5 mitos sobre los carbohidratos
Dietas

5 mitos sobre los carbohidratos

Por Kiwilimón - January 2015
La papa, el arroz, el pan, las pastas, los frijoles, los plátanos, y los bizcochos… el escuchar nombrar esos alimentos o verlos en tu plato cuando estás a dieta, es como si te nombraran a tu peor enemigo. ¿Realmente son tan malos los carbohidratos? Los nutricionistas y los dietistas expertos dicen que no. Entérate para que puedas incluirlos en tu dieta sin sentir que la estás traicionando. Mito # 1. Los carbohidratos son las “harinas” Este es el primer mito que necesitas derrumbar, pues no es del todo cierto. Aunque es cierto que la mayoría de las harinas contienen carbohidratos, también se encuentran en los dulces, los granos (fríjoles, lentejas, maíz) y los cereales (como la avena). Pero además, también hay carbohidratos en ciertas verduras y ciertas frutas con alto contenido de almidones y fructosa (azúcar de las frutas) como la zanahoria, la manzana, el plátano, entre otros. E incluso, la misma leche y los productos lácteos contienen carbohidratos. Mito # 2. Los carbohidratos engordan Cuando comes, tu cuerpo digiere los carbohidratos para obtener azúcar, su principal fuente de energía. Pero no creas que es lo mismo que el azúcar que endulza tu café. El azúcar del cuerpo se llama glucosa y es algo así como su combustible. Evidentemente, los alimentos que proporcionan azúcar y calorías a tu cuerpo, deben comerse con precaución. Pero no es justo catalogar a todos los carbohidratos como alimentos que engordan o culparlos de nuestro sobrepeso. Los culpables somos nosotros mismos pues no sabemos cuáles comer, en qué cantidad y cómo. En primer lugar, es importante diferenciar los carbohidratos “más saludables” de los “menos saludables”. En segundo lugar, si comes muchos carbohidratos pero mantienes una vida sedentaria, ¿qué crees que hará el cuerpo con la energía y las calorías extra? ¡Obviamente acumularlas! Y en tercer lugar, muchas veces no son los carbohidratos los que engordan, sino cómo los preparas y con qué los acompañas, como por ejemplo las papas fritas con catsup o el pan con crema dulce encima. Mito # 3. No hay carbohidratos saludables ¡Falso! Lamentablemente los carbohidratos que más conocemos o que más acostumbramos comer, son los que menos beneficios traen, pues sólo brindan azúcar a tu cuerpo y carecen de fibra y otros nutrientes. Estos son los carbohidratos refinados, como la harina blanca o el arroz blanco, y el azúcar refinada con la que se preparan tantos postres. Pero es posible elegir carbohidratos “saludables”. Estos son los carbohidratos que están compuestos principalmente de fibra, como los granos y los cereales integrales, los vegetales y las frutas. La fibra es excelente para la salud y además para tu dieta porque te da una sensación de saciedad que te evita comer en exceso. Además, los alimentos integrales así como las frutas y verduras están llenos de vitaminas y minerales muy beneficiosos para tu cuerpo. Mito # 4. Si dejas de comer carbohidratos, adelgazas inmediatamente Esto puede ser verdad, pero no sucede exclusivamente con los carbohidratos. Cuando dejas de comer cualquier alimento rico en calorías con seguridad bajarás de peso. Lo mismo sucede con las dietas bajas en grasas o las dietas vegetarianas, por ejemplo. Si sueles comer muchos carbohidratos habitualmente, al desaparecerlos por completo de tu dieta, tu cuerpo sentirá esa ausencia y empezará a buscar energía en otras fuentes de reserva que hay en tu cuerpo, como la grasa acumulada. Como resultado vas a perder peso. Pero… ¿a qué costo? El siguiente mito te ayudará a comprender los riesgos de dejar de comer carbohidratos. Mito # 5. El dejar de comer carbohidratos es saludable Todo depende. En efecto, el comer carbohidratos en exceso, o comer únicamente carbohidratos refinados o procesados, no es saludable pues aumenta los niveles de azúcar en tu sangre más rápido que otros, y te brinda calorías de más que tu cuerpo no quema y que se acumulan haciéndote aumentar de peso. Pero, el dejar de comer carbohidratos por completo tampoco lo es. Según el Instituto de Medicina, los carbohidratos deberían ser entre el 45% y el 60% de las calorías que comes a diario (entre 6 y 11 porciones), para cumplir con los requisitos nutricionales de tu cuerpo. Cuando dejas de recibir esa cantidad, a tu cuerpo le podrían faltar nutrientes y fibra que necesita para funcionar adecuadamente, especialmente por la limitación de frutas (que también son carbohidratos) y eso podría causarte problemas digestivos como estreñimiento. Además, ¿sabías que los deportistas tienen una dieta basada en carbohidratos? ¡Sí! Muchos deportistas llevan una dieta alta en carbohidratos antes de una competencia de resistencia, pues éstos los llenan de la energía que necesitan para rendir al máximo. Si lo hacen los deportistas, debe ser porque no son tan malos como muchos piensan, ¿no crees?  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
7 formas de blanquear tu ropa con ingredientes naturales
En Kiwilimón sabemos que siempre estás buscando nuevas maneras de limpiar tu hogar, pues cada vez son más las personas que buscan ingredientes naturales y se alejan de los químicos. En esta ocasión, te explicamos cómo blanquear la ropa usando sencillos ingredientes que seguramente ya tienes en casa. ¡Olvídate de las manchas y la ropa percudida de una vez por todas! 7 maneras de blanquear tu ropa fácilmenteEn Kiwilimón tenemos 7 diferentes maneras de desmanchar tu ropa usando ingredientes que ya tienes en la alacena o con métodos que no cuestan ni un solo peso, no podrás creer lo fácil que es blanquear todas tus prendas. Jugo de limónAunque parezca difícil de creer, el jugo de limón será un gran aliado a la hora de blanquear la ropa percudida, ya que además de limpiar la ropa, también dejará un olor muy fresco en tus prendas. Una manera de usar el limón es añadir una taza de jugo de limón junto con el detergente, sin embargo, recuerda que solo debes usar este ingrediente cuando laves ropa blanca, ya que la ropa de color podría blanquearse. Por otro lado, el limón también es eficaz para deshacerse de las manchas amarillas en las axilas. En este caso, lo más recomendable es mezclar jugo de limón y agua, colocar la mezcla y la ropa en una olla y ponerlo a hervir por alrededor de una hora. Bicarbonato de sodioEl bicarbonato de sodio es un ingrediente esencial en la cocina, sin embargo, también tiene muchos usos a la hora de limpiar el hogar. En el caso de la ropa, este ingrediente ayuda a eliminar manchas, pero también a eliminar malos olores y a suavizar tus prendas. Si quieres aprender cómo desmanchar ropa blanca con carbonato, solo tienes que agregar ½ taza de bicarbonato al detergente, notarás la diferencia de inmediato. En caso de que quieres deshacerte de las molestas manchas amarillas que aparecen en las axilas, tan solo mezcla unas cucharadas de carbonato con un poco de agua hasta formar una pasta. Coloca la pasta en la zona amarilla y deja reposar por 10 minutos y después lávala. Vinagre blancoEl vinagre es otro de esos ingredientes que todas tenemos en casa, pues tiene muchos usos. En el caso de la ropa, este ingrediente ayuda a despercudir la ropa, eliminar malos olores y a suavizar las prendas. Para aprender cómo blanquear ropa blanca con vinagre, solo tienes que añadir 1 taza de vinagre a la lavadora durante el ciclo de lavado. En el caso de las manchas en las axilas y el cuello de las camisas, puedes colocar un poco de vinagre en un atomizador y rociar las prendas, deja reposar por una hora y después ponlas en la lavadora. Antes de que añades este ingrediente a tu rutina de lavado, recuerda que no lo debes mezclar con cloro, pues la mezcla podría resultar tóxica. Cuelga la ropa al sol¿Quieres saber cómo blanquear la ropa blanca percudida de manera fácil y rápida? Solo tienes que colgar la ropa al sol. Una vez que hayas lavado tu ropa, cuélgala al sol, esto hará toda la diferencia. De acuerdo con los expertos, los rayos del sol no solo ayudan a que tu ropa se seque más rápido, también la dejarán más blanca, ya que los rayos UV aclaran la ropa y remueven los residuos y olores que se quedan atrapados en las prendas. LecheLa leche se convertirá en uno de tus ingredientes favoritos para desmanchar la ropa, pues es ideal para lavar ropa de algodón y otras telas delicadas. Solo deberás a agregar leche a un recipiente y poner la ropa a remojar de dos a tres horas. Después enjuaga las prendas y ponlas a lavar como de costumbre. AspirinaSi tienes aspirinas en casa, puedes utilizarlas para despercudir tu ropa en un dos por tres, pues sus ingredientes ayudan a eliminar las manchas amarillas. Disuelve un par de aspirinas en agua y remoja las prendas, después lávalas como de costumbre. Agua oxigenadaGracias a que disuelve residuos y blanquea la ropa blanca, el agua oxigenada es una gran opción para lavar tus prendas. Para dejar tu ropa como nueva, solo debes agregar una taza de agua oxigenada a la hora de lavar la ropa, notarás la diferencia de inmediato. Sin embargo, recuerda que no debes mezclar esta sustancia con el cloro. Los mejores tips para blanquear tu ropaAdemás de usar estos ingredientes naturales y colgar la ropa al sol, también puedes seguir estos prácticos consejos que Kiwilimón tiene para ti: Lava la ropa tan pronto como se manche, de esta forma será más fácil eliminar cualquier residuo.Lava la ropa blanca por separado, pues si la combinas con ropa de color, esta se podría manchar.Recuerda que no debes llenar la lavadora con demasiada ropa, pues no se lavará bien.
Mejora tu salud digestiva con #KiwiTeCuida
La salud digestiva es básica para sentirnos bien. Si sufres de estreñimiento, sigue el #RetoSaludDigestiva de esta semana, a través de Instagram, en el cual el 13 de septiembre el chef Mau Eggleton te enseñará a preparar unos ricos rollos de ensalada de atún, perfectos para mantener tu salud digestiva, y el 20 de septiembre Shadia Asencio, directora editorial, conversará con la nutrióloga clínica Jennifer Asencio para aclararte todas tus dudas sobre este tema y compartirte una guía básica de cómo prevenir el estreñimiento. Es importante entender que hay una gran diferencia entre estreñimiento y digestión. El estreñimiento es un síntoma, no una enfermedad ni un diagnóstico. Existen diversos tipos, por ejemplo: estreñimiento por tránsito lento, estreñimiento por disfunción del suelo pélvico y estreñimiento con tránsito y función del suelo pélvico normales, que es propiamente el estreñimiento crónico funcional más habitual. Las recomendaciones básicas para evitar el estreñimiento son las siguientes:Procura mantener una alimentación adecuada y saludable.Bebe suficientes líquidos (agua natural) sin gas añadido, lo ideal son entre 2 y 3 litros).Haz ejercicio físico a diario, no sólo en algunas ocasiones.Evita la negligencia (falta de respuesta) a los “deseos de ir al baño”.Consume fibra soluble (frutas y verduras) e insoluble (como la que contienen algunos cereales y la tortilla de maíz).Evita los embutidos y los alimentos procesados, así como la comida rápida y “chatarra”.Reduce la ingesta de grasas animales, mantequillas y margarinas, también los productos de panadería que llevan ácidos grasos trans. La grasa más saludable es el aceite de oliva en crudo; si es virgen extra tiene además antioxidantes, y si tiene una acidez inferior a 0.5 evita tener acidez de estómago.Consume probióticos para mejorar la flora intestinal.No fumes y no tomes alcohol para mejorar la digestión.El estreñimiento crónico es grave por su impacto en la calidad de vida, salud física, mental y social de quienes lo padecen. En ocasiones puede causar algún tipo de complicación local; las más habituales son las hemorroides y las fisuras anales, sobre todo en personas con sobrepeso y muy sedentarias. Si padeces de estreñimiento crónico lo más recomendable es acudir con un médico para trazar un tratamiento personalizado. Además de caminar con frecuencia y hacer ejercicios de abdomen, pues así se mejora notablemente la motilidad del intestino, la circulación interior y se estimula el funcionamiento del intestino favoreciendo los movimientos peristálticos intestinales.
¿Cómo limpiar tu horno usando bicarbonato de sodio?
Sabemos que como eres una gran cocinera y repostera, tu horno podría necesitar una limpieza profunda para que quede rechinando de limpio. Lo mejor de todo es que seguramente tienes todos los ingredientes en casa para preparar este fácil y práctico remedio casero para tu horno. ¿Cuál es el mejor ingrediente para limpiar mi horno?Aunque parezca difícil de creer, no necesitas comprar productos llenos de químicos para limpiar tu horno, pues solo necesitas tres ingredientes: bicarbonato de sodio, agua y vinagre. También puedes leer: ¿Qué alimentos no deben guardarse en el refrigerador?Bicarbonato y aguaEn el caso de carbonato, este ingrediente es muy efectivo a la hora de remover la grasa, pues su composición química neutraliza las partículas de grasa, lo que lo hace el ingrediente perfecto para remover restos de comida que ya están secos o muy pegados. Lo mejor de todo es que tu horno lucirá como nuevo en tan solo 15 minutos. Para limpiarlo solo necesitarás los siguientes ingredientes: 3 cucharadas de agua½ taza de bicarbonato de sodioMezcla el agua y el carbonato en un recipiente hasta obtener una mezcla espesa, aplica la pasta en las zonas más sucias y deja reposar por 15 minutos. Una vez que haya pasado este tiempo, usa un trapo mojado para remover la mezcla de bicarbonato. Una vez que hayas removido esta pasta, usa una mezcla de agua y un poco de vinagre para que tu horno quede aún más limpio y sin olores. También puedes leer: ¿Cómo limpiar tu hogar con canela y vinagre blanco?Bicarbonato y vinagreEn caso de que tu horno esté muy sucio y la mezcla anterior no surta efecto, puedes aplicar esta mezcla con un poco de vinagre. Los expertos en limpieza recomiendan seguir los siguientes pasos para que tu horno quede libre de cochambre en un dos por tres: Espolvorea bicarbonato de sodio por todo el horno, especialmente en los lugares que estén más sucios.Mezcla tres cucharadas de agua con una cucharada de vinagre. Transfiere esta mezcla a un atomizador y aplica sobre el carbonato.Deja reposar por 15 minutos.Usa un trapo limpio y mojado para remover la mezcla.Una vez que este limpio, aplica la mezcla de agua y vinagre otra vez y limpia con un trapo.Después de estos sencillos pasos, tu horno rechinará de limpio. Ya lo sabes, los ingredientes naturales son excelentes opciones para limpiar tu cocina y cualquier rincón de tu casa. También puedes leer: Sencillos pasos para quitar cochambre de una estufa
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD