Si eres de los que se salta la cena para bajar de peso, debes de leer esto
Diabetes

Si eres de los que se salta la cena para bajar de peso, debes de leer esto

Por Kiwilimón - Junio 2017
  Saltarse la cena es una de las rutas que muchos toman para tratar de bajar de peso. Si eres de ese grupo, te tenemos una mala noticia: dejar de cenar no hace nada por tu peso ni tu figura, de hecho, puede afectarte de manera negativa. La idea es cenar ligero y balanceado, pero quitar nutrientes que tu cuerpo necesita o comer ingredientes que parecen inofensivos puede ser el error que no te está permitiendo bajar esos últimos kilos. via GIPHY

1. Dejar de cenar no lleva a adelgazar

Cuando privamos a nuestro organismo de las comidas que necesita lo que hace es guardar más grasa de los otros alimentos que comemos como método de auto preservación. Por lo tanto, es mejor comer adecuadamente durante el día y la noche para que el aparato digestivo trabaje y no retenga grasas. Receta recomendada: Tataki de atún con costra de chía

2. Cenar azúcar puede ser un error

Sin duda la fruta es muy sana, pero puede que no sea la mejor alternativa antes de dormir. Su contenido de azúcares es bastante alto por lo que es más recomendable consumirla como desayuno y aprovechar esa energía durante el día y no guardársela para la noche. Receta recomendada: Crema de aguacate

3. El pan no es tan malo como parece

Sí, comer pan blanco de noche aporta calorías, azúcares y, normalmente, conservadores. Pero la alternativa, el pan multigrano, incluso puede ser sano de noche por su alto contenido de fibra que puede ayudar a tu sistema digestivo. Receta recomendada: Sándwich integral con pavo

4. Nada de cereales para cenar

El cereal común que encontramos en el súper ha pasado por todo un proceso industrial que no lo hace muy sano, normalmente lleva altas cantidades de azúcar y aceites. Esto sumado a la leche que contiene grasas y glucosa es una combinación demasiado pesada para antes de dormir. Receta recomendada: Edamames

5. Mejor natural que light

Hay que tener cuidado con los productos que dicen ser “light”. Aunque tengan menos calorías que su versión completa, no se comparan en nada con su contraparte natural. Es mejor hacer el esfuerzo de comer productos orgánicos del mercado pues te aseguran una menor cantidad de azúcares y grasas. Tu cuerpo lo agradecerá, en específico si es lo que vas a cenar. Receta recomendada: Yogurt natural  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Desde finales del 2019, un nuevo tipo de coronavirus comenzó a extenderse hasta pasar de Wuhan, China, a todo el mundo.Desde entonces, las medidas principales para combatir la enfermedad han sido básicas: lavarse las manos, evitar tocarse la cara y evitar multitudes, además de mantener una sana distancia y permanecer en casa el mayor tiempo posible.A más de seis meses de que el covid-19 haya aparecido, aún no una vacuna que nos proteja contra este virus, por lo que la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, en videoconferencia de prensa, anunció que el uso del cubrebocas continuará en la Ciudad de México hasta que exista una.Sheinbaum dijo que la CDMX es donde más pruebas se realizan y, por lo tanto, la que tiene más casos confirmados, mientras que respecto del uso de cubrebocas, señaló: “nuestra labor es seguir insistiendo en el uso de cubrebocas, nos parece que es fundamental, que es un modo de protección y de prevención; la nueva normalidad significa tener cubrebocas permanentemente hasta que no tengamos una vacuna”.Así que el cubrebocas es un accesorio vital en este momento y hay una amplia variedad para elegir uno, incluso existe ya uno transparente, pero los más comunes y prácticos, porque pueden ser reutilizados, son los de tela. Estos cubrebocas, cuando están hechos con varias capas y cubren bien la boca y la nariz, son muy eficientes.Sin embargo, requieren también de cierto mantenimiento, por lo que si eres usuario de un cubrebocas de este tipo, es importante que sepas cómo mantenerlo limpio. No olvides lavarte las manos siempre antes de ponértelo y antes de quitártelo.Puedes lavarlo en lavadora o a mano. Si lo haces en lavadora, hazlo dentro de una bolsa para ropa delicada, así no se maltratará con las demás prendas y simplemente usa un detergente para ropa y agua caliente.Si lo haces a mano, primero remójalo en agua caliente con jabón durante 5 minutos. Una vez que el agua esté tibia, lávalo y enjuágalo. También puedes hervirlo durante 1 minuto después de haberlo lavado.El uso del cubrebocas funciona más como protección hacia los otros que para uno mismo, por lo que es muy importante que todos lo usemos.
Los chiles en nogada son uno de los platillos mexicanos más esperados durante todo el año, pues la deliciosa combinación de chile poblano, carne con nogada, nueces y granada es un manjar al que nadie se puede resistir. ¡Son un platillo tan icónico que todos queremos saber de dónde son los chiles en nogada y cuál es su verdadero origen! A pesar de que no existe un registro histórico oficial acerca del origen de esta receta de comida mexicana, a continuación te presentamos 4 versiones diferentes que intentan explicar cómo surgieron los los chiles en nogada.Un platillo hecho con amor Quizás la más romántica de las leyendas cuenta que dentro del Ejército Trigarante, existían tres soldados cuyas novias los esperaban ansiosas en Puebla. Al terminar la Independencia y para celebrar el regreso de sus amores, las mujeres se encomendaron a la Virgen del Rosario y les cocinaron un guisado especial con ingredientes que representaban cada color de dicho ejército, el chile poblano, verde; la salsa de nogada, blanca y la granada, roja. Un regalo tricolor para Agustín Se dice que los chiles en nogada surgieron cuando las monjas agustinas del convento de Santa Mónica, en Puebla, decidieron crear un platillo para celebrar la Independencia de México pero sobre todo, para ofrecerle un regalo inigualable a Agustín de Iturbide por su cumpleaños. Una receta histórica De igual manera, se rumora que los chiles en nogada en realidad datan del siglo XVII y que quienes los crearon fueron las monjas clarisas, pero no fue sino hasta 1821 que la receta resurgió a manos de las damas de la alta alcurnia en Puebla. Estas mujeres le obsequiaron un festín con chiles en nogada a Agustín de Iturbide tras firmar los Tratados de Córdoba con Juan O’Donoju. El mito de los chiles en nogada y la bandera de las tres garantías Si bien las versiones anteriores no han sido confirmadas, el arqueólogo y divulgador cultural Eduardo Merlo, escribió un artículo donde se encargó de desmentirlas y explicar que el verdadero origen del chile en nogada no es un guisado, sino un postre. De acuerdo a "El mito de los chiles en nogada y la bandera de las tres garantías" de Merlo, el chile en nogada se remonta a la época del Virreinato en la Nueva España. En ese entonces, las monjas inventaron un postre que, de manera fortuita, nació como lo que ahora conocemos como chile en nogada: un pimiento capeado y relleno de fruta fresca. Años más tarde, cuando Agustín de Iturbide proclamó el Plan de Iguala y llegó triunfante a Puebla, las monjas prepararon el ya existente postre para ofrecerlo en el banquete de celebración. Lo bañaron en salsa de nuez de Castilla y le pusieron el perejil verde y la granada roja. Así lo presentaron con los colores de la bandera de las Tres Garantías. Puede que ninguna historia contenga la verdad absoluta acerca del origen del chile en nogada, sin embargo, todas concuerdan en que se originó en el estado de Puebla. ¿Tú qué opinas? ¿Con qué versión te quedas?
La comida tradicional mexicana es tan maravillosa que en 2010 fue declarada como Patrimonio de la Humanidad y es que además de ser exquisita, es un reflejo de la historia por la que ha atravesado México, desde la época prehispánica hasta la conquista española, de donde surgieron maravillosas combinaciones conocidas como platillos mestizos. Es por eso que hoy vamos a hablar de los mejores platillos mexicanos con influencia española. Estos platillos mestizos tienen sus raíces en las culturas prehispánicas, que utilizaban ingredientes típicos como el maíz, la calabaza, el epazote, los aguacates, los chiles o los nopales y se mezclaron con productos españoles como el ajo, algunas especias o la carne de cerdo, formando así una sinergia culinaria llena de sabor y cultura. Chiles en nogada La comida tradicional mexicana de las fiestas patrias, es sin duda, el sabroso chile en nogada, hecho con ingredientes mexicanos como el chile poblano, pero combinado con ingredientes españoles, tal como las nueces de Castilla y la carne de puerco, traída por los conquistadores a nuestras tierras. Pozole No debe sorprendernos que el pozole mexicano también tenga influencia española, ya que a pesar de que el maíz cacahuazintle era un manjar para los gobernantes y sacerdotes en la época prehispánica, la carne de cerdo de los españoles llegó para sustituir otros ingredientes, dando como resultado este maravilloso potaje que se popularizó en todos los estados de México. Mole rojo El mole es uno de los más grandes ejemplos de comida mestiza, porque, aunque sus ingredientes más importantes son los chiles y el cacao, está hecho con almendras, ajonjolí, especias y otros elementos traídos desde España. Barbacoa La llegada de ingredientes del Viejo Mundo trajo consigo la importación de algunos vacunos, cabras, cerdo y corderos, que específicamente la cultura tlaxcalteca supo aprovechar bastante bien al aprender a envolverlos en pencas asadas de maguey y cocerlos en hoyos bajo la tierra, dándonos como resultado la deliciosa barbacoa que nadie se puede resistir. Enchiladas Otro platillo con influencia española versátil y muy rico, son las enchiladas, hechas con maíz y salsa de chiles endémicos y rellena de carnita o queso, cuyas raíces vienen de las guarniciones hispanas que trajeron los conquistadores. Con estos platillos mestizos definitivamente podemos afirmar que la gastronomía mexicana no sería igual sin la herencia culinaria de España, ¿estás de acuerdo?
Los cuidados del cabello deben ser permanentes, especialmente cuando hay diversos factores que dañan nuestra melena como productos de belleza, tenazas, la contaminación, el sol y hasta el mismo estrés del día a día. Por ello, si quieres mejorar el aspecto, la vitalidad y hasta evitar la pérdida del cabello, te mostramos 4 ingredientes naturales que te ayudarán a reforzar el pelo. Si bien existen innumerables productos comerciales para cuidar el cabello, ninguno cómo los ingredientes naturales, ya que éstos no poseen sulfatos ni parabenos que lo maltraten, son mucho más económicos y le devuelven la suavidad y el brillo en la mayoría de los casos. ¿Listo para conocerlos? Sábila para la regeneración capilar La sábila, también conocida como aloe vera, es ese aliado infalible que ayuda en la regeneración capilar gracias a que está compuesto por 99% agua y el resto son poderosas vitaminas como la A, B, C y E. Las propiedades de la sábila la convierten en el ingrediente perfecto para hidratar el cabello, estimular su crecimiento, eliminar el exceso de sebo y darle más vitalidad. Puedes mezclar un poco de sábila en tu shampoo o aplicar directamente en la melena. Romero para la caída del cabello El romero es una planta con diversos beneficios para la salud y en este caso, es ideal para tratar la pérdida del cabello, ya que funciona como estimulante natural de los folículos, los mantiene activos y propicia el crecimiento del cabello; además tiene altas propiedades antifúngicas, que ayudan a combatir algunas infecciones del cuero cabelludo. Aceite de oliva para humectar el cabello El aceite de oliva es una herramienta maravillosa para cuidar el cabello maltratado porque contiene grasas saludables que humectan y cierran las cutículas del cabello. De igual manera, este aceite es alto en vitamina C y vitamina A, por lo que favorece la producción de colágeno y mejora el brillo de las melenas. Recuerda aplicar unas pocas gotas de la mitad de tu cabello hacia las puntas y enjagua con agua fría después de 20 minutos. Aceite de coco para nutrir el cabello Entre las propiedades del aceite de coco, destacan su alto grado de vitamina E, proteínas y ácido láurico que reducen la sequedad en el pelo, eliminan el frizz y penetra con facilidad en la fibra capilar, regenerándola y creando una barrera natural que la mantiene hidratada. Puedes darte un masaje en el cuero cabelludo comenzando con pequeñas cantidades para observar cómo responde tu pelo. Recuerda consultar a un experto antes de utilizar cualquiera de estos remedios naturales, ya que puedes usarlos en el shampoo, en mascarillas o al natural pero cada cabello es diferente y sus necesidades puedes variar.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD