5 razones por las que subimos de peso en invierno
Dietas

5 razones por las que subimos de peso en invierno

Por Kiwilimón - Enero 2014
Durante las celebraciones decembrinas y el invierno en general, es muy común que los alimentos sean parte esencial de estos festejos, al grado de generar un aumento de peso repentino. Además de que evolutivamente, el cuerpo del hombre solía requerir un mayor consumo de grasas para soportar la temporada.  

  De acuerdo con especialistas de la Universidad Iberoamericana de Ciencias y Tecnología de Chile, durante esta época se registra un aumento de peso que puede ser entre 2 y 5 kilos, según los hábitos de alimentación y actividad física que se tenga en invierno. Estas son las 5 razones más comunes por las que subimos de peso en estas fechas: 1. Dieta rica en grasas. El cuerpo quema la grasa a un ritmo más lento, lo mismo que con los carbohidratos y proteínas, por lo que es más frecuente que sea almacenado este exceso como depósitos de grasa. 2. Alto consumo de alcohol. Debido a que se eleva el consumo de bebidas alcohólicas durante los festejos, también aumenta la cantidad de calorías vacías, las cuales el cuerpo no puede quemar de manera óptima. 3. Comer emocionalmente. Es frecuente que se presenten trastornos que afectan la manera de comer durante este temporada, tales como la ansiedad o el estrés, que se disminuyen a través del placer que causa la comida. 4. Alimentos procesados. Una de las características de este tipo de comida es que contienen grasas trans y saturadas, las cuales detonan un mayor sobrepeso, por ello es importante moderar su consumo. 5. Comer por convivir. La comida es el mayor pretexto para demostrar el cariño y otros sentimientos durante las fiestas, lo que implica mayores porciones y platillos llenos de azúcares, grasas y sodio. Como mencionan diversos especialistas en nutrición, la mejor recomendación durante esta temporada de invierno es la moderación y una mayor cantidad de actividad física, lo cual ayudará a prevenir el aumento de peso rápido.   Ver artículo original aquí. Artículo cortesía de   

 Recetas bajas en grasa

 
 Prepara esta receta aquí.
 Aprende a preparar esta deliciosa receta aquí.
 Haz click aquí y cocina esta deliciosa receta.
 

Encuentra más recetas bajas en grasa aquí.

 

"Cuéntanos, ¿Qué te pareció este artículo?"

 
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Si nunca has vivido en Zacatecas o en La Laguna te puede parecer extraño ver en la calle una fila de personas llevando un tuper en la mano. Sin embargo, para los habitantes de estas localidades este curioso gesto indica algo bueno: “ahí dan reliquia”. La reliquia es una manera de dar gracias. A diferencia de otras mandas en las que únicamente se involucra la persona que recibió el favor, en las reliquias suelen participar todos los miembros de una familia o comunidad. De hecho, la organización de la reliquia puede heredarse, pasando la tradición de generación en generación. Esta acción de gracias surgió en el estado de Zacatecas hace más de 100 años. Los creyentes católicos de esa época decidieron demostrar su agradecimiento a la Virgen ofreciendo alimentos a los peregrinos. Así, poco a poco se fue haciendo costumbre el regalar comida el 12 de diciembre. Con la apertura de las líneas de ferrocarril a finales del siglo XIX la migración comenzó a expandirse en el territorio nacional, llevando a comunidades de zacatecanos a otros puntos del país. Una de las regiones donde se asentaron fue La Laguna (Torreón, Gómez Palacio y Lerdo, en los estados de Coahuila y Durango). La población de estos municipios comenzó a incorporar poco a poco las costumbres de los migrantes zacatecanos, dando lugar así a la reliquia lagunera. Aunque el objetivo de cualquier reliquia es dar las gracias, existen algunas diferencias entre la tradición zacatecana y la lagunera. Los creyentes del estado de Zacatecas suelen organizar más reliquias para el día de la Virgen, mientras que en La Laguna predominan los festejos el 28 de octubre, el día de San Judas Tadeo. Otro detalle interesante es la comida que se ofrece en estas reuniones. En Zacatecas se sirve comúnmente asado de bodas, mole, arroz, frijoles y pastas. Pero, dependiendo de las posibilidades de la familia que la organiza, también puede ofrecerse reliquia líquida, como birria, pozole o menudo. En cambio, en La Laguna los alimentos de una reliquia siempre son los mismos: asado de puerco y 7 sopas. Si bien estas costumbres tienen un origen religioso, en la actualidad la reliquia tiene un papel importante en la identidad cultural y tradición gastronómica de estas regiones. Según el Sistema de Información Cultural, la reliquia forma parte del inventario del patrimonio cultural inmaterial de nuestro país. La riqueza cultural de México no radica únicamente en el arte o los edificios históricos. La tradición gastronómica de las diferentes regiones del país refleja la herencia y el mestizaje únicos en México. Y de nosotros depende mantener vivas estas tradiciones. ¡A comer reliquia! Recetas para preparar reliquia en casa: Asado de puerco estilo norteño Birria de res casera Fideo seco con chipotle Sopita de fideo con jitomate   Fuentes: Sic.cultura.gob.mx Elsiglodetorreon.com.mx Elsiglodetorreon.com.mx Historiacocina.com Elsoldezacatecas.com.mx Milenio.com Ntrzacatecas.com
Si crees que necesitas cientos de aditamentos y herramientas en la cocina para preparar postres increíbles, estás en un gran error. Con estas recetas te demostramos que lo único que necesitas para cocinar platillos dulces es una licuadora. Pastel de chocolate y nuez Con esta receta no necesitas cernir ingredientes o batir claras de huevo a mano. Basta con que tengas una licuadora para disfrutar de este delicioso pastel de chocolate y nuez.   Fresas con crema fácil Cuando tengas antojo de algo dulce recuerda que con solo 3 ingredientes y tu licuadora puedes preparar un exquisito postre de fresas con crema en menos de media hora.   Cupcakes de 3 leches Consiente a tu familia con unos esponjosos cupcakes. Agrega la mezcla de 3 leches cuando los cupcakes aún estén tibios. Así absorberán más el sabor.   Flan de queso crema Nunca había sido tan sencillo preparar el clásico flan de queso. Saca tu licuadora, flanera y olla express para hacer un flan de queso sin horno.   Smoothie de frambuesa y yogurt No todos los postres tienen forma de pastel o pay. Este smoothie puede ser el cierre dulce que le hace falta a tu comida. Recuerda triturar un poco los hielos antes de licuarlos.   Pay helado de limón y galleta La sencillez no está peleada con el sabor. Prepara este delicioso pay helado con pocos ingredientes y tan solo usando tu licuadora.   Gelatina de queso con duraznos La fruta que se usa en esta receta está en almíbar, así que puedes elegir la de tu preferencia: duraznos, mangos, piña, etc. Sirve cada rebanada con un chorrito de rompope.   Crepas con cajeta No te compliques con recetas súper elaboradas. Para preparar estas ricas crepas con cajeta solo hace falta una licuadora y algunos ingredientes que seguramente ya tienes en tu cocina.   Mermelada de piña casera Si lo tuyo es más de acompañar un trocito de panqué con un poco de tu mermelada favorita, te recomendamos esta receta. Elige tu fruta preferida y disfruta una rica mermelada casera.   ¿Cuál de todos estos postres es tu favorito? Déjanos tus comentarios.
Cuando empieza a bajar la temperatura y ni el suéter más grueso logra quitarte el frío, solo hay una manera de solucionarlo: sopas cremosas. Disfruta cualquiera de estas ricas recetas y mantén el frío a raya durante todo el invierno. Crema de brócoli Aprovecha el caldo del pollo que hayas cocinado para preparar una rica crema de brócoli. Sírvela calientita y acompáñala con crotones, una cucharada de crema ácida, un poco de cebolla caramelizada o pedacitos de tortilla tostada.   Crema de espárragos sin lácteos Te aseguramos que esta receta te sorprenderá. A pesar de no llevar ni un gramo de leche o crema, el resultado es una sopa con una consistencia súper cremosita y con un sabor delicioso. Si en tu casa hay alguien intolerante a la lactosa, tienes que prepararle esta crema.   Crema de elote Sin duda, esta es la receta ideal para los días más fríos del invierno. Si estás pensando en organizar una reunión en tu casa, puedes preparar con anticipación esta crema de elote y solo recalentarla antes de servirla.   Crema 3 quesos ¿Eres súper fan del queso? Entonces esta receta es para ti. Para usarla tienes dos opciones: seguir las sugerencias de la receta (servirla dentro de un pan campesino, como tipo fondue) o utilizarla en platillos hechos a base de pasta. De cualquiera manera te fascinará.   Crema de nuez Si ya estás pensando en el menú para las cenas navideñas o de Fin de Año, aquí tienes una excelente opción. Además de tener un sabor muy sofisticado, la preparación de esta crema no te tomará más de media hora. Y para emplatarla solo necesitas trocitos de nuez.   Crema de queso y zanahoria El delicioso sabor cremoso de esta receta te hará olvidar el frío este invierno. Un tip: para que tu crema aporte aún más nutrientes no peles las zanahorias, ya que mucha de su fibra se encuentra en la piel. Esto no afectará la consistencia. ¿Te quedaste con ganas de más recetas de cremas? Visita nuestro sitio web para descubrir más ideas de sopas cremosas para el frío.
La Navidad es una de las fechas más importantes para los niños, y no solo por los regalos. Los colores, la decoración, los postres y el ambiente general que se vive en esta época hacen que la Navidad sea una fiesta muy especial para los pequeños. Sin embargo, al momento de organizar las celebraciones navideñas, muchas de estas reuniones parecen estar hechas pensando solo en los adultos. ¡Gran error! Asegúrate de que todos tus comensales, incluyendo tus hijos y los de tus invitados, disfruten por igual la cena de Navidad siguiendo estas recomendaciones:Haz un ambiente agradable para ellos.Las fiestas en las que la decoración está tan perfecta que los invitados no deben moverse de su lugar para no arruinar nada son una verdadera pesadilla para los chiquitos. Si sabes que vas a recibir niños en tu cena de Navidad, prepara un espacio especial para ellos. Una mesa en la que no importa si tiran el refresco o donde los centros de mesa no pueden romperse. Con este pequeño detalle tú estarás más a gusto y ellos más tranquilos.Déjalos que participen.A los niños no les gusta llegar a un lugar, sentarse y solo ser observadores. Dales la oportunidad de participar y disfrutar del espíritu navideño. Antes de que lleguen, hornea unas galletas con formas variadas y haz betún de diferentes colores. Cuando los niños estén en tu casa, pídeles que te ayuden a decorar las galletas. Probablemente no queden tan bien como las tuyas, pero ellos estarán encantados de colaborar.Ofrece comida especial para los pequeños.Otro gran error de las fiestas navideñas es la comida. Sí, por supuesto el foie gras, el caviar, los ostiones o el queso azul son alimentos delicatesen, pero sus sabores son demasiado fuertes para el paladar de un niño. Cuando vayas a tener invitados infantiles prepara un menú más ad hoc con sus gustos. No tiene que ser una comida súper elaborada, solo algo con lo que están familiarizados.Organiza actividades que les gusten.Es ingenuo pretender que un niño puede llegar a una reunión, sentarse, platicar y convivir con el resto de los invitados como lo haría un adulto. A los niños les gusta estar haciendo algo. Y si no quieres que se entretengan con las esferas de tu árbol de Navidad, mejor organiza alguna actividad. Tal vez alguna manualidad o un juego.Recetas especiales para niños:Pasta de coditos con jamón fríaQuiche de jamón y queso Galletas de azúcar navideñas Galletitas de mantequilla
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD