¿Comes de más cuando estás estresada?
Dietas

¿Comes de más cuando estás estresada?

Por Kiwilimón - Febrero 2014
Un nuevo estudio sobre la relación entre alimentación y el estrés confirma lo que ya sospechábamos: las personas que en situaciones de ansiedad se lanzan al refrigerador y les da por devorar lo que encuentran a su paso reducen el consumo de alimentos pasados los momentos de tensión, mientras que los individuos que pierden el apetito tienden a consumir más cuando viven experiencias positivas. Nuestras amigas de ActitudFEM nos comparten esta información.  

Según el autor del estudio, Gudrun Sproesser, de la Universidad de Konstanz (Alemania), “tanto los que se saltan comidas como los que pican de más muestran maneras diferentes de compensar sus patrones habituales en respuesta a emociones positivas y negativas”.

Aprender a comportarnos

Mientras que la sabiduría convencional sugiere que los que comen más cuando sufren estrés son los que necesitan regular sus hábitos -entre un 40 y un 50% de la población, de acuerdo con este trabajo- el estudio sugiere que el comportamiento puede ser beneficioso en situaciones no estresantes. “No debería considerarse de forma automática que los que comen de más cuando están estresados corren el riesgo de ganar peso”, señala Sproesser, “tenemos que adoptar una posición dinámica en lo que se refiere a la alimentación en múltiples situaciones, tanto positivas como negativas”. Este experto cree que es necesario reevaluar las recomendaciones habituales en torno a los hábitos de alimentación cuando estamos estresados. Recomendar mayor control a los que pican cuando se agobian, por ejemplo, podría influir negativamente en sus mecanismos de compensación.

No todos reaccionamos de la misma manera

Por su parte, Kennenth Orange, experto en nutrición y terapias naturales, lo explica de mejor manera: "Lo que para una persona es medicina para otra es veneno". Prange subraya que cada persona tiene su propia biología y mecanismos de compensación. “La homeostasis es un concentro clave en lo que se refiere al estrés. En biología, la mayoría de los procesos bioquímicos buscan mantener un equilibrio, un estado estable que existe más como ideal que como condición alcanzable. Los factores ambientales, los estímulos internos y externos, continuamente afectan la homeostasis. La condición actual de nuestro organismo es un estado de flujo constante que vacila alrededor de un punto homeostático que es la condición óptima de nuestro organismo para vivir. Esta condición a menudo se refiere a los mecanismos de auto curación del organismo. Las condiciones actuales del individuo, su cultura, hábitos, sexo, edad, etc, influirán grandemente en las necesidades biológicas para crear equilibrio u homeostasis", resume Prange.

La dieta de la felicidad

Más allá de esta investigación publicada en Psychological Science, es importante recordar la existencia de lo que podríamos llamar una dieta de la felicidad, integrada por alimentos que procuran energía y mejoran el estado de ánimo y la concentración. Está compuesta por alimentos como los cereales integrales, la avena o el huevo, mientras que en lo que podríamos llamar la dieta de la agresión se encontrarían las grasas trans. Estas grasas, que se obtienen a partir de la hidrogenación parcial de los aceites vegetales, no sólo son nefastas para el corazón, algo bien conocido, sino también para el cerebro.   Ver artículo original.    

Recetas para no estar estresada

 

 Muffins de Avena y Arándano

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Dicen que si quieres conocer a una ciudad y su sociedad, no hay nada mejor que recorrer sus mercados, ya que son puntos de encuentro para las personas, en los que se reúnen a comprar y vender los productos que son base en sus hogares. En la Ciudad de México, en cada colonia nos podamos encontrar al menos uno, cuyo colorido y diversidad te va a enamorar. Pero hay algunos mercados que por su trascendencia y prestigio tienes que conocer y visitar.Mercado de JamaicaEste mercado, famoso por su variedad de flores y hermoso colorido está ubicado en la calle Guillermo Prieto 45, Venustiano Carranza, Jamaica, a unos pasos del metro Jamaica, llamado así en su honor. Visitar el Mercado de Jamaica es toda una experiencia sensorial, visual y olfativa, es transportarte a un paraíso lleno de las variadas y maravillosas flores que son lo más característico del mercado, ya que ahí se ofrecen unos cinco mil tipos de flores y plantas; sin embargo, no es lo único que hay, pues también puedes encontrar frutas y verduras, piñatas, dulces, abarrotes, jarciería, además de ropa y calzado.La MercedEste mercado es el más antiguo de la CDMX y es un gran centro de abasto de alimentos. Diablitos, carpas de colores, antojitos, artículos de cocina, dulces típicos y todo para tu negocio de comida es lo que puedes encontrar en los pasillos de este tradicional lugar. El Mercado de la Merced es el mayor mercado de la Ciudad de México. Cuenta en su interior con una estación de metro (Metro Merced) y genera casi 500 toneladas de basura en un día. ¡Imagínate! Con su gran diversidad de productos, satisface todas las necesidades del cliente nacional y extranjeros que diariamente lo visitan. Mercado de SonoraEste lugar tiene un sinfín de productos esotéricos y de brujería para todo tipo de cultos: santería, chamanismo, para fieles de la Santa Muerte, de San Judas, San Charbel y otras veneraciones. Miles de personas acuden diariamente a hacerse limpias o consultas de cartas, tarot y otras adivinaciones. También encuentras animales exóticos, plantas medicinales y hierbas, veladoras para conseguir trabajo, para “atraer” al ser amado y para cortar la mala vibra.Mercado de San JuanEste mercado es un recorrido imprescindible en la Ciudad de México, ya sea para turistear, comer delicioso o tomar fotos. De hecho, es ya un sitio especial para gente local y extranjeros por su increíble diversidad de comestibles finos, exóticos y productos gourmet.Por ejemplo, carne de león, lechón, cabrito, conejo, codorniz, arrachera, armadillo, venado, búfalo, alacrán, escamoles, chapulines, jumiles, acosiles y comida que parece sacada de una película es algo de lo que puedes encontrar en este impresionante mercado. Te recomendamos comer en alguna charcutería y probar los quesos finos.Si hay un lugar mágico en todas las ciudades sin duda son los mercados, y si aún no conoces estos lugares especiales, ¡tienes que visitarlos para que te enamores de lo que ahí puedes encontrar!
Comienza la época del año en la que las hojas caen de los árboles y grandes vientos nos azotan, llegan los fríos pero aún no es la temporada más helada. Para esta época, te tenemos la solución con las bebidas más deliciosas para darle la bienvenida a la última parte del año.Aquí te dejamos estas deliciosas bebidas para el otoño que debes preparar.Latte de calabazaEl latte de calabaza es una de las bebidas más características del otoño, su sabor condimentado nos recuerda la época del año en la que estamos y es más fácil de preparar de lo que te imaginas.Para realizarlo necesitamos café, puré de calabaza, saborizante al gusto, especias, leche y crema batida. Lo que tienes que hacer es poner en un recipiente el puré de calabaza con el saborizante y las especias, luego se le agrega la leche y se pone a hervir revolviendo todo para deshacer los grumos y que todo quede bien incorporado, después se le agrega el café que de preferencia debe estar recién hecho. Se revuelve todo y se puede decorar con crema batida y un poco de canela en polvo. Sidra de ManzanaLa sidra de manzana es una bebida deliciosa que puedes tomar tanto fría como calientita, cuyo sabor te envolverá en esta época otoñal. Para hacerla, tienes que poner a hervir 10 manzanas en una olla con agua, agrega una cucharada de canela en polvo, una pizca de clavo, ¾ de taza de azúcar y déjalo a fuego muy bajo por una hora. Deja calentar y luego cuela el resultado hasta que quede un líquido sin grumos. Refrigera y tómalo frío o caliente.Atole de avenaCuando comienza la temporada de otoño, no hay nada mejor que un atole dulce y delicioso. Este atole de avena es perfecto para la época y para hacerlo no necesitas muchos ingredientes. Hierve medio litro de leche con un poco de azúcar y una varita de canela. Agrega 100 g de avena en hojuela y mueve la mezcla hasta que quede la textura que deseas.Té de arándanoLos frutos rojos tienen un sabor que va muy bien con el otoño y nada mejor que incorporarlo con una bebida calientita. Hacerlo es realmente fácil y seguramente lo disfrutarás muchísimo. Hierve un litro de agua con 100 g de arándanos y espera de 2 o 3 minutos, posteriormente baja la temperatura y agrega 1 varita de canela, 1 clavo, 2/3 de taza de azúcar, el jugo de media naranja y de medio limón. Revuelve, deja reposar por 1 hora y ¡está listo!Infusión de canelaPuede que la canela sea el sabor oficial del otoño y la verdad es que queremos agregarla a todo. Además de que esta especie contiene muchas propiedades, esta infusión puede ayudarte a protegerte de enfermedades. En un litro de agua hirviendo, agrega 1 varita de canela. Puedes tomar esta preparación caliente o utilizar esta infusión como un concentrado al que le puedes agregar agua fría para disfrutar como té helado. Café con dulce de lechePara combatir el frío y los fuertes vientos cae muy bien un café calientito y dulce. Para hacerlo necesitas mezclar el dulce de leche con el café bien caliente para que se disuelva bien y luego echa un chorrito de licor de café al gusto, puedes decorarlo con crema batida y a disfrutar. El otoño es una época hermosa que con sus colores característicos y su clima particular nos invita a disfrutar de estas deliciosas bebidas. ¿Cuál se te antoja más?
Comer no es sinónimo de nutrirnos. Sí, quizá pienses que estás bien alimentado porque comes varias veces al día, pero cabe la posibilidad de que estés malnutrido y no lo sepas.Cuando escuchas la palabra malnutrición, seguramente se te vienen a la mente imágenes de niños en estado de emaciación, donde los huesos son visibles en la piel, es por esto que frecuentemente se nos olvida lo que malnutrición significa.¿Qué es la malnutrición?De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la malnutrición es tanto las carencias como “los excesos o los desequilibrios de la ingesta de nutrientes de una persona”, y abarca dos tipos de afecciones.La desnutrición, la cual abarca el retraso del crecimiento en cuanto a estatura; la emaciación que es el peso menor al que corresponde a la estatura o la edad, y falta de vitaminas y minerales importantes.El segundo es el sobrepeso y la obesidad. Esto se enfoca en todas las enfermedades no transmisibles relacionadas con la alimentación, como cardiopatías, accidentes cerebrovasculares, diabetes y cáncer. A grandes rasgos, el término malnutrición se refiere a comer muy poco, comer mucho, combinar incorrectamente los alimentos, ingerir alimentos con poco valor nutricional o alimentos contaminados.Otro de los pensamientos errados sobre la malnutrición es que se cree que el hambre es un problema que afecta a países tercermundistas, mientras que la obesidad, a países de primer mundo; sin embargo, debes saber que esto es un problema global, que nos afecta a todos.Y no sólo eso, según datos de la OMS, una de cada tres personas sufre algún tipo de malnutrición. Es más común de lo que crees ver a personas con diferentes formas de malnutrición convivir en el mismo país, en la misma comunidad y, a veces, hasta en la misma familia. El problema es tan grave que los gobiernos, así como la Organización Mundial de la Salud y Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, están realizando acciones en conjunto para erradicar la malnutrición. En casa, podemos prevenir esta afección organizando nuestras comidas y haciendo mejor selección de los alimentos que vamos a consumir. Y a nivel comunidad, puedes aportar al trabajo de fundaciones y asociaciones dedicadas a ayudar a niños de escasos recursos a tener una alimentación balanceada, como Dibujando un mañana o Comer y Crecer, y contribuir a que se desarrollen sanos y tengan un mejor futuro.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD