Cocina sanamente con estos consejos
Dietas

Cocina sanamente con estos consejos

Por Kiwilimón - Julio 2011
  Cuando cocinamos usualmente dejamos pasar algunos puntos importantes de cualquier dieta nutricional, y uno de los más importantes es el modo de cocinar. Con esto nos referimos a que no sirve de mucho tomar los alimentos de algún plan nutricional si al final no se preparan con la técnica adecuada. Hay algunos trucos para facilitar y dejar más clara la práctica de cocinar. A continuación les damos los tips: Antes que nada debemos elegir alimentos de óptima calidad cuando vamos de compras. Es necesario que revisar si las frutas y las verduras están realmente frescas (hay varias recomendaciones para darse cuenta de esto como, por ejemplo, no comprar frutas que se vendan llamativamente fuera de estación o revisar el color: nunca muy verde). Ahora veamos los consejos para cocinar sanamente: - Debemos reducir el uso de platos precocinados que suelen llevar más grasas y sal. Intentemos acompañar los platos con condimentos sanos y no recargarlos con los ingredientes antes mencionados, ya que cualquier dieta será inútil (las papas son buenas y sus calorías, más allá de la creencia popular no son demasiadas, pero si elegimos cocinarlas fritas y con aceite que no sea de oliva se volverán un “bomba” para nuestro organismo). - Elijamos el ajo como opción, ya que éste es antiséptico por naturelaza y, además, es sumamente versátil: puede ser utilizado en casi cualquier plato. Pongamos esto en práctica. - Alternar vapor, plancha, al horno, hervido y frito. De vez en cuando podemos darnos una licencia y comer frituras pero, antes de llegar a eso, es recomendable que probemos con otras formas de cocinar. Así, disponiendo de opciones variadas, no cansaremos a nuestro estómago.
En el caso de cocinar frito utiliza aceite de oliva y cámbialo con regularidad.
- Incorporar especias a los platos, ya que éstas no solo potencian el sabor de los alimentos sino que, al mismo tiempo, los hacen más digeribles. -Limitar el aporte de grasas reduciendo el consumo de mantequilla, margarina y carnes rojas. -Suplir las grasas saturadas por grasas polinsaturadas. - Al acompañar la comida, suplantar el pan por tostadas o galletas sin sal y tratar de no beber gaseosas o bebidas con demasiado azúcar Esperamos estos consejos sean de tu ayuda para una cocina más sana. Recetas de cocina recomendadas por Kiwilimon:Pimientos Rellenos de Atún y SardinasSandwich Bajo en CarbohidratosSalmon con Limon, Alcaparras y Romero
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Seguramente ya sabes que existen diferentes tipos de piel: normal, seca, grasa y mixta, y aunque el tipo de piel se determina genéticamente, su estado  puede variar por diferentes factores, tanto internos como externos, además de hormonas, higiene o estrés, entre otros.La más fácil de identificar es la piel grasa, ya que en el rostro se ve más brillo y tiene más tendencia a presentar puntos negros y granos. Las pieles mixtas cuentan con una parte del rostro más grasa y en otras partes, la piel puede ser más seca. La normal es aquella que cuenta con una apariencia más uniforme y equilibrada. Finalmente, la piel seca es la que produce menos grasa y no retiene la humedad. Motivos por los que aparece la piel grasaEste tipo de piel suele ser algo que se presenta por herencia, por lo que si notas que tus abuelos y padres presentan un rostro abrillantado, lo más probable es que tu también lo tengas o lo vayas a tener. Sin embargo, el principal motivo para tener una piel grasa suele ser el sobrepeso y una alimentación poco adecuada.Cualquiera que sea el motivo para tener este tipo de piel, te vamos a recomendar unas mascarillas que seguramente te van a ayudar a mejorar la apariencia del rostro:-Mascarilla de plátano, miel y jugo de limónSe sabe que por sus nutrientes, el plátano es muy bueno para la apariencia de la piel, así como la miel tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, lo que ayudará si es que la grasa te ha provocado algún brote de acné. Con un plátano maduro haz un puré e incorpora una cucharada de miel. Mezcla bien y agrega una cucharada de jugo de limón. Mezcla hasta tener una pasta que deberás untar en tu cara limpia. Déjala actuar 15 minutos y enjuaga con agua tibia. -Mascarilla de fresa, miel y azúcarLa fresa tiene un efecto astringente que tiene la capacidad de desinfectar la piel sin ser agresivo, además, se usa también frecuentemente para disminuir la sobreproducción de sebo.Utiliza 6 fresas y una cucharada de miel, otra de azúcar moreno y de limón. Mezcla hasta formar una pasta y aplícalo en cuello y rostro durante 10 minutos y retíralo con agua abundante-Mascarilla de yogurt y fresaEl yogurt es un ingrediente que ayuda a desinfectar y refrescar la piel, aporta una apariencia rejuvenecida al rostro cuando es utilizado de manera regular y, por su parte, la fresa ayuda a controlar la producción de grasa en la piel.Para esta mascarilla necesitas un cuarto de taza de yogur y un cuarto de fresas frescas. Tritura las fresas y forma una mezcla, Aplícala en la cara durante 15 minutos y lava con agua fría.-Mascarilla de pepino y sandíaEl pepino tiene propiedades astringentes que ayudan a controlar y reducir los excesos de grasa en la piel, la mantiene limpia e hidratada, y reduce el riesgo de sufrir de acné.Usa un par de cucharadas de jugo de pepino mezcladas con algunas de sandía triturada, una cucharada de yogur y leche en polvo. Remueve bien y aplícalo sobre cara y cuello durante unos 15 minutos y retira con una toalla húmeda. Con estas mascarillas caseras para piel grasa, podrás lucir una piel correctamente hidratada y sin brillos con ingredientes naturales, accesibles y fáciles de conseguir.
La llegada del miércoles de ceniza, es el anuncio de que se acerca la Semana Santa y con ella comienza la Cuaresma, pero muchas veces no sabes de qué se trata, por qué hay que ayunar y cuánto dura este periodo. ¿Qué es la Cuaresma?La Cuaresma es el tiempo litúrgico que marca la Iglesia para prepararse para la Pascua. La Cuaresma dura 40 días; comienza el Miércoles de Ceniza y termina el Jueves Santo. El color de este tiempo es el morado que significa luto y penitencia. Es un tiempo de reflexión, de penitencia, de conversión espiritual; tiempo de preparación al misterio pascual.40 díasSí alguna vez te preguntaste por qué dura 40 días, es necesario que sepas que la Cuaresma está basada en el símbolo del número cuarenta en la Biblia. En ésta, se habla de los cuarenta días del diluvio, de los cuarenta años de la marcha del pueblo judío por el desierto, de los cuarenta días de Moisés y de Elías en la montaña, de los cuarenta días que pasó Jesús en el desierto antes de comenzar su vida pública, de los 400 años que duró la estancia de los judíos en Egipto.En la Biblia, el número cuatro simboliza el universo material, seguido de ceros significa el tiempo de nuestra vida en la tierra, seguido de pruebas y dificultades.Ayuno en semana santaEl origen del ayuno y la abstinencia en la época de cuaresma y Semana Santa se basa en los cuarenta días que Jesucristo ayunó en el desierto y venció a las tentaciones.El ayuno, que la Iglesia Católica entiende como prescindir de una de las comidas que se hacen a lo largo del día, solo hay que llevarlo a cabo en dos jornadas: el miércoles de ceniza, cuando arranca la cuaresma, y el viernes santo. Y la abstinencia, que suele consistir en privarse de comer carne roja, debería aplicarse todos los viernes de la cuaresma, según el sacerdote Emilio López Navas, párroco de Benalmádena y profesor de Biblia en el Seminario Diocesano. Así, los días en los que no se come carne en cuaresma serían todos los viernes a partir del miércoles de ceniza y hasta el viernes santo.¿Qué significa no comer carne en Cuaresma?Según la Iglesia Católica y las sagradas escrituras, la carne representa el cuerpo de Cristo crucificado. Por lo tanto comerla en estas fechas resulta una falta de respeto e incluso un pecado.¿Por qué se hace abstinencia los viernes?Los viernes siempre han sido un día de penitencia especial para los cristianos y tiene una explicación muy sencilla. Jesucristo sufrió y murió en la cruz un viernes. Por este motivo, los cristianos quieren dedicar este día a unir su sufrimiento con el de Jesús.Comidas fáciles de cuaresmaPara cumplir con los viernes de cuaresma, te compartimos estas recetas fáciles y libres de carne que seguro te encantarán y que podrás seguir con la tradición y mandatos de la iglesia.Chilacas con cremaLas chilacas tienen un alto contenido de potasio y vitaminas A y C, además de bajo contenido de sodio, así que también serán un platillo nutritivo. Prueba esta receta sin carne y disfrútala en deliciosos tacos.Pescado empapelado en salsa de cilantro Este pescado empapelado es una opción sencilla de preparar una comida deliciosa, fácil y nutritiva. En esta receta con pescado, la hoja de plátano le aporta un sabor particular, pero también puedes utilizar otros materiales para envolverlo. Lo mejor de esta receta de pescado empapelado en salsa de cilantro es que se prepara sin horno y en sólo 25 minutos.Nopal gratinado en salsa de frijolEl nopal tiene cualidades, considerado un vegetal y muy consumido, tiene mucha fibra y propiedades nutrimentales como calcio, hierro, agua y proteína. Aunque su sabor ya es delicioso, en esta receta se combina con flor de calabaza, queso y una rica salsa de frijoles con chipotle. Esta es una alternativa de sabor para cuaresma. Ahora que tienes toda la información, puedes hacer que tú y tu familia comprendan mejor qué es y cómo se realiza la Cuaresma, al mismo tiempo que comerán deliciosa.
Siempre comenzar un nuevo ciclo da esperanza y trae consigo una energía que nos impulsa a realizar cosas nuevas y mejores. Definitivamente, el año nuevo es una época para hacer propósitos y comenzar con planes, mejorar hábitos para ser y estar mejor, tanto por dentro como por fuera.Desgraciadamente la euforia del año nuevo dura muy poco y nos ponemos tantas metas y tan drásticas, que cumplirlas resulta un poco complicado. Fallar con esos objetivos seguramente te llevará a sentirte mal y desilusionado, sin embargo, no eres tú, son esas metas tan difíciles y alocadas que son poco probables de realizar. Ir al gimnasio, encontrar el amor, comer más sano, viajar por el mundo o empezar tu propio negocio son algunos de los propósitos que todos se hacen y que terminan rompiendo conforme transcurre el año. Por eso te recomendamos que a la hora de elegir tus propósitos, elijas tus metas correctamente: cosas, acciones y pequeños cambios que sean realistas para tu estilo y ritmo de vida, y que no requieran de un esfuerzo inmenso. Lo que necesitas tener en mente es que debes cambiar tus hábitos y para eso, es necesario que hagas pequeños cambios que darán grandes resultados, aquí te dejamos algunos propósitos realistas que sí puedes cumplir a corto plazo:Caminar más Se dice que tenemos que dar por lo menos 10 mil pasos al día, pero ese no tiene que ser tu límite. Intentar caminar a todos lados será bueno para ti y tu condición física.Tomar más aguaCambia los refrescos y jugos por agua no sólo te quitará la sed, también te aportará muchos beneficios que verás reflejados en tu piel o en tu apetito. Recuerda que la base para tener una buena salud e incluso apariencia es estar bien hidratado.Ser más puntualLa puntualidad es algo que a casi todos nos falla y lo único que requiere es organización, tanto para levantarse temprano, salir con tiempo suficiente de casa, así como tener todo arreglado para evitar contratiempos de última hora. Dejar de quejarte por todoTodos los días suceden cosas que no están en tu zona de control y eso puede causarte malestar. Pero tus quejas constantes no ayudan en nada, de hecho sólo sirven para contagiarle tu mal humor a los demás. Así que deberías intentar tomarte todo con filosofía y no dejar que todas las cosas que te pasen sean un problema.Comer más sanoUn gran tip para lograrlo es no pensar que estás a dieta, pues eso puede causar que te sientas restringido y que que todo se te antoje. Antes de que fracases eliminando todo lo que te gusta y siendo demasiado estricto, intenta comer un poco más sano durante la semana, añadiendo frutas y verduras diferentes a las que siempre comes. Proponte aprender a cocinar, incorporar ingredientes más sanos, más verduras y llevar tu propia comida a la oficina, de esa manera te asegurarás de que vas a comer bien. Sea cual sea tu objetivo, te recomendamos empezar por pequeñas acciones a un corto o mediano plazo para que cuando los logres, sea una palomita más en tu lista y puedas pasar a lo siguiente.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD