¿Comes de más cuando estás estresada?
Dietas

¿Comes de más cuando estás estresada?

Por Kiwilimón - February 2014
Un nuevo estudio sobre la relación entre alimentación y el estrés confirma lo que ya sospechábamos: las personas que en situaciones de ansiedad se lanzan al refrigerador y les da por devorar lo que encuentran a su paso reducen el consumo de alimentos pasados los momentos de tensión, mientras que los individuos que pierden el apetito tienden a consumir más cuando viven experiencias positivas. Nuestras amigas de ActitudFEM nos comparten esta información.  

Según el autor del estudio, Gudrun Sproesser, de la Universidad de Konstanz (Alemania), “tanto los que se saltan comidas como los que pican de más muestran maneras diferentes de compensar sus patrones habituales en respuesta a emociones positivas y negativas”.

Aprender a comportarnos

Mientras que la sabiduría convencional sugiere que los que comen más cuando sufren estrés son los que necesitan regular sus hábitos -entre un 40 y un 50% de la población, de acuerdo con este trabajo- el estudio sugiere que el comportamiento puede ser beneficioso en situaciones no estresantes. “No debería considerarse de forma automática que los que comen de más cuando están estresados corren el riesgo de ganar peso”, señala Sproesser, “tenemos que adoptar una posición dinámica en lo que se refiere a la alimentación en múltiples situaciones, tanto positivas como negativas”. Este experto cree que es necesario reevaluar las recomendaciones habituales en torno a los hábitos de alimentación cuando estamos estresados. Recomendar mayor control a los que pican cuando se agobian, por ejemplo, podría influir negativamente en sus mecanismos de compensación.

No todos reaccionamos de la misma manera

Por su parte, Kennenth Orange, experto en nutrición y terapias naturales, lo explica de mejor manera: "Lo que para una persona es medicina para otra es veneno". Prange subraya que cada persona tiene su propia biología y mecanismos de compensación. “La homeostasis es un concentro clave en lo que se refiere al estrés. En biología, la mayoría de los procesos bioquímicos buscan mantener un equilibrio, un estado estable que existe más como ideal que como condición alcanzable. Los factores ambientales, los estímulos internos y externos, continuamente afectan la homeostasis. La condición actual de nuestro organismo es un estado de flujo constante que vacila alrededor de un punto homeostático que es la condición óptima de nuestro organismo para vivir. Esta condición a menudo se refiere a los mecanismos de auto curación del organismo. Las condiciones actuales del individuo, su cultura, hábitos, sexo, edad, etc, influirán grandemente en las necesidades biológicas para crear equilibrio u homeostasis", resume Prange.

La dieta de la felicidad

Más allá de esta investigación publicada en Psychological Science, es importante recordar la existencia de lo que podríamos llamar una dieta de la felicidad, integrada por alimentos que procuran energía y mejoran el estado de ánimo y la concentración. Está compuesta por alimentos como los cereales integrales, la avena o el huevo, mientras que en lo que podríamos llamar la dieta de la agresión se encontrarían las grasas trans. Estas grasas, que se obtienen a partir de la hidrogenación parcial de los aceites vegetales, no sólo son nefastas para el corazón, algo bien conocido, sino también para el cerebro.   Ver artículo original.    

Recetas para no estar estresada

 

 Muffins de Avena y Arándano

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Gracias a las redes sociales no sólo podemos entretenernos por mucho tiempo, sino que también sacar dos o tres trucos para la cocina. El más reciente son los panes tostados con requesón para el desayuno o ricotta toast.Los panes tostados son versátiles y desde que las tostadas de aguacate cobraron popularidad, las variedades que se pueden hacer con ellos se volvieron infinitas, es por eso que la ricotta toast, o pan tostado con requesón, es perfecta para desayunar variado y nutritivo.El requesón es una buena fuente de proteína y de calcio, además de que su contenido graso es menor que el de la mayoría de los quesos y solamente aporta 4 g grasa por cada 100, lo que lo convierte en un alimento apropiado para incluir en una dieta de control de peso o de grasas, así como en la alimentación de personas con estómago delicado, por es un alimento de fácil digestión.Para hacerlo, sólo necesitas una rebanada de pan, cubrirlo con una capa de requesón y poner encima una amplia gama de opciones de aderezo, que puede ser dulce o salado. Aquí te dejamos varias ideas y tips para que te queden perfectas.Tuesta el panPrimero tuesta tu rebanada de pan ya sea en una tostadora o en un horno tostador, o en tu comal favorito en la estufa. Puedes usar pan de caja o baguette fresco.Capa de requesónYa sea que uses requesón o queso ricotta, asegúrate de aplicar una capa gruesa, para que sepa delicioso.¿Qué le pongo encima?Puede ponerle lo que se te antoje: prueba combinaciones simples, como jitomate y pepino, con sal, pimienta y aceite de oliva o simplemente aguacate. También puedes saltear unos jitomates Cherry y ponerlos sobre la capa de requesón.Si lo tuyo son las frutas, prueba añadir fresas en rodajas, bañar con miel y espolvorear con pimienta negra. Otra opción y combinación clásica dulce es poner rebanar un plátano y cubrirlo con Nutella. Para una tostada más sustancial, prueba exprimirle un poco de jugo de limón al requesón y poner encima un huevo frito y sazonar con hojuelas de chile y sal.Cualquiera de estas combinaciones te va a encantar y lo mejor de todo es que puedes probar las propias, con las frutas y verduras que tengas en casa.
La alfarería vidriada es una tradición mexicana de donde surgen las famosas vajillas de barro, en las cuales cientos de familias disfrutan de deliciosos platillos típicos, sin embargo, hay que tener cuidado con éstas pues se ha detectado la presencia de plomo en ellas. Para evitar un problema de intoxicación, a continuación te enseñamos cómo saber si las ollas de barro tienen plomo. El plomo con que se elaboran ciertos esmaltes o vidriados no sólo es dañino para los artesanos que lo utilizan, sino para quienes consumen estos productos cuando almacenan, cocinan y sirven líquidos o alimentos en vajillas, platos, ollas y otros recipientes con este acabado.¿Qué tan dañino es el plomo?De acuerdo a un artículo de la Revista del Consumidor, el plomo es un componente tóxico que daña los riñones y el sistema circulatorio, sobre todo la sangre; afecta el desarrollo neurológico, la audición y los huesos, además de alterar el sistema reproductivo, el embarazo y la lactancia. Es de suma importancia recalcar que no existe una cantidad de plomo segura en la sangre, de hecho, es una de las 10 sustancias químicas de mayor preocupación para la Organización Mundial de la Salud (OMS) y una vez que llega al sistema, sus efectos son irreversibles.¿Cómo detectar plomo en tus vajillas de barro?Puedes detectar si una pieza de barro contiene plomo de 3 formas bastante sencillas y con elementos que seguramente ya tienes en casa. Sumerge aproximadamente 25% de una pieza de tu vajilla de barro en vinagre blanco y déjala remojar por 24 horas. Si notas pérdida de brillo y su textura se vuelve rasposa, corres riesgo de intoxicación. Evita su uso por completo.En 10 ml de vinagre blanco agrega una pequeña cantidad de rodizonato de sodio y mezcla. A continuación, humedece un hisopo con la solución y frota la superficie de tu recipiente de barro. Si el hisopo cambia a color rojo, hay presencia de plomo.Mezcla 100 ml de agua con 100 ml de vinagre blanco. Vacía esta mezcla en el jarro o cazuela y ponlo a hervir durante 10 minutos. Deja enfriar la mezcla, colócala en un vaso y añade una pequeña cantidad de yoduro de potasio. Si la mezcla cambia a color amarillo, tiene plomo.Gracias a la Norma Oficial Mexicana NOM-231-SSA1-2016, ya existe una regulación respecto al plomo y otros metales en productos de alfarería vidriada, cerámica vidriada, porcelana y artículos de vidrio, por lo que existen diversos talleres alfareros en todo México donde ya trabajan el barro sin plomo. ¡Cuida tu salud y verifica que tus vajillas de barro no contengan plomo!
A la hora de la comida la pregunta siempre es ¿qué vamos a comer? Cuando la comida se convierte en un acto sagrado, el cómo, con quién, haciendo qué y por qué se ponen a la mesa junto al tenedor y al plato de sopa, porque ameritan una respuesta lúcida. Hace algunos días tuve la oportunidad de platicar con Beantpal Singh Khalsa, fundador de Conciencia Creativa y del podcast OM Vibraciones-Visiones, quien adicionalmente es experto en cocina ayurveda. Para él, el cuerpo es un templo sagrado en el que comer debería ser una decisión consciente, una acción en la que hay que poner atención al todo para armonizar y mantener la salud del cuerpo. Según Beantpal, el ayurveda, ciencia de la vida, es una filosofía que abarca multidisciplinariamente el bienestar del ser desde un punto de vista holístico. Particularmente en la cocina, el ayurveda propone un complejo sistema de alimentos que curan y equilibran al cuerpo pero que deben regularse acorde con las energías que se disponen al nacer: “Nacemos con una condición determinada por karmas anteriores derivados de las acciones de nuestra alma. Por experiencias anteriores es que tenemos un cuerpo con determinado karma físico”, apunta Beantpal. De ahí que el ayurveda hable del concepto de constitución individual o doshas. Las tres doshas que rigen el cuerpo, la mente y la conciencia se componen de los elementos de la naturaleza –de todo lo que es–: aire, fuego, agua, tierra y éter. Vatta representa aire y éter; pitta representa fuego y agua; kapha, representa agua y tierra. Aquí el meollo: el ayurveda explica que no se nace con estas energías en armonía –excepto por algunos unos cuantos de karma favorable– por lo que todas nuestras acciones, incluida la de alimentarse, deberían estar encaminadas a resarcir las aristas. Existe otro factor adicional: el agni o fuego digestivo. Beantpal dice que “todo tiene que ver con la digestión. Según los doctores y la ciencia, es en el intestino que se encuentra un segundo cerebro; ahí existen terminaciones neuronales con mucha información. Una persona feliz tiene un intestino feliz”, añade.Partamos de que el sol es fuego, entonces según el libro Cocina Ayuerveda para la autocuración de Usha Lad y Dr. Vasant Lad, “la comida contiene energía solar que el cuerpo sólo puede utilizar a través de la digestión”. De ahí que los alimentos se clasifiquen conforme a su relación de cercanía o lejanía al sol. Los alimentos que viven debajo de la tierra y que adormecen la mente son los tamásicos, como el jengibre, las raíces, la cebolla, aquellos a los que no les da el sol. Los alimentos rajásicos, como los granos y los vegetales, crecen a un metro de la tierra y absorben una cantidad moderada de sol por lo que aumentan las pasiones en los individuos. Los alimentos que se encuentran a un metro de la tierra o más son los sáttvicos y es a través de ellos que se puede llegar a la calma y lograr la salud, como con las nueces o algunas frutas tropicales. Estas observaciones permiten comprender las energías que juegan intrínsecamente en los ingredientes que ponemos dentro de la olla o la sartén.Hay más. Los sabores o rasas. Cada alimento debería tener las seis cualidades del sabor en armonía –la dulce, la agria, la salada, la picante, la amarga y la astringente–. Justo en este malabar sápido es que nace la cocina ayurvédica: en el acto de combinar los sabores de tal suerte que equilibre las doshas y, claro, que le haga un guiño a los sentidos desde una perspectiva más elevada que simplemente la sensorial: “la alimentación ayurvédica transforma la forma de ver las cosas porque uno establece una relación sagrada con los alimentos”, asegura Beantpal.Para iniciar una dieta ayurvédica es imprescindible reconocer el elemento que rige a cada individuo. Beantpal afirma que no sólo uno sino hasta dos doshas pueden ser las dominantes. La persona pitta es aquella expansiva y móvil, de temperatura corporal elevada, rostro en forma de corazón, estructura entre ligera y media; los reconocerás por sus ojos brillantes, su sed excesiva. Son irritables, suelen tener una mente ágil, inquisitiva. Son líderes natos.  La persona vatta es de complexión delgada, menuda, pequeña; generalmente odia el frío y ama el calor. Aquella es una persona de mente dispersa, ansiosa, atacada por sus inseguridades; suele permanecer en acción, actuar impulsivamente y amar el cambio; lleva los pies fríos, el cutis, el cabello y los ojos oscuros.El individuo kapha, en cambio, tiene los huesos pesados, una estructura corporal gruesa, una piel suave y lozana. Su naturaleza pacífica le precede; es bonachón, con buen sentido del humor; tiene vigor y su parte favorita de la comida es el postre. Una vez comprendido que existe un elemento dominante que rige a cada ser y a cada alimento, hay que tomar las decisiones correctas para neutralizar las energías. Los sabores en la combinación idónea equilibran los sistemas corporales y más aún, pueden ser un factor de felicidad. Por ejemplo, es favorable que un kapha (tierra y agua) consuma algo de picante (fuego) en sus comidas, mientras que a un vatta (fuego y agua) le van bien los agentes dulces extraídos de la naturaleza como los dátiles. La dieta ayurvédica nos enseña a tomar conciencia de lo que nos hace bien y soltar los apegos de lo que obstaculiza la armonía. Conocer y escuchar al cuerpo es camino y no vereda hacia un amor verdadero a quienes somos. Todo comienza con aceptarnos y reconocernos. Para Beantpal, todo es cuestión de en qué frecuencia se quiere vibrar de forma consciente: “Una comida nos da la oportunidad de amarnos en otros sentidos: darnos salud, armonía, bienestar. Para poder sentirme más cómodo con mi esencia, ahora es más lo que me quito que lo que me pongo. Es una forma de honrar nuestra naturaleza y salud. Simple is beautifiul”.Arroz de la cocina india para las tridoshas3 tazas de arroz basmati1/3 de taza de aceite de semilla de girasol1 cdta. de mostaza negra en grano1 cdta. de comino tostado1 cdta. de gran masala½ cdta. de sal de mar½ taza de cilantro, picado1 cebolla amarilla pequeña, picada1 guindilla verde, picadaEnjuaga el arroz dos veces o hasta que salga el agua clara. Sofríe el aceite y añade los granos de mostaza, el comino y el gran masala. Sazona con la sal. Agrega el cilantro, las cebollas y la guindilla. Una vez dorados, incorpora el arroz y fríelo. Agrega agua y deja cocinar hasta que el agua se evapore. Este arroz de la cocina india equilibra las tres doshas. Si tienes más preguntas te dejo la página de Facebook de Beantpal. 
La alfarería vidriada es una tradición mexicana de donde surgen las famosas vajillas de barro, en las cuales cientos de familias disfrutan de deliciosos platillos típicos, sin embargo, hay que tener cuidado con éstas pues se ha detectado la presencia de plomo en ellas. Para evitar un problema de intoxicación, a continuación te enseñamos cómo saber si las ollas de barro tienen plomo. El plomo con que se elaboran ciertos esmaltes o vidriados no sólo es dañino para los artesanos que lo utilizan, sino para quienes consumen estos productos cuando almacenan, cocinan y sirven líquidos o alimentos en vajillas, platos, ollas y otros recipientes con este acabado.¿Qué tan dañino es el plomo?De acuerdo a un artículo de la Revista del Consumidor, el plomo es un componente tóxico que daña los riñones y el sistema circulatorio, sobre todo la sangre; afecta el desarrollo neurológico, la audición y los huesos, además de alterar el sistema reproductivo, el embarazo y la lactancia. Es de suma importancia recalcar que no existe una cantidad de plomo segura en la sangre, de hecho, es una de las 10 sustancias químicas de mayor preocupación para la Organización Mundial de la Salud (OMS) y una vez que llega al sistema, sus efectos son irreversibles.¿Cómo detectar plomo en tus vajillas de barro?Puedes detectar si una pieza de barro contiene plomo de 3 formas bastante sencillas y con elementos que seguramente ya tienes en casa. Sumerge aproximadamente 25% de una pieza de tu vajilla de barro en vinagre blanco y déjala remojar por 24 horas. Si notas pérdida de brillo y su textura se vuelve rasposa, corres riesgo de intoxicación. Evita su uso por completo.En 10 ml de vinagre blanco agrega una pequeña cantidad de rodizonato de sodio y mezcla. A continuación, humedece un hisopo con la solución y frota la superficie de tu recipiente de barro. Si el hisopo cambia a color rojo, hay presencia de plomo.Mezcla 100 ml de agua con 100 ml de vinagre blanco. Vacía esta mezcla en el jarro o cazuela y ponlo a hervir durante 10 minutos. Deja enfriar la mezcla, colócala en un vaso y añade una pequeña cantidad de yoduro de potasio. Si la mezcla cambia a color amarillo, tiene plomo.Gracias a la Norma Oficial Mexicana NOM-231-SSA1-2016, ya existe una regulación respecto al plomo y otros metales en productos de alfarería vidriada, cerámica vidriada, porcelana y artículos de vidrio, por lo que existen diversos talleres alfareros en todo México donde ya trabajan el barro sin plomo. ¡Cuida tu salud y verifica que tus vajillas de barro no contengan plomo!
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD