Cómo calcular las calorías exactas que necesitas al día
Dietas

Cómo calcular las calorías exactas que necesitas al día

Por Kiwilimón - Enero 2014
Muchas personas no saben medir cuántas calorías se necesitan consumir al día para mantener, perder o ganar peso. Por eso aquí te dejamos información completa para que domines el tema y sepas a la perfección cuánto necesitas comer para mantenerte sana y fuerte.  

Bajar o subir de peso se determina por cuántas calorías consumes y cuantas quemas, eso es todo lo que es. Si uno consume más de las que quema entonces sube de peso y viceversa.  Para el cálculo de energía utilizamos las kilo-calorías y estas se pueden quemar con diferentes actividades corporales como el metabolismo basal (MB) que comprende todas las funciones vitales del organismo. También está el efecto termogénico de los alimentos (ETA) que son las calorías usadas para digerir la comida y por último se encuentra la actividad física (AF) que realizamos del momento que despertamos hasta que dormimos. Ahora, hay varios factores que influyen en tu índice de energía como tu edad, peso, estatura, si estás en lactancia, enferma, sana o hasta con quemaduras. Lo que tú debes saber es cuántas debes consumir al día para mantenerte en forma o bajar de peso y aquí te presentamos esta fórmula para que lo descifres: Para mujeres: 655 + (4.35 x peso en libras) + (4.7 x altura en pulgadas) – (4.7 x edad en años) El número que obtendrás de esta fórmula necesita pasar por un filtro más, tu actividad física, pues así sabremos cuántas calorías debes consumir en comparación con cuantas quemas. Así que, cual sea que sea el número que hayas obtenido anteriormente debes multiplicarlo por el número que más te quede de los siguientes: Sedentario (poco o nulo ejercicio)= 1.2 Ligeramente activa (ejercicio leve 1 a 3 días a la semana)= 1.375 Moderadamente activa (3 a 5 días a la semana)= 1.55 Muy activa (Ejercicio constante, 6 0 7 días a la semana)= 1.7 Extremadamente activa (Ejercicio arduo a diario)= 1.9 Ahora sí, el número que has obtenido al multiplicar la cifra de la primera fórmula por el número que mejor te aplique en cuanto a actividad física es la cantidad de calorías que necesitas para mantener tu peso. Ahora, si lo que deseas es bajar entonces debes quitarle a ese último número 500 calorías, si por el contrario, deseas subir, entonces añádele 500 calorías al número. Te recomendamos que dividas esas calorías en cinco comidas al día que se conformen de desayuno, colación, comida, colación y cena. Así tendrás energía durante toda tu jornada. También trata de alimentarte una hora antes de hacer ejercicio para que tengas la fuerza de rendir al máximo y obtener los mejores resultados. Recuerda que algunos alimentos conllevan más energía que otros, por ejemplo,  la grasa tiene 9 kcal por gramo, y la proteína y los carbohidratos 4 kcal cada uno por gramo. Para obtener la energía necesaria para un día se recomienda que 50% de tus kcal sean de carbohidratos, 30% de proteínas y 20% de grasas. Así obtendrás una dieta sana, balanceada y energética.   Fórmula de Harris Benedict   Mujeres: MB= 655 + 9.5(Peso) + 1.8(Estatura) – 4.6(Edad) Hombres: MB= 66.4 + 13.7(Peso) + 5(Estatura) – 6.7(Edad)  

 

  Fórmula Energía Total   E= MB+AF+ETA E= 1379+(1379*0.3)+(1379*0.1) E= 1930.6   *ETA siempre es el 10% del MB.  

Energía por tipo de alimento

1g de proteína

4 kcal

1g de grasa

9 kcal

1g de hidratos de carbono

4 kcal

 

Si necesito 1930.6 kcal entonces necesito:   96.53 gr de proteínas 64.35 gr de grasas 241.33 gr de hidratos de carbono   Para más información sobre los grupos nutricionales y la cuenta de calorías haz click aquí.   Si quieres obtener recetas que te ayuden a distribuir tus comidas en una manera balanceada entonces entra a www.kiwilimon.com y disfruta de deliciosas recetas que le harán bien a tu cuerpo. Conoce la sección de dietas aquí.  

"¿Te funcionó este tip? Cuéntanos los resultados."

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Probar el enjuague de agua de arroz para el pelo hace que se fortalezca y crezca, pero ¿qué te puedes poner en las uñas para lograr este cometido? Esta vez no se trata de un remedio casero, sino de alimentos que te ayudarán a fortalecer las uñ, Una gran cantidad de nutrientes en los alimentos pueden ayudar a tus uñas y hacer que pasen de secas y quebradizas a sanas y fuertes. Algunos de los alimentos que pueden mejorar la salud de tus uñas incluyen frutas, carnes magras, salmón, verduras de hoja, frijoles, huevos, nueces y cereales integrales. A continuación te contamos sobre algunos de ellos.Carnes magrasPavo, pollo o carne de vaca pueden hacer por tus uñas algo parecido a lo que hacen por los músculos, debido a su contenido de proteína, pues las uñas están hechas de proteínas, así que incluir aves, pescado, carne de res y cerdo magras te ayudará a mantener las uñas en la mejor forma.FrutasComer mucha fruta es una manera fácil y deliciosa de obtener muchos nutrientes y vitaminas en tu dieta, además de que son excelentes para tus uñas. En especial las moras, pues estas son ricas en antioxidantes, los cuales ayudan a proteger las células del cuerpo contra el daño de los radicales libres.De igual manera, las fresas y los kiwis tienen altos niveles de vitamina C, que ayuda a producir colágeno, el cual naturalmente hace que las uñas sean más resistentes.Verduras de hojas verdes oscurasLas verduras de hoja verde, como la col rizada, las espinacas, el brócoli y el kale, le proporcionan al cuerpo suficiente hierro, ácido fólico y calcio para que las uñas sean resistentes y fuertes.VegetalesHay muchas verduras que fortalecen a las uñas, por ejemplo, los tomates y los pimientos están repletos de vitamina C, que es excelente para los niveles de colágeno, y las papas, camotes y las zanahorias tienen un alto contenido de vitamina A, que proporciona los antioxidantes necesarios para mantener las uñas protegidas y fuertes.HuevoYa sea que te gusten como desayuno o como parte de tu ensalada a la hora del almuerzo, el huevo es una de las pocas fuentes dietéticas de vitamina D y su contenido de proteínas es crucial para unas uñas fuertes. A diferencia de las carnes, la proteína de los huevos es muy digerible y el cuerpo la absorbe fácilmente.Estos alimentos son muy fáciles de incluir en tus comidas diarias, así que olvídate de la clásica gelatina y mejor añade algunas de estas opciones para mantener las uñas fuertes.
En la temporada decembrina, si vives en el hemisferio en el que estamos por cambiar de otoño a invierno, es común comenzar a notar esto en la piel y eso incluye a nuestro cuero cabelludo, que puede sentirse reseco.Por ejemplo, quizá sientes comezón, pero esto también puede verse reflejado con caspa, un poco de ardor y caída del cabello. Ya que en la cabeza no podemos untarnos nuestra crema humectante favorita, lo que sí podemos hacer es no olvidar hidratarnos con agua y probar alguno de estos remedios caseros para hidratar tu cuero cabelludo.Remedios caseros para el cuero cabelludo resecoAceite de coco. El aceite de coco no sólo puede hidratar el cuero cabelludo, pues además tiene propiedades antifúngicas y antibacterianas que pueden ayudar a reducir el riesgo de infecciones. Incluso puede ayudar a tratar la dermatitis atópica.Para usarlo, simplemente aplica una pequeña cantidad de aceite de coco derretido directamente en el cuero cabelludo y masajea la piel. Déjalo reposar durante al menos 10 minutos y después lava tu cabello como lo haces normalmente. Aceite de árbol de té. Este aceite tiene fuertes propiedades antisépticas, antifúngicas y antibióticas y es por eso que muchos champús contra la caspa contienen aceite de árbol de té.Para usarlo, puedes hacerlo solo o mezclar unas gotas de aceite de árbol de té con un aceite portador, como aceite de coco o de oliva, y masajearlo en el cuero cabelludo. Déjalo actuar durante 10 minutos y luego lava tu cabello.Plátanos machacados. Los plátanos son nutritivos e hidratantes, lo que los convierte en un excelente tratamiento para el cuero cabelludo seco. Además de ser humectantes, son una fuente confiable antimicrobiana natural, y los dos beneficios combinados pueden ayudar a aclarar el cuero cabelludo seco.Machaca o tritura en procesador un plátano con unas cucharadas de aceite de coco o de oliva. Mézclalo bien y luego póntelo masajeando tu cuero cabelludo. Déjalo actuar de 10 a 15 minutos y después, enjuaga.Yogurt con huevo. El yogurt es calmante para la piel y también puede ser exfoliante, mientras que el contenido de grasa y proteína del huevo puede nutrir y proteger el cuero cabelludo al prevenir el daño de los radicales libres a nivel celular.Para usar este remedio, mezcla unas cucharadas de yogur natural sin sabor y sin azúcar con un huevo bien batido. Aplícalo con un masajea a tu cabello y cuero cabelludo, y espera 10 minutos antes de lavarlo. Enjuaga la mezcla con agua tibia o fría, para que el huevo no se cocine y sea difícil quitarlo de tu cabello.Aguacate. Los aguacates contienen ácidos grasos monoinsaturados y ácidos grasos poliinsaturados que pueden hidratar y proteger la piel. Puedes usar tanto aguacate o aceite de aguacate tópicamente para calmar el cuero cabelludo seco.Si usas aguacate, licúalo o machácalo y mézclalo con unas gotas de aceite portador, como aceite de oliva, antes de masajearlo en el cuero cabelludo. Déjalo reposar durante 10-15 minutos antes de lavarlo. Para una hidratación extra, puedes mezclar aguacates y plátanos, y usarlos como tratamiento.Recuerda aplicar cualquiera de estos remedios en una parte de tu piel, como el ante brazo, antes de usarlos en tu cuero cabelludo, para asegurarte de que no te harán alguna reacción alérgica.
De 2020 queda un suspiro. Nadie lo niega, fue un ciclo de aprendizajes. En idioma culinario, un año de cambiar de moldes, de rectificar medidas, de sentirnos en congelación, de fermentar, y con ese milagro, un tiempo de crecer, de volvernos elásticos como las masas que más nos gustan. Como las cosas son un reflejo de las personas, en Kiwilimón tuvimos un año movido. Primero celebramos nuestros primeros 10 años de vida. Luego, cuando lo impensable sucedió, te acompañamos de cerquita para que la sana distancia existiera sólo fuera de la cocina. Mau Eggleton y Yolo te hablaron sobre técnicas y preparaciones novedosas, y en el sitio, escribimos con más ahínco sobre los temas culinarios que te apasionan. ¿Lo notaste? Nuestros videos de recetas se renovaron y estrenamos un formato con trucos que ayudan a sacudirse algunos minutos de encima. Al final, grabamos 537 videos con trucos y platillos pensados en hacerte más feliz en tu home office, en el home schooling o simplemente a la mitad de una serie.Como acto final de 2020, nos gustaría compartirte cómo estamos pensando recibir el año: son doce consejos –unos ricos, otros buena-onda– para ponernos el corazón alegre. Ya sabes, los rituales han sido parte de la humanidad en los ciclos de cierre y de apertura, no por superstición, sino como actos que permiten dar el salto en conciencia. Haz un recuento: no todo fue malo, ¿cierto? Agradece por el tiempo que has podido estar contigo y con tus hijos, por las pruebas que superaste, por el tiempo que tuviste para practicar esa receta.Cierra el año perdonando y perdonándote. No hay culpas, ni culpables, sólo personas con heridas no sanadas.Limpia tu refri, tu alacena, tu clóset y tu vida de eso que ya está caduco, que no sirve más y que quita espacio físico o emocional para lo nuevo.Tómate el tiempo de ir hacia adentro y regalarte todo el amor que no obtuviste de la forma que te hubiera gustado. Finalmente tú eres tu verdadera compañía y ojalá que seas la mejor. Asúmelo y 2021 será más llevadero.Barre, limpia, mueve los muebles de lugar. Prende velas e inciensos para restaurar la energía de tu hogar y para agradecerle que este año te ha acogido más que nunca.Expresa tu amor a otros que, como tú, a veces somos luz y otras veces, sombra. ¿Unas galletas, un pay, unos cupcakes hechos con mucho cariño?Aprovecha el momento de cocinar la cena de fin de año para fortalecer vínculos con tus hijos, con tu pareja, con tus padres. Son los compañeros de tu camino. Dale a cada uno su misión, respeta su forma de hacer las cosas.Manda mensajes de amor, de solidaridad o de reconciliación a las personas. Si no lo reciben como esperas, de igual forma, estás creando las causas de la paz.Llena de flores blancas tu casa. Pon música que te suba los latidos del corazón, que te emocione. Eso pondrá a todos en un estado de alegría.Planea iniciar un cambio en tu estilo de vida. Busca nuevas dietas y formas de cuidar tu cuerpo en armonía, sin sobre exigencias.Recibe el año con esperanza, pero sin expectativas. 2021 es como tiene que ser y será mil veces mejor si lo recibes abierto a todas las posibilidades.Recibe el Año Nuevo saltando, sonriendo, abrazando con el alma –o con el cuerpo, si todos viven juntos–. Celebra la vida. Un nuevo ciclo comienza y con él, una oportunidad de potencial infinito para que sea lo que quieras que sea.
El cuerpo es el carruaje que nos fue dado para transitar la vida. Una vez que se agota, no existe un nuevo modelo, ni la posibilidad de comprarse otro al 2x1. Se dice mucho sobre su cuidado. La tendencia son las vitaminas y los alimentos que las contienen. El tema es ubicarse en el enjambre de posibilidades que se ofrecen allá afuera para mejorar su salud; observar si nuestra elección nos lleva a obsesionarnos con él o, por el contrario, a restarle valor.Para mí, cuidar el cuerpo es escucharlo. Sentarse un momento a sentirlo; conectarse con sus sensaciones: el dolor, el ardor, el placer, la armonía, la quietud. Él no miente. Anteriormente nos habían dicho que prestarle demasiada atención era un acto frívolo, que nuestra forma de filtrar el mundo debía ser a través de la razón o, si acaso, de los sentimientos, nunca a través del cuerpo o de las vísceras. Para la medicina oriental, el cuerpo habla y su estado de salud es el reflejo de las creencias de la mente y el discurso de las emociones. El cuerpo es el gran conector de todo. Gabriel Bello, comunicador certificado por el HeartMath Institute de Estados Unidos, afirma que “el cuerpo habla su propio idioma y si no lo entendemos es porque claramente no le dedicamos tiempo”. Basta observar que, si la mente está enfrascada en un dilema, el cuerpo apoyará la causa con un dolor terrible en los omóplatos. Si experimentamos ira, el cuerpo participará en el diálogo regalándonos una buena gastritis o un colón irritado, cuanto menos. Hay mucha literatura al respecto. Louis Hay, la famosa precursora del Nuevo Pensamiento, afirmaba que las enfermedades son el resultado de una emoción negativa y que para sanarla hay que intercambiarla por una positiva. Para Gabriel Bello, “las enfermedades son desequilibrios energéticos causados por distintas emociones. Entonces, si generamos emociones negativas, destructivas y estrés, ese desequilibrio llega a nivel celular. El cuerpo dará avisos de que algo no bueno está sucediendo. Si no hacemos caso, surge la enfermedad”.Ello no significa que los buenos pensamientos justifican la alimentación desequilibrada o la falta de ejercicio. Pero todo comienza desde dentro. De ahí la importancia de la meditación como técnica para mantenernos conscientes. Una vez que se escucha e interpreta la guía del cuerpo, podemos poner atención al resto: a sus amigos los pensamientos y las emociones. Cuando lo de adentro es atendido de la forma correcta, lo de afuera –las decisiones de alimentación, por ejemplo– adquieren otra perspectiva. Y hasta entonces, y no al revés, veremos cada ingrediente, cada rutina de ejercicio, el menú que ofrecemos a la familia, como potenciales de sanación. Hasta los antojos se verán diferentes.Los antojos son una de las formas que tiene el cuerpo para expresarse. A algunas mujeres embarazadas les da por comer ladrillos, gises, paredes. La razón: el organismo requiere calcio y, en ese estado tan claridoso, se potencia el antojo. Y así pasa siempre. Cuando los antojos vienen desde el lugar correcto –no de las emociones no resueltas, o de las carencias de la mente– expresan lo que el cuerpo necesita para su mejor funcionamiento. Cuidar el cuerpo es tomarse el tiempo para sentirlo, vivirlo, agradecerlo. Este 2021 la invitación es volvernos íntimos con él, convertirnos en su mejor amigo, entablar conversaciones de ida y vuelta y aprender a leer su lenguaje. Gabriel Bello incluso habla de “darle estímulos positivos, constructivos y amorosos” para mantenerlo sano. Este bien podría ser el mejor propósito del año: el cuerpo como guía para alcanzar un mejor yo.Si necesitas ayuda extra te presentamos nuestra nueva sección: Kiwilimón Te ciuda. En ella te compartimos las herramientas para lograr un cuerpo gozoso y feliz. Encontrarás recetas para diferentes tipos de alimentación, consejos y el reto Keto, una dieta de quince días avalada por nuestro equipo de nutriólogas en la que removimos los carbohidratos simples, los procesados y los azúcares para darle un reboost al organismo. Antes de comenzarla, recuerda consultar a un médico y a la par, escuchar a ese sabio que vive en ti. ¿Nos acompañas?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD