4 preguntas que hacerte antes de comer
Dietas

4 preguntas que hacerte antes de comer

Por Kiwilimón - Enero 2014
En nuestra ajetreada vida muchas veces nos olvidamos de comer en forma saludable e ingerimos rápidamente lo que tenemos más a mano. Otras veces, por flojera, tomamos cualquier golosina para acompañarnos mientras vemos la tele o estamos frente a la computadora. Es más que probable que no nos detengamos a analizar que tan bien nos estamos alimentando, ni hagamos un esfuerzo por revisar e incluso hacer un cambio radical a nuestra dieta. Nuestras amigas de ActitudFEM nos comparten estas preguntas que hacerte antes de comer.  

 

4 preguntas antes de comer cualquier cosa

Si tu idea es mantener la línea o bajar algunos kilos te invitamos a preguntarte estas 4 cosas antes de comer un bocadillo poco saludable.  

1. ¿Realmente tengo hambre?

Parece una pregunta tonta, porque por algo estás comiendo. Sin embargo, muchas veces recurrimos a la comida por aburrimiento, depresión, ansiedad, felicidad, placer o simplemente porque tuviste la oportunidad de probar algo. Asegúrate de tener apetito de verdad antes de ingerir calorías innecesarias.  

2. ¿Este alimento llena un espacio de mi dieta?

Nosotros comemos para vivir y eso significa que los alimentos son necesarios para que nuestros órganos obtengan las vitaminas y los nutrientes que requieren para su correcto funcionamiento. Además de ser saludable, la dieta diaria también debe ser equilibrada. Piensa en cada merienda como un pedazo de tu rompecabezas diario de alimentos y una oportunidad para tomar algo que a tu cuerpo realmente le está faltando.

3. ¿Es ésta la porción correcta?

Dependiendo de tu peso, y tus objetivos con respecto a éste, procura que los bocadillos o snacks que consumes no tengan más de 150 calorías, el desayuno contenga entre 300 y 500 calorías, el almuerzo entre 400 y 600 calorías, y la cena alrededor de 400 a 600.  

4. ¿Hay alguna alternativa sana de este alimento?

No siempre podemos elegir la alternativa más saludable y, otras veces, simplemente no queremos cuando se trata de alimentos que nos provocan placer. Lo cierto es que la mayoría de tus comidas y refrigerios pueden tener una opción más saludable. Busca la forma fácil de reducir el consumo de calorías, grasa, sodio, colesterol y azúcares. Por ejemplo en lugar de yogur común, prefiere el griego; o en vez de cereal azucarado, elige el de fibra.    

Ojo con el día en que queremos empezar una dieta

Si te has propuesto ponerte a dieta, debes elegir bien el día en que la comenzarás. Aunque no lo creas esto influye en el éxito o fracaso de tu objetivo. Así lo plantea un estudio realizado por la empresa británica de programas alimenticios, Tesco Diets, el cual demostró que aquellas personas que comienzan una dieta los martes son más proclives a dejarla antes de una semana y ganar kilos extras en lugar de perder peso. Todo lo contrario pasa con quienes deciden iniciar un régimen los lunes, pues -de acuerdo con este sondeo- estas personas suelen bajar hasta 4 kilos al cabo de 3 semanas. Otro buen día para comenzar una dieta es el domingo, ya que se demostró que quienes optan por este día son más constantes y en un 88% de los casos, los buenos hábitos alimenticios se mantienen en el tiempo. La explicación a esto, según Tesco Diets, es que “nos sentimos más motivados si empezamos la semana haciendo dieta”.   Ver artículo original.  

Menú para Dieta

 

  Sopa de Espinaca Light

 Merengues con Fresas

"Empieza a planificar tu dieta hoy con los mejores menús light."

   
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Los niños no desarrollan por arte de magia el gusto por todo tipo de alimentos, así como tampoco empiezan a adoptar costumbres saludables por sí mismos. Si quieres que tus hijos adquieran buenos hábitos alimenticios, tienes que guiarlo y acompañarlo. Sigue estos tips para que esta tarea sea más sencilla. Crea un ambiente agradable.Algo importante que debes tener en cuenta es que los niños relacionan todo. No puedes esperar que ellos vean la ingesta de alimentos como algo bueno si siempre les gritas o regañas a la hora de la comida. Trata de establecer un ambiente tranquilo para que tus hijos poco a poco relacionen su alimentación con un momento agradable.Pon el ejemplo.Como todo en la vida, una acción vale más que mil palabras. Enseña a tus hijos buenos hábitos alimenticios asumiéndolos tú también. Procura comer alimentos variados, sigue una rutina saludable y disfruta de todo lo que comes, de esta manera tus pequeños también querrán seguir tus pasos.Involucra a tus pequeños en la cocina.Conforme los niños van creciendo pueden ir asumiendo mayores responsabilidades en el hogar. Puedes aprovechar esto para pedirles que te ayuden en las labores de la cocina. Cuando permites que tu hijo elija sus alimentos o los prepare él mismo, estás desarrollando en él un mayor sentido de compromiso y responsabilidad hacia sus alimentos, sin necesidad de obligarlo o regañarlo.Toma en cuenta sus necesidades.Los niños son niños. Punto. No puedes pretender que tu pequeño coma las mismas cantidades ni los mismos alimentos que un adulto. Si bien es importante que lo ayudes a descubrir nuevos sabores, tampoco lo obligues a probar alimentos demasiado fuertes o muy condimentados. Recuerda que el paladar de tu pequeño es muy diferente al tuyo.Mantén una relación saludable con los alimentos. Esto incluye tanto tu alimentación como la de ellos. Si te la pasas quejándote de las calorías y siempre estás hablando de dietas, es muy probable que tus hijos crezcan creyendo que la comida es algo malo. Asimismo, el usar ciertos alimentos como castigo también hace que los niños desarrollen aversión hacia estos.¿Tienes algún otro tip para enseñar a los niños buenos hábitos alimenticios? Comparte tus ideas en los comentarios. Recetas ideales para niños:Gelatina de Yoghurt con FresaRollitos de crepas confetiMacarrones con carnePan francés fácil 
Gracias a sus múltiples propiedades, desde hace algunos años, el nopal ha ganado un puesto importante en las dietas saludables. Muchas personas han comenzado a incorporar el consumo de nopales en su alimentación, desde las maneras más tradicionales, con platillos típicos de la cocina mexicana, hasta en smoothies, batidos e incluso pastillas. Si tú eres de las pocas personas que aún no consume este alimento frecuentemente, estos beneficios de comer nopales te convencerán de hacerlo desde hoy. Ayuda a disminuir el colesterol y azúcar de la sangreEl contenido de fibra y pectina en el nopal ayuda a reducir los niveles de colesterol malo y a aumentar el colesterol bueno. También se ha asociado el consumo de nopal con una reducción en el riesgo de sufrir enfermedades del corazón. De igual manera, el nopal es considerado un gran alimento para tratar la diabetes tipo 2. Se ha demostrado que el consumo regular de nopal ayuda a reducir los niveles de azúcar e insulina.Excelente cura para la resacaLos típicos síntomas de la “cruda”, como pueden ser dolor de cabeza, náuseas y boca seca, pueden disminuirse considerablemente gracias al nopal. De acuerdo con algunas personas, el extracto de nopal funciona como un protector del hígado ante el consumo excesivo de alcohol. Así que, si tienes planeada una noche de copas, toma un licuado de nopal por lo menos cinco horas antes de que comiences a tomar.Podrían proteger contra ciertos tipos de cáncerEl nopal es rico no solo en fibra, sino que además contiene altos niveles de antioxidantes. Según algunas investigaciones, los componentes naturales del nopal atacan las células cancerígenas sin afectar las células sanas. Aunque el estudio no se realizó directamente con pacientes, este descubrimiento podría revelar el potencial del nopal como tratamiento contra el cáncer. Ayudan en la pérdida de pesoMuchas personas comen nopales cuando tratan de perder peso, y no están equivocadas. El alto contenido de fibra en los nopales ayuda a desacelerar la digestión de carbohidratos, impidiendo que estos se conviertan en azúcar. Asimismo, al tener tan solo 14 calorías por taza, el nopal es un alimento ideal para completar una dieta saludable. Te hará sentir satisfecho por más tiempo y te aportará algunos de los nutrientes que necesitas diariamente, como vitamina A y C. Podría mantener sano el cerebroMucho se ha hablado sobre la capacidad antiinflamatoria del nopal. Estas propiedades se han relacionado con la reducción del daño provocado por los radicales libres en las células del cerebro. La actividad antioxidativa de los flavonoides presentes en el nopal impide que la oxidación afecte el estado de las células, conservando así la salud del cerebro. ¿Estás buscando ideas para cocinar con nopal? Estas recetas te encantarán:Enchiladas de Nopales Bajas en CarbohidratosTostadas de Champiñones con NopalesChuletas de cerdo con Nopales
El colágeno es una proteína presente en articulaciones, piel, músculos, y tendones. Su consumo es importante ya que no solo ayuda a combatir la flacidez del rostro y a mejorar el estado del cabello y las uñas, sino que también mejora la masa muscular y fortalece las fibras alrededor de las articulaciones. Si quieres asegurarte de estar consumiendo la dosis diaria recomendada de colágeno (10 g), te recomendamos incluir estos alimentos en tu dieta.Caldo de hueso: Este es uno de los pocos alimentos que contiene colágeno listo para que tu cuerpo pueda usarlo. La mayoría de los ingredientes ayudan a sintetizar el colágeno, mientras que el caldo de hueso en sí mismo ya es rico en colágeno. Salmón :El zinc presente en el salmón ayuda a activar las proteínas que se necesitan para sintetizar el colágeno. Solo recuerda que es mejor consumir salmón salvaje y no el que es criado en piscifactorías.  Alga espirulina: Esta alga es una fuente rica en amino ácidos, como la glicina. Se ha descubierto que la glicina es un componente esencial para la producción de colágeno, así que consumir alga espirulina regularmente puede aumentar el nivel de esta proteína.Cítricos: Como todos sabemos, las naranjas, limones, toronjas y mandarinas son alimentos ricos en vitamina C. Este componente es esencial en la producción de colágeno, ya que ayuda a que los amino ácidos se unan para formar la proteína. Huevos: Los altos niveles de amino ácidos presentes en los huevos, principalmente en las claras, hacen que este alimento sea uno de los más importantes en la producción de colágeno. Semillas de calabaza: Esta es una de las fuentes más ricas en zinc. Su consumo es muy importante debido a que favorece la producción de colágeno sin la necesidad de ingerir alimentos de origen animal.Gelatina: La mayor concentración de colágeno se encuentra en los tendones, ligamentos, cartílago, piel y huesos de un animal. Considerando que la gelatina está hecha a base de estas partes, su consumo asegura una buena dosis de colágeno.Vegetales de hoja verde: Estos alimentos tienen mucha vitamina C, la cual es necesaria para producir colágeno tipo 1, la variedad más abundante de colágeno en el cuerpo. ¿Te gustaría mejorar la apariencia de tu piel o recuperar la salud de tus articulaciones? Puedes comenzar por comer mejor y preparar estas deliciosas recetas y llena tu cuerpo de colágeno de manera natural:Gelatina Mosaico de Carlota de LimónTacos de Salmón enchiladoEnsalada de Papa con Huevo
Una buena alimentación es importante no solo por su impacto en la salud física, sino también por su resultado en las emociones. Efectivamente, nuestros hábitos alimenticios (la manera en que comemos y el tipo de alimentos que solemos consumir) influyen en nuestro estado de ánimo. Aunque el efecto de la comida en la manera en que nos sentimos es bastante complejo, esta es a grandes rasgos la relación entre la comida y tus emociones:El organismo requiere “combustible” para funcionar adecuadamente. Esta energía se obtiene a partir del consumo periódico de alimentos. Cuando dejamos que pase demasiado tiempo entre una comida y otra (por ejemplo, al brincarse el desayuno) estamos obligando al cuerpo a que funcione con poco combustible. Esto puede hacernos sentir débiles, cansados y bajos de ánimo. En los últimos años han surgido una gran cantidad de dietas que prometen grandes beneficios para la salud. El problema es que el adoptar un régimen muy estricto sin consultar previamente a un médico puede llevar a una descompensación. Un caso muy común es el de los veganos. Al dejar de consumir los nutrientes presentes en los alimentos de origen natural, el cuerpo puede experimentar la falta de ciertos nutrientes, lo que se refleja en estados de ánimo volátiles y menos energía. Si decides hacer un cambio radical a tu alimentación, consulta a un especialista para asegurarte de que seguirás consumiendo los nutrientes que tu cuerpo necesita mediante sustitutos. Nuestro cuerpo requiere de energía para funcionar correctamente, pero no cualquier tipo de energía. Mientras que los alimentos ricos en hidratos de carbono complejos, como los vegetales, cereales y legumbres, ayudan a mantener los niveles de energía estables, los alimentos altos en carbohidratos procesados producen picos de energía. El consumo frecuente de comida rápida, panes o dulces no solo se relaciona con problemas de sobrepeso, también produce subidas y bajadas en los niveles de energía, lo cual se relaciona con irritabilidad y cansancio.En muchas ocasiones nuestros estados de ánimo tienen que ver menos con nuestro entorno y más con cuestiones internas. La falta de ciertos nutrientes puede afectar la manera en que nos sentimos. Existen alimentos que pueden aumentar los niveles de serotonina, la hormona de la felicidad, ayudando mejorar el estado de ánimo. El chocolate, los frutos secos y los pescados azules aportan serotonina cuando los consumimos, por lo cual nos brindan una sensación de bienestar y felicidad. No solo la comida influye en nuestras emociones. La manera en que nos sentimos también puede afectar nuestra manera de alimentarnos. Cuando estamos cansados o no hemos dormido lo suficiente, es más probable que sintamos antojos por alimentos no saludables, como donas o refrescos. De igual manera, cuando experimentamos estrés o ansiedad es muy común que tendamos a comer compulsivamente. No desestimes la importancia de la alimentación en tu salud emocional. Consume platillos saludables todos los días para que te sientas bien, por dentro y por fuera.
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD