5 cosas que engordan y no estábamos enterados
Dietas

5 cosas que engordan y no estábamos enterados

Por Kiwilimón - Febrero 2015
Hace unos días El País hizo una recopilación de algunos estudios que hablan sobre cosas que nos engordan y que no teníamos ni idea.  Queremos compartirles algunos de ellos ya que enero es el mes en el que todos (o así debería ser) prestamos mayor atención a nuestra alimentación para bajar aquellos kilitos que adquirimos durante las fiestas decembrinas. Presten mucha atención y reflexionen si es lo que a ustedes les está afectando.

1. No asistir a las comidas familiares

Aunque no se lleven bien con ellos tienen que saber que hacer un par de visitas a la semana a la familia puede ayudar a evitar la obesidad y el sobrepeso, esto debido a que durante las comidas familiares los alimentos suelen ser un poco más saludables y se establecen conexiones emocionales entre los miembros de la familia, de acuerdo con un estudio de las universidades de Minnesota y de Columbia en Estados Unidos publicado en Journal of Pediatrics. Esto resulta muy útil para adolescentes y niños ya que ayuda a prevenir la obesidad cuando lleguen a ser adultos.

2. Los restaurantes con música clásica

Es importante saber que a pesar de que las sonatas suelen ser muy buenas compañeras de las cenas románticas este tipo de música nos invita a comer más. En un estudio británico realizado por las universidades Leicester y Surrey Roehampton se ha comprobado que en los lugares donde hay música clásica de fondo las personas suelen comer mucho más a comparación de aquellos que tienen otros tipos de melodías.

3. Consumir productos light

Aunque parezca contradictorio, la conclusión de un estudio publicado en el Scandinavian Journal of Primary Health Care es que el consumo de lácteos ricos en grasa está relacionado con un menor riesgo de desarrollar obesidad central.  El nutricionista Walter Willett, de la Escuela de Salud pública de Harvard, explica que los ácidos grasos de los lácteos tienen un efecto adicional en la regulación del peso y que  los productos que tienen toda la grasa son más saciantes por lo que se ingiere una menor cantidad.  De igual forma, la nutricionista Natalia Galán, del Servicio de Promoción de la Salud de Sanitas, explicó: “Los productos light no siempre ayudan a adelgazar, pues que tengan un 30% menos calorías que el producto inicial no es sinónimo de que no vaya a engordar. Muchos se anuncian como light y tienen más calorías que los que no lo son“.

4. Las bacterias instestinales

Tal vez el problema de su sobrepeso se encuentre en el intestino. Aquellas personas que tienen entre los millones de microorganismos alojados en su aparato digestivo las bacterias de la familia Christensenellaceae tienen una razón más para sonreír, ya que acuerdo con un estudio de Cell protegen el aumento de peso. Aunque este microorganismo es heredado, su hallazgo puede permitir el diseño de tratamientos probióticos personalizados contra la obesidad.

5. La depresión y la ansiedad

La tercera parte de las personas que se estresan tienden a perder el apetito y adelgazar, pero más de la mitad, por el contrario, reacciona al estrés comiendo alimentos muy apetitosos, ricos en azúcares y grasas, esto debido a que  el centro de recompensa que tenemos en el cerebro se activa con este tipo de comida. Aunado a esto, el cortisol, la hormona del estrés sensibiliza ese sistema de recompensa y se favorece la ingesta compulsiva de alimentos muy calóricos. Rubén Bravo, director del Departamento de Nutrición del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO), afirma:  “Ansiedad y estrés son dos situaciones que se repiten con frecuencia en nuestras consultas. Los problemas económicos y laborales conducen a buscar la felicidad en la comida, y especialmente en dulces, que palían la agitación”. Ver nota original aquí.  

Recetas recomendadas

 
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Queridos Godínez: los entendemos. Sabemos que trabajar en una oficina puede ser difícil, sobre todo cuando llega la hora de la comida y tú todavía no acabas ni con tu primer pendiente del día. Para evitar que el hambre te gane y termines cediendo a los antojos de los tlacoyos de la esquina, te tenemos unas deliciosas recomendaciones de colaciones para llevar al trabajo.Galletas  veganas de chía con dip de aguacate. En lugar de llenarte el estómago con chicharrones enchilados, mejor prueba estas exquisitas galletas de chía. Además de quitarte el hambre, te harán sentir con más ánimos gracias a los nutrientes de sus ingredientes. Incluso, son consideradas como las perlas de las vitaminas, minerales y ácidos grasos que ayudan a combatir la grasas y regular el peso corporal y ¡son muy simples de usar!. Otros datos importantes a mencionar son: tienen antioxidantes, Omega 3 en cantidades superiores a otras semillas; son una gran fuente de fibra y tienen 5 veces más calcio que la leche. Un plus es que tampoco contienen Gluten.Tabule de lentejas. Esta es una colación ideal para los días más pesados en la oficina. El hierro y la proteína presentes en este tabule te ayudarán a mantenerte con más energía por más tiempo. Si puedes, usa hierbabuena fresca para darle un sabor más intenso.Rollos vietnamitas veganos. El lunch más práctico, saludable y fácil de preparar no siempre viene en forma de sándwich. Prueba estos rollos y descubre lo deliciosa que puede ser la comida para llevar. Prepáralos el fin de semana para que tengas lunch para todos los días.Bowl détox de frutas. Esta receta es tan sencilla como picar, congelar y licuar. En la presentación original se sugiere servirse en un bowl, pero también puedes optar por agregar un poco de agua a la mezcla para que quede más líquida y lo puedas tomar como un smoothie.Burritos de pollo y pico de gallo. Para esos días en los que necesitas algo más contundente te sugerimos preparar estos deliciosos burritos. Lo ideal es que los comas recién preparados, pero como seguramente no tendrás mucho tiempo en la oficina, puedes calentarlos en el micro.Pepinos rellenos de ensalada de pollo. No necesitas más que 20 minutos para hacer esta receta. Si tienes planeado llevar este platillo al trabajo, te sugerimos colocar la ensalada y los pepinos en contenedores separados. Así será más sencillo transportar la comida. Los pepinos no sólo son una opción fantástica de colación por lo ligeros que son, sino porque son diuréticos, mejoran la digestión, regulan la presión arterial y además eliminan toxinas. Gorditas de amaranto. Si tú eres más de antojos dulces, entonces estas gorditas te fascinarán. Ideales para acompañar tu cafecito de media mañana, las gorditas de amaranto pueden prepararse con harina de trigo o de amaranto, para que sean aún más saludables. Entre otros beneficios del amaranto, podemos resaltar que es diurético, lo cual se facilita gracias a sus niveles de calcio, fibra y potasio.Yoghurt de fresa con tapioca y pistaches. Consiéntete con un antojo dulce mientras te alimentas saludablemente con este yoghurt con tapioca y pistaches. Para darle más sabor puedes agregar los frutos secos que más te gusten: arándanos, nueces, almendras, cacahuates, etc. Y es que los pistaches o pistachos, están en el ranking de los dos frutos secos que más fibra contienen. Además, resaltan porque tienen vitaminas, minerakes y cantidades considerables de tiamina (vitamina B1) y vitamina B6; y una fuente de riboflavina, vitamina E, vitamina K y ácido fólico.¿Cuál de estas colaciones llevarás a tu trabajo la próxima semana? ¡Sé la envidia de los Godinez de tu oficina!
La Navidad es una de las fechas más importantes para los niños, y no solo por los regalos. Los colores, la decoración, los postres y el ambiente general que se vive en esta época hacen que la Navidad sea una fiesta muy especial para los pequeños. Sin embargo, al momento de organizar las celebraciones navideñas, muchas de estas reuniones parecen estar hechas pensando solo en los adultos. ¡Gran error! Asegúrate de que todos tus comensales, incluyendo tus hijos y los de tus invitados, disfruten por igual la cena de Navidad siguiendo estas recomendaciones:Haz un ambiente agradable para ellos.Las fiestas en las que la decoración está tan perfecta que los invitados no deben moverse de su lugar para no arruinar nada son una verdadera pesadilla para los chiquitos. Si sabes que vas a recibir niños en tu cena de Navidad, prepara un espacio especial para ellos. Una mesa en la que no importa si tiran el refresco o donde los centros de mesa no pueden romperse. Con este pequeño detalle tú estarás más a gusto y ellos más tranquilos.Déjalos que participen.A los niños no les gusta llegar a un lugar, sentarse y solo ser observadores. Dales la oportunidad de participar y disfrutar del espíritu navideño. Antes de que lleguen, hornea unas galletas con formas variadas y haz betún de diferentes colores. Cuando los niños estén en tu casa, pídeles que te ayuden a decorar las galletas. Probablemente no queden tan bien como las tuyas, pero ellos estarán encantados de colaborar.Ofrece comida especial para los pequeños.Otro gran error de las fiestas navideñas es la comida. Sí, por supuesto el foie gras, el caviar, los ostiones o el queso azul son alimentos delicatesen, pero sus sabores son demasiado fuertes para el paladar de un niño. Cuando vayas a tener invitados infantiles prepara un menú más ad hoc con sus gustos. No tiene que ser una comida súper elaborada, solo algo con lo que están familiarizados.Organiza actividades que les gusten.Es ingenuo pretender que un niño puede llegar a una reunión, sentarse, platicar y convivir con el resto de los invitados como lo haría un adulto. A los niños les gusta estar haciendo algo. Y si no quieres que se entretengan con las esferas de tu árbol de Navidad, mejor organiza alguna actividad. Tal vez alguna manualidad o un juego.Recetas especiales para niños:Pasta de coditos con jamón fríaQuiche de jamón y queso Galletas de azúcar navideñas Galletitas de mantequilla
Si crees que necesitas cientos de aditamentos y herramientas en la cocina para preparar postres increíbles, estás en un gran error. Con estas recetas te demostramos que lo único que necesitas para cocinar platillos dulces es una licuadora. Pastel de chocolate y nuez Con esta receta no necesitas cernir ingredientes o batir claras de huevo a mano. Basta con que tengas una licuadora para disfrutar de este delicioso pastel de chocolate y nuez.   Fresas con crema fácil Cuando tengas antojo de algo dulce recuerda que con solo 3 ingredientes y tu licuadora puedes preparar un exquisito postre de fresas con crema en menos de media hora.   Cupcakes de 3 leches Consiente a tu familia con unos esponjosos cupcakes. Agrega la mezcla de 3 leches cuando los cupcakes aún estén tibios. Así absorberán más el sabor.   Flan de queso crema Nunca había sido tan sencillo preparar el clásico flan de queso. Saca tu licuadora, flanera y olla express para hacer un flan de queso sin horno.   Smoothie de frambuesa y yogurt No todos los postres tienen forma de pastel o pay. Este smoothie puede ser el cierre dulce que le hace falta a tu comida. Recuerda triturar un poco los hielos antes de licuarlos.   Pay helado de limón y galleta La sencillez no está peleada con el sabor. Prepara este delicioso pay helado con pocos ingredientes y tan solo usando tu licuadora.   Gelatina de queso con duraznos La fruta que se usa en esta receta está en almíbar, así que puedes elegir la de tu preferencia: duraznos, mangos, piña, etc. Sirve cada rebanada con un chorrito de rompope.   Crepas con cajeta No te compliques con recetas súper elaboradas. Para preparar estas ricas crepas con cajeta solo hace falta una licuadora y algunos ingredientes que seguramente ya tienes en tu cocina.   Mermelada de piña casera Si lo tuyo es más de acompañar un trocito de panqué con un poco de tu mermelada favorita, te recomendamos esta receta. Elige tu fruta preferida y disfruta una rica mermelada casera.   ¿Cuál de todos estos postres es tu favorito? Déjanos tus comentarios.
Admítelo: algunos de tus utensilios de cocina ya pasaron por su mejor momento y es la hora de buscar un reemplazo. Piensa que ahora que comienza un nuevo año es la oportunidad de hacer renovaciones en todos los aspectos, incluyendo tu cocina.Aunque algunos utensilios de cocina están destinados a durar para siempre (como los de acero inoxidable) hay otros que necesitan ser cambiados regularmente, pero ¿cómo saber si es el momento de cambiar tus utensilios? Fácil, nosotros te decimos cómo.Las toallas para la cocina. Cuando por más lavadas que les hayas dado siguen teniendo un olor desagradable, o ahora la textura no es tan suave y se ha vuelto un poco acartonada, es el momento de remplazarlas. Sobre todo, si las toallas ya están deshilachadas, rasgadas o muy maltratadas. Recuerda que los trapos y toallas de cocina guardan una cantidad considerable de gérmenes, sin importar cómo las laves o cuántas horas las dejes expuestas al sol. Las esponjas. Mientras sigan lavando, las seguimos usando, pero ojo, las esponjas son el utensilio que se tiene que cambiar con más frecuencia y sin necesidad de que se parta en dos o le falte un cachito. Cuando huele mal o ya está rota piensa en todas las bacterias que puede guardar. Además, toma en cuenta que estar casi todo el tiempo mojada, ocasiona que garde gran cantidad de gérmenes y bacterias que estarás pasando a tus trastes "limpios" o recién lavados.Las cucharas de madera. ¿Cómo saber cuándo debes cambiar tu cuchara? Muy fácil: porque ya es casi imposible servir la comida de lo roto que está. Una cuchara de madera cuida mucho tus sartenes antiadherentes, pero si está rota deberás desecharla. Una de las razones principales es que podría desprender algún residuo de madera y quedarse en la comida o en el sartén. El pelador de papas. Los mejores son los de acero, pero son lo que se oxidan más rápido. Si pierdes más tiempo peleando con tu pelador que con un cuchillo es hora de cambiarlo. Por lo general hay que cambiarlos porque se rompen, se doblan o simplemente están muy oxidados.Los contenedores de plástico. Los famosos tuppers son otros de los utensilios que deberás cambiar en algún punto. Cuando tengan manchas imposibles de quitar, estén rallados o tengan un olor penetrante, es hora de mandarlos al bote de basura. De preferencia, es mejor que utilices recipientes de vidrio para conservar mejor la comida y para que cuando la guardes, no se contaminen por el plástico. Aprovecha esta temporada para hacer un cambio en los utensilios de tu cocina y estrénalos con estas recetas:Volovanes de champiñones cremososCheesecake de elote con rompopeTrufas de leche condensadaRollo de tamal relleno de cochinita
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD