Cómo bajar de peso
Dietas

Cómo bajar de peso

Por Kiwilimón - Enero 2013
Actualmente sabemos que existen muchas formas para reducir esos kilos demás. Dietas, ejericios, regímenes, nutriólogos, etc. Todos son factores y medios para que podamos bajar de peso. Pero, la realidad es que más allá de que todo se conjunte, es importante tener en cuenta antes que nada qué es lo que deseamos hacer con nuestro cuerpo. Hay varias formas para adelgazar y cada persona reacciona diferente a ellas. Por esta razón la dieta o sistema que le funciona a una persona no le funciona a la otra. A continuación te dejamos los métodos más comunes para reducir el peso corporal:
  1. Dietas. Hay muchas dietas y casi todas funcionan. Las dietas más efectivas son las que nos enseñan cómo comer para que al alcanzar nuestro peso deseado no volvamos a ganarlo. Hay varios tipos de dietas: Leer tipos de dietas
  2. Suplementos. Generalmente estos suplementos no funcionan o no funcionan bien. Si funcionaran no habría gordos.
  3. Tratamientos. Hay muchos tratamientos para adelgazar y pueden ayudar a perder un poco de peso. Funcionan mejor al acompañarlos con dieta y con ejercicio.
  4. Liposucción y cirugías. Hay cirugías para ayudar a las personas con obesidad extrema a adelgazar pero no son para todas las personas y quienes se hacen la cirugía después tienen que cambiar la forma en que se alimentan. La liposucción y la cirugía plástica como la abdominoplastia no son para adelgazar, sino para tornear el cuerpo y eliminar pocos de grasa localizada.
  5. Ejercicio. A la hora de adelgazar el ejercicio ayuda a: quemar calorías, tonificar el cuerpo evitando la flacidez, dar energía y eliminar estrés. El ejercicio por sí mismo sin combinarlo con una alimentación sana ayuda a adelgazar pero no es tan efectivo como el comer las cantidades apropiadas. Si deseas adelgazar necesitas mejorar tu alimentación y hacer ejercicio cardiovascular o aeróbico.
  6. Sin dieta. Esto es lo más apropiado. Se puede adelgazar sin dieta ya sea comiendo una menor cantidad sin hacer cambios a nuestra alimentación o comiendo de forma saludable. Ambas formas funcionan, pero lo más saludable es lo segundo. De esta forma se adelgaza más despacio pero los cambios son beneficiosos para el resto de nuestra vida y es más fácil mantener el peso deseado.

Recetas de cocina

A continuación te dejamos algunas recetas de cocina muy buenas para que formen parte de tu dieta diaria de alimentación balanceada, y así contribuyan a la reducción de tu peso. (es importante hacer click en el título de la receta para ver más detalles de preparación de la misma) Filete de Pescado con Salsa de Cítricos con Jengibre. Una rica receta para cocinar los filetes de pescado en una salsa de cítricos con Jengibre. Es una gran opción para dietas ya que solo tiene 130 calorías por porción y 5 gramos de carbohidratos. Crema de Coliflor Light. Esta receta es deliciosa y te la puedes comer sin culpa. Sopa de Chícharo. Prepara esta sopa de chícharo ideal para cualquier ocasión. Ensalada Rigatoni. Refrescante y equilibrada mezcla de verduras con carbohidratos, un platillo bajo en calorías y fácil de preparar. Camarones al Ajillo. Fácil receta de camarones al ajillo para impresionar a cualquiera y se cocina en 20 minutos. Fajitas de Pollo y Champiñones. Deliciosas fajitas de pollo con champiñones ideales para fiestas y reuniones.  

Para conocer más recetas de cocina ligeras, haz click aquí.

     
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Si haces el mandado el fin de semana, y para el martes o miércoles los plátanos y aguacates ya se han echado a perder, tal vez el problema no es que no sepas elegir tus alimentos, sino que no sabes cómo guardarlos. Descubre las mejores formas de conservar tus frutas y verduras en buen estado por más tiempo.Algunos alimentos (al igual que las flores) producen un gas llamado etileno. Este gas hace que las frutas y verduras maduren más rápido. Para evitar que tus frutas y verduras se echen a perder en poco tiempo, separa los aguacates, plátanos, kiwis, mangos, papayas y tomates de las manzanas, espárragos, zanahorias, pepinos, lechugas, papas y melones.Existen verduras o frutas climatéricas (como el aguacate, durazno, higo, kiwi, mamey) y no climatéricas (por ejemplo, aceitunas, fresa, cereza, arándano). La diferencia entre estas dos es que las primeras pueden comprarse sin estar aún maduras, mientras que las segundas deben adquirirse cuando ya están maduras. Si los alimentos climatéricos aún no están listos para comerse, déjalos fuera del refrigerador y espera hasta que maduren para guardarlos.El apio requiere cuidados especiales. Para que dure más tiempo fresco, crujiente y con un verde intenso lo mejor que puedes hacer es envolverlo en papel aluminio. Después, solo tienes que guardarlo en una sección del refrigerador en la que nada más pueda aplastarlo. papayas y tomates de las manzanas, espárragos, zanahorias, pepinos, lechugas, papas y melones. Las papas en realidad no requieren refrigeración. Solo debes guardarlas en un lugar fresco, seco y sin luz. Nada  más te recomendamos estar muy al pendiente y no olvidarlas, ya que cualquier gota de humedad puede provocar un brote y convertir tus papas en unas plantitas.La lechuga, kale, espinaca y ese tipo de alimentos no tienen la misma caducidad que otras frutas y verduras. Aunque lo ideal es que las consumas uno o dos días después de comprarlas, también puedes extender su tiempo de frescura envolviendo las hojas en una toalla de papel y después guardándolas dentro de una bolsa de plástico.Los hongos son muy delicados, por lo que no duran mucho tiempo después de cortarlos. Para evitar que se echen a perder debes guardarlos en un lugar fresco y seco. Recuerda que es muy importante mantenerlos alejados de la humedad, ya que esta hace que se acelere el proceso de descomposición de los champiñones.Uno de los errores más comunes que cometemos es poner los tomates en el refrigerador. Para conservar en buen estado los tomates por más tiempo hay que ponerlos en un recipiente a temperatura ambiente. Ten presente que las frías temperaturas del refrigerador afectan el sabor y la textura del tomate, así que lo mejor es tenerlos en la barra de la cocina, lejos de las fuentes de calor y de la luz directa del sol. Aplica estos tips en casa y verás cómo te duran más tus frutas y verduras.
A todos nos gusta llegar a una casa que huele rico, pero a veces los aromatizantes artificiales son demasiado fuertes o simplemente no huelen bien. Para encontrar el aroma perfecto para tu hogar no hay nada mejor que hacer tú mismo la mezcla con las esencias y fragancias que más te gusten. Sigue estos tips para aromatizar tu casa de forma natural.Olla a hervir:Pon en una olla agua, rodajas de limón y algunas ramitas romero fresco. Haz que la mezcla hierva a fuego lento (revisando constantemente para ver que no se acabe el agua) y deja que el aroma impregne toda tu casa. Así de fácil. Madera aromatizada: Consigue unos cubitos de madera y una esencia natural que te guste. Deja reposar la madera dentro de la esencia (de preferencia toda la noche para que absorba bien el olor) y después simplemente colócalos sobre un plato en tu cocina o sala.¿No sabes cómo preparar esencias naturales? Aquí te decimos paso a paso cómo hacerlas.Pétalos de cera: Combina una taza de parafina con 10 gotas de esencia natural. Si gustas, también puedes agregar unas gotas de colorante. Vacía la mezcla en pequeños moldes (no tiene que ser precisamente en forma de pétalo). Puedes repetir el proceso con aromas diferentes para después crear mezclas de perfumes con pétalos de diferentes tipos.Vela de Naranja: Si te atraen más los aromas cítricos, este consejo te encantará. Parte una naranja a la mitad y saca toda la pulpa. Ten cuidado de no quitar el rabito blanco que se encuentra en el centro (este será el pabilo). Rellena la naranja con aceite y deja reposar una hora más o menos. Después prende la mecha y disfruta del delicioso olor a naranja.Polvo para alfombras: Muchas veces los malos olores se quedan en las alfombras y tapetes, por lo que es necesario aplicar un remedio directamente sobre estos objetos. En un tarro mezcla bicarbonato de sodio con hojas de romero y unas gotas de esencia de lavanda. Espolvorea tus alfombras con esto y deja reposar unos 20 minutos. Después solo tienes que pasar la aspiradora. Bicarbonato de Sodio con Olor: Mezcla media taza de bicarbonato con unas 10 gotas de tu esencia favorita. Coloca el polvo aromatizado dentro de un frasco y cúbrelo con una tapa que tenga orificios. El aroma impregnará poco a poco el ambiente de cada cuarto donde coloques el frasco.  ¿Tienes algún otro tip para aromatizar los espacios de tu casa? Compártenos tus ideas en los comentarios de esta publicación.
Cocinar puede ser una actividad divertida y hasta relajante. Sin embargo, cuando hay niños involucrados de por medio, esto se convierte en una faena estresante y desafiante. Aprovecha los días libres para involucrar poco a poco a tus pequeños en las labores culinarias. Aquí te compartimos 10 tips que debes seguir cuando cocines con niñosHaz que sea simpleReserva tus recetas especiales, con miles de ingredientes y procesos laboriosos para una ocasión en la que tengas mucho tiempo y no haya que supervisar a nadie más en la cocina.Asigna tareas específicasLos niños, por su curiosidad e inquietud, siempre quieren participar. Déjalos que te ayuden haciendo cosas muy sencillas, como partir la lechuga (con sus manitas, obviamente) o mezclar algo.Organízate antes de empezarNo es lo mismo cuando una sola persona cocina a cuando hay varias manos, sobre todo cuando son de niños. Revisa con anticipación la receta y coloca los  ingredientes en el orden en el que vayan a usarlos.Que sea divertidoA veces el caos surge no tanto por los niños sino por la falta de espacio. Si te es posible, asigna diferentes áreas en tu cocina para que no haya problema y no  se estorben los unos a los otros. Pídele su opiniónEl objetivo de involucrar a los niños es que disfruten cocinar y desarrollen un interés por esto. Si ellos sienten que son parte importante y que pueden tomar  decisiones, será más sencillo que más adelante quieran cocinar solos.Crea tradiciones en torno a la cocinaConvierte cada experiencia en la cocina en un momento muy especial para tus hijos. Tal vez puedes contarles un cuento mientras van preparando la comida o hacer algún juego usando las letras de los ingredientes. Añade poco a poco  de ingredientes nuevosEste tip es buenísimo para los  picky eaters. Si tu hijo es remilgoso y no prueba cualquier cosa, comienza a presentarle nuevos alimentos a través de las recetas. Hazlo poco a poco y de manera sutil para que tu niño no los rechace.No trates de controlar todoOlvídate de mantener tu cocina impoluta y de preparar un platillo perfecto. Cuando cocinas con tus hijos lo más importante es que ellos disfruten la experiencia y comiencen a sentir interés por la cocina.Deja que experimenten con la comidaAdemás de aprender a cocinar, el manipular los alimentos les da la oportunidad a los niños de experimentar con todos sus sentidos. No te enojes si ves que se llevan los deditos a la boca, solo enséñales la importancia de la limpieza en la cocina. Aprovecha para reforzar sus conocimientosCocinar también es una manera de estudiar. Pídeles que te ayuden a leer la receta, que cuenten los ingredientes, que revisen los pasos. Así reforzarás sus habilidades de lectura, comprensión y numéricas.¿Tienes algún otro tip para cocinar con niños? Compártelo en los comentarios.Anímate a preparar estas recetas con tus pequeños:Ensalada cremosa de atúnPay de fresa fácilRica Sandia LocaCarlota de Guayaba
El colágeno es una proteína presente en articulaciones, piel, músculos, y tendones. Su consumo es importante ya que no solo ayuda a combatir la flacidez del rostro y a mejorar el estado del cabello y las uñas, sino que también mejora la masa muscular y fortalece las fibras alrededor de las articulaciones. Si quieres asegurarte de estar consumiendo la dosis diaria recomendada de colágeno (10 g), te recomendamos incluir estos alimentos en tu dieta.Caldo de hueso: Este es uno de los pocos alimentos que contiene colágeno listo para que tu cuerpo pueda usarlo. La mayoría de los ingredientes ayudan a sintetizar el colágeno, mientras que el caldo de hueso en sí mismo ya es rico en colágeno. Salmón :El zinc presente en el salmón ayuda a activar las proteínas que se necesitan para sintetizar el colágeno. Solo recuerda que es mejor consumir salmón salvaje y no el que es criado en piscifactorías.  Alga espirulina: Esta alga es una fuente rica en amino ácidos, como la glicina. Se ha descubierto que la glicina es un componente esencial para la producción de colágeno, así que consumir alga espirulina regularmente puede aumentar el nivel de esta proteína.Cítricos: Como todos sabemos, las naranjas, limones, toronjas y mandarinas son alimentos ricos en vitamina C. Este componente es esencial en la producción de colágeno, ya que ayuda a que los amino ácidos se unan para formar la proteína. Huevos: Los altos niveles de amino ácidos presentes en los huevos, principalmente en las claras, hacen que este alimento sea uno de los más importantes en la producción de colágeno. Semillas de calabaza: Esta es una de las fuentes más ricas en zinc. Su consumo es muy importante debido a que favorece la producción de colágeno sin la necesidad de ingerir alimentos de origen animal.Gelatina: La mayor concentración de colágeno se encuentra en los tendones, ligamentos, cartílago, piel y huesos de un animal. Considerando que la gelatina está hecha a base de estas partes, su consumo asegura una buena dosis de colágeno.Vegetales de hoja verde: Estos alimentos tienen mucha vitamina C, la cual es necesaria para producir colágeno tipo 1, la variedad más abundante de colágeno en el cuerpo. ¿Te gustaría mejorar la apariencia de tu piel o recuperar la salud de tus articulaciones? Puedes comenzar por comer mejor y preparar estas deliciosas recetas y llena tu cuerpo de colágeno de manera natural:Gelatina Mosaico de Carlota de LimónTacos de Salmón enchiladoEnsalada de Papa con Huevo
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD