10 tips para comer más sano

Por Kiwilimón - September 2014
Algo que he aprendido durante todas las veces que me he propuesto bajar de peso, es que es imposible lograrlo si no dejo a un lado la comida chatarra y empiezo a comer más sano. Además deja tú la parte estética, nuestro cuerpo es como una maquinita que necesita alimentarse con productos sanos, que le den energía para seguir funcionando día tras día y es por eso que en este tip te voy a dar unos trucos para que comas mejor: Toma menos café y más té: El té es una opción mucho más saludable, es estimulante, reduce el riesgo de caries, previene tumores, incrementa el gasto calórico y ayuda a la oxigenación…¿quieres más razones para tomar más té? Come zanahorias: Su alto contenido en fibra te sacia sin engordar y además es una gran fuente de betacarotenos  (QUE ES ESTO? EXPLICAR UN POCO)y es una antioxidante natural que cuidará de tu piel y tus articulaciones. Nunca te saltes el desayuno: Esto te lo he dicho en más de una nota, es importantísimo que siempre desayunes y más aún si es que eres una persona activa y deportista. Saltarte el desayuno sólo te hará comer más a lo largo del día. Reemplaza el azúcar por la canela: La canela te ayuda a acelerar el metabolismo y además te ayuda a que reduzcas las ansias por comer dulces. Si empiezas a echar canela en polvo en tus bebidas, como en el té, la leche, el yogur, etc…podrás llegar a perder un kilo al mes. Cuando tengas ansias, come fruta: La fruta suprime la hormona del apetito conocida como grelin. Entonces te hará sentir satisfecha y hará que evites comer por comer. Deja que pasen 3 horas entre cada comida: Ni más ni menos. 3 horas son el tiempo perfecto para que la tasa metabólica se mantenga constante y no haya fluctuaciones de glucosa en la sangre. Disminuye la sal: No vuelvas a poner un salero en la mesa. El exceso de sodio no le hace bien a tu salud ya que está relacionado con la aparición de problemas en la mayoría de los órganos y sistemas: corazón, riñones, hígado, huesos y articulaciones. Toma jugos naturales con su pulpa: Es una malísima costumbre el colar el jugo porque justamente en la pulpa es donde se encuentras las sustancias buenas para nuestra salud. Así que no lo vuelvas a hacer. Siéntate a la hora de comer: Aunque no lo creas, cuando comes parado o moviéndote de un lado a otro, consumes 3 veces más cantidad de alimentos. 3 manzanas al día: Come una manzana 15 minutos antes del desayuno, comida y cena, de esta manera reducirás tu apetito y consumirás hasta 180 calorías menos. Eso sí, te recomiendo que lo hagas una semana sí y la otra no para que no te aburras de esta fruta.

Ver artículo original

Artículo cortesía de Inicio

 
Receta de Ensalada de Mango, Jícama y Aguacate

Ensalada de Mango, Aguacate y Jícamca

Receta de Salmón Estilo Tandoori con Crema de Aguacate FAGE Total

Salmón con Salsa de Aguacate

Receta de Bruschetta de Aguacate Oriental

Bruschetta de Aguacate Oriental

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Los hot cakes son un desayuno delicioso, ya que su consistencia espojosita y dulce lo convierte en uno de los platillos favoritos para chicos y grandes. Es por eso que podemos convertirlos en un desayuno nutritivo que ponga a trabajar el metabolismo, regule el azúcar y te ayude a controlar los antojos dulces. ¡Descubre los mejores tips para preparar hot cakes saludables! Utiliza otro tipo de harinas Para preparar hot cakes saludables, puedes sustituir la clásica harina de trigo por harina de avena, harina de amaranto y hasta harina de almendra. Tú mismo puedes preparar las tuyas o comprarlas en el supermercado. Reemplaza la leche de origen animal Otro consejo para conseguir hot cakes más saludables es sustituir la leche de vaca por alguna alternativa vegetal como leche de almendra sin azúcar o leche de coco. Incluso el sabor de tus hot cakes se volverá más suave. Mezcla con frutas o verduras ¿Sabías que puedes mezclar la preparación de tus hot cakes con frutas y verduras molidas para darle mejor sabor y hasta color? Agregar estos ingredientes naturales a la mezcla podría añadirles más dulzor y más nutrientes, como en el caso del plátano, la zanahoria, el betabel y hasta los frutos rojos. Acompaña con ingredientes bajos en azúcar En lugar de acompañarlos con las clásicas mermeladas, cremas de avellana, miel artificial o jarabe de chocolate, puedes intentar agregar ingredientes bajos en azúcar como yoghurt griego sin azúcar, miel de agave, queso ricotta y mezclarlos con frutas para darle ese toque dulce como moras, frambuesas, peras y lo que más se te antoje. Si aún no estás seguro de cómo lograr esta meta, aquí te dejamos unas recetas fáciles de hot cakes saludables: Hot Cakes de Plátano con Avena Hot Cakes Japoneses sin LactosaHot Cakes Veganos de Plátano 
Los restaurantes son parte esencial de la economía en México, generan 5.6 millones de empleos directos e indirectos y trabajan de la mano con una extensa red de proveedores mexicanos, muchos de ellos provenientes del campo. Tan sólo en 2020, como consecuencia de la crisis sanitaria, en México se perdieron alrededor de medio millón de empleos; mientras que en la Zona Metropolitana del Valle de México se cerraron 13 mil 500 establecimientos de forma definitiva. De acuerdo con la Canirac (Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados), ocho de cada diez restaurantes podrían cerrar sus puertas como consecuencia de esta crisis pandémica. El efecto económico que ocasionó el cierre de restaurantes en abril del 2020 fue devastador para la industria. Resistieron el permanecer cerrados, sólo con servicio a domicilio, durante casi cuatro meses. Sus esfuerzos fueron titánicos para conservar sus plantillas laborales y solventar sus gastos operativos tales como rentas, contribuciones, impuestos y servicios, sin apoyos gubernamentales. La anhelada apertura y el retorno a la nueva normalidad exigió aforos controlados (de 30 o 40%) y gastos adicionales para cumplir con las medidas de seguridad y prevención dictaminadas por instituciones mundiales, tales como barreras físicas y artículos de protección para trabajadores, proveedores y clientes. Así, restaurantes de gran tradición en todo el país bajaron sus cortinas y dijeron adiós para siempre. En Ciudad de México, por citar sólo algunos ejemplos, cerraron: Lampuga Condesa que estaba por cumplir 15 años; la Trattoria Della Casa Nuova, tras hacer felices a comensales del sur de la ciudad por 40 años; Sir Winston Churchill's, con una trayectoria de casi 50 años o La Vaquita, cantina que durante 100 años tuvo sus puertas abiertas en el Centro Histórico. Restaurantes extintos y muchos más al borde de su extinción. Por este motivo, en la Ciudad de México y el Estado de México, un grupo de 516 restauranteros emitieron el 7 de enero de 2021 un desplegado con el grito de auxilio: ¡Abrir o morir! Tras el nuevo cierre que se instauró a partir del 18 de diciembre de 2020 a la fecha por el semáforo rojo de ambas entidades. “Tan sólo el anuncio del cierre de nuestros establecimientos por tres semanas provocó un incremento de 10% de empleos perdidos a los ya registrados”, declaran. Incapaces de mantenerse y sin ahorros, solicitaron la declaración de la industria restaurantera como actividad esencial, así como el apoyo a la economía formal y regulación de otras actividades. Señalaron que estudios internacionales han demostrado que los restaurantes, con las medidas de seguridad que tomaron, no son fuente de contagio. Su mensaje es claro: “¡Abrimos o morimos!”.El día de hoy (8 de enero), la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México anunció el mantenimiento del semáforo rojo con cierre de actividades no esenciales y la condonación del Impuesto Sobre Nóminas para restaurantes.La realidad es compleja para los restaurantes que han sobrevivido, también para los miles de trabajadores que integran sus equipos de trabajo y la cadena de valor que trabaja con éstos como son verdulerías, panaderías, tortillerías, carnicerías, pollerías, por mencionar algunos. Esperemos que 2021 no condene a la extinción esta industria mexicana.
Una campanada, una uva y un deseo es una tradición de fin de año que cada 31 de diciembre nos atraganta, pero que al mismo tiempo es uno de los rituales de año nuevo favoritos por todo lo que representa, e incluso mágico, porque lo hacemos en la mística medianoche y el número 12 se repite: 12 campanadas, 12 de la noche, 12 meses, 12 uvas, 12 deseos.Porque si sacar las maletas nos asegura un viaje en el año que inicia, las uvas garantizan comenzar el año con metas, anhelos positivos para una nueva temporada, además de un poco de adrenalina y mucha diversión, por ver quién si puede seguirle el paso a las uvas y las campanadas.Pero esta tradición ya bastante extendida en América Latina es en realidad originaria de España. Su historia, de acuerdo con el libro España, del periodista Jeff Koehler, tiene dos posibles teorías. Una situada en el siglo XIX y la segunda, a principios del siglo XX.La primera teoría tiene que ver con los burgueses españoles imitando a los burgueses franceses, cuya celebración de víspera de año nuevo era comer uvas y tomar vino espumoso. De ahí, la costumbre pasó a los madrileños, que iban a la Puerta del Sol a oír las campanadas de la medianoche y comer uvas, como la clase alta, pero con ironía y como burla.La otra se remonta al siglo XX, cuando los productores de Aledo, en Alicante, tuvieron un excedente en su cosecha de uvas blancas y decidieron venderlas a un bajo precio. Estas uvas son actualmente tan famosas, que se conocen como las uvas “de la buena suerte” e incluso se venden en Aledo paquetes de 12 en envases especiales para recibir el Año Nuevo.Empezar el año con buenos deseos siempre es una buena forma de inspirarte y decretar prosperidad para el nuevo ciclo que se inicia, así que si comes uvas o no, la fiesta de Año Nuevo siempre contagia su optimismo y nosotros también queremos compartirlo contigo con 12 consejos para recibir el nuevo año.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD