Comida baja en grasa
Dietas

Comida baja en grasa

Por Kiwilimón - Enero 2013
La ingesta de alimentos es una responsabilidad para cada una de nosotras, pues gracias a ello podemos hablar de una buena o mala alimentación, la cual repercute en subir de peso considerablemente o mantener una figura y un peso ideal. Además, aunado a lo anterior, se encuentra el hacer ejercicio, pues es una parte esencial para que nuestro organismo se encuentre en un ritmo adecuado y con las suficientes energías, nutrientes y carbohidratos para realizar todo lo que queramos. Por ello es importante que el consumo de grasas sea el adecuado para que no tengamos que padecer excesos que nos hagan ver con sobrepeso, nos hagan sentir mal físicamente, tengamos pereza y al final terminemos padeciendo enfermedades. La comida baja en grasa es importante ser considerada para estos casos en los que deseamos mantener una dieta balanceada y complementar nuestros ejercicios diarios. Este tipo de comida posee diversos nutrientes que nos darán lo necesario para el día a día. Es importante visitar a un nutriólogo para conocer cuál es el tipo de alimentos y dieta balanceada que debemos llevar a cabo. Nuestro organismo lo agradecerá. Recetas de cocina A continuación te dejamos uns breve lista de recetas de cocina bajas en grasa, mismas que te serán de ayuda para comenzar a balancear tu dieta. (es importante hacer click en el título de la receta para ver más detalles de preparación de la misma) Champiñón Nevado. Además de ser un platillo ligero lo puedes usar como guarnición para acompañar tus platillos favoritos. Pollo a la Provenzal. Deliciosa receta de pollo a las hierbas de provenzal, son ricas y saludables. Sopa de Camarones Hot n Sour. Receta de rica sopa de camarones con un toque picante. Gazpacho. Receta de fresca y sana sopa de jitomate para toda ocasión. Taquitos Ultra Light. ¿Quién dijo que los tacos no podían ser dietéticos? Con esta receta tienes un platillo de sólo 170 calorías. ¡Provecho! Ceviche de Salmón y Calabacín. Ligero, nutritivo y delicioso ceviche de salmón y calabacín. Ensalada cobb. Disfruta de una variedad de ingredientes en una deliciosa receta de ensalada rica en proteína. Ceviche vegetariano. Este ceviche es un tipo de ensalada fresca y ligera donde se mezclan muchos ingredientes saludables. Filete de Pescado al Curry. Saludable receta de pescado con sabor Hindú. Arroz Integral con Vegetales Asados. Fácil y nutritiva ensalada de arroz.  

Para conocer más recetas de cocina bajas en grasa, haz click aquí.

     
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La gastronomía de Colombia es un agasajo de sabores y combinaciones que nadie puede resistir y así como lo demuestran sus populares platillos como el sancocho o la bandeja paisa, los postres típicos de Colombia también tienen mucho que ofrecer. Es por eso que te presentamos los mejores platillos colombianos dulces que tienes que conocer. Arequipe Sin duda, el arequipe es el postre colombiano por excelencia: se trata de una crema muy similar al dulce de leche, la cual la utilizan para completar otros postres o la sirven con obleas y galletas saladas. ¿Lo has probado? Plátanos calados Otro postre típico de Colombia que conquista a todo aquel que lo prueba es el plátano calado, parecido a los plátanos machos fritos en México. En Colombia se preparan con mantequilla, azúcar morena, natilla y se acompañan con helado de vainilla. Son un postre casero con la sazón de las abuelas. MielmesabeEl mielmesabe, también conocido como cortada o miguelucho, es un postre colombiano originario de la región cundiboyacense. Está hecho a base de leche cortada, piloncillo y especias. ¿Lo acompañarías con algún otro postre?Arroz con leche Arroz con lecheEl arroz con leche es un postre popular en todo América Latina, pero en Colombia es muy común consumirlo después del ajiaco o sancocho. El arroz con leche colombiano tiene un toque muy casero que se prepara con canela, leche y arroz. Cocadas Un postre típico de Colombia que no te puedes perder son las cocadas, típicas de la zona costera. Las cocadas de Colombia se preparan con leche condensada, coco rallado y aceite en aerosol y son muy fáciles de hacer. ¡Su sabor es delicioso! Merengón El merengón es uno de los postres típicos de Colombia más aclamados por el público. Este dulce es muy parecido al típico merengue en México y se elabora con crema blanca, crema de fruta y tu fruta favorita. Mazamorra El maíz es un ingrediente indispensable en la gastronomía colombiana ya que no sólo se usa en los guisados, sino también en los postres como la mazamorra, una sopita dulce de maíz con queso panela, leche y canela en polvo. Su consistencia es muy similar al arroz con leche. Probar los postres típicos de Colombia es aventurarte a un viaje de sabor por todo el país, ¿por qué postre te gustaría empezar?
La comida tradicional mexicana es tan maravillosa que en 2010 fue declarada como Patrimonio de la Humanidad y es que además de ser exquisita, es un reflejo de la historia por la que ha atravesado México, desde la época prehispánica hasta la conquista española, de donde surgieron maravillosas combinaciones conocidas como platillos mestizos. Es por eso que hoy vamos a hablar de los mejores platillos mexicanos con influencia española. Estos platillos mestizos tienen sus raíces en las culturas prehispánicas, que utilizaban ingredientes típicos como el maíz, la calabaza, el epazote, los aguacates, los chiles o los nopales y se mezclaron con productos españoles como el ajo, algunas especias o la carne de cerdo, formando así una sinergia culinaria llena de sabor y cultura. Chiles en nogada La comida tradicional mexicana de las fiestas patrias, es sin duda, el sabroso chile en nogada, hecho con ingredientes mexicanos como el chile poblano, pero combinado con ingredientes españoles, tal como las nueces de Castilla y la carne de puerco, traída por los conquistadores a nuestras tierras. Pozole No debe sorprendernos que el pozole mexicano también tenga influencia española, ya que a pesar de que el maíz cacahuazintle era un manjar para los gobernantes y sacerdotes en la época prehispánica, la carne de cerdo de los españoles llegó para sustituir otros ingredientes, dando como resultado este maravilloso potaje que se popularizó en todos los estados de México. Mole rojo El mole es uno de los más grandes ejemplos de comida mestiza, porque, aunque sus ingredientes más importantes son los chiles y el cacao, está hecho con almendras, ajonjolí, especias y otros elementos traídos desde España. Barbacoa La llegada de ingredientes del Viejo Mundo trajo consigo la importación de algunos vacunos, cabras, cerdo y corderos, que específicamente la cultura tlaxcalteca supo aprovechar bastante bien al aprender a envolverlos en pencas asadas de maguey y cocerlos en hoyos bajo la tierra, dándonos como resultado la deliciosa barbacoa que nadie se puede resistir. Enchiladas Otro platillo con influencia española versátil y muy rico, son las enchiladas, hechas con maíz y salsa de chiles endémicos y rellena de carnita o queso, cuyas raíces vienen de las guarniciones hispanas que trajeron los conquistadores. Con estos platillos mestizos definitivamente podemos afirmar que la gastronomía mexicana no sería igual sin la herencia culinaria de España, ¿estás de acuerdo?
El aguacate no sólo te provee de grasas buenas y sabe delicioso en pan tostado o guacamole, sino que además puedes hacer té con el hueso y obtener muchos otros beneficios.El té de hueso de aguacate tiene un sabor amargo que se puede equilibrar fácilmente con edulcorantes naturales o combinándolo con otros alimentos y se ha vuelto popular sobre todo entre los entusiastas del fitness en todo el mundo.Los beneficios del té de hueso de aguacate son muchos, pero destacan los siguientes:Las semillas de aguacate también son efectivas para combatir el colesterol malo.Los aguacates son una buena fuente de antioxidantes que ayudan a combatir el daño de los radicales libres y los antioxidantes en las semillas de aguacate puede prevenir ciertas enfermedades.Las semillas de aguacate son fuente de fibra, lo cual ayuda a promover la saciedad.También son una buena fuente de calcio.El té de aguacate puede resultar muy fructífero para la digestión y, por ejemplo, si sientes pesadez o si has estado estreñido, tomarlo te ayudará a liberar el estómago.El té está lleno de propiedades antiinflamatorias y ayuda a reducir el dolor que la hinchazón provoca.Al igual que la fruta, la semilla del aguacate también es una muy buena fuente de potasio.Al ser una rica fuente de vitamina C, las semillas de aguacate también tienen beneficios para la piel e inducen un brillo natural.Cómo aprovechar los beneficios del té de semilla de aguacateTomar una taza caliente de este té después de la comida puede ayudarte a aumentar la digestión, gracias a la fibra soluble del hueso del aguacate. Si tienes dolor de estómago, el té también puede ayudarte a aliviarlo y a reducir la inflamación. Para prepararlo, pon a calentar una taza de agua y hierve la semilla del aguacate durante un poco más de 5 minutos, esto sirve para suavizar el hueso. Una vez que esté suave, sácalo del agua con cuidado y en trozos pequeños, para después molerlo en un procesador de alimentos, en la licuadora o también puedes usar un molinillo de café. Para hacer el té de hueso de aguacate, coloca el polvo de hueso de aguacate en un recipiente con agua caliente y hierve a fuego bajo durante unos minutos. Listo, una vez que lo sirvas, puedes endulzarlo con unas gotas de miel o cualquier otro edulcorante natural para que tenga mejor sabor.La próxima vez que abras un aguacate, no tires el hueso y mejor aprovecha las propiedades de esta fuente de calcio, fibra, antioxidantes, potasio y vitamina C. Sus beneficios te ayudarán a combatir el colesterol malo y el daño de los radicales libres, mejorarán tu digestión, además de reducir la inflamación.
Son las doce del día y para el chef de casa podría ser un momento de angustia. ¿Qué voy a cocinar hoy? El dilema no se resuelve lanzando una moneda al aire, sobre todo si la familia pide renovar y, si a la par, hay un reporte qué entregar en el trabajo o una junta a la cual asistir. Las ideas se nos secan. El tiempo nos vigila. El refri espera. No te preocupes y sigue leyendo.Abre tu mente.Inspírate, inspírate, inspírate. Para saber qué cocinar hoy sobrevuela la página de tu súper favorito y entérate cuáles son los ingredientes de la temporada. Ellos te darán ideas sobre lo más fresco disponible. La otra –la infalible– es adentrarse en plataformas de cocina como Kiwilimón para explorar entre recetas y antojos. Nosotros renovamos nuestras sugerencias continuamente para que tu foco culinario permanezca prendido. Ya sabes, lo que no se te ocurre a ti, se le pudo ocurrir a alguien más. Checa tu guarida. Comienza por explorar tu congelador. ¿Todavía guardas el mole de tu tía desde su cumpleaños? ¿Tienes el chicharrón en salsa que te quedó de una comida familiar? Sácalos. Eso sí, no los presentes igual. Compleméntalos o dales una nueva forma para que nadie sospeche su procedencia bajo cero. Procura descongelar en la mañanita, a penas salga el sol. El tema es que si descongelas de golpe algunos alimentos –como el salmón o el pollo– podrían tomar olor a refrigerador y hacerse fibrosos. Si en el congelador no hubo material de inspiración, continúa con el refri. Siempre hay algo al límite de caducar: esa será la señal divina que te hará saber qué cocinarás hoy. ¿Sólo tienes huevos? Todo cuenta. Una tortilla de patatas o una frittata de verduras son una comida entera si las complementas con una ensalada y rebanadas de pan a la parrilla.Lo último para explorar es la alacena. Una proteína –vegetal o animal, enlatada o en conserva– será suficiente. No la prepares desprovista de diversión. ¿Qué tal en un atún a la vizcaína o en unas tostadas de salpicón de atún? No olvides a las leguminosas como los frijoles, las lentejas y los garbanzos: ellas constituyen una fuente ideal de proteínas. Hay mil formas de convertirlas de guarnición a plato fuerte. ¿Nos comemos una hamburguesa de lentejas?Planea tu menú con anticipación. Mi recomendación: no te llenes de pensamientos logísticos el domingo por la noche. El sábado a medio día, con toda calma, planea qué cocinarás. Una buena forma de hacerlo es seguir un modelo de alimentación por días de la semana. Por ejemplo, lunes, platillos sin carne (usando proteínas vegetales); martes, comida tradicional; miércoles, proteína asada y ensaladas; jueves; cocina del mundo; y viernes, comida divertida. Así comenzarás el proceso creativo desde un punto de partida y con un buen balance nutricional. Un producto, mil formasUn ingrediente es un lienzo infinito. Él puede ser tu salvador en los capítulos diarios de “¿Y qué cocino hoy?”. Si tienes pollo y debes descongelar toda la pieza, piensa en las posibilidades de la misma cocción. Por ejemplo, el caldo del pollo te servirá de base para sopas, cremas y salsas. El pollo se puede dividir en tres partes. La primera, picado en cubos para preparar una ensalada cremosa; la segunda, desmenuzado y como relleno de unas enchiladas de chile cascabel; la tercera, como relleno de un chile poblano junto a un caldillo de tomate. A las verduras del caldo, drénalas y añádeles queso manchego y un poco de requesón para gratinarlas o bien, córtalas en cubos para preparar una ensalada con tocino. Si cociste calabacitas, una opción es rellenarlas con rajas y queso, hacerlas lasaña o bien, cortarlas a lo largo y grillearlas para sustituir un huarache de masa.ImprovisaNo te dio tiempo de inspirarte. No te dio tiempo de pasar al súper. No te sientas mal. A todos nos pasa. Aquí viene el tip: saltea todo lo que tengas de verduras en una olla, agrega una proteína y termina con una salsa para pasta. No tienes proteínas, pero tienes huevo. Unas tortitas de vegetales serán tus salvadoras. ¿Tienes pechugas de pollo y verduras? Júntalo todo y haz una nueva versión de discada para taquear. Recuerda que todo –sí, todo– cabe en una olla o en un taquito.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD