4 preguntas que hacerte antes de comer
Dietas

4 preguntas que hacerte antes de comer

Por Kiwilimón - Enero 2014
En nuestra ajetreada vida muchas veces nos olvidamos de comer en forma saludable e ingerimos rápidamente lo que tenemos más a mano. Otras veces, por flojera, tomamos cualquier golosina para acompañarnos mientras vemos la tele o estamos frente a la computadora. Es más que probable que no nos detengamos a analizar que tan bien nos estamos alimentando, ni hagamos un esfuerzo por revisar e incluso hacer un cambio radical a nuestra dieta. Nuestras amigas de ActitudFEM nos comparten estas preguntas que hacerte antes de comer.  

 

4 preguntas antes de comer cualquier cosa

Si tu idea es mantener la línea o bajar algunos kilos te invitamos a preguntarte estas 4 cosas antes de comer un bocadillo poco saludable.  

1. ¿Realmente tengo hambre?

Parece una pregunta tonta, porque por algo estás comiendo. Sin embargo, muchas veces recurrimos a la comida por aburrimiento, depresión, ansiedad, felicidad, placer o simplemente porque tuviste la oportunidad de probar algo. Asegúrate de tener apetito de verdad antes de ingerir calorías innecesarias.  

2. ¿Este alimento llena un espacio de mi dieta?

Nosotros comemos para vivir y eso significa que los alimentos son necesarios para que nuestros órganos obtengan las vitaminas y los nutrientes que requieren para su correcto funcionamiento. Además de ser saludable, la dieta diaria también debe ser equilibrada. Piensa en cada merienda como un pedazo de tu rompecabezas diario de alimentos y una oportunidad para tomar algo que a tu cuerpo realmente le está faltando.

3. ¿Es ésta la porción correcta?

Dependiendo de tu peso, y tus objetivos con respecto a éste, procura que los bocadillos o snacks que consumes no tengan más de 150 calorías, el desayuno contenga entre 300 y 500 calorías, el almuerzo entre 400 y 600 calorías, y la cena alrededor de 400 a 600.  

4. ¿Hay alguna alternativa sana de este alimento?

No siempre podemos elegir la alternativa más saludable y, otras veces, simplemente no queremos cuando se trata de alimentos que nos provocan placer. Lo cierto es que la mayoría de tus comidas y refrigerios pueden tener una opción más saludable. Busca la forma fácil de reducir el consumo de calorías, grasa, sodio, colesterol y azúcares. Por ejemplo en lugar de yogur común, prefiere el griego; o en vez de cereal azucarado, elige el de fibra.    

Ojo con el día en que queremos empezar una dieta

Si te has propuesto ponerte a dieta, debes elegir bien el día en que la comenzarás. Aunque no lo creas esto influye en el éxito o fracaso de tu objetivo. Así lo plantea un estudio realizado por la empresa británica de programas alimenticios, Tesco Diets, el cual demostró que aquellas personas que comienzan una dieta los martes son más proclives a dejarla antes de una semana y ganar kilos extras en lugar de perder peso. Todo lo contrario pasa con quienes deciden iniciar un régimen los lunes, pues -de acuerdo con este sondeo- estas personas suelen bajar hasta 4 kilos al cabo de 3 semanas. Otro buen día para comenzar una dieta es el domingo, ya que se demostró que quienes optan por este día son más constantes y en un 88% de los casos, los buenos hábitos alimenticios se mantienen en el tiempo. La explicación a esto, según Tesco Diets, es que “nos sentimos más motivados si empezamos la semana haciendo dieta”.   Ver artículo original.  

Menú para Dieta

 

  Sopa de Espinaca Light

 Merengues con Fresas

"Empieza a planificar tu dieta hoy con los mejores menús light."

   
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
No importa si eres un novato o un experto en la cocina, la acumulación de grasa y suciedad siempre será tu enemigo. Pero, no te preocupes. Eliminar el cochambre es más fácil de lo que crees. Descubre lo sencillo que es mantener toda tu cocina reluciente con estos sencillos pasos. ¿Qué es el cochambre?El cochambre es una capa de grasa y suciedad que se forma en la superficie de la estufa, los sartenes, las ollas y las puertas de los gabinetes. A veces tiene una textura un poco pegajosa, pero cuando ya lleva mucho tiempo puede ser más dura. ¿Cómo quitar el cochambre de la estufa? Para hacer la limpieza correcta de la cocina hay que recordar que la suciedad de este lugar está principalmente compuesta de grasa, por lo que se requiere de productos que ayuden a cortarla. En el caso del cochambre, que es grasa acumulada durante mucho tiempo, es necesario usar métodos un poco más fuertes. En un principio el mismo detergente lava trastes puede ayudar a quitar el cochambre, pero si ya ha pasado demasiado tiempo, tendrás que recurrir a otras técnicas.Remojo y jabón: Calienta un poco de agua y después agrega jabón (puede ser lava trastes). Con un estropajo reparte la mezcla por toda la estufa y deja actuar por algunos minutos. Si el cochambre aún no está muy pegado, te bastará con tallar con el mismo estropajo que usas habitualmente.Vinagre y bicarbonato de sodio: Una mezcla muy efectiva para cortar la grasa es la del vinagre con bicarbonato de sodio. Forma una pasta con estos dos ingredientes y con ayuda de un trapo espárcela sobre la superficie que quieras limpiar. Espera unos 15 minutos y después talla con un estropajo y agua caliente.Estropajo de metal: Te aconsejamos usar el estropajo de metal únicamente cuando el cochambre esté muy pegado en materiales que no puedan rayarse. Pon a remojar la superficie sucia con agua caliente y detergente o bicarbonato de sodio, y después talla enérgicamente con el estropajo. Ojo: no uses este remedio en acero inoxidable o en sartenes de porcelana o antiadherentes.Amoniaco: El amoniaco es un ácido muy potente que ayuda a cortar la grasa fácilmente, pero debes tener mucho cuidado al usarlo. Para empezar, solo debes agregar unas gotas diluidas en agua para limpiar la cocina, y tienes que enjuagar muy bien todo antes de usarlo nuevamente.¿Cómo evitar que se acumule cochambre en la cocina? La manera más sencilla de evitar que salga el cochambre en tu cocina es la limpieza inmediata. Así que te recomendamos que después de cocinar siempre limpies la estufa con un producto desengrasante. Igual, si sabes que vas a ensuciar (por ejemplo, cuando vayas a freír) pon servilletas o papel aluminio para evitar que se salpique la cocina con aceite. No te olvides de limpiar también las puertas y la parte de arriba de los muebles de la cocina. Ahí se acumula mucha grasa, aunque no sea tan evidente. Ahora qu tu cocina quedará más reluciente que nunca, prepara estas deliciosas recetas: Carnitas de BacalaoEmpanadas fáciles de CamarónBarbacoa en Salsa Verde en Olla de PresiónPastel de Tamal con Salsa de Frijol
Más que una tendencia, el veganismo es una forma de vida que busca respetar los derechos animales, mejorando la salud y el planeta. Este estilo de vida ha ganado fuerza en los últimos años y ahora personas que buscan ser más saludables, independientemente de sus convicciones por los animales, se han unido a la causa. Si tienes en mente cambiar de hábitos e inclinarte más hacia el veganismo, pero aún no estás del todo convencido de cambiar tu estilo de vida, aquí te mencionamos algunas razones para volverte vegano.Tu salud te lo agradecerá.Tu cuerpo te agradecerá el cambio. Se ha descubierto que los veganos tienden a ser más delgados y cuentan con un mejor índice de masa corporal que aquellos que no lo son. De igual manera, ser vegano tiene otras ventajas: mejora las funciones renales, reduce los dolores de artritis, mejora la función cardíaca y baja los niveles de azúcar de la sangre.Un estudio demostró que los veganos tienen hasta un 78% menos de posibilidades de desarrollar diabetes tipo 2, además de que el hecho de no comer carnes procesadas puede ayudar a evitar el cáncer.Hazlo por los animales y el planeta.Algunas personas deciden dejar de consumir alimentos de origen animal ya que buscan excluir todas las formas de explotación y crueldad de los animales con fines alimenticios o cualquier otro propósito. Sin embargo, el ser vegano no solo beneficia a los animales, también al planeta. Esto se debe a que la producción de alimentos de origen animal provoca emisiones de gases de efecto invernadero significativamente mayores que la producción de alimentos veganos. Esto significa que si todo el mundo fuera vegano, el cambio climático sería mucho más lento.¿Piensas convertirte al veganismo?Contrario a lo que muchos piensan, ser vegano no significa comer lechuga todos los días, ya que cada vez hay más productos y recetas, desde postres, y hasta platos fuertes, para que la alimentación de los veganos no se vuelva aburrida.Si estás pensando en volverte vegano, debes hacerlo con paciencia y además con guía de expertos en el tema, a veces no es suficiente con buscar alguna referencia en la web o escuchar la recomendación de un amigo cercano. Lo que sí podemos decirte es que se recomienda dejar de comer productos animales gradualmente, pero como cualquier cambio, debes hacerlo con la guía de un especialista, ya que tu cuerpo necesita tener las cantidades suficientes de ácidos grasos, vitamina B12, hierro, zinc, entre otros.¿Te parece muy complicado dejar de comer carne para siempre? No tienes que hacer un ajuste radical en tu alimentación para notar un cambio positivo en tu salud o para contribuir al cuidado del medio ambiente. Prepara estos platillos libres de productos de origen animal y disfruta de una comida saludable y amable con la naturaleza.Estas son algunas RECETAS VEGANAS que seguramente te gustarán:Ensalada caliente de lentejasHamburguesitas de quinoa y lentejas Tacos veganos de zanahoria Aguachile vegano
En la cocina existen muchas técnicas que pueden elevar el nivel de un platillo en solo unos pasos, y el empanizado es definitivamente una de las más importantes. Empanizar unos filetes, unas tortitas o unas piezas de verdura hace que hasta la receta más sencilla se transforme en un platillo con una variedad de sabores y texturas mucho más interesante. Dale un toque especial a tus recetas con estas formas para empanizar.HarinaEsta es la versión más conocida (y fácil) para empanizar. Básicamente lo que debes hacer es colocar la carne (o lo que sea que vayas a empanizar) dentro de un plato con harina y cubrirla bien para que se forme una capa ligera. Inmediatamente después hay que pasarla por huevo y otra vez por harina.Pan molidoAunque es una técnica muy similar a la anterior, con esta versión se obtiene una textura más crocante. Lo primero que hay que hacer es moler un poco de pan y colocarlo dentro de un plan extendido. Después, los pasos son los mismos: harina, huevo y al final el pan molido. Para que quede bien el empanizado el pan debe estar bien adherido a la superficie con el huevo.CerealesUna forma muy original y por supuesto muy saludable de empanizar es sustituir la harina o el pan con cereales. Pon dentro del procesador una taza de avena y tritúrala sin que quede completamente pulverizada. Para esta versión de empanizado solo necesitarás el huevo y el cereal que vayas a utilizar.Frutos secosOtraopción para un empanizado gourmet es usar frutos secos, como nueces, cacahuates o almendras. En este caso puedes usar una licuadora, mortero, procesador o simplemente un cuchillo para picar los frutos. A diferencia de los otros tipos de empanizado, en esta versión no se busca conseguir una capa uniforme, sino una textura más crocante, así que no debes preocuparte por moler perfectamente los frutos.  SemillasFinalmente, una opción diferente para empanizar son las semillas. Mientras que en las otras ersiones se necesita huevo para fijar el empanizado, en el caso de las semillas puedes usar algún líquido o salsa (miel, mostaza, salsa de soya) para adherirlas a la superficie del alimento.Recomendaciones generalesSin importar qué método elijas para empanizar, te sugerimos considerar estas recomendaciones para obtener un mejor resultado:Usa aceite bien caliente para que los alimentos no absorban demasiada grasa.Siempre deja que los alimentos empanizados escurran sobre una servilleta de papel para retirar el exceso de aceite.Bate las claras primero y después agrega las yemas para que el empanizado quede un poco más esponjoso.Prueba tu nueva técnica, con estas recetas fáciles: Croquetas de Papa Rellenas de Queso con TocinoAlitas Crujientes PicositasCroquetas de Camarón con Salsa de Habanero
Los nutriólogos sugieren llevar una dieta balanceada en la que se incluya el consumo diario de frutas y verduras. Siguiendo esta recomendación podemos tener una mejor salud, controlar el peso, prevenir ciertas enfermedades, entre otras cosas.Si bien los beneficios de comer frutas son muchísimos, la manera en que nuestro organismo aprovecha estos nutrientes depende mucho del momento del día en que las consumimos. Por esta razón te contaremos en esta entrada cuáles son los mejores horarios para comer fruta.A primera hora en la mañana.Cuando has pasado algunas horas sin comer, tu digestión es más eficiente. Las frutas por la mañana se digieren mejor, ya que las enzimas necesarias para este proceso no tienen que trabajar con otros alimentos. De esta manera, tu cuerpo puede aprovechar aún más los múltiples beneficios de las frutas, entre ellos los antioxidantes y las vitaminas.30 minutos antes o después de comer.Para evitar una mala digestión es recomendable dejar pasar media hora antes y después de tus comidas en caso de que quieras ingerir alguna fruta. Si decides acompañar tus alimentos con frutas corres el riesgo de padecer alguna molestia estomacal, como inflamación o indigestión.Antes de hacer ejercicio.Para poder realizar alguna actividad física debes contar con el combustible necesario. Las frutas pueden darte esa energía que tanto necesitas gracias a su aporte de azúcar y carbohidratos. Lo bueno de comer frutas antes de hacer ejercicio es que son un alimento ligero, por lo que no te dejarán una sensación de pesadez o incomodidad.Después de hacer ejercicio.Al terminar una rutina de ejercicios es muy importante que proporciones a tu cuerpo los alimentos ideales para reponer los electrolitos perdidos. Con esto te aseguras de que tu organismo recibirá la energía y los nutrientes que requiere para que los músculos se recuperen.Estas recomendaciones son generales. Debes recordar que los requerimientos de cada persona varían dependiendo de su edad, actividad física y condiciones de salud. A menos que tu doctor te lo indique, te sugerimos no consumir frutas justo antes de irte a dormir. Estos alimentos tienen suficiente azúcar como para reactivar tu cuerpo y evitar que tengas una buena noche de descanso.Recetas con frutas que puedes preparar:JicanieveCheesecake de Fresa Bajo en AzúcarJicaloca
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD