Cómo bajar de peso sin dieta
Dietas

Cómo bajar de peso sin dieta

Por Kiwilimón - Febrero 2014
Descubre cómo bajar de peso sin dieta. No hay que contar calorías para reducir unas tallas, mejor checa estos 10 tips para ponerte en forma sin sufrimiento.  

1.- Come con tiempo

Saborea cada bocado y no te apresures en comer. Las señales que el estómago manda al cerebro para hacerle saber que ya estás satisfecha son lentas y pueden llegar hasta 20 minutos después de que ya estés llena. Si lo tomas con calma dejarás de comer cuando en realidad ya no quieras más.

2.- Duerme más.

Lo recomendado es dormir ocho horas por noche. Según un investigador de la Universidad de Michigan dormir una hora más de lo acostumbrado puede ayudar a bajar hasta 6 kg por año.

3.- ¿Te gusta la pizza?

No hay problema mientras comas con moderación y la pidas sólo de verduras. Así tendrás una comida balanceada que incluye carbohidratos, grasas y vegetales.

4.- Si consumes bebidas con azúcar tómalas de un vaso alto y delgado.

Según el investigador Brian Wansik de la universidad de Cornell los estímulos visuales pueden hacer que comas más o menos. Cuando ves un vaso alto y delgado te da la impresión de ser mucho líquido. En cambio un vaso corto y ancho parece tener menos agua y por lo mismo consumimos más. Si usas la opción alta y delgada disminuirá tu consumo entre 25 y 30%.

5.- Haz ejercicios de relajación como Yoga.

Se ha comprobado en diversas publicaciones médicas de Estados Unidos que las mujeres que hacen yoga pesan menos que las demás en general.

6.- Elige salsas a base de tomate.

Siempre que haya que elegir entre salsas rojas y salsas a base de crema elige las rojas. Las salsas a base de tomate suelen tener mucho menos calorías y más vitaminas que las demás.

7.- Chicle.

El chicle de dieta sirve para mandar el mensaje al cerebro de que se está comiendo sin ingerir calorías. Además el sabor del chicle (puede ser menta o hierbabuena) hará que no se te apetezca algún otro alimento mientras lo masticas.

8.- Nunca comas sola.

Hacer las comidas acompañado suele derivar en pausas entre cada bocado para conversar y esto es bueno pues le das tiempo al sistemas gástrico de funcionar sin estrés.

9.- No dejes de desayunar.

Uno puede pensar que saltarse una comida te ahorra calorías pero está comprobado que quienes desayunan bien tienen un mejor rendimiento durante el día y una más efectiva quema de calorías. La opción es un cereal multigrado con fruta y algún lácteo sin grasa para empezar el día.

10.- Come variado.

Todos tenemos una rutina alimenticia y ya sea que seas mexicano, japonés o estadounidense siempre es bueno variar la dieta. Esto hace que el estómago no se acostumbre y se rezague sino que trabaje e identifique nuevos alimentos. Mientras se mantenga una dieta balanceada uno puede cambiar de recetas italianas a chinas pasando por árabes y francesas sin problemas.    

Recetas

 

 Omelette de Espárragos

 

 Salsa Pico de Gallo

 

 Salsa Verde

 

 Pizza Margarita

   

"¿Conoces algún otro tip para bajar de peso sin dieta?"

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La Cuaresma es una importante festividad a lo ancho del mundo y países como Brasil la celebran en grande. De hecho, el famoso Carnaval tiene lugar cuarenta días antes de Pascua, marcando así el comienzo de la Cuaresma, por eso debes conocer cómo se celebra y cuáles son los mejores platillos de Cuaresma en Brasil. Si bien el Carnaval es una festividad llena de colores, ritmos y baile, que no necesariamente está relacionado con el cristianismo, éste da pie al inicio de Cuaresma y trae consigo algunos de los mejores sabores brasileños que puedes probar, como te mostramos a continuación con estos platillos sin carne. Moqueca La moqueca de pescado es un guisado que se hace con cualquier pescado blanco, camarones, cebolla, ajo, pimiento rojo y verde y se sazona con aceite de palma, leche de coco, ají molido y cilantro. Es uno de los platillos más populares en Brasil. Casquinha de siri Elaborado con carne de cangrejo marinada al limón, la casquinha se sirve en conchas, acompañado de sofrito de cebolla, pimiento y tomate salpimentado, con ajo y cilantro. Al final se le espolvorea harina de yuca y queso parmesano antes de hornearse. ¡Es una verdadera delicia! Leão veloso Esta irresistible sopa de mariscos se prepara con camarones, langostas y pescado. Además de tomate y azafrán, lo cual le da un sabor increíble que cualquiera debe probar, especialmente durante la Cuaresma. Fricasé brasileño El fricasé brasileño un platillo tradicional de los carnavales que también puede consumirse durante la Cuaresma, ya que consiste en una preparación con huevos fritos y batidos, condimentados con limón y perejil. ¿Te atreverías a utilizar alguna de estos platillos brasileños para Cuaresma?
La feijoada, que en español tiene una traducción literal de “frijolada”, es uno de los platillos emblemáticos de la gastronomía brasileña, el cual obviamente es un platillo con frijoles, complementado con carne de cerdo generalmente seca.Como muchos otros platillos nacionales del mundo, la feijoada tenía como fin sacarle provecho a los restos de cerdo; en la actualidad, es una comida tan famosa y reconocida, que ya es más bien un platillo gourmet.Su origen viene de Europa, en específico de Portugal, y la fusión de culturas que se produjo. Entre sus primeras apariciones en textos gastronómicos, se puede mencionar el libro de Luís da Câmara Cascudo titulado História da Alimentação no Brasil (Historia de la alimentación en Brasil), donde se habla sobre los orígenes de la feijoada.Así, el origen de la feijoada está también ligado a la esclavitud y se dice que estos esclavos africanos que los portugueses llevaron a Brasil, obligados a servirlos, recogían lo que sobraba de los festines y lo mezclaban con frijoles negros. Esto dio como resultado algo así como la primera versión de la feijoada.Ya que sus ingredientes son pocos, comunes en Brasil y su preparación es sencilla, la feijoada es además un platillo económico, que hoy en día sigue siendo muy consumido por los brasileños, pero para ellos, los días tradicionales para comerlo suelen ser los miércoles y los sábados, pues esos días no faltan en los menús de los restaurantes o en las reuniones familiares.¿Has probado la feijoada? Puedes prepararla en casa con nuestra receta si te ha despertado la curiosidad y contarnos qué tal te pareció o si conoces más de su origen en los comentarios.
Las decisiones, o las cargamos o las arrastramos. En el caso de la comida, las decisiones que tomamos sobre qué, cómo y cuándo alimentarnos nos habitan bajo la piel. Le dan forma a nuestro cuerpo físico, aunque al cuerpo mental y al espiritual tampoco pasan desapercibidos. Una comida pesada aletarga las ideas lo mismo que una buena combinación de alimentos da agilidad, claridad y lucidez. Según la sabiduría oriental, el alimento incluso moldea las emociones y determina la forma de procesar lo de fuera y lo de dentro. Al final todo acaba en aquel callejón sin salida que anuncia que sí somos lo que comemos.Si ustedes son como yo y todo el tiempo piensan en comida, a cada instante estarán tomando una decisión. No será ingenua. Mucho menos arbitraria. Algunas veces –la mayor parte– surgirá de una programación añeja: de un juego pavloviano brevísimo entre el estímulo y la reacción. Otras veces, la decisión estará dictada por la necesidad, por la autonomía o la rebeldía hacia el vínculo familiar. La autora Melanie Mühl habla de que hemos aprendido a comer desde el útero materno. La elección será proporcional al tamaño de los lazos que guardamos con mamá, con los ancestros.De ahí que cada dieta sea una biografía con anexos, epílogos, iconografía y tiempo. Las dietas –en el sentido literal– atesoran los ingredientes cotidianos, las recetas y las preparaciones que se convierten en el acervo de las papilas gustativas. Esa biblioteca sápida que guardamos en el cerebro y el corazón es la voz que pide sin chistar “unas enchiladas rojas” –no unas verdes, no una carne en su jugo, no una hamburguesa vegana– en un restaurante. Determina cuál es nuestro pasillo favorito en el súper, el antojo que nos despierta por las noches, lo que ponemos al plato frente a nuestros hijos. Ante tales condicionamientos parecería imposible cambiar de hábitos alimenticios. Sin embargo, la solución es tan simple como anclarse al presente. Esa es la verdadera decisión. Con ella pasamos de ser esclavos de la comida a ser libertarios en conciencia. Sólo basta un diálogo, un aterrizaje sobre las plantas de los pies para saber lo que realmente quiere, necesita y anhela el cuerpo. “Este soy yo. Esto es lo que quiere comer mi cuerpo”. Comer en conciencia nos hace tomar mejores decisiones sobre lo que termina en el plato y la boca. Y como en cualquier otra relación de amor, lo vital es la comunicación: ¿Realmente necesito este pedazo extra de pastel? ¿Ya quedé satisfecho? ¿Se me antoja esa cerveza? Puede que la respuesta sea sí y está bien.A partir de habitar el organismo y escuchar sus necesidades auténticas, la dieta puede ser tan holgada y liviana como queramos, sobre todo si tenemos salud. Y aunque una enfermedad parezca menguar el recorrido, la conciencia sobre el cuerpo nos reconciliará con ese sabio interno que no pide más que apoyo en las buenas y en las malas. Sea cual sea tu caso, en Kiwilimón nos hemos tomado en serio el tema de la salud. Nuestra decisión es comprometernos contigo. Queremos darte las herramientas que te lleven a tomar decisiones de alimentación más conscientes. Queremos acompañarte en los momentos de antojo y en los de conexión con tu organismo; ser parte de tus cenas memorables y de tus mañanas de ayuno; celebrar la saciedad tanto como la dieta; brindar por los platos llenos y por los vacíos. Al final son la misma moneda.La nueva cara de la moneda se llama Kiwi Te cuida. Para esta, nuestra nueva sección en kiwilimon.com, creamos un montón de nuevas recetas y contratamos a un grupo de expertas en diferentes ramas de la nutrición –especialistas en familia, en deporte, en enfermedades crónicas, en dietas restrictivas– que curaron cada dieta, cada porción y cada ingrediente. Le metimos horas hombre y horas corazón al escribir tips y consejos, al confeccionar retos semanales, al programar recetas en las que ahora es posible ver cuántas calorías y valor nutrimental te proporcionan. Nuestro objetivo es que te sientas respaldado; ayudarte en la comunicación con ese ser perfecto que es tu cuerpo y cuidarlo junto a ti cuando así lo decidas. Queremos ayudar a cuidarte, ¿nos dejas?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD