12 alimentos para estar en forma

Por Kiwilimón - Julio 2014
La comida que consumes no sólo te da energía, sino alimenta tus músculos y ayuda a quemar grasa, e incluso mejora la salud cardiovascular. Algunos investigadores han descubierto que tanto la espinaca como otros alimentos ayudan a la generación de músculo y mejorar la salud de quienes hacen ejercicio. Aquí te dejamos una lista de los alimentos que te ayudarán a lograr estar en forma, siempre y cuando también lleves un ritmo de ejercicio constante.
  • Piña y Papaya. Ambas frutas tropicales contienen bromelina y papaína, enzimas que no sólo ayudan a descomponer las proteínas para la digestión, sino que tienen propiedades anti-inflamatorias para acelerar su recuperación después del ejercicio.
Recomendamos: Recetas con Piña Recomendamos: Recetas con Papaya
  • Salmón. Investigadores australianos descubrieron que los ciclistas que tomaron aceite de pescado durante 8 semanas tenían menor frecuencia cardiaca y el oxígeno consumido fue menos durante el ciclismo intenso que un grupo de control. Para obtener estos resultados se debe consumir cápsulas de aceite de pescado diariamente o incorporar en su dieta pescados ricos en Omega 3 varias veces por semana.
Recomendamos: Recetas con Salmón
  • Mantequilla de maní con jalea o Pasta con carne. La comida perfecta post-entrenamiento tiene alrededor de 400 calorías, con 20 a 30 gramos de proteína para construir músculo (nuevo) y entre 50 y 65 gramos de hidratos de carbono (para reparar el músculo de edad). La mantequilla de maní y mermelada, o una taza de pasta con salsa de carne se ajusta a esa fórmula.
Recomendamos: Recetas con Mantequilla de Maní Recomendamos: Recetas de Pasta con Carne
  • Solomillo de Cerdo. Las carnes magras son una excelente fuente de proteínas bajas en calorías. Los científicos de la Universidad McMaster en Hamilton, Ontario, encontraron que comer más proteínas puede reducir la grasa alrededor del abdomen. Las personas que comían 20 gramos o más de proteína todos los días tenían 6% menos grasa en la cadera.
Recomendamos: Recetas de Solomillo de Cerdo
  • 8 onzas de leche con chocolate. Investigadores británicos descubrieron que la leche hace un mejor trabajo que el agua o las bebidas deportivas para rehidratar el cuerpo después del ejercicio. ¿Por qué? Para empezar, la leche tiene más electrolitos y potasio. La adición de chocolate da a la leche un perfecto equilibrio de carbohidratos, proteínas y grasas para la recuperación muscular rápida.
Recomendamos: Recetas de Leche con Chocolate
  • Café. Los científicos de la Universidad de Georgia revelaron que tomar un suplemento de cafeína (equivalente a dos tazas de café) después del ejercicio reduce el dolor muscular más que los analgésicos. La cafeína bloquea una sustancia química que activa los receptores del dolor.
Recomendamos: Recetas con Café
  • Té verde. Los científicos brasileños encontraron que los participantes que consumieron tres tazas de té verde todos los días durante una semana tenían menos marcadores del daño celular causados por la resistencia al ejercicio. Así que beber varias tazas al día puede ayudar a tus músculos a recuperarse más rápido después de un entrenamiento intenso.
Recomendamos: Recetas con Té Verde
  • Agua Fría. Beber agua fría antes y durante el ejercicio puede ayudar a mejorar su resistencia. En un estudio británico, los ciclistas que bebieron cerca de 30 onzas de una bebida fría media hora antes de salir en un entorno caliente y húmedo, y bebieron cantidades más pequeñas durante, fueron capaces de llegar 23% más lejos que el grupo control. Beber agua fría ayuda a reducir la temperatura corporal y mejorar el endurance.
 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Sabemos que la situación del medio ambiente es crítica, sin embargo, cada vez son más las personas que quieren tomar acciones responsables y hábitos más respetuosos que si bien están redefiniendo nuestra manera de vivir, también están contribuyendo con el mundo. Una de las tendencias más fuertes de este año, de acuerdo con Pinterest, es la del consumo responsable, pero para poder aplicarla y hacer un consumo mucho más consciente, te vamos a explicar de qué se trata. Consumo sustentable se refiere a usar cosas materiales y servicios de manera responsable para optimizar los recursos naturales, reducir las emisiones de contaminación. Es decir que compremos y usemos solo lo que verdaderamente necesitamos para evitar los desechos y el uso de materias y así frenar el deterioro del planeta. Desde hace varios años el término de consumo sustentable ha tomado mayor importancia, tanto así que forma parte de las políticas públicas hacer énfasis en la necesidad de controlar la producción y consumo para evitar en lo posible el deterioro del planeta Tierra y la vida de los seres vivos.Desde hace un tiempo se ha ido cambiando hacia un consumo más consciente. Para muchas personas, eso significa utilizar menos cosas, ser más sustentables y ser responsable con los residuos. Y pese a que se espera que tanto las grandes empresas y corporaciones y los gobiernos hagan políticas basadas en el consumo responsable, es preciso saber que podemos empezar desde nuestro hogar y enseñarle a los miembros más pequeños de la familia, pues las acciones individuales pueden impactar de gran manera y ayudar a dirigir el mundo hacia un futuro más sustentable.De manera habitual, adquirimos más cosas de las que en realidad necesitamos. El consumo responsable incide en la necesidad de adecuar nuestras compras a los recursos existentes en el planeta de manera que favorezcan tanto su disponibilidad como la igualdad social.Estos son consejos para aplicar el consumo responsable en nuestras casas:1.- Planifica tus comprasAntes de ir al súper o al mercado, haz una lista de lo que vas a necesitar. Con una lista no solo ahorrarás dinero, además evitarás comprar productos de más o que no vas a utilizar.2.- Aprende a leer etiquetasNo todos los productos contaminan lo mismo, ni en su producción ni en su uso. Fíjate en la etiqueta para que aprendas a identificar qué productos son los que causan un menor daño ambiental. 3.- Apoya el comercio justoProcura realizar tus compras en empresas que tengan una política de cuidado al medio ambiente y a un trato humano. 4.- Compra productos localesEs muy importante que tomes en cuenta que todo producto, sea comida o cualquier otro tipo de objeto, tiene una huella ecológica calculable según parámetros como su proceso de producción, su transporte y distribución, o los residuos que genera tras su uso. Por eso es importante que le des prioridad a los productos locales y a comprar en mercados tradicionales.5.- Organízate con tu comunidadHoy en día es muy fácil encontrar grupos por medio de redes sociales para apoyarse en temas de consumo responsable. También te puedes organizar con tu familia, amigos y vecinos para comprar directamente a productores que tienen mejores precios y materias primas más naturales. 6.- Reutiliza y reciclaEs mejor que compres productos que no estén empaquetados para no generar residuos pero si no es posible trata de que sean envases que puedas volver a usar, como frascos de vidrio u otros recipientes que puedas volver a usar. De ser posible compra productos a granel y lleva tus propios envases para que no generes basura.7.- Rechaza las bolsas de plásticoDe acuerdo con Greenpeace, ocho millones de toneladas de plásticos acaban en los mares y océanos anualmente, además tardan más de 50 años en descomponerse. Procura pensar en ello antes de aceptar una bolsa de plástico o productos que vengan en este material, y mejor siempre lleva contigo las tuyas reutilizables desde casa.8.-Limita el uso del automóvilEn la medida de lo posible, usa otras alternativas como caminar, usar la bicicleta o el transporte público y colectivo. Recuerda que cuidar al planeta es tarea de todos, y que con estas pequeñas acciones estaremos haciendo grandes cambios, para el medio ambiente, pero también para nuestro bolsillo.
Cuando buscas darle un cambio a tu dieta, porque llegaste a una edad en la que muchos alimentos simplemente ya no te caen o porque quieres ser más sano, tener alternativas que sean de origen vegetal, bajas en carbohidratos, ligeras, con gran sabor pero que además sean versátiles al momento de usarlas en la cocina no es tan fácil de encontrar. Sin embargo, las hay y tienen usos que quizá nunca te hubieras imaginado, por ejemplo, una bebida de almendras. Sí, existen productos de origen vegetal tan versátiles que puedes incluirlos en tu alimentación diaria para cualquier hora del día. ¿Cómo?: en sopas, cremas, salsas para pastas, purés y muchas recetas más. Se trata de un gran beneficio de Almond Breeze, hecho con almendras de California, una bebida que gracias a su alta calidad, puede servir hasta como espesante. ¿La razón?, contiene lecitina de girasol, que se utiliza como emulsionante en y que logrará que tus cremas de verduras queden espesas y cremosas. Si viene a tu mente que no es bueno utilizar ciertos productos en platillos fuertes, en lo que debes prestar atención es que, cuando leas las etiquetas, te asegures de que sean libres de conservadores o azúcares refinadas, como Almond Breeze original, hecho con almendras de California, que está endulzado con azúcar de caña, que es sacarosa cristalizada de la primera presión de caña de azúcar. Además, no está blanqueada y se fabrica con un mínimo de proceso. Ahora, si tú lo único que buscas es intentar evitar que tu ajetreado ritmo de vida te obligue a elegir ingredientes con velocidad y poca cautela, que además no tienen el aporte nutrimental que requieres, esta bebida de almendras puede convertirse en tu aliada verdadera para llevar una buena alimentación. Para empezar, cuando alguien decide cambiar sus hábitos alimenticios o reordenar los horarios de cada comida, necesitará ayudarse de productos con los nutrientes necesarios para ingerir las calorías, nutrientes y energía necesaria. Así, en tus licuados para desayunar puedes comenzar a usar Almond Breeze, hecho con almendras de California, la bebida de almendras sin gluten, sin lactosa y con bajo contenido calórico que tiene la textura ideal para sustituir cualquier tipo de leche. Y es que preparar algún platillo para comenzar el día es todo un reto, porque no se trata de hacer un mix en la licuadora, sino de reunir los mejores ingredientes para un alto rendimiento en el día a día. Porque, como bien decían las abuelas, el desayuno es uno de los ejes centrales de la vida diaria y como prueba de ello, en recientes estudios, Christy C. Tangney, PhD, dietista clínica del Centro Médico de la Universidad de Rush, explicaba que “cuando desayunas le estás diciendo a tu cuerpo que hay muchas calorías para el día. Cuando te saltas el desayuno, el mensaje que recibe el cuerpo es que necesita conservar, en lugar de quemar, las calorías entrantes”. Así que, si eres de las personas que vive a mil por hora, que nunca tiene tiempo para preparar un desayuno rico y nutritivo, puedes arrancar las mañanas de trabajo con una bebida calientita, cremosa e incluso con una textura diferente, pero al mismo tiempo nutritiva, ¿cómo lo logras? Con un ingrediente fácil de conseguir: Almond Breeze sabor Vainilla, hecho con almendras de California, que si bien complementa perfecto un café, también puede ofrecerte un sabor excepcional para preparar un clásico Chai como el de tu cafetería favorita. Y aunque parezca que una bebida tan sencilla no tiene gran aporte, ésta sí lo logra por ser un producto de origen vegetal y porque es una alternativa a la leche, ya que es libre de soya, lactosa, y además está adicionado con calcio y vitaminas A, D y E, que brindan grandes beneficios a tu cuerpo.
Lo que comenzó como un nuevo tipo de coronavirus en la ciudad de Wuhan, China, en diciembre del 2019, actualmente se ha convertido en una de las pandemias más peligrosas a nivel mundial. Hasta la tercera semana de marzo del 2020, el coronavirus COVID19 ha infectado a más de 340,000 personas en 178 países del mundo. Aunque en México apenas se han confirmado 475 casos y 6 decesos hasta el 26 de marzo, los contagios siguen a la alza, razón por la cual, los gobernantes de cada estado han dado indicaciones específicas para guardar cuarentena en casa y evitar salir a la calle en medida de lo posible. Incluso en la Ciudad de México ya se ha emitido un comunicado para mantener cerrados hasta el 20 de abril cines, gimnasios, museos, iglesias y otros lugares donde se aglomeraba la gente. Gracias a estas acciones, miles de personas se encuentran trabajando desde casa o cuidando a sus hijos, quienes también se encuentran en cuarentena debido a las indicaciones de la Secretaría de Educación Pública (SEP), la cual mandó suspender las actividades de todos los centros educativos en todos los niveles. Ahora estando todos en casa es importante no confiarse y mantener las medidas de prevención activas. Esto significa que la higiene debe de ser un eje primordial en todo el hogar, principalmente en la cocina, el espacio común que todos habitan y en el que cualquier virus podría transmitirse con facilidad a través de los utensilios o alimentos. Por ello, a continuación, te presentamos una serie de consejos para cuidar la higiene de tu cocina y alimentos y así proteger a toda tu familia. Medidas de higiene para la persona que cocina Lávate las manos antes de comenzar a cocinar.Evita toser o estornudar sobre los alimentos.Si saliste a la calle, cámbiate y utiliza una muda de ropa limpia antes de ingresar a la cocina.Si tienes heridas en las manos o brazos, cúbrelas adecuadamente.Al terminar de cocinar, lava los trastes con guantes de goma que utilizarás únicamente para el área de cocina.Orden en las áreas de cocina Procura mantener tu despensa en un lugar fresco y ventilado, donde los alimentos se mantengan alejados de la luz y de las fuentes de calor, idealmente a 17ºC.Lava tu refrigerador con agua y con jabón antes de meter nuevos alimentos, preferentemente cada semana. Tira aquellos que ya se encuentren en mal estado y no olvides limpiar a profundidad cada fin de mes.Destina un área especial para la basura donde puedas guardar más de un bote que te permita separar los desechos, este lugar debe estar lejos de los alimentos y del refrigerador. Idealmente debes sacar la basura cada 3 días o menos, dependiendo del llenado de tus botes. No olvides lavar tus manos después de hacerlo.Limpia la estufa y fregadero cada que termines de cocinar. Independientemente si quedaron manchas o residuos de comida, es importante lavar dichas áreas para evitar la proliferación de microorganismos.Aseo en los utensilios Utiliza un trapo para cada uso, por ejemplo, uno para limpiar las superficies, otro para secar los trastes y uno más para secarse las manos. Recuerda que debes lavarlos con jabón, un poco de vinagre y bicarbonato de sodio y de preferencia secarlos al sol después de utilizarlos.La esponja con la que se tallan los trastes debe permanecer en un lugar seco después de haberla usado.Los utensilios como cuchillos, pala, ralladores o peladores deben ser de acero inoxidable o de otros materiales lisos e impermeables. Si son de otros materiales, remójalos en agua 10 minutos antes de lavarlos con jabón.Es preferible que las tablas para cortar los alimentos crudos sean de poliuretano, ya que las de madera contienen poros que propician la acumulación de gérmenes. Lávalas con agua, jabón y un cepillo de cerdas gruesas.Limpieza de los alimentos Lava y desinfecta con jabón o microbicida hierbas, frutas y verduras antes de cocinarlas.Utiliza ingredientes frescos, especialmente si se trata de carne roja, mariscos y pescado.Cocina la carne cruda en seguida, de lo contrario, congélala para evitar que se eche a perder.Evita ingerir comida recalentada, puesto que además de arriesgarte a comerla en mal estado, también pierde sus nutrientes.¿Le sumarías alguna otra acción a esta lista?
En cuestión de belleza, existe una gran variedad de productos con distintos precios, marcas y estilos; sin embargo, muchas veces la naturaleza es nuestra gran aliada, ya que muchísimos elementos extraídos del entorno proveen propiedades que son buenísimas y muy útiles tanto para la salud, como para la cosmética.Las fresas, además de ser deliciosas son muy benéficas para el organismo, ya que tienen un bajo índice de calorías, alto valor energético, altos niveles de vitamina C, ayuda a nivelar el colesterol, aportan vitamina B y son antioxidantes y antiinflamatorias natural, fortalecen los huesos, mejoran la vista y favorecen la circulación sanguínea.Sin embargo, también son muy efectivas en tratamientos de belleza y aquí te vamos a enseñar cómo puedes usarlas para mejorar la apariencia de tu piel.Como lo mencionamos anteriormente, la fresa contiene un importante nivel de vitamina C y ácido elágico, que ayuda a combatir los daños de los radicales libres, como la resequedad, las líneas de expresión y la flacidez, por lo que, incluyéndolos en tu dieta diaria, podrás contribuir a retardar los efectos de la edad desde adentro. Además, las fresas también tienen un alto contenido de ácido salicílico que es gran aliado a la hora de combatir los brotes de acné y regular la producción de grasa del rostro.Estas son algunas de las mascarillas que puedes hacer y usar en casa, son fáciles de preparar y verás que te serán de mucha ayuda para la apariencia de tu piel:- Limpieza profundaUsa media taza de fresas maduras y limpias y mézclala con ¼ de taza de fécula de maíz hasta obtener una pasta espesa. Colócala sobre tu cara previamente lavada, déjala por veinte minutos y luego enjuega.- ExfolianteIncorpora un huevo, media taza de fresas, una cucharada de miel natural y una cucharada de jugo de limón hasta obtener una mezcla que deberás aplicar sobre tu rostro evitando los ojos y los labios. Después de 10 minutos, enjuaga con agua fría. - Anti acnéPara esta mascarilla debes de mezclar ¼ de taza de fresas limpias con una cucharada de crema agria y aplícala sobre la zona afectada de tu piel limpia y seca por 10 minutos y posteriormente enjuaga. Esta mascarilla la puedes usar dos veces por semana para mejores resultados.Como ves, estos frutos no sólo son deliciosos, nutritivos, sino también nos ayudan a lucir bellas. Todo un regalo de la naturaleza ¿No crees?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD