10 trucos sin dieta para bajar de peso que te pondrán de buenas

Por Kiwilimón - Diciembre 2016
No todo en la vida son dietas y regímenes imposibles. SI estás buscando bajar de peso no tienes por qué sufrir, hay maneras ricas y naturales de reducir tallas sin tener que recurrir a las tormentosas dietas. Hoy te dejamos 10 trucos que tal vez no conocías para que puedas mantenerte en línea sin dieta.

Nueces

Según la Escuela de Salud Pública de Harvard, comer frutos secos de cáscara dura como las nueces y almendras es más beneficiosos para bajar de peso que comer fruta. Esto da resultados a largo plazo, pero es algo bueno pues tu cuerpo se va adaptando y no hay rebote. Duerme más Según investigaciones de la Universidad de Chicago dormir más mientras se está a dieta ayuda a quemar más grasa, es decir que si te encuentras comiendo bien y bajando de peso te conviene dormir un mínimo de ocho horas para que tu descanso también contribuya.

Usa tu imaginación

Algunos científicos de Carnegie Mellon, una universidad de Pittsburg, han demostrado que cuando se te antoje chocolate, dulce o algún otro pecado, debes pensar en comerlo en cantidades masivas. Esto disminuirá tu apetito.

Hidrátate

Dicen investigaciones de la Sociedad Americana de Química que tomar dos tazas de agua antes de comer ayuda a adelgazar y también combatir la obesidad.

No hay que comer frente a la pantalla

El American Journal of Nutrition comprobó que comer cuando se está trabajando frente a la computadora resulta en comer más o compulsivamente. Es mejore evitarlo.

No sólo proteína

La Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas asegura que la dieta de la proteína es dañina, no lleva a un adelgazamiento duradero y de hecho se le relaciona con una taza de mortalidad más alta que la normal.

Pimienta roja

Está comprobado que la pimienta roja de Cayenne ayuda no sólo a limitar el apetito, sino también a quemar más calorías durante la digestión. La Universidad de Purdue recomienda usarla en tus recetas.

Atención a las etiquetas

Según investigaciones de la Universidad Estatal de Washington las mujeres que miran las etiquetas de los productos que compran en el supermercado son mucho más propensas a bajar de peso que quienes no lo hacen.

El frío es bueno

Pasar frío nos obliga a usar más calorías de nuestro cuerpo para mantenernos calientes, y es por eso que la revista Obesity Reviews recomienda no usar calefacción y disfrutar de los beneficios que trae el invierno.

Sin acelerador

Estudios recientes declaran que comer rápido disminuye la segregación de la sustancia que nos hace sentir satisfechos. Por lo mismo, es mejor comer lento para enterarnos a tiempo cuando estemos llenos.  

Para ayudarte a perder peso sin sufrir te dejamos las siguientes recetas:

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Además de ser una bebida rica, el té aporta muchas propiedades positivas para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Por ejemplo, el té rojo cuenta con beneficios que pueden ayudarte a prevenir enfermedades.Tomar té aporta una gran cantidad de nutrientes y antioxidantes, vitaminas, minerales que nos ayudan a fortalecer las defensas del cuerpo y a evitar el daño celular. También ayuda a algunas personas que tienen un déficit de hierro, contribuye a una correcta hidratación y por sus propiedades diuréticas, ayuda a eliminar toxinas del cuerpo.Estas son propiedades que todos los tés tienen, sin embargo, un té que ha cobrado popularidad de un tiempo a la fecha por ser auxiliar en la pérdida de peso es el té rojo. El té rojo, también conocido como Pu Erh, es originario de China y en la antigüedad era utilizado como medicina, pues ayudaba a prevenir enfermedades y puede ser un gran aliado para controlar el peso. Gracias a sus propiedades diuréticas y digestivas, el té rojo se convierte en un buen amigo para conseguir adelgazar, acelerar el metabolismo y su acción diurética impide la retención de líquidos. De hecho, se ha demostrado que el té rojo mejora los niveles celulares de la lipasa, cuya función es bloquear la acumulación de grasa en las vísceras.En cuanto a la digestión, tomar una taza de té rojo tras una comida pesada te ayudará a que los ácidos gástricos se muevan mejor, por lo que mejorará la metabolización de los alimentos. Si decides tomar una taza de té rojo media hora después de comer, comenzarás a notar rápidamente sus beneficios. Con ello, tu cuerpo absorberá mucho mejor los nutrientes y eliminará con mayor facilidad las toxinas.Además de ser buenísimo para el aparato digestivo y los riñones, el té rojo también cuida de tu hígado y ayuda a prevenir la gota, lucha contra los altos niveles de ácido úrico, elimina toxinas y es un buen remedio contra las “crudas”.Conocer todos los beneficios de este té tradicional implica también tomar en cuenta que al igual que otros tés, contiene cafeína, teína y teobromuna, que son sustancias estimulantes, por lo que no debes exceder las 5 tazas de esta maravillosa bebida.
¿Sabes cómo hacer que una milanesa empanizada sea espectacular? Se trata de algo muy sencillo, porque con los nuevos empanizadores sazonados puedes hacer de una pechuga de pollo una milanesa con mucho más sabor.Además, el pan molido no sólo le añade muchísimo sabor a las comidas, ya que es un buen complemento para carne, pollo, pescado, verduras, sino que incluso sirve para darle más sabor a salsas y botanas como queso o salchichas.Es muy fácil de utilizar y lo puedes hacer en cualquier momento que quieras salir de lo común con los alimentos, porque ahora hay nuevas variedades sazonadas con las que puedes lograrlo, con los empanizadores estilo inglés, italiano y mexicano.Así que explora nuevas formas de cocinar, toma tu receta favorita y dale a tus platillos otra forma de prepararlos y lucirte con tu familia o amigos.¿Imagínate cómo sabría un pescado empanizado con un poco de limón y pimienta al estilo inglés, o qué tal una milanesa empanizada a las finas hierbas estilo italiano, o unos camarones con un toque picosito al chipotle? No es necesario tener una reunión especial ya que cada comida la puedes hacer increíble para tus seres queridos. Lo mejor de esto es que no tienes que pasar largas horas cocinando y combinando ingredientes, ya que los nuevos empanizadores sazonados son tus cómplices para quedar bien, además de estar en su práctico bote y tener la combinación de ingredientes para darle ese toque especial a tus platillos.Lúcete a cada momento que los utilices, no pierdas más tiempo y consigue las tres variedades para que siempre estés preparada para consentir a tu familia.
Entre las causas de un descontrol en los triglicéridos se encuentra una dieta llena de calorías, tener sobrepeso y obesidad, malos hábitos como fumar y beber, además de la genética y hasta trastornos en la tiroides, enfermedades del hígado y renales. Con frecuencia escuchamos el término “triglicéridos altos” y sabemos que no es algo positivo, pero no tenemos mucha idea de lo que esto significa.¿Qué son los triglicéridos y qué consecuencias tiene el tenerlos altos?Los triglicéridos son un tipo de grasa que se encuentra en la sangre. Cuando se lleva una vida sedentaria y se excede el consumo de grasas y carbohidratos, el exceso de calorías es almacenado en forma de triglicéridos.Cuando los triglicéridos están altos, es decir, por encima de 150 ml/dL en ayunas, aunado a otros factores, aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, además de la acumulación de grasa en el hígado. ¿Qué hacer para bajar los triglicéridos?Si ya tienes altos los triglicéridos, para nivelarlos puedes evitar el azúcar y los alimentos refinados, limitar tu ingesta de alcohol, y comer alimentos que ayuden con este propósito.¿Qué alimentos son los que ayudan a bajar los triglicéridos?Frutas y verduras. Hay que consumir varias veces al día, preferentemente en todas las comidas, verduras como calabaza, zanahoria, chayote o nopales. En el caso de las frutas, hay que tener cuidado porque son ricas en azúcares, que el organismo también puede transformar en triglicéridos.Legumbres. Incluye en tu dieta legumbres como frijoles, lentejas, habas, al menos tres veces por semana.Carnes magras, como pollo, pavo, pescado, pues no contienen azúcares, pero sí proteínas, minerales y vitaminas.Frutos secos. Un puñadito diario, sobre todo nueces o pistachos.Cereales integrales, que son ricos en vitaminas del grupo B, vitamina E y fibra dietética.Por otro lado, limita o evita el consumo de pan y postres, carnes frías muy saladas, refrescos, alcohol, grasas, azúcares, comida rápida y comida chatarra para no tener altos los triglicéridos.Recuerda que la alimentación es de vital importancia en nuestro organismo, por eso debemos pensar qué le damos a nuestro cuerpo y qué consecuencias buenas y malas va a tener.También es muy importante que consultes a tu médico para ajustar nuestras recomendaciones a tu caso en específico.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD