10 trucos para perder peso sin dieta
Dietas

10 trucos para perder peso sin dieta

Por Kiwilimón - March 2015
Para algunas personas la palabra dieta es sinónimo de esfuerzo, comer poco o sacrificio para conseguir el cuerpo deseado; sin embargo, esto está muy lejos de la realidad, porque a través de acciones diarias puedes bajar de peso sin que te des cuenta. De acuerdo con diversas investigaciones, al poner en practica algunos hábitos saludables no tendrás la necesidad de sufrir comiendo lo que no te gusta o quedándote con hambre, porque mantendrás un peso saludable y libre de grasa.

¡Tú puedes conseguirlo!

Para que seas parte de las personas que disfrutan de la vida sin riesgos o culpas, algunos especialistas te comparten los trucos para bajar de peso sin dieta, incluso, sin que te des cuenta. 1. Controla las bebidas de dieta. Una investigación realizada por la Universidad de Texas en Austin detalla que las personas que consumen este tipo de bebidas tienen cinturas más grandes que las que beben agua natural. Así que evita una ingesta excesiva de esta bebida aunque sea baja en calorías. 2. Más proteína en el desayuno. Si no tienes tiempo de hacer un desayuno en forma, ingiere yogur bajo en calorías o queso cottage. Estos alimentos te brindan el calcio y proteínas necesarias para iniciar el día, dice Tiffani Buchus, coautora de “¡No más excusas! 50 formas saludables para el desayuno. 3. Snack saludable. Si te da hambre a mediodía, consume una pieza de fruta mediana, como peras o manzanas, las cuales son ricas en fibra y te hidratan. 4. Adiós aderezos. Si consumes ensaladas, pero le agregas aderezos de crema, no estás ayudando en nada a tu cuerpo, ya que le agregan calorías. Elige aceite de oliva virgen o jugo de limón para acompañarlas. 5. Reduce los helados de yogur. Aunque te parezcan saludables, debes limitar su consumo, ya que al acompañarlo por “toppings” como son frutas, cereales o mermeladas se incrementa el número de calorías que consumes. 6. Postre o alcohol. Cuando vayas a una cena o salgas con alguien decide si das prioridad a una copa de vino o al postre. Si quieres perder peso, debes quemar las calorías que consumes, por lo que si ingieres estos dos alimentos, la cantidad superará a lo que puedes eliminar. 7. No comas en paquetes. Cuando compras comida que se encuentra en bolsas individuales, trata de vacía un poco producto en un plato o molde, ya que al hacerlo directamente de la bolsa, consumes el doble o triple de lo que normalmente harías. 8. Practica yoga. Un estudio publicado en la Revista de la Asociación Dietética Americana detalla que las personas que hacen yoga pesan menos que los demás, debido a que son más conscientes al comer. 9. Come en casa. Ingerir comida casera durante cinco días a la semana es más saludable, porque tú puedes elegir los ingredientes con los que cocinas, así como la cantidad. 10. Haz una pausa. Si eres de las personas que no paran de comer hasta no ver el plato vacío, es momento de que pares un momento. La gente que hace una pausa al comer da la oportunidad de que llegue la sensación de saciedad y evitan comer de más. Además, si comes en un restaurante, trata de dividir el plato principal con alguien más, pedir una entrada como comida, elegir una opción infantil y complementa con un plato pequeño de ensalada. Al seguir estos consejos, es fácil que poco a poco pierdas peso y logres un cuerpo esbelto sin complicaciones. Con el tiempo, el cuerpo se acostumbra y tú solo te sorprenderás de las cosas que puedes hacer en beneficio de tu salud sin que te des cuenta. Ver artículo original.

Notas recomendadas

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Todas las personas en algún momento hemos sufrido de la molesta inflamación en el vientre, la mayoría de las ocasiones es a causa de una mala alimentación y una dieta que no es adecuada, pero también existen otros factores. Es importante que acudas con un médico, ya que las causas pueden ser desde algo muy sencillo, como deglutir aire debido a un hábito nervioso, o intolerancia a los lácteos, hasta algo que requiera más atención, como miomas uterinos u ovarios poliquísticos.Uvas. Las uvas contienen resveratrol, el cual reduce la oxidación y eso ayuda a la desinflamación del vientre. Papaya. Contiene papaína, una enzima que en conjunto con el potasio y la vitamina A trabaja para darte un vientre sin inflamación. Guayaba. La guayaba es una fruta llena de nutrientes tanto en la piel como en la pulpa. Está llena de vitaminas, contiene flavonoides, carotenoides, triterpenoides y quercetina, que ayudan a desinflamar.Manzana. Rica fibra, zinc, hierro y vitamina B, antocianidinas, ácido clorogénico, quercetina y procianidinas, la manzana es la indicada para reparar el daño inflamatorio.Piña. La piña contiene una enzima digestiva llamada bromelina que ayuda con las proteínas en el estómago. Melón. El melón por su constitución mayormente de agua permite una desintoxicación más rápida de toxinas que puedan causar inflamación en el vientre.Ciruela. La ciruela contiene una gran cantidad de fibra que junto a sorbitol estimula el buen funcionamiento del colón, lo que favorece la evacuación y previene la inflamación. Higo. Sus cualidades satisfacen el hambre por lo que no se come de más y se evita la inflación.Aguacate. El aguacate contiene una enzima llamada lipasa que ayuda a descomponer las grasas y ayuda a tener un estómago desinflamada.Naranjas. Las naranjas como los otros cítricos están compuestas en su mayoría por agua, por lo que ayuda a una buena digestión.Además de estos alimentos, lo que te recomendamos es tener una dieta balanceada, tomar al menos dos litros de agua diaria y estar atenta a lo que consumes para revisar qué es lo que causa la inflamación y de esa forma evitarlo. Recuerda que cada cuerpo es diferente y debemos estar atentos a cómo reacciona a distintos alimentos.
Aunque el embarazo es una etapa muy especial para muchas mujeres, esto no significa que sea siempre sencilla. La montaña rusa hormonal por la que atraviesa el cuerpo de una mujer provoca malestares y todo tipo de síntomas que pueden complicar actividades tan cotidianas como comer. Precisamente, uno de los malestares más comunes es tener agruras en el embarazo. Si tú también sufres de dolor o ardor en el pecho después de comer, échale un ojo a estas recomendaciones. ¿Por qué son tan comunes las agruras en el embarazo? Las agruras en el embarazo se deben básicamente al efecto de la progesterona en el esfínter esofágico. Esta hormona hace que la válvula que separa el estómago del esófago se relaje, por lo que los ácidos estomacales pueden pasar hacia el esófago, provocando esa sensación de ardor y dolor. Otra de las razones por las cuales puedes sufrir de agruras durante el embarazo tiene que ver con el tamaño de tu bebé. Conforme el bebé se va desarrollando, el útero comienza a ocupar más espacio. Esto genera presión en el estómago, lo que hace que los ácidos estomacales suban por el esófago. ¿Qué es lo que debes evitar para tener agruras en el embarazo?Consumir alimentos irritantes o grasosos.Ingerir comidas demasiado abundantes o muy pesadas.Dejar que pase mucho tiempo entre una comida y otra.Comer justo antes de irte a dormir o cuando tomarás siesta.Beber café o refrescos.¿Qué alimentos pueden ayudarte a prevenir las agruras durante el embarazo?Almendras: estos frutos secos contienen nutrientes que ayudan a fortalecer la válvula que separa el estómago del esófago. Procura incluir un puñado de almendras en cada comida para evitar la aparición de agruras.Plátanos: los alimentos que contienen altos niveles de potasio, como los plátanos, ayudan a reducir la acidez. De igual manera, los plátanos tienen un nutriente que fortalece el revestimiento del estómago, lo que lo protege contra los efectos del ácido gastrointestinal.Jengibre: a diferencia de lo que se pensaría porque tiene un sabor fuerte, el jengibre no solo te ayuda a calmar las náuseas durante el embarazo, también puede usarse para tratar las agruras. Prepara un té con esta raíz y bébelo cada vez que sientas malestar estomacal.Aguacate: el aguacate tiene propiedades analgésicas y desinflamantes. Además, se ha visto que el consumir frecuentemente esta deliciosa fruta puede ayudar a reparar los daños en las paredes estomacales provocados por la acidez.Avena: este cereal es un gran alimento durante el embarazo. Además de que la avena no provoca reflujo, aporta mucha fibra. Esto hace que te mantengas satisfecha por más tiempo y te ayuda a prevenir el estreñimiento.¿Cuáles han sido tus mejores opciones para cuando tienes agruras en el embarazo? Cuéntanos tu experiencia.
Los aguacates son una de las frutas más nutritivas y deliciosas. Su pulpa suave y cremosa tiene ácido fólico, hierro, magnesio, vitamina B, fibra, entre muchos otros nutrientes. También son una fruta saludable para el corazón ya que contienen grasas buenas, son bajas en grasas saturadas y no contienen colesterol ni sodio.  Los aguacates frescos pueden ser parte de una dieta y un estilo de vida saludables para el corazón y puedes aprovechar el hueso del aguacate para crecer una linda planta en tu hogar.   Descubre aquí como puedes crecer una planta de aguacates a partir de su hueso. ¿Qué necesitas? Un hueso de aguacate limpio y seco Un tarro con agua Palillos de dientes  ¿Qué tienes que hacer? Lava bien el hueso de aguacate. Coloca tres palillos de dientes en cada costado del hueso y uno en la parte superior. Esto evitará que el hueso se hunda. Coloca el hueso en un vaso o frasco con agua, puedes usar uno de boquilla ancha. Sólo deberás colocar en agua la parte más ancha del hueso. Lo mejor es que uses un frasco o vaso de vidrio para que puedas revisar cuando las raíces comiencen a brotar.  Pon el vaso o frasco en un lugar cálido y luminoso. Recuerda que no debe estar expuesto directamente a la luz del sol. Cambia el agua cada cinco días para evitar que crezcan moho y hongos. Las raíces deberán brotar del hueso en un lapso de dos a seis semanas, después de haberlo puesto en el agua. (Si después de ocho semanas aún no ves avances, verifica tu proceso y comienza con otro hueso). Revisa el nivel del agua constantemente, así podrás asegurarte que el hueso siempre estará sumergido unos 2 cm o un poco más de ¾ de pulgada.  Cuando los tallos que brotan del hueso de aguacate alcancen 15 cm, deberás cortarlos.  Una vez que las raíces estén más fuertes, el retoño haya crecido y tenga hojas, pasa la plantita a una maceta. La mitad del hueso debe quedar fuera de la tierra.  ¿Cómo debes cuidar tu planta?  La planta debe estar en un lugar cálido y soleado. Riega la planta entre dos y tres veces a la semana.  Lo mejor será que traspases la planta a una maceta más grande, entre marzo y junio. Cuando plantas un aguacate a partir de un hueso, toma más tiempo que el árbol dé frutos. Se calcula que una planta de aguacate que nació de un hueso puede dar frutos entre cinco y 13 años después de haber sido plantada. Así que sé paciente, disfruta de tu linda planta y continúa disfrutando de los Aguacates de México, llenos de vitaminas, minerales, nutrientes y sabor.  
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD