Uso de Splenda para las personas con diabetes
Diabetes

Uso de Splenda para las personas con diabetes

Por Kiwilimón - Mayo 2013
Beneficios: Splenda® participa en el avance revolucionario para pacientes con obesidad y diabetes mellitus, por su acción como endulzante libre de calorías, además ha mostrado efectos benéficos en los estudios de laboratorio de los pacientes con diabetes; en un estudio realizado por Reyna y cols. se comparó los beneficios metabólicos y en las medidas corporales, en respuesta a una dieta basada en las recomendaciones nutricionales de la Asociación Diabética Norteamericana con la incorporación de sustitutos grasos y endulzantes sin calorías, en el cual, se reportó notable mejoría en peso, índice de masa corporal, niveles de colesterol y niveles de glucosa. Otro beneficio del uso de Splenda® en la dieta de diabéticos fue reportado en un estudio realizado por Grotz y cols., donde se demostró que el consumo de Splenda® durante 3 meses a dosis de 7.5 mg/kg/día, que es aproximadamente 3 veces la dosis máxima diaria estimada, no se detectó ninguna afectación en el metabolismo de la glucosa en los participantes con diabetes tipo 2. Splenda® no afecta el control sanguíneo de glucosa en pacientes con diabetes, lo cual se comprobó posterior a una dosis oral elevada de sucralosa (Splenda ®), los resultados de niveles de glucosa en sangre no tuvieron diferencia significativa respecto del placebo. Seguridad: La seguridad de Splenda® ha sido objeto de una investigación extensa y rigurosa. Se realizó mediante uno de los programas de investigación más grandes jamás realizados para investigar la seguridad de un nuevo aditivo alimenticio. Se realizaron diversos estudios entre ellos: * Estudios de tolerancia en humanos para confirmar la seguridad del consumo diario, usando cantidades máximas estimadas de consumo diario. * Estudios en personas con diabetes y personas sin diabetes para evaluar el efecto en el manejo de insulina y el equilibrio de los niveles de glucosa, incluyendo control de glucosa a largo plazo. Datos importantes: El 85% de la sucralosa consumida no se absorbe en el aparato digestivo, esto es importante porque a esto se debe que no tenga ni un sólo efecto secundario a nivel gastrointestinal. No se encontró ningún efecto adverso producido por el consumo de dosis diarias de Splenda® en diversos estudios clínicos. Se comprobó también que no existe riesgo de toxicidad debido al consumo accidental de grandes cantidades de Splenda®. Los estudios también han comprobado que el uso de Splenda ® durante el embarazo es seguro, ya que no provoca ningún daño al bebé ni durante el embarazo ni al nacer. En seres humanos ser realizaron también estudios de tolerancia, donde se administró durante semanas grandes cantidades de Splenda® hasta 500mg por 5 semanas, y no se presentó ninguna alteración en estudios de sangre, de orina o en el electrocardiograma. También se demostró en estudios de hasta 6 meses a dosis elevadas, que no provoca ninguna alteración sobre la sensibilidad a la insulina y el control de la glucosa en pacientes diabéticos. Asi mismo se comprobó que Splenda® no tiene potencial para provocar caries dental.

Recetas de cocina con Splenda®

(es importante hacer click en el título para ver más detalles de preparación) Tarta de frutas. Sorprende a mamá con esta deliciosa receta de tarta de frutas que la chef Paulina Abascal tiene para ti. Ceviche verde. Consiente a mamá con un original ceviche verde. El aderezo verde que lo caracteriza, logran el balance ideal entre lo ácido del limón, lo fresco de la menta y lo dulce del SPLENDA Granulado. Flores de brownie. Prepara deliciosos brownies hechos en forma de flor. Son una receta muy original que la chef Linda Cherem nos proporciona además de muy saludable por ser preparada con Splenda, ideal para festejar el día del niño como sólo ellos se lo merecen. Agua de pepino, lima y menta. Para esta temporada de calor, nada más refrescante que una deliciosa agua endulzada con Splenda®. Pechuga en salsa de jamaica y chile ancho. Esta receta de pechuga en salsa de jamaica y chile ancho con ensalada de quelites frescos es ideal para hacerla en semana santa, disfruta de todo su sabor. Turrón de chocolate. Irresistible receta de turrón de chocolate, perfecta para tus posadas, cenas navideñas y año nuevo. Lomo de cerdo relleno. Deliciosa receta de lomo de cerdo relleno, ideal para cocinar en estas fechas decembrinas. Tarta de chocolate y calabaza. El postre favorito para grandes y chicos, tarta de chocolate y calabaza, una deliciosa receta para esta temporada.

Si quieres conocer todas las recetas que tenemos con Splenda, haz click aquí

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La gastronomía de Perú tiene un sinfín de comida deliciosa que pocos pueden resistir, sin embargo, también cuenta con diversos platillos un tanto más extravagante que sólo los más valientes se atreverían a probar. Déjate sorprender y cuéntanos si se te antojan estos 6 platillos extraños de la comida peruana. Cuy chactado Seguramente has escuchado hablar del cuy chactado, un platillo peruano bastante famoso porque su principal protagonista es un roedor frito. Para sorpresa de muchos, este plato originario de la sierra andina está lleno de nutrientes y mucho sabor. Brochetas de suri Como los chinicuiles en México, el suri de Perú son unos gusanos de la Amazonia altos en proteína que generalmente se fríen y se consumen en brocheta. Este platillo exótico peruano es muy popular para los extranjeros. Estofado de lengua El estofado de lengua es una sopa, que como bien dice su nombre, se prepara con lengua de vaca y se puede encontrar en cualquier restaurante peruano. Se rumora que es un platillo andino lleno de proteínas, ¿te atreverías a probarlo? Sangrecita La sangrecita es un platillo peruano elaborado con sangre de pollo, maíz y algunas verduras como papa, principalmente. En México se podría equiparar a la moronga, así que si lo pensamos, realmente no es tan extraño. Sopa de tortuga Aunque muchos podrían considerarlo inimaginable, muchas culturas consideran la carne de este animal como un verdadero lujo. Si tuvieras la oportunidad de probar este extravagante platillo peruano hecho con carne de tortuga, ¿lo harías? Ceviche de cañan Perú es famoso por sus deliciosos ceviches, pero ninguno como el ceviche de cañan, un reptil pequeño originario de la localidad de Virú, al norte del país. Se rumora que es un verdadero manjar. ¿Qué opinas de los platillos más extraños de Perú?
Sabemos que en gastronomía de la vista nace el amor, y más si la comida se sirve en un plato hermoso. Desde las cocinas de las abuelas hasta sus exposiciones de piezas artísticas en Zona Maco, son pocos los mexicanos que no conozcan o hayan disfrutado un delicioso platillo en vajillas Anfora. Es una empresa de cerámica mexicana que ha sorteado mil batallas y sigue en pie, engalanando nuestras mesas ¡desde hace cien años!La herencia culinaria de México se ha reinventado a la par de sus vajillas, por eso te contamos algunos secretos de una empresa que ha conquistado el corazón de los mexicanos, en el marco de sus 100 años. Orgullo nacionalAnfora fue una de las tres primeras empresas que llevaron la producción cerámica a una escala masiva en México. Comenzaron en 1920 con una fábrica ubicada a espaldas de la Penitenciaría de Lecumberri, en la Ciudad de México. Durante sus primeras décadas, el gobierno alentaba a los ciudadanos a comer en sus vajillas, ya que destacaban por utilizar pastas nacionales de muy buena calidad, a la altura de cualquier producto de importación. Renombre internacionalPara los años 60, Anfora vestía las mesas no sólo de nuestros hogares, sino de los mejores hoteles y restaurantes de la capital, como el San Ángel Inn, el Centro Gallego, Sanborns y el Danubio. También los atletas de la Villa Olímpica probaron en sus piezas auténticos platillos mexicanos durante las Olimpiadas de 1968, e incluso Marilyn Monroe fue retratada frente un plato Anfora durante su visita a México. Nueva eraEn 1994 la empresa trasladó la fábrica a su ubicación actual en Pachuca, Hidalgo. Los nuevos tiempos requerían una gran celebración y a la inauguración de las nuevas instalaciones asistió el presidente Ernesto Zedillo. Un par de años después llegó un encargo peculiar desde Rosarito, Baja California. Se trataba de una réplica de vajillas antiguas para la taquillera película Titanic, del director James Cameron. A pesar de la entrada a gran escala de cerámica china, Anfora ha sabido adaptarse a los tiempos sin perder su calidad. Hoy nos sigue sorprendiendo con piezas duraderas y diseños que honran la creatividad de las nuevas generaciones. Visita aquí su catálogo, su tienda en línea o sus vajillas en Amazon para engalanar tu hogar.
Chileatoles, chamorros y barbacha. En todo el país amamos comer bien y compartir nuestros favoritos. Por eso, en esta entrega de joyas de esquina, recorreremos tres paradas obligadas en Puebla, Querétaro y el Estado de México. Chileatole de El Carmen, Puebla El chileatole es un platillo a base de maíz, con chile y sazonado con epazote y limón. Se prepara por lo general al carbón y lo sirven en piezas de barro. Es un platillo simple y confortable para el clima fresco de Puebla. Para Luis Serdio, cocinero de origen poblano a cargo de Corazón de Pollo, en CDMX, el chileatole es su gran favorito. Al hablar de este platillo típico mexicano, piensa en su infancia y los días lluviosos de verano o fríos de invierno: “Recuerdo esas noches en las que estuve con mi atole picante y el olor a carbón que desprenden los comales de Chileatole El Carmen, esa pequeña vecindad en donde está el mejor chileatole poblano y que visitó desde que tengo uso de razón.” Aquí, además del chileatole, encontrarás molotes y unos sabrosos esquites. Av 16 de Septiembre 1305 colonia del Carmen.Tacos Don Chamorro, QuerétaroPara Mariano Torre, parrillero y cocinero a cargo de Pazcuala House, el imperdible queretano es los tacos Don Chamorro. Están ubicados dentro del mercado Josefa Ortiz de Domínguez "La Cruz", en el área de comida, y es un lugar al que tienes que llegar temprano porque los taquitos vuelan. Su demanda por lo general es alta, pero se distingue por un servicio impecable, rápido y atento. “¡El chamorro se deshace en tu boca y su sabor es impecable! Si los pediste en tacos, te sorprenderá lo bien servidos que te los dan. Acompáñalos con sus chilitos en vinagre y su guacamole, elaborado con aguacate, tomillo, epazote, manteca y sal”. Dirección: Garibaldi 73 Col. Centro Querétaro, Qro.La Plaza del Taco, Estado de MéxicoLa Plaza del taco, en el Estado de México, tiene muchos puestos que presumen tener la mejor barbacoa del condado. Tal vez todos tengan razón. Pero un puesto en especial fue el que le robó el corazón a la directora de contenidos gastronómicos Alina Hernández. “Al principio llamó mi atención que de todos los puestos era el único que tenía guacamole a manos llenas. Los elegí y ahora es mi favorito de los fines de semana. Su barbacoa es suave, recién sacada del hoyo. Los tacos están bien servidos sobre tortilla de maíz azul y acompañarlos con su guacamole -del que no pica mucho- es un lujo, porque con aguacate todo siempre sabe mejor.”Dirección: Avenida Juan Flores y Casas, Juchitepec de Mariano Rivapalacio, Estado de México.
Flores de cempasúchil en vasitos de vidrio. Dos panes de muerto junto a restos de azúcar desperdigada. Una ollita, la más pequeña de la alacena, llena de mole al que ya se le hizo una capa de nata. Papel picado descolorido por las gotas de un caballito de tequila que se derramó. Hasta arriba, la foto del pariente fallecido observándolo todo: la abundancia o la escasez de la ofrenda, el faltante de huesito en el pan. Esta escena se repite cada año en el altar de muertos. Esta es una escena de tradición mestiza.No sé si fue Coco, no sé si fue James Bond. Esta costumbre mitad prehispánica, mitad española, ha resurgido con fuerza en los rincones de las salas mexicanas. Fray Bernardino de Sahagún, en la Historia general de las cosas de la Nueva España, ya relataba que los aztecas eran dados a hacer festejos a los muertos. El altar recordaba el viaje de cuatro años que el difunto debía emprender, camino a Mictlán, el reino de los muertos. Como en casi todas las religiones y creencias, no había altar sin una ofrenda, y como en casi todo ofertorio, siempre había algo de comer.Según me cuenta el licenciado José N. Iturriaga, historiador y escritor, había un ingrediente infaltable en los altares prehispánicos: los tamales envueltos en hojas de totomoxtle. También había agua para ayudar al alma del muerto a sortear el camino lleno de peligros. Luego, con la evangelización, las costumbres católicas como el rito a los santos y la fermentación del trigo se fueron mezclando con las costumbres locales. El altar es mestizaje puro. Por ejemplo, están las flores endémicas como los cempasúchiles, los frijoles, el tequila –que, aunque tiene denominación de origen, no existiría sin la destilación, originaria de Asia–. El mole es un plato barroco, resultado del intercambio con África del Norte, España, el sudeste asiático... El pan de muerto es fruto del sincretismo del pan de ánimas que se hace en Segovia o de los huesos de santo, un postre de pasta de almendra español cuya presentación recuerda a los relicarios. Así como el origen del altar es diverso, también lo es la celebración: “El 1 de noviembre, día de Todos los Santos, fue un día para celebrar a los santos que no tenían fecha y se instauró en el siglo séptimo; el Día de Muertos lo estableció el Papa Bonifacio IV en la Abadía de Cluny Odilón”, explica Iturriaga. Esto sucedió en el siglo X –claramente, mucho antes de la Conquista– con el objetivo de que los fieles hicieran oración por los muertos. Para los que injurian contra el Halloween asumiendo que es una falsificación de nuestra fiesta, Iturriaga cuenta que la palabra viene de All hallow’s eve, que es otra forma de nombrar “todos los santos”. La celebración data de épocas medievales y fueron los irlandeses quienes la llevaron a América. Lo de los Frankenstein y los dráculas, eso sí ya es regalo de Estados Unidos –y, bueno, de Mary Shelly y de Bram Stoker–.La simbología del altar es naturalmente mexicana. Una ofrenda que se respete debe tener todos sus componentes: agua, tierra, calaveritas de azúcar, flores, alimentos, vela y copal para guiar al muerto hasta el altar. Para Iturriaga tampoco debe faltar el alimento raíz que nos conecta con nuestros ancestros: el tamal. Los tamales son piezas individuales que se preservan bien y aguantan bien la intemperie –recordemos que muchos altares viven en los cementerios– y lejos de un simbolismo específico, provienen de “El grano madre que moldea una cultura. El alimento más icónico”. Nuestra creencia es única: por un día en el año tenemos de regreso a casa a ese familiar que queremos tanto, a ese ser que admiramos mucho y que nos hace falta. Olvidamos el miedo que nos dan los fantasmas, en otros días menos festivos del año, para esperar que nuestro ser amado atraviese el cielo o el mundo paralelo para comer, beber y fumar. Eso sí, no cometan el error de olvidar los cerillos. Para honrarlos, aquí comparto la sección en la que pusimos toda esa comida que les puede gustar.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD