Cómo perder el peso del embarazo

Por Kiwilimón - Septiembre 2014

¿Cómo le hacen las mujeres famosas para recuperar la figura tan pronto después de dar a luz? La gran mayoría de las celebridades pueden presumir cuerpazo después del embarazo, y sus secretos radican en: ejercicio, una dieta saludable y baja en calorías, yoga, pilates y tratamientos de drenaje linfático.

Claro que algunas de ellas también recurren a cirugía y tratamientos estéticos, pero aquí en Embellè queremos darte los mejores tips que hemos leído de mujeres famosas, así como de entrenadores y médicos para recuperar tu figura después de tener a tu bebé. Empecemos con los consejos de las famosas:

Beyoncé es una de las celebrities que ha acepatado que bajar de peso después del embarazo, le ha sido difícil. La cantante ganó 25 kilos durante el embarazo y dijo que se arrepiente de haberse presionado tanto para recuperar su figura y regresar al trabajo cuanto antes. Así que relájate, tómate el tiempo necesario para recuperarte del parto. No decimos que te gane la flojera y no hagas nada por bajar de peso, pero si te presionas mucho es más difícil llegar a tu meta. Cuando las cosas se hacen disfrutándolas es más probable que se cumplan con los retos. No fuerces a tu cuerpo ni pongas en riesgo tu salud, con calma. Beyoncé lo ha comentado: “las mujeres tenemos que aceptar nuestras diferencias y centrarnos en nuestra salud en lugar de en la báscula”.

La cantante y actriz logró deshacerse del exceso de peso haciendo ejercicios de cardio y baile, manteniéndose en movimiento. También, ha declarado que el 80% del peso perdido post-parto fue gracias a que disminuyó la cantidad de comida que ingería. “Hice una dieta baja en calorías, me abstuve de comer carne roja, reemplace la pasta y el arroz por la quinoa y comí mucho pescado”

Otra de las famosas que admiramos por su gran trabajo en recuperar su peso después del embarazo es Shakira, quien ha comentado que su secreto fue apegarse a una práctica colombiana conocida en todo el mundo: la Zumba. La practicó durante el embarazo y lo retomó en cuanto estuvo lista para regresar a ponerse en movimiento haciéndolo 4 o 5 veces por semana. Su plan de ejercicio incluyó cardio, entrenamiento con pesas y ejercicios de flexibilidad. Para tonificar su famoso “trasero” hacía series de 30 sentadillas con los glúteos apretados y muchas abdominales. En cuanto a la dieta que siguió la cantante, Shakira inició un régimen de comen ocho veces al día eligiendo porciones pequeñas con alto contenido en fibra, calcio y proteína. Y a pesar de que se esforzó y trabajó duro para recuperar su esbelta figura, lo hizo más por compromisos de trabajo que por presión personal, ella ha declarado que es más importante aceptarse a uno mismo y no obsesionarse por las imperfecciones. “Los hombres aprecian más la seguridad que la perfección”.

La pérdida de peso después del embarazo, y en cualquier momento de la vida, no es cosa mágica. Famosas o no, todas las mujeres debemos dedicar tiempo y esfuerzo para alcanzar la meta. Dieta, ejercicio y cuidados enfocados son lo que nos van a ayudar. Tips de abuelas para recuperar la figura cuando nace el bebé son: fajarse, dormir boca abajo en cuanto puedas, usar el brasier adecuado, un ungüento especial que contiene alcohol alcanforado y éter y lactancia, que hace una grandísima diferencia en la reducción de grasa del cuerpo.

Ver artículo original

Artículo cortesía de Inicio

Receta de Ensalada de Mango, Jícama y Aguacate

Ensalada de Mango, Aguacate y Jícamca

Receta de Salmón Estilo Tandoori con Crema de Aguacate FAGE Total

Salmón con Salsa de Aguacate

Receta de Bruschetta de Aguacate Oriental

Bruschetta de Aguacate Oriental

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El Día de Muertos en México es una tradición muy especial, en la que vivos y muertos se reencuentran, y para hacerlo, los primeros preparan una grata y colorida bienvenida a sus seres queridos que ya no están más en la Tierra, llena de comida, flores y todo aquello que les gustaba. Según la creencia, los muertos realizan un viaje para volver con su familia, como en los viejos tiempos, y así disfrutar de sus alimentos y bebidas favoritas.Para preservar este bello ritual, es necesario crear una ofrenda o altar con elementos que harán su estancia más confortable. ¿Ya los tienes? ¿Sabes cuáles son los imprescindibles en una ofrenda tradicional de Día de Muertos? Aquí te decimos qué elementos no debe faltar, así como su significado.FotografíaPara que las almas logren pasar las puertas del purgatorio y reunirse contigo, deberás poner una fotografía o su nombre completo, para que de esa forma logren encontrar su lugar en el plano terrenal y no vagar para encontrarte.AguaEste vital líquido, el cual refleja la pureza del mundo, ayudará a mitigar la sed del alma que vendrá a visitarte, luego del largo camino que realiza para llegar a su destino; además los fortalecerá en su regreso al plano espiritual.VeladorasLa luz representa la fe y la esperanza que los guiará en este viaje. En algunas comunidades indígenas, cada veladora o vela representa a los difuntos. Algunos colocan cirios en el altar en forma de cruz, la cual representa los cuatro puntos cardinales que orientarán el camino de los espíritus.CopalEste elemento limpia y purifica el ambiente, además ahuyentará a los malos espíritus que se encuentran en el purgatorio.Flor de cempasúchilLa fragancia y el color de esta flor dirigirá a las almas a tu hogar; el ritual dicta que se debe realizar un camino con sus pétalos para facilitar la llegada.ComidaLos espíritus se alimentan de los aromas, por lo que deberás preparar sus alimentos favoritos e ingerirlos junto a ellos, tal y como lo hacían mientras estaban con vida, eso hará más placentero su viaje.Pan. Este alimento en tu altar representa la fraternidad, además de que les servirá como postre para después de alimentarse.Sal. Es un elemento purificador y les ayudará a no corromperse en su camino.Calaverita de azúcar. Representa a la muerte, motivo por el cual siempre debe estar presente en tu ofrenda.Papel picado Este adorno no puede faltar en tu altar, ya que le dará un gran colorido a tu ofrenda; además, en un elemento característico en esta celebración mexicana, en el que se pueden plasmar diferentes ideas de la temporada.Ahora que ya conoces los elementos principales para tu altar de muertos, el resto dependerá de ti y de tu creatividad, así que ponle corazón y disfruta de una las tradiciones más bellas de nuestro país.
Con la temporada invernal vienen los fríos y con ellos, las enfermedades típicas de este periodo, como la gripa. Sin embargo, la naturaleza es muy sabia y nos brinda frutas con alto contenido de vitaminas y minerales, tales como guayaba, lima, fresa, limón, naranja, toronja, mandarina, kiwi y piña para combatir cualquier resfriado.En México, a lo largo de todo el año y de acuerdo con la época, existen frutas de temporada que son otras que las que se cosecha por mes. Estas frutas son ricas, baratas y accesibles. Además de aportar variedad a la dieta, las frutas de temporada aportan vitaminas y minerales al cuerpo, necesarios para su correcto funcionamiento y adecuados para el cambio de estación.Con el fin de que nunca más vuelvas a comprar un mango verde y fuera de temporada, estas son algunas de las frutas que se dan al año, por mes.Enero: fresa, guayaba, limón, mandarina, melón, naranja, papaya, piña, plátano, tamarindo, toronja, lima y manzana.Febrero: fresa, guayaba, limón, mandarina, melón, naranja, papaya, piña, plátano, tamarindo, toronja, guanábana y manzana.Marzo: fresa, limón, mango, melón, naranja, papaya, piña, plátano, sandía, tamarindo, toronja, guanábana y manzana.Abril: fresa, guanábana, limón, mango, melón, naranja, papaya, piña, plátano, sandía, toronja y tamarindo.Mayo: limón, mango, melón, papaya, pera, piña, plátano y sandía.Junio: limón, mango, melón, papaya, pera, piña, plátano y sandía.Julio: limón, mango, melón, papaya, pera, piña, plátano, sandía y tuna.Agosto: guayaba, limón, mango, melón, papaya, pera, plátano, sandía y tuna.Septiembre: guayaba, lima, limón, mango, melón, papaya, pera, plátano, sandía, toronja y tuna.Octubre: guayaba, lima, limón, mandarina, naranja, papaya, pera, plátano, toronja y manzana.Noviembre: guayaba, lima, limón, mandarina, naranja, plátano, toronja y manzana.Diciembre: fresa, guayaba, lima, limón, mandarina, naranja, papaya, pera, piña, plátano, tamarindo, toronja y manzana.En los mercados de la ciudad podrás encontrar una gran variedad de estas frutas, así que ahora que ya sabes en qué mes se está dando cada fruta, sigue esta guía para saber cómo escogerlas y así te lleves a tu casa lo mejor en estos alimentos.Si buscas cítricos, como la naranja, mandarina, toronja y limón, que te den grandes cantidades de jugo, deberás escoger los que tengan la cáscara lisa y suave, y que tengan un gran tamaño y peso. Podrás conservar los frutos con estas características en refrigeración hasta por diez días y mantendrán sus propiedades intactas.Por otra parte, la guayaba es el fruto predilecto para conseguir un alto contenido en vitamina C. En el mercado habrá varios tamaños y colores, pero sin duda las mejores son las que tienen una cáscara amarillenta con toques rosados y un olor dulce.El jugo de la caña de azúcar contiene 46% de sacarosa, resulta altamente nutritivo y ayuda a combatir los resfriados, la tos y el dolor en los riñones, así que para comprar la mejor en el mercado deberás escoger las recién cortadas, sin manchas negras en la cáscara y corta de los extremos laterales.El tejocote es un fruto que contiene hierro, complejo B y vitamina; se utiliza para el ponche y en los altares de Día de Muertos, por lo que deberás adquirir los que tienen la corteza en color naranja y estén muy firmes; incluso si compras los que aún están verdes podrás madurarlos envolviéndolos en papel de estraza en un lugar cálido.Lo importante al elegir frutas y verduras es que uses tus sentidos y sientas su textura y su firmeza, veas sus colores o incluso huelas la fruta para saber si está madura o no.
¿Te acuerdas de Popeye, ese marinero que se ponía grande y fuerte para vencer al villano y lo único que necesitaba eran espinacas?Quizá gracias a esa caricatura crecimos pensando que las espinacas eran súper poderosas y nos creímos el mito de que tienen más hierro que ningún otro alimento, pero como muchas otras cosas de nuestra infancia, no es cierto. En realidad, las espinacas no son la gran fuente de hierro que pensamos, así lo revela José Miguel Mulet, doctor en Bioqiuímica y Biología molecular, en su libro ¿Qué es comer sano?, y asegura que ninguna verdura es una gran fuente de hierro, aunque eso no quita que las espinacas son un alimento muy sano y con muchas propiedades. ¿Necesitas ideas para el desayuno? Prueba estas Espinacas a la Crema con Huevo¿Cómo comenzó el mito de las espinacas? Toda esta creencia se debe a un error tan simple, que es difícil de creer. A finales del siglo XIX Erich von Wolf, químico alemán, se puso a analizar los beneficios nutricionales de las verduras y todo apunta a que puso mal una coma al apuntar el contenido en hierro de las espinacas, y donde debía decir 3,5 miligramos decía 35. Y, claro, eso es mucho hierro.Además de no tener tanto hierro, las hojas de espinaca tienen altos niveles de unas sales, conocidas como oxalatos, que dificultan la absorción de éste y otros nutrientes, como el calcio, en el intestino. Pero no hay por qué satanizar a las espinacas pues, aunque no sean lo que pensábamos, son muy sanas y sí son fuente de varios nutrientes: tienen muchísimo potasio y magnesio, dos electrolitos fundamentales para nuestra salud. Por otra parte, las espinacas son una fuente importantísima de vitamina K y precursores de la vitamina A, esencial para nuestro sentido de la vista. Y también son unas verduras ricas en sales de ácido fólico.No cabe duda, todos los días se aprende algo nuevo y ahora sabes que si Popeye se ponía fuerte, seguramente era porque comía algo más que espinacas en lata.3 opciones para incluir espinacas en tus comidas:Crema de Espinaca con PoblanoPechugas Rellenas de Queso Crema y EspinacasCrepas de Espinca Rellenas de Champiñones
Es muy común que confundamos los tés, las tisanas y las infusiones, sobre todo porque la forma de preparación luce similar; sin embargo, cada bebida tiene sus características y aquí te vamos a enseñar a diferenciarlas para que seas todo un experto.TéEl té es una de las bebidas más antiguas y poderosas del mundo. Hay distintos tipos de té, con diferentes propiedades y beneficios, pero debes de saber que todos provienen de la misma planta de la familia de las camelias.El té puede ser verde, rojo, blanco y negro, y todas estas bebidas son diuréticas y estimulantes, y también muy benéficas gracias a sus propiedades antioxidantes. Té verde. El té verde se elabora con hojas no fermentadas u oxidadas, que una vez cosechadas, se dejan secar y se someten a tratamiento de calor. Entre las propiedades positivas que tienes se encuentra un nivel bajo de teína, aporta vitaminas A, C y D, es uno de los tés que más antioxidantes posee y se dice que disminuye el nivel de glucosa, fortalece la memoria, ayuda a bajar el colesterol y previene la artritis. Té rojo. También conocido como phu erh, se descubrió de manera casual al tratar de alargar la conservación del té verde, es un gran auxiliar en la pérdida de peso, ayuda a la digestión, tiene antioxidantes, potencia el sistema inmune y te ayuda a mejorar el estado de ánimo. Té blanco. Este té es tan bueno que por mucho tiempo se creyó que otorgaba la eterna juventud y hasta la inmortalidad. Es uno de los tés con más antioxidantes, ayuda a tener una piel y cabello más sanos, y retrasa el envejecimiento, por lo que lo de la eterna juventud no está tan lejos de la realidad. Té negro. El té negro es el más intenso de ellos, tiene una oxidación mayor, por lo que contiene también más cafeína. Esta bebida ayuda a tener un estado de alerta mental, ayuda a la concentración, fomenta el aprendizaje, potencia la memoria a corto y a largo plazo.Tisanas El principal error que cometemos es confundir los tés con las tisanas, sin embargo, la principal diferencia radica en que el té contiene teína y la tisana está compuesta de extractos de plantas.Otra diferencia es la manera de hacerlo, pues aunque parezca igual a la del té, no lo es. Mientras el té necesita que se dejen reposar las hojas entre 3 y 4 minutos en agua caliente, a una temperatura de entre 80 y 95 ºC, la tisana requiere que las plantas secas se pongan en agua hirviendo y se dejen reposar unos 15 minutos, con el fin de que los aromas y propiedades de las plantas se desprendan.Hay dos tipos de tisanas populares:Tisanas Frutales: por lo regular a base de jamaica y manzana, y se les agrega otras frutas como ingrediente principal. Una tisana muy popular es “Fresa kiwi”.Tisanas Herbales: pueden tener una mezcla de varias hierbas o flores. Manzanilla, menta y hierbabuena son de las más populares.InfusionesLas infusiones son bebidas que se obtienen a través de hojas, flores, hierbas, plantas, frutos o semillas que se dejan reposar en agua caliente sin que llegue al punto de ebullición y no necesariamente tienen teína.Para hacer una infusión se puede usar cualquier sustancia vegetal por su sabor y aroma. Esto hace que la infusiones sean de variedades inimaginables. Por ejemplo, pueden tener una parte de flores, de frutos, de frutos secos, de semillas, de hierbas aromáticas o medicinales, de cortezas, e incluso raíces. Las más populares son la manzanilla, la menta, la melisa, el mate y también el café, que aunque no se conoce como una infusión, lo es.Ahora ya sabes las principales diferencias entre té, tisana y las infusiones y la manera de preparar cada una. Te invitamos a probarlas, experimentar con sabores y así encontrar la bebida que más te guste y que más le aporte a tu bienestar.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD