de pastel de queso pero con yogurt natuaral y queso cottage para que sea bajo en calorías. Omelet de Claras con Espinacas. Esta receta es rica y saludable e ideal para una dieta. El desayunar claras de huevo proporciona un desayuno llenador, lleno de proteínas. Licuado de Moras. Este licuado es muy rico y nutritivo y te mantendrá lleno hasta tu siguiente comida. Licuado de Pera. Este licuado de pera te mantendrá lleno durante el día y puede ser usado para el licuado de pera de la dieta detox. Souffle de Manzanas y Almendras Light. Disfruta de este postre de manzana con almendras delicioso para la dieta. Galletas de Crema de Cacahuate con Mermelada Bajas en Carbohidratos. Fáciles y ricas galletas de crema de cacahuate con mermelada en el centro, ¡muy rápidas de preparar! Son ideales para una dieta baja en carbohidratos ya que solo tienen 7 gramos de carbohidratos. Pasta Integral con Berenjena. Una receta muy rica y nutrititiva de pasta integral con berenejena y jitomate. Brownies Bajos en Carbohidratos. Una muy rica receta de brownies pero con mucho menos calorias que los originales.  

Para conocer más recetas para personas con diabetes, haz click aquí.

   
Califica esta receta
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Uno de los momentos más felices en la comida es la hora del postre, sin embargo cuando estamos a dieta esta parte es una de las más difíciles pues debemos hacer ciertos sacrificios. Por suerte, hoy te contaremos cómo le puedes hacer para seguir disfrutando de lo dulce de las comidas, aún cuando estás en una dieta keto (cetogénica).Dieta KetoUna dieta keto es un plan de alimentación bajo en carbohidratos que te puede ayudar a quemar grasas. Es una dieta muy común hoy en día y muchas personas la siguen y aseguran que este régimen ofrece muchos beneficios comprobados para la pérdida de peso, la salud y el rendimiento.La dieta keto se basa en ingerir más alimentos ricos en grasas buenas y proteínas, como pescado, aguacate, aceite de coco y de oliva y una restricción de carbohidratos, como cereales, azúcar, e incluso algunas frutas y verduras.El objetivo es generar el proceso de cetosis en sangre parecido al ayuno. De esta forma, se consigue que las reservas de grasa de tu cuerpo se convierten en cetonas que alimentan a los músculos y al cerebro frente a los carbohidratos. Es por eso que se quema grasa y se pierde peso más rápidamente que otras dietas tradicionales. Beneficios de la dieta keto Control del apetito: Al reducir los carbohidratos necesariamente se toma más proteínas y más grasa, con lo que se reduce el apetito y se terminan comiendo menos calorías al día.Mayor pérdida de peso: Los estudios han mostrado que una dieta cetogénica produce una pérdida de peso de dos a tres veces mayor que una dieta baja en grasas.Menos riesgo de enfermedades cardiovasculares: Las dietas cetogénicas mejoran todos los indicadores que determinan el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. En los estudios controlados se comprobó que mejoraba el perfil de colesterol, también bajaban los triglicéridos y descendía la presión arterial .Mejora de la sensibilidad a la insulina y reversión de la diabetes: Al tratar la diabetes con una dieta cetogénica se han experimentado grandes mejorías en la sensibilidad a la insulina.Como sabes, muchos postres son ricos en carbohidratos y esto no significa que no puedas disfrutar de ellos cuando estás en una dieta keto, por lo que te presentamos algunas opciones que sí puedes comer.Recuerda que lo que debes evitar en esta dieta son los carbohidratos, especialmente el azúcar, así que los postres que elijas deben estar hechos preferentemente con queso, mantequilla, frutos secos, yogurt griego, moras y chocolate oscuro, etc.Aquí te dejamos una selección de postres para una dieta keto que te encantarán:Pastel keto de chocolate: Lo interesante de esta receta de pastel fácil es que no tiene azúcar ni carbohidratos y está pensado para cuando llevas una dieta Keto, que es alta en grasa.Brownie de calabaza: Este brownie reúne lo mejor de la calabaza y el chocolate. Una combinación encantadora para cualquier dulce. Y a pesar de ser libres de gluten y bajos en azúcar agregada, estos brownies con calabaza son deliciosos. Cremoso de mora azul con yogurt: Como snack o como postre, este delicioso cremoso contiene los ingredientes para disrutar de un sabor dulce sin salirte del régimen de la dieta. ¿Cuál se te antoja más?
Aguantar un antojo debe ser una de las cosas más duras de la vida, porque una vez que llega el impulso a tu cerebro, todo lo demás se pone en marcha para desear con todo el cuerpo ese dulce.Es como si el chocolate pudiera hablar y pronunciar tu nombre justo a las 2 de la tarde, o después de comer. ¿Por qué nos pasa esto? Pues bien, los antojos se deben tanto a una razón fisiológica, como psicológica, pero también tiene que ver todo aquello que nos rodea.Esto es aún más terrible cuando ya estamos verdaderamente comprometidos y encaminados en una alimentación equilibrada, intentando evitar caer en la tentación.A veces logramos domar al cerebro y acallar esa voz, sin embargo, esta podría estarnos indicando que no estamos comiendo lo suficiente, o que estamos dejando pasar mucho tiempo entre comidas.Así que, aunque puedas engañar al cerebro, tu estómago no entenderá de razones y necesitará comer un snack, pero no cualquiera, pues seguramente querrás algo dulce, pero uno con un buen aporte nutricional. Por ejemplo, un delicioso brownie. Sí, un snack tipo brownie pero alto en proteína, bajo en calorías y bajo en carbohidratos. Suena como un sueño hecho realidad y ¡lo es! Lo mejor es que ya está disponible en México: Eat Me Guilt Free (EMGF) es una historia de cocina casera que se volvió global. Se trata de una línea de productos creada por una enfermera y nutricionista certificada del deporte en Estados Unidos, que buscaba soluciones para satisfacer las necesidades de aquellos clientes que deseaban mantenerse saludable, pero a la vez luchaban con los antojos por algo dulce.Gracias a EMGF podrás comer un brownie de chocolate con 22 gramos de proteína por porción, menos de 200 calorías y sólo 4% de azúcares, así que adiós a la culpa.No importa la hora del día en la que se te antoje, podrás darte ese antojo en el desayuno, el almuerzo, la cena o la merienda, como postre, antes o después de un entrenamiento físico y en México puedes encontrar 4 sabores: Chocolate, Chocolate con crema de maní, Chocolate con chispas de colores y Pastel de Cumpleaños.Consulta su página web y sus redes sociales para saber todo de ellos.Instagram: @eatmeguiltfreemxFacebook: Eat Me Guilt Free MX
¿Alguna vez te has puesto a pensar por qué comemos? ¿Cómo es el mecanismo de nuestro cuerpo que nos avisa cuando necesita comer? ¿Conoces la diferencia entre hambre y apetito? Para saber por qué comemos, es importante que tengas claro qué son el hambre y el apetito, dos conceptos diferentes y que muchas veces no sabemos diferenciar, incluso pensamos que son sinónimo y no lo son.El hambre es el instinto de supervivencia que impulsa a alimentarnos cuando el organismo lo requiere. El apetito es la sensación de comer, influenciada por aspectos psicológicos de la persona como el deseo de comer por placer, felicidad, aburrimiento, tristeza, ansiedad.Como todo en nuestro organismo, el apetito va cambiando conforme vamos creciendo y es preciso conocer sus etapas, para así aprender a comer mejor. Primer decenio, de los 0 a los 10 añosEn esta etapa es cuando se experimenta un mayor y rápido crecimiento. Es cuando los niños pueden adquirir los hábitos que, posiblemente, los acompañen toda su vida, es por eso que es muy importante que los pequeños aprendan a distinguir la comida que verdaderamente los nutre, pues lo que aprendan durante los primeros años de su vida determinará qué tan saludable será de adulto. Segundo decenio, de los 10 a los 20 añosYa en la adolescencia, con los cambios fisiológicos viene un aumento de apetito. Durante esta etapa, la relación con la comida suele ser más vulnerable, pues es cuando llega la pubertad, los jóvenes suelen estar más influenciados y son propensos a caer con comida que pueda provocar desnutrición u obesidad. Durante esta edad del apetito, las mujeres son más propensas a padecer deficiencias nutricionales por su biología reproductiva. Tercer decenio, de los 20 a los 30 añosEn la edad adulta joven, se producen cambios importantes que pueden causar un aumento de peso, por ejemplo, la vida universitaria, vivir en pareja o tener hijos; es cuando nos relajamos y no somos tan estrictos en la alimentación. También es la edad en la que podemos caer en excesos. Cuarto decenio, de los 30 a los 40 añosLa vida laboral en la edad adulta trae consigo los efectos del estrés, que según se ha demostrado, ocasiona cambios en el apetito y los hábitos alimentarios en 80% de la población. Esos efectos pueden consistir tanto en despertar un apetito voraz, como en ocasionar una pérdida de este. Quinto decenio, de los 40 a los 50 añosLa Organización Mundial de la Salud destaca que el tabaquismo, la dieta poco saludable, la falta de actividad física y el problema de la bebida son los factores del estilo de vida que más repercuten en la salud y la mortalidad. Es en estos años cuando los adultos deben cambiar su comportamiento en función de las necesidades de salud, pero con frecuencia los síntomas de la enfermedad son invisibles.Sexto decenio, de los 50 a los 60 añosEn este periodo comienza la pérdida progresiva de masa muscular y continúa de manera constante a medida que avanzamos en edad. Este fenómeno se denomina sarcopenia.Mantener una dieta saludable y variada, y practicar actividad física es fundamental para reducir los efectos del envejecimiento.Séptimo decenio, de los 60 a los 70 años y másLa vejez conlleva la falta de apetito y de hambre, lo que da lugar a una pérdida de peso involuntaria y una mayor fragilidad. La disminución del apetito también puede ser consecuencia de una afección concreta, como, por ejemplo, la enfermedad de Alzheimer.La alimentación es una experiencia social, por lo que factores como la pobreza, la pérdida de la pareja o un familiar, y el hecho de comer sin compañía, afectan la sensación de placer que se obtiene al comer.Otros efectos de la vejez, como las dificultades para tragar, los problemas dentales y la pérdida de gusto y olfato también interfieren en el deseo de comer y en los beneficios que obtenemos de esa práctica.Se dice que lo que no se conoce, no se puede mejorar, así que una vez que conoces las etapas del apetito y cómo van cambiando las situaciones y requerimientos de cada edad, puedes saber cómo llevar una vida más saludable y comer mejor.
Uno de los momentos más felices en la comida es la hora del postre, sin embargo cuando estamos a dieta esta parte es una de las más difíciles pues debemos hacer ciertos sacrificios. Por suerte, hoy te contaremos cómo le puedes hacer para seguir disfrutando de lo dulce de las comidas, aún cuando estás en una dieta keto (cetogénica).Dieta KetoUna dieta keto es un plan de alimentación bajo en carbohidratos que te puede ayudar a quemar grasas. Es una dieta muy común hoy en día y muchas personas la siguen y aseguran que este régimen ofrece muchos beneficios comprobados para la pérdida de peso, la salud y el rendimiento.La dieta keto se basa en ingerir más alimentos ricos en grasas buenas y proteínas, como pescado, aguacate, aceite de coco y de oliva y una restricción de carbohidratos, como cereales, azúcar, e incluso algunas frutas y verduras.El objetivo es generar el proceso de cetosis en sangre parecido al ayuno. De esta forma, se consigue que las reservas de grasa de tu cuerpo se convierten en cetonas que alimentan a los músculos y al cerebro frente a los carbohidratos. Es por eso que se quema grasa y se pierde peso más rápidamente que otras dietas tradicionales. Beneficios de la dieta keto Control del apetito: Al reducir los carbohidratos necesariamente se toma más proteínas y más grasa, con lo que se reduce el apetito y se terminan comiendo menos calorías al día.Mayor pérdida de peso: Los estudios han mostrado que una dieta cetogénica produce una pérdida de peso de dos a tres veces mayor que una dieta baja en grasas.Menos riesgo de enfermedades cardiovasculares: Las dietas cetogénicas mejoran todos los indicadores que determinan el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. En los estudios controlados se comprobó que mejoraba el perfil de colesterol, también bajaban los triglicéridos y descendía la presión arterial .Mejora de la sensibilidad a la insulina y reversión de la diabetes: Al tratar la diabetes con una dieta cetogénica se han experimentado grandes mejorías en la sensibilidad a la insulina.Como sabes, muchos postres son ricos en carbohidratos y esto no significa que no puedas disfrutar de ellos cuando estás en una dieta keto, por lo que te presentamos algunas opciones que sí puedes comer.Recuerda que lo que debes evitar en esta dieta son los carbohidratos, especialmente el azúcar, así que los postres que elijas deben estar hechos preferentemente con queso, mantequilla, frutos secos, yogurt griego, moras y chocolate oscuro, etc.Aquí te dejamos una selección de postres para una dieta keto que te encantarán:Pastel keto de chocolate: Lo interesante de esta receta de pastel fácil es que no tiene azúcar ni carbohidratos y está pensado para cuando llevas una dieta Keto, que es alta en grasa.Brownie de calabaza: Este brownie reúne lo mejor de la calabaza y el chocolate. Una combinación encantadora para cualquier dulce. Y a pesar de ser libres de gluten y bajos en azúcar agregada, estos brownies con calabaza son deliciosos. Cremoso de mora azul con yogurt: Como snack o como postre, este delicioso cremoso contiene los ingredientes para disrutar de un sabor dulce sin salirte del régimen de la dieta. ¿Cuál se te antoja más?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD