10 alimentos que siempre creíste que engordaban

Por Kiwilimón - Mayo 2017
  Desde que tenemos uso de razón estamos escuchando sobre los beneficios de ciertos alimentos y las temibles amenazas de otros. Así, crecimos creyendo en una clasificación de alimentos buenos y otros que preferiblemente deben evitarse. Pero, aunque tu abuelita y tu madre juren por la efectividad de ciertos remedios, la realidad es que muchas veces desconocemos la verdadera información nutrimental y nos dejamos llevar por “mitos” de la alimentación. ¿Te suena familiar? Conoce la lista de los 10 alimentos que siempre te dijeron que engordaban, pero en realidad son buenos para tu salud:
  1. Huevos
Un huevo contiene 8.5 g de grasa y 8.9 de proteínas. Justamente, su alto contenido de proteínas ayuda a evitar los ataques de hambre durante el día.
  1. Carne roja
La carne roja incrementa de manera natural los niveles de testosterona, la cual, a su vez, ayuda a mantener la masa muscular y a reducir los niveles de grasa. Eso sí, debe ser carne magra de ternera, nada más.
  1. Aguacate
Es cierto que es una de las frutas más calóricas, pero gracias a su alto valor nutricional y a sus niveles de grasas buenas, el aguacate es un gran aliado para la pérdida de peso.
  1. Tortilla
Al contrario de lo que siempre se ha dicho, la tortilla es un gran alimento que puede ayudar a conservar la línea. Si se consume de manera moderada, aporta fibra, proteínas y calcio. Además no contiene grasas ni azúcar.
  1. Papa
Aunque las papas contienen altos niveles de carbohidratos, el almidón que tienen ayuda al cuerpo a quemar la grasa. 100 g de papa te aportan solamente 77 calorías y además te ayuda a bajar la presión.
  1. Pan
Aquí es importante aclarar que hay de panes a panes: no es lo mismo comer una pieza de pan integral que una dona glaseada y rellena. Lo ideal es tomar un pan a primera hora del día para tener energía durante toda la jornada.  
  1. Lácteos
Los productos hechos a base de leche de vaca tienen un alto porcentaje de calcio, el cual ayuda a eliminar el exceso de grasa. Si quieres bajar de peso, busca lácteos reducidos en grasa.
  1. Manzana
Aunque casi siempre la prohíben en las dietas, una manzana solo tiene 19 g de azúcar. Además de tener un efecto saciante que dura por horas, ayuda a reducir los niveles de grasas en la sangre.
  1. Chocolate
El chocolate oscuro, además de tener altos niveles de antioxidantes, ayuda a reducir los antojos dulces. Se recomienda incluso tomar un poco de chocolate 20 minutos antes de comer para reducir hasta en 50% el apetito.  
  1. Alcohol
Tomar una copa de vino tinto de 4 a 6 veces por semana ayuda a reducir el colesterol malo en la sangre. El resveratrol y la quercetina presentes en los vinos tintos ayudan a reducir la grasa corporal. Sin importar cuáles alimentos decidas consumir, es importante que consideres una alimentación balanceada con porciones moderadas. Incluso el alimento más saludable puede ser nocivo si no se consume con medida o en combinación con otras fuentes de nutrientes.  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Si hay algo de lo que hemos escuchado ya mucho, los superfoods, sus propiedades y lo bien que le hacen al organismo para combatir las reacciones de una mala alimentación y la pobre calidad de los alimentos que consumimos está entre los temas principales. Hoy en día nos enfrentamos a alimentos procesados, sustancias nocivas que causan problemas graves como el sobrepeso, la obesidad, diabetes y problemas en el sistema circulatorio. El ritmo de vida que se vive actualmente es muy vertiginoso y estresante, y esto influye en la calidad de sueño, lo cual a la vez, tiene repercusiones en la salud.Quizá muchas personas no lo sepan, pero dormir bien es igual de importante que una correcta alimentación. Un mal descanso puede dañar seriamente tu bienestar, influir en el humor y tener otras repercusiones negativas, como cansancio, somnolencia, déficit de atención y concentración, irritabilidad y lentitud de pensamiento. Además, un mal sueño puede propiciar desórdenes y enfermedades como la ansiedad y la depresión, e incluso derivar en problemas mucho más severos como hipertensión arterial y enfermedades cardiovasculares.Así que para mejorar la calidad de tu sueño por la noche y evitar todos estos problemas te tenemos estos consejos.Cuida lo que comes y tomas antes de dormir: Hay que limitar las bebidas con cafeína como refrescos, cafés y tés. Tampoco consumas alcohol por las noches, ni comidas irritantes ni grasosas, ya que esto puede generarte indigestión e interrumpir tus horas de sueño. Crea hábitos saludables: Acuéstate en un horario regular todas las noches para crear una rutina y acostumbrar a tu cuerpo a las horas de descanso. También trata de despertarte siempre a la misma hora. Realiza ejercicio habitualmente: Realizar alguna actividad física, además de ser bueno para tu salud, favorece el descanso durante la noche; sin embargo, procura hacerlo durante el día y no antes de dormir. Limita el uso de tu celular antes de dormir: La luz del celular y otros dispositivos, además de las emociones y pensamientos que provocan las redes sociales, correo electrónico y mensajería instantánea, hacen que sea difícil conciliar el sueño. Trata de meditar un poco: Prepara el cuerpo para descansar y realiza cosas relajantes antes de acostarse. Puedes hacer meditación, respiraciones profundas, estiramientos, leer un libro o tomar un baño de agua tibia como antesala para dormir. Limita las actividades en la cama: No es bueno que utilices la cama para realizar otras actividades además de dormir, te recomendamos no trabajar, ver la tele o comer en la cama. Mantén ordenado y limpio tu cuarto: Dicen que el caos llama al caos, y si tienes un desastre en tu cuarto, no podrás tener paz y descansar de manera adecuada. Tener orden y limpieza tranquilizará tu mente. No hagas siestas de más de 30 minutos: Si bien las siestas son muy benéficas para la salud, hacerlas por un tiempo prolongado puede ser contraproducente y “espantarte” el sueño por las noches. Intenta seguir estos consejos y verás como te despiertas fresco, descansado y feliz.
Todos estamos conscientes del problema de contaminación que vive nuestro planeta, por lo que reciclar en casa es el primer paso para comenzar con acciones concretas.Hay acciones que podemos hacer desde nuestra trinchera para ayudar al medio ambiente, y una de las acciones que más accesibles y que más podemos ayudar es reciclando. El reciclaje es un buen hábito que podemos hacer en casa y que no requiere de gran infraestructura, pero sí de mucha voluntad para hacerlo de manera práctica, responsable y adoptarlo a tu estilo de vida.Para empezar a reciclar en casa, aquí te dejamos estos 10 consejos:Comunícaselo a todos los miembros de la familia. Lo más importante es que todos los miembros de la familia estén en la misma sintonía para que sea más fácil adoptar este hábito. Entre todos será más fácil cumplir con este propósito y apoyarse entre sí.Busquen información y edúquense al respecto. Tener la información necesaria hará que el reciclaje sea más fácil, es necesario saber sobre los distintos materiales, el uso y el reuso que se le puede dar. Instala distintos botes de basura para diferentes tipos de materiales. La separación de residuos es muy importante. Hay que tener cestos diferentes para los distintos materiales y desechos: orgánicos, inorgánicos, cartón y papel, vidrio, pet, electrónicos, etc.Identifica un centro de reciclaje e infórmate cuál es la forma para llevar los distintos materiales. Ya existen distintos centros donde pueden reciclar tus desechos, sin embargo es necesario que lo lleves tal cuál se requiere, hay materiales que necesitan estar lavados y secos, otros que se pueden compactar, etc. Es necesario que sepas cómo se debe entregar todo.Reusa. Otra de las principales formas de reciclar es el reuso, piensa antes de tirar algo si le puedes dar una segunda oportunidad, por ejemplo tus botellas de vidrio pueden servir de floreros, los frascos de mayonesa te pueden servir como contenedores para poner productos a granel, etc.Invierte en productos zero waste. Actualmente hay en el mercado muchos productos que no generan residuos, ya sea que compres productos a granel, artículos sin envolturas etc.Realiza actividades para reciclar de forma original. Si tienes hijos pueden destinar actividades para buscarle un nuevo uso a tus residuos, por ejemplo pueden hacer cochecitos con los cartones del papel sanitario y así darle rienda a la creatividad. No deseches lo que ya no sirve y trata de repararlo. Estamos cada vez más acostumbrados a comprar cosas desechables o que caducan rápido, pasa con tu celular, computadoras portátiles etc. Antes de desecharlo, investiga si se puede reparar y además de ahorrar, reciclarás. Reduce tu consumo. Vivimos en una sociedad cada vez más consumista, realmente no necesitas comprar todo lo que crees. Antes de hacerlo, piensa si realmente lo necesitas. No desistas. El reciclaje es un hábito que requiere paciencia, constancia y disciplina, piensa que es algo que debes implementar en tu vida a largo plazo.
La rutina facial coreana se ha convertido en toda una tendencia de belleza. El objetivo de hacerla es conseguir una piel limpia e hidratada, como las perfectas pieles asiáticas. Si aún no conoces esta rutina, aquí te enseñamos los 10 pasos que debes tener en cuenta si quieres ponerla en práctica. Desmaquillante. Para poder empezar a preparar la piel es necesario que esté limpia. Hay varios desmaquillantes, hay algunas cremas o aceites, pero debes escoger el que mejor le vaya a tu tipo de piel. Limpiador. Luego de quitarte el maquillaje, es importante estar seguras que no quedan ningún rastro ni de maquillaje, ni de desmaquillante, ni de suciedad, por eso tenemos que limpiarnos con un producto espumoso. Exfoliante. Este paso es muy importante para tener una piel impecable pues el exfoliante nos permitirá remover las células muertas y a eliminar las impurezas que se incrustan en nuestra cara y que son las que ocasionan puntos negros. Tónico. El tónico empieza a preparar la piel para lo que viene, balancea el PH, además empiezas a hidratarte a nivel celular y ayuda a prevenir las imperfecciones. Esencia. Muchas personas dicen que este paso es el más importante para las asiáticas pues tiene muchas propiedades que otorgan elasticidad y firmeza al rostro. Serum. El suero es un concentrado de activos que ayudan con problemas específicos de la piel, arrugas, acné, resequedad, opacidad. Mascarilla. Las sheet masks son las reinas de la hidratación, por sus ingredientes y formatos, sus componentes hacen que la piel se hidrate profundamente. Contorno de ojos. La piel de los ojos es muy delicada, es por eso que necesita productos especiales. El contorno de ojos le otorgará hidratación y será preventivo ante el envejecimiento. Hidratante. La hidratación es vital para lucir una piel perfecta, este producto ayudará a sellar y mantener la humectación para reflejar salud y vitalidad.Protector Solar. No hay nada más potente para prevenir el envejecimiento que usar protector solar. Procura que sea de un factor de protección alto y recuerda estarlo retocando varias horas al día. Vitaminas para la piel en los alimentosLos alimentos ricos en vitamina C como los cítricos, guayabas o los kiwis, aportan colágeno que le dará a tu piel firmeza.Las zanahorias, que tienen vitamina A, contienen fotoprotectores los cuales además de darte un color increíble (junto a un buen protector solar), te ayudarán a mantener a raya el envejecimiento prematuro. El jitomate es rico en licopeno, por lo que te ayudará a proteger la piel contra los radicales libre y, al igual que los frutos rojos, que son ricos en antioxidantes y los frutos secos, como nueces y almendras, que están llenos de vitamina E, te brindarán los beneficios para tener una piel saludable.Además de la constancia y disciplina con esta rutina, procura llevar una alimentación balanceada. Recuerda que lo que comemos se refleja en nosotros. Por otra parte, la hidratación también es primordial, no sólo por fuera, sino también por dentro, así que debes tomar al menos dos litros de agua al día para reflejar salud y bienestar en tu semblante.
Llegó tu mejor amiga con mucho que platicar o tus hijos invitaron compañeritos porque tienen un trabajo de la escuela… No importa la ocasión, siempre hay buenas razones para tener galletas caseras recién hechas, pero no siempre hay tiempo para prepararlas.Por eso tu congelador puede ser un gran aliado para estar listo y llenar en unos minutos tu casa con un dulce aroma.Ya que no todas las masas de galleta se congelan de la misma manera, pues no siempre obtienes resultados ideales, aquí te damos unos tips para que la próxima vez que prepares galletas, hagas el doble de masa y la conserves para una de esas tardes especiales.Qué tipos de masa congelarLas mejores masas para congelar son las que tienen mucha mantequilla y no llevan tanto huevo batido, como madeleines, o mucho polvo para hornear. Tampoco es buena idea congelar galletas con base de merengue.Galletas de mantequillaSon las mejores para reservar en el congelador. Generalmente sus ingredientes son mantequilla, harina, azúcar, vainilla o chocolate en polvo, y a veces, huevo o yema. Para guardar esta masa, forma troncos y envuélvelos cuidadosamente, primero con plástico y después con aluminio. Deben quedar herméticos para que no absorban olores o se afecte su textura. Puedes cubrir los troncos con azúcar y canela. Para prepararlas, corta rebanadas de poco menos de un centímetro de grosor y se verán lindas una vez horneadas. Te recomendamos esta receta de PastisetasMasas para cortadoresSi te encanta usar todos esos cortadores de figuritas que has coleccionado, cuando esté lista la masa, forma un rectángulo de unos 4 cm de espesor y envuélvelo igualmente con plástico y aluminio. Cuando vayas a usar la masa, colócala en el refrigerador antes y cuando esté lista, la puedes extender y cortar. Esto es ideal para los muñequitos de jengibre navideños.BolitasLa mayoría de las recetas de galletas de chispas de chocolate requieren porcionar la masa en bolitas o con una cuchara para helado, al igual que los polvoroncitos de nuez, o las galletas de avena. Forma las galletas como acostumbras y congélalas en charolas una media hora o suficiente tiempo para que se sientan firmes. Esta misma técnica es muy útil para las galletas de duya.Una vez que estén listas, empácalas en bolsas, procurando sacar la mayor cantidad de aire posible. Así será más fácil usar sólo la cantidad justa.Te recomendamos estas Galletas Tipo BrownieLista para hornearColoca las bolitas o rebanadas de masa en una charola antiadherente cubierta con papel siliconado o engrasada y enharinada. El tiempo que toma tu horno en llegar a la temperatura adecuada generalmente es lo que necesitas para que estén listas para cocinarse.Calcula un par de minutos más al tiempo habitual ya que partas la masa parcialmente congelada o muy fría.Si prefieres, puedes congelar galletas horneadasDéjalas enfriar completamente y empácalas en un contenedor hermético con papel encerado entre capas. Esto también funciona muy bien para brownies o barritas de galleta cortadas en piezas individuales.En cualquiera de los casos, no es buena idea tener masa o galletas cocidas congeladas por más de tres a cuatro meses. Disfrútalas lo más pronto posible, siempre puedes preparar más.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD