Si eres de los que se salta la cena para bajar de peso, debes de leer esto
Diabetes

Si eres de los que se salta la cena para bajar de peso, debes de leer esto

Por Kiwilimón - June 2017
  Saltarse la cena es una de las rutas que muchos toman para tratar de bajar de peso. Si eres de ese grupo, te tenemos una mala noticia: dejar de cenar no hace nada por tu peso ni tu figura, de hecho, puede afectarte de manera negativa. La idea es cenar ligero y balanceado, pero quitar nutrientes que tu cuerpo necesita o comer ingredientes que parecen inofensivos puede ser el error que no te está permitiendo bajar esos últimos kilos. via GIPHY

1. Dejar de cenar no lleva a adelgazar

Cuando privamos a nuestro organismo de las comidas que necesita lo que hace es guardar más grasa de los otros alimentos que comemos como método de auto preservación. Por lo tanto, es mejor comer adecuadamente durante el día y la noche para que el aparato digestivo trabaje y no retenga grasas. Receta recomendada: Tataki de atún con costra de chía

2. Cenar azúcar puede ser un error

Sin duda la fruta es muy sana, pero puede que no sea la mejor alternativa antes de dormir. Su contenido de azúcares es bastante alto por lo que es más recomendable consumirla como desayuno y aprovechar esa energía durante el día y no guardársela para la noche. Receta recomendada: Crema de aguacate

3. El pan no es tan malo como parece

Sí, comer pan blanco de noche aporta calorías, azúcares y, normalmente, conservadores. Pero la alternativa, el pan multigrano, incluso puede ser sano de noche por su alto contenido de fibra que puede ayudar a tu sistema digestivo. Receta recomendada: Sándwich integral con pavo

4. Nada de cereales para cenar

El cereal común que encontramos en el súper ha pasado por todo un proceso industrial que no lo hace muy sano, normalmente lleva altas cantidades de azúcar y aceites. Esto sumado a la leche que contiene grasas y glucosa es una combinación demasiado pesada para antes de dormir. Receta recomendada: Edamames

5. Mejor natural que light

Hay que tener cuidado con los productos que dicen ser “light”. Aunque tengan menos calorías que su versión completa, no se comparan en nada con su contraparte natural. Es mejor hacer el esfuerzo de comer productos orgánicos del mercado pues te aseguran una menor cantidad de azúcares y grasas. Tu cuerpo lo agradecerá, en específico si es lo que vas a cenar. Receta recomendada: Yogurt natural  
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La comida es un tema fascinante y hay cientos de libros que pueden llevarte a conocer más acerca de la magia gastronómica. Si te interesa descubrir todo sobre el arte de la cocina, estas lecturas son obligadas. Te aseguramos que te engancharán desde la primera página.  La enciclopedia de los sabores de Niki Segnit Este no es un recetario, sino una guía para conocer los sabores que combinan. Te recomendamos este libro si te interesa saber qué alimentos puedes mezclar para crear platillos deliciosos. Con ayuda de este manual, podrás cocinar recetas originales y llenas de mucho sabor. Larousse gastronomiqueEl libro ya es todo un clásico y forma parte de las bibliotecas de todos los amantes de la cocina. Entre sus páginas encontrarás miles de artículos sobre diversas técnicas y herramientas, así como alimentos, variedades y temporadas. El Larousse gastronómico es un libro de referencia imprescindible. The complete Bocuse de Paul BocuseLos amantes de la cocina saben que uno de los chefs más importantes del siglo pasado fue Paul Bocuse. Es por eso que este libro es tan importante. The complete Bocuse es el legado del famoso chef, y en él comparte cientos de recetas saladas y dulces. Sin duda, esta es la mejor manera de aprender a cocinar comida francesa. El gourmet solitario de Jiro Taniguchi y Masayuki Kusumi Este no es un libro tradicional de cocina. Los autores decidieron describir las experiencias culinarias del protagonista a través de un cómic. Lo fascinante de esta obra es que te lleva a recorrer los barrios de Tokio mientras descubres sus sabores más tradicionales. Un libro que refleja a la perfección la riqueza gastronómica de Japón. Papilas y moléculas de François ChartierUno de los mejores sommeliers del mundo escribió este libro para ayudar a las personas a descubrir los sabores y aromas ocultos en los alimentos y en los  vinos. Las personas que están interesadas en aprender más sobre el maridaje y la combinación del vino con los platillos, encontrarán en este libro verdaderos tesoros. Sumérgete en el mundo de la cocina devorando las páginas de estos excelentes libros. TE RECOMENDAMOS: VIDEO-TOP 10 RECETAS FÁCILES PARA COCINARVIDEO-LOS MEJORES POSTRES SIN HORNOVIDEO-RECETAS DE BOTANAS PARA CUALQUIER OCASIÓN
Al partir un huevo te habrás dado cuenta de que la yema no es siempre del mismo color. Tanto la consistencia como la tonalidad pueden variar de un huevo a otro. Esto se debe a diferentes factores. Descubre todo lo que el color de la yema de huevo puede revelarte.Alimentación de la gallinaEl color de la yema de un huevo está determinado principalmente por la alimentación de la gallina. Esto significa que, si una gallina consume maíz, la yema será un poco más anaranjada. Por el contrario, cuando las gallinas son alimentadas con trigo o cebada, el resultado es una yema con un tono pálido más cercano al amarillo.Calidad del huevoHace tiempo se creía que el color de la yema determinaba la calidad de un huevo. Por esto se consideraba que las yemas pálidas eran indicadores de una mala alimentación, mientras que las yemas con tonos naranjas más intensos suponían una garantía de calidad. Ahora sabemos que el color de la yema depende del tipo de alimentación que recibe la gallina y no tiene que ver necesariamente con la calidad del huevo.Indicadores de frescuraAl momento de elegir un huevo hay otros factores, aparte del color de la yema, que pueden ayudarte a identificar uno de buena calidad. Por ejemplo, la consistencia de la clara debe ser densa, y su color prácticamente transparente. Si te encuentras con un huevo que tiene una clara muy fluida o con tonalidades cafés, verdes o negras, esto significa que no es fresco o que está contaminado. Antes de partir un huevo puedes conocer qué tan fresco está. Solo tienes que meter el huevo en un vaso con agua. Si el huevo se hunde, esto quiere decir que está fresco. Entre más flote, más viejo será.No te dejes llevar por el color de la yema. Muchos productores usan colorantes (naturales y artificiales) para modificar el color, por lo que esto ya no es un factor determinante de calidad o frescura. Si te interesa consumir huevos frescos y de calidad, acércate a los productores locales. En estas granjas las gallinas suelen alimentarse de manera natural bajo condiciones más óptimas que garantizan la calidad del producto.
¿A tu quincena le sobran muchos días? ¡No te preocupes! Con estas recetas podrás consentir a tu familia sin tener que invertir mucho dinero. Échale un vistazo a estos postres que puedes hacer con bajo presupuesto. Galletas de jengibre con especiasEstas galletas están hechas básicamente con harina, huevo, mantequilla y azúcar, ingredientes muy económicos que seguramente ya tienes en tu cocina. Para darles el sabor característico solo necesitas unos gramos de unas cuantas especias, así que tampoco tienes que invertir mucho en eso tampoco. Turrón de chocolateEl postre perfecto para regalar es este delicioso turrón de chocolate. Puedes hacer las combinaciones que quieras con diferentes tipos de chocolates y sustituir el pistache, la nuez y la almendra por cacahuates o semillas de girasol para preparar una versión más económica. PolvoronesSolo necesitas cinco ingredientes para hacer estos exquisitos polvorones. Y para decorarlos puedes usar la misma azúcar. Solo revuélcalos y espolvoréalos cuando aún estén calientes para que se fije mejor el azúcar. Helado fácil de cocoTu bolsillo y tu paladar amarán esta receta. Combina leche condensada, crema para batir y leche de coco para preparar un delicioso helado de coco. Ojo: NO necesitas máquina para preparar helados. Con tu refrigerador y plástico antiadherente es más que suficiente. Pastel de zanahoria sin hornoPara esos días en los que no quieres ni prender el horno para no gastar gas esta receta es perfecta. Sin necesidad de hornear nada puedes preparar un pastel con el sabor característico de la zanahoria y la nuez moscada. Decóralo haciendo un betún con queso crema, jugo de limón y azúcar glas. Ahora sí: la falta de presupuesto nunca volverá a ser una razón para quedarte sin postre. Conoce más recetas para preparar postres económicos AQUÍ
Después de comer ciertos platillos es normal que sintamos un poco de indigestión o malestar estomacal. Para disminuir estas molestias existen remedios sencillos y muy económicos. Estos son algunos tónicos caseros que te ayudarán a sentirte más ligero.Jengibre + miel + limónPrepara un té de jengibre poniendo a hervir una taza de agua con un pedacito de jengibre fresco. Quítalo del fuego y añade una cucharadita de miel y el jugo de un limón. El jengibre te quitará las náuseas provocadas por la indigestión, la miel hará que te desinflames y el limón combatirá el exceso de acidez en tu estómago.Canela + mielPon a hervir una taza de agua y coloca una raja de canela dentro. Deja que entre en ebullición por unos minutos y después deja reposar. Agrega una cucharadita de miel y bebe lentamente el té. La canela es un ingrediente muy bueno para aliviar los síntomas de la indigestión, por lo que te sentirás más ligero después de tomar esta bebida.Anís estrella + manzanillaCombina un poco de anís estrella con manzanilla y haz un té. Bébelo como agua de uso durante todo un día y después tómalo por la mañana y la noche. El anís aliviará la inflamación provocada por los gases, y la manzanilla quitará el dolor estomacal gracias a sus efectos antiespasmódicos.Hierbabuena + mielEn una olla pon medio litro de agua y un manojo de hierbabuena (las hojas con todo y los tallos). Deja que hierva unos minutos y después agrega una cucharadita de miel. La hierbabuena es un remedio natural para mejorar el proceso digestivo. Si padeces de acidez, no tomes hierbabuena, ya que puede empeorar los síntomas.Agua + bicarbonato de sodioAgrega una cucharada de bicarbonato de sodio a un vaso con agua. Disuelve bien y después bébelo. Fíjate que no se quede todo el bicarbonato en el fondo del vaso. Este tónico funciona muy bien en las personas que suelen tener digestiones pesadas o que padecen de indigestión debido a la acidez.Estos remedios caseros pueden sacarte de un apuro cuando te sientes pesado después de una comida, pero no pueden sustituir un tratamiento médico. Si presentas síntomas de indigestión en repetidas ocasiones, te recomendamos visitar a tu doctor.Puedes probar estas Recetas Ligeras y darle un giro a tus platillos diarios:Pan fácil de avenaEnfrijoladas de claras rellenas de nopalessAguacate relleno de ensalada de nopalesVasitos de yogurt con crujientes de almendras
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD