Cómo prevenir la obesidad de tus hijos
Dietas

Cómo prevenir la obesidad de tus hijos

Por Kiwilimón - Junio 2012
La obesidad durante la infancia y adolescencia es el resultado de una compleja interacción entre los factores genéticos, psicológicos, ambientales, y factores socioeconómicos. Prevenciones
  • - A través de modificar los hábitos nutricionales de la familia, principalmente en los padres, quienes a pesar de no ser obesos deben vigilar estrechamente la alimentación de sus hijos y limitar el consumo exagerado de alimentos. El ejemplo de qué alimentos, cómo y cuándo es la mejor forma para educar a los hijos. Ya que compartir los alimentos constituye una actividad social y trascendente en la relación familia, esta oportunidad debe aprovecharse para prevenir la obesidad infantil y evitar llegar al tratamiento que es muy complejo y prolongado.
  • - Alimentar adecuadamente a los niños desde su nacimiento y durante los primeros años de vida, es la mejor forma de impedir que aparezca la obesidad. desde los primeros meses de la vida se identifican los sabores, se conocen los alimentos, sus texturas, se adquieren los hábitos de alimentación, se marcan los gustos y las preferencias por los alimentos.
  • - Mediante la alimentación al pecho materno (libre demanda) el niño consume lo que necesita, mientras que con el biberón se tiende a alimentarlo de más, lo que puede ser el inicio de la obesidad y un mal hábito.
  • - La adecuada introducción de alimentos diferentes de la leche materna entre los cuatro y seis meses de edad es indispensable para prevenir la obesidad, iniciar con un solo alimentos; ofrecerlo por dos o tres días seguidos para conocer si tolerancia; no mezclar alimentos; no forzar su aceptación; ofrecer primero los sólidos y después los líquidos; incrementar progresivamente la cantidad ofrecida; promover el consumo de alimentos naturales, prepararlos sin la adición de condimentos y especies; ofrecer alimentos en textura adecuada para la edad, primero papillas, seguidas de picados y trozos. Hay que recordar que la alimentación en un hábito por lo que deberá adaptarse al horario y al menú familiar, lo que favorece socialización y aprendizaje.
  • - Reglas para la alimentación, como horarios fijos específicos para los tiempos de comida, determinar el lugar para el consumo de alimentos, indicar cuál es el comportamiento que se debe tener en la mesa, promover una masticación adecuada y marcar el tiempo disponible para el consumo de alimentos, entre otras, serán las bases de los hábitos de alimentación.
  • - Utilizar algunos alimentos y principalmente las golosinas como premios no es conveniente, ya que se encuentran fuera de las reglas, esto puede originar que el niño empiece a tener una preferencia marcada por estos alimentos, al relacionarlos con actos y conductas que ante sus padres fueron positivos.
Recetas de cocina saludables para los niños Aquí te dejamos una lista de recetas muy saludables para preparar en casa y que tus hijos consuman alimentos nutritivos y deliciosos. Toma nota. (te recomendamos hacer click en el título de la nora para ver más detalles) Granola Hecho en Casa La granola es un desayuno lleno de energía gracias a la avena, las nueces y las frutas. Esta receta de granola te dará las herramientas para que la puedas hacer en casa. Sopa de Fideo Seco La sopa de fideo seco es un platillo que gusta mucho en México y presentado de esta manera se vé muy elegante. Ensalada de Pepino Ensalada de ligeras láminas de pepino en vinagre de arroz.
Mi receta favorita de pescado con salsa de champiñón y limón de cuando era niña. La clave del éxito es utilizar los champiñones enlatados! Pruébala, esta receta de pescado le encantara hasta a los niños.
Sopa de Peras y Calabacitas Rica sopa de calabacitas, zanahoria y papa con un sabor sorprendente. La pera le da un sabor delicioso. Copas de Mango y Yogurt Esta receta queda muy rica y es super fácil. Huevos Revueltos con Queso Crema Los huevos revueltos son un rico platillo para comenzar el día y que a todos siempre les gusta. Esta receta tiene un toque nuevo de queso crema que les da un sabor y una consistencia deliciosa. Hotcakes de Zanahoria Esta receta de hotcakes hechos en casa lleva zanahoria rallada (como en un pastel de zanahoria).
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Al momento de cocinar, encontrar la mezcla perfecta de sabores es súper importante. Lo malo es que muchas veces los ingredientes por sí solos no aportan la intensidad o el gusto suficiente para darle ese toque especial a los platillos. En estos casos, unas gotas de tu esencia favorita pueden hacer una gran diferencia. Descubre cómo puedes mejorar el sabor de tus recetas creando tus propias esencias caseras.VanillaPara hacer esencia de vainilla casera solo necesitas dos ingredientes: una vaina de vainilla y vodka. Lo único que debes hacer es abrir por la mitad la vaina (sin cortarla completamente) y después meterla en un envase de vidrio esterilizado. Cubre la vainilla con vodka hasta el tope del envase y ciérralo. Deja reposar lejos del sol en un ambiente seco por lo menos por cinco semanas. Si no se te antoja probar esta esencia con alcohol, puedes prepararla también usando glicerina vegetal.Revisa esta RECETA de Trufas de Leche CondensadaMentaEl proceso para hacer esencia de menta casera es muy parecido al de la vainilla. Corta hojas de menta fresca y guárdalas en una botella de vidrio. Después rellena la botella con vodka (que no sea muy caro, pero tampoco del más barato) y deja que la menta impregne poco a poco el alcohol. Para que la esencia tenga un sabor aún más intenso, puedes cambiar las hojas del envase cuando ya estén marchitas por unas frescas. EsteviaUna esencia que te ayudará a endulzar tus recetas de postres sin añadir calorías extras es la de estevia. El proceso de elaboración de la esencia de estevia es muy sencillo y solo requiere dos ingredientes: hojas de estevia y ron blanco. Mezcla media taza de hojas de estevia con ron y déjalas reposar unos días.  Después cuela el líquido y añádele un poco de agua. Calienta la mezcla (sin que llegue a hervir) y enfríala antes de guardarla en un recipiente limpio. Revisa esta RECETA de Rollo de NuezCerezaEl extracto de vainilla puede obtenerse fácilmente mezclando cerezas frescas con brandy. Corta las frutillas en mitades y cúbrelas con el alcohol. Agita el envase y guárdalo en un lugar seco y oscuro por lo menos por dos semanas. Recuerda que debes agitarlo de vez en cuando. Cuando la esencia esté lista puedes colarla para remover las cerezas o también puedes conservarlas dentro del envase.Revisa esta RECETA de Galletas de Almendra sin HarinaLavandaLa flor de lavanda huele delicioso, pero ¿sabías que también puede usarse en la cocina? Unas gotitas de esencia de lavanda pueden convertir el pastel más simple en una creación gourmet. Para prepararla lo primero que debes hacer es poner a secar unos ramitos de flor de lavanda (así es más difícil que salgan hongos). Cuando ya estén listas las flores, mézclalas con dos tazas de vodka y agita el envase. Deja reposar dos semanas y cuela el líquido, siempre exprimiendo bien las flores para sacarles todo el sabor. Revisa esta RECETA de Pastel de Crepas de TiramisúChocolateLa esencia de chocolate es muy aromática y aporta mucho sabor a todas las recetas. Si no quieres usar químicos o versiones artificiales, solo tienes que aplastar ligeramente una media taza de granos de chocolate y combinarlos con whiskey. El alcohol siempre debe cubrir el ingrediente principal para obtener bien su sabor. Al igual que en los otros extractos, debes mezclar, dejar reposar y colar antes de usar. Como puedes ver solo necesitas un líquido con mucho alcohol (como el vodka) para hacer las esencias. También puedes usar otros licores que combinen con el sabor de los ingredientes principales. Y no te preocupes. La esencia no tendrá un sabor etílico ni tu receta estará impregnada de alcohol, ya que este se evapora durante la cocción.Revisa esta RECETA de Pastel de Chocolate relleno de Crema Pastelera
La licuadora es un electrodoméstico súper indispensable en la cocina. Gracias a su versatilidad puede usarse en muchos tipos de recetas sin tener que recurrir a aditamentos o herramientas especiales. Prolonga la vida útil de tu licuadora lavándola apropiadamente. Estos son los pasos que debes seguir para limpiar bien tu licuadora:Agrega jabón líquido y pon en marcha la licuadora: Llena el vaso de la licuadora hasta una tercera parte con agua tibia y un chorrito de detergente para trastes. Licúa durante unos 30 segundos y después vacía el vaso. Esto te ayudará a quitar mejor lo que haya quedado en la licuadora.Retira las aspasSi quieres quitar bien los restos de alimentos, necesitas desarmar la licuadora con mucho cuidado. Así podrás limpiar el fondo del vaso sin peligro a cortarte.Lava el vaso después de usarloCuando enjuagas el vaso de la licuadora inmediatamente después de usarla es más fácil que quites todos los restos de comida. Deja en remojoEn caso de que haya pasado algún tiempo y no sea tan fácil lavar el vaso, lo mejor es que lo dejes remojando. De igual manera, si licuaste algo y esto dejó un olor desagradable (por ejemplo, ajo o cebolla) llena el vaso con agua tibia y bicarbonato de sodio. Esto ayudará a quitar el mal olor.Limpia la base con un trapo húmedoNo olvides limpiar la base de la licuadora. Antes de comenzar, desconecta el enchufe. Usa un trapo húmedo (no empapado) y quita las manchas o gotas que hayan quedado. Si hay algún resto de comida que esté pegado, usa un estropajo con detergente y talla suavemente. Desarma la tapaHoy en día la mayoría de las tapas de licuadora tienen una sección que puede removerse para agregar más alimentos mientras se licúa sin temor a salpicaduras. Recuerda limpiar cada parte de la tapa por separado para evitar que se acumulen restos de comida. Deja secarEsto es súper importante: antes de usar nuevamente tu licuadora fíjate que el vaso esté bien seco. Si no, puedes descomponer tu electrodoméstico. ¿Necesitas pretextos para usar tu licuadora? Estas recetas se preparan en un 2 por 3 con la ayuda de tu licuadora y lo mejor de todo, puedes COMPRAR UNA LICUADORA KIWILIMÓNGelatina de FerreroDeliciosa Crema de Champiñones
Los niños no desarrollan por arte de magia el gusto por todo tipo de alimentos, así como tampoco empiezan a adoptar costumbres saludables por sí mismos. Si quieres que tus hijos adquieran buenos hábitos alimenticios, tienes que guiarlo y acompañarlo. Sigue estos tips para que esta tarea sea más sencilla. Crea un ambiente agradable.Algo importante que debes tener en cuenta es que los niños relacionan todo. No puedes esperar que ellos vean la ingesta de alimentos como algo bueno si siempre les gritas o regañas a la hora de la comida. Trata de establecer un ambiente tranquilo para que tus hijos poco a poco relacionen su alimentación con un momento agradable.Pon el ejemplo.Como todo en la vida, una acción vale más que mil palabras. Enseña a tus hijos buenos hábitos alimenticios asumiéndolos tú también. Procura comer alimentos variados, sigue una rutina saludable y disfruta de todo lo que comes, de esta manera tus pequeños también querrán seguir tus pasos.Involucra a tus pequeños en la cocina.Conforme los niños van creciendo pueden ir asumiendo mayores responsabilidades en el hogar. Puedes aprovechar esto para pedirles que te ayuden en las labores de la cocina. Cuando permites que tu hijo elija sus alimentos o los prepare él mismo, estás desarrollando en él un mayor sentido de compromiso y responsabilidad hacia sus alimentos, sin necesidad de obligarlo o regañarlo.Toma en cuenta sus necesidades.Los niños son niños. Punto. No puedes pretender que tu pequeño coma las mismas cantidades ni los mismos alimentos que un adulto. Si bien es importante que lo ayudes a descubrir nuevos sabores, tampoco lo obligues a probar alimentos demasiado fuertes o muy condimentados. Recuerda que el paladar de tu pequeño es muy diferente al tuyo.Mantén una relación saludable con los alimentos. Esto incluye tanto tu alimentación como la de ellos. Si te la pasas quejándote de las calorías y siempre estás hablando de dietas, es muy probable que tus hijos crezcan creyendo que la comida es algo malo. Asimismo, el usar ciertos alimentos como castigo también hace que los niños desarrollen aversión hacia estos.¿Tienes algún otro tip para enseñar a los niños buenos hábitos alimenticios? Comparte tus ideas en los comentarios. Recetas ideales para niños:Gelatina de Yoghurt con FresaRollitos de crepas confetiMacarrones con carnePan francés fácil 
Tú, ¿tomas tu café con azúcar, o jarabe de agave, sucralosa, sacarina, hojas de estevia, etc.? Hoy en día, más allá de los tradicionales cubitos de azúcar o el delicioso piloncillo, existen muchas opciones en el mercado para endulzar los alimentos y las bebidas. Si aún no conoces las alternativas para el azúcar, aquí te contamos todo lo que debes saber sobre los edulcorantes. ¿Qué son los edulcorantes?Los edulcorantes son sustancias que dan sabor dulce a los alimentos, pero que tienen menos calorías. Existen endulzantes o edulcorantes no calóricos (ENC) naturales, como las hojas de estevia, y artificiales, que se obtienen a través de procesos químicos, como la sucralosa. La principal función de estos aditivos es añadir dulzor a las preparaciones de alimentos o bebidas sin aportar tantas calorías, como lo haría una cucharadita de azúcar tradicional. La concentración de algunos endulzantes artificiales, como el aspartamo, es tan alta que solo se requiere una pequeña cantidad para endulzar. ¿Cuáles son los edulcorantes más conocidos?Los edulcorantes se pueden dividir en naturales y artificiales. Los primeros son básicamente alimentos que por su composición natural son dulces, y los segundos se generan de manera sintética. Edulcorantes naturales:Jugos y néctares de frutasMiel de abejaMelazaJarabe de arce o de agave  Edulcorantes artificiales: Sacarina: suele emplearse en bebidas instantáneas, refrescos, dulces, repostería, gelatinas, etc. Aspartamo: es 200 veces más dulce que el azúcar y resalta los sabores de los cítricos y algunas frutas. Ciclamato: por lo general se usa junto con la sacarina para potenciar el sabor de ambos aditivos. ¿Qué beneficios tiene el consumir edulcorantes?Mucho se ha hablado sobre el consumo de edulcorantes. Algunas personas consideran que sustituir el azúcar de caña por endulzantes sintéticos es una manera de perder peso, mientras que otros consideran que estos pueden ser nocivos para la salud. La realidad es que el uso de estos aditivos depende de las necesidades de cada persona.De acuerdo con la FDA (Food and Drug Administration), la oficina encargada de supervisar todo lo relacionado con alimentos y medicinas en Estados Unidos, el uso de sustitutos de azúcar es seguro para la población en general, siempre y cuando se haga con moderación. De cualquier manera, es importante que un médico supervise tu alimentación si cuentas con alguna condición médica, como diabetes. ¿Cómo puedo integrar los edulcorantes en mi dieta diaria? Disminuir el consumo de calorías es posible si se sustituye el azúcar normal por algún endulzante no calórico. La manera más sencilla de incluirlos en tu alimentación es dejar de añadir azúcar al café o las bebidas, y endulzarlos con sucralosa o estevia, por ejemplo. En cuanto a la preparación de alimentos, se recomienda usar la sucralosa para cocinar recetas horneadas o calientes, y la estevia para platillos fríos o bebidas. Sustituir el azúcar es muy fácil. En esta infografía te compartimos las equivalencias para que sepas cuánto edulcorante necesitas según las cantidades de azúcar que indica una receta.
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD