¿Cómo reducir tus porciones sin sentir hambre?
Dietas

¿Cómo reducir tus porciones sin sentir hambre?

Por Kiwilimón - Marzo 2015
No se trata de pasar hambre, disminuir las porciones de alimento es una alternativa para bajar de peso. Para ello puedes optar por el método de la mano: la palma de la mano es la medida de la ración de proteínas animales, y el puño sirve para establecer la cantidad de arroz, pasta y otros cereales que debes comer, así lo afirma nutricionista Marta Aranzadi.
Para controlar las porciones es importante que incorpores verdura fresca o congelada en cada almuerzo y cena. La mayorías de estos alimentos son bajos en calorías y altos en vitaminas”, señala un artículo del America on the Move.

Pasos estratégicos

Si deseas reducir tus porciones aquí te damos algunas claves. ¡Llévalas a cabo!

1. Bebe un vaso de agua. Antes de comer, sugiere Dawn Jackson Blatner, autora del libro The Flexarian Diet. Llenar tu estómago de agua naturalmente hará que sea menos probable que comas en exceso.

2. Come lentamente y disfruta tus comidas. Las investigaciones científicas han demostrado que demora aproximadamente 20 minutos para que tu estómago señale que está lleno, indica la America on the Move.

3. Viste ropa ajustada. Utilizar un conjunto con un cierre o tal vez una chamarra con botones puede servir como herramienta para dar lugar a que te detengas y evalúes cómo te sientes durante la comida.  A medida que comienzas a sentir tu ropa un poco más ceñida, esto puede impedir que pidas un segundo plato.

La porción adecuada consiste en un  plato dividido en cuatro partes, cada una de las cuales representa los grupos de alimentos que se deben consumir y en qué porcentaje; 30% son legumbres o carbohidratos (cereales, pasta, arroz.); 30% corresponde a frutas y verduras; un 20% a proteínas de alto valor biológico (carne, pescado, huevos).

Lleva acabo estas estrategias y empieza a bajar de peso.

Ver arctículo original. Notas recomendadas    
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Comer no es sinónimo de nutrirnos. Sí, quizá pienses que estás bien alimentado porque comes varias veces al día, pero cabe la posibilidad de que estés malnutrido y no lo sepas.Cuando escuchas la palabra malnutrición, seguramente se te vienen a la mente imágenes de niños en estado de emaciación, donde los huesos son visibles en la piel, es por esto que frecuentemente se nos olvida lo que malnutrición significa.¿Qué es la malnutrición?De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la malnutrición es tanto las carencias como “los excesos o los desequilibrios de la ingesta de nutrientes de una persona”, y abarca dos tipos de afecciones.La desnutrición, la cual abarca el retraso del crecimiento en cuanto a estatura; la emaciación que es el peso menor al que corresponde a la estatura o la edad, y falta de vitaminas y minerales importantes.El segundo es el sobrepeso y la obesidad. Esto se enfoca en todas las enfermedades no transmisibles relacionadas con la alimentación, como cardiopatías, accidentes cerebrovasculares, diabetes y cáncer. A grandes rasgos, el término malnutrición se refiere a comer muy poco, comer mucho, combinar incorrectamente los alimentos, ingerir alimentos con poco valor nutricional o alimentos contaminados.Otro de los pensamientos errados sobre la malnutrición es que se cree que el hambre es un problema que afecta a países tercermundistas, mientras que la obesidad, a países de primer mundo; sin embargo, debes saber que esto es un problema global, que nos afecta a todos.Y no sólo eso, según datos de la OMS, una de cada tres personas sufre algún tipo de malnutrición. Es más común de lo que crees ver a personas con diferentes formas de malnutrición convivir en el mismo país, en la misma comunidad y, a veces, hasta en la misma familia. El problema es tan grave que los gobiernos, así como la Organización Mundial de la Salud y Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, están realizando acciones en conjunto para erradicar la malnutrición. En casa, podemos prevenir esta afección organizando nuestras comidas y haciendo mejor selección de los alimentos que vamos a consumir. Y a nivel comunidad, puedes aportar al trabajo de fundaciones y asociaciones dedicadas a ayudar a niños de escasos recursos a tener una alimentación balanceada, como Dibujando un mañana o Comer y Crecer, y contribuir a que se desarrollen sanos y tengan un mejor futuro.
Una vida saludable no se puede concebir sin actividad física. Hacer ejercicio previene problemas de salud, aumenta la fuerza, nos brinda energía y puede ayudar a reducir el estrés. También puede ayudar a mantener un peso corporal saludable y reducir el apetito.Con tantos beneficios, es difícil pensar en por qué una persona no realizaría ejercicio, pero te asombrará saber que, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), menos de la mitad de la población de 18 años en nuestro país, es decir, alrededor del 41.7 por ciento, realiza deporte o ejercicio en su tiempo libre.Ayuda a que más niños puedan tener una alimentación balanceada y se desarrollen adecuadamente. Lee más AQUÍ.En palabras más aterrizadas, seis de cada 10 mexicanos son sedentarios. De acuerdo con los resultados del Módulo de práctica deportiva y ejercicio físico 2018, esta cifra no ha tenido variación desde 2013. ¡Qué preocupante situación!Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en los países en desarrollo con economías emergentes, como México, el sobrepeso y obesidad infantil entre los niños en edad preescolar supera 30 por ciento. ¿Qué podemos hacer al respecto?Además de balancear la comida de nuestros hijos, es muy importante fomentar en ellos el hábito del ejercicio.El ejercicio en los niños favorece su crecimiento, desarrollo cognitivo y emocional. Y en una época donde la tecnología es una parte fundamental de todos, hasta de los más pequeños, erradicar el sedentarismo infantil suena como un reto para los padres.Sin embargo, estos consejos te ayudarán a fomentar el hábito del ejercicio en los niños. Recuerda que no estamos hablando exclusivamente de practicar algún deporte, pues se considera actividad física a cualquier cosa que implique el movimiento corporal, como saltar la cuerda, caminar, bailar o incluso pasear al perro.Una de las cosas más importantes es el ejemplo, si tus hijos ven que tú te ejercitas, lo más probable es que ellos comiencen hacerlo por imitación y poco a poco le agarrarán el gusto por sí mismos, pero ver que es un hábito frecuente en casa, hará que ellos también lo hagan parte de tu vida.Limita las horas que tus hijos pasan frente al celular, la televisión y cualquier otra cosa que implique permanecer estático por mucho tiempo.Procura que las actividades físicas sean divertidas, que no se sienta como obligación.También lo puedes estimular al fomentar que aprenda algo nuevo y a conocer nuevas personas con un deporte o una habilidad.Lo importante es enseñarles que hay todo un mundo de posibilidades más allá de la tele, computadora y celular, con nuestra compañía y motivación, somo nosotros quienes tenemos la obligación de mostrarles esas otras posibilidades y procurar siempre su bienestar.Una alimentación balanceada no sólo se lleva a cabo desde casa. Existen fundaciones como Dibujando un mañana o asociaciones como Comer y Crecer, las cuales velan por el desarrollo de niños y jóvenes, su alimentación y su futuro, a las cuales puedes apoyar con donativos aquí, para que su trabajo continúe.
El Día de Muertos en México es una tradición muy especial, en la que vivos y muertos se reencuentran, y para hacerlo, los primeros preparan una grata y colorida bienvenida a sus seres queridos que ya no están más en la Tierra, llena de comida, flores y todo aquello que les gustaba. Según la creencia, los muertos realizan un viaje para volver con su familia, como en los viejos tiempos, y así disfrutar de sus alimentos y bebidas favoritas.Para preservar este bello ritual, es necesario crear una ofrenda o altar con elementos que harán su estancia más confortable. ¿Ya los tienes? ¿Sabes cuáles son los imprescindibles en una ofrenda tradicional de Día de Muertos? Aquí te decimos qué elementos no debe faltar, así como su significado.FotografíaPara que las almas logren pasar las puertas del purgatorio y reunirse contigo, deberás poner una fotografía o su nombre completo, para que de esa forma logren encontrar su lugar en el plano terrenal y no vagar para encontrarte.AguaEste vital líquido, el cual refleja la pureza del mundo, ayudará a mitigar la sed del alma que vendrá a visitarte, luego del largo camino que realiza para llegar a su destino; además los fortalecerá en su regreso al plano espiritual.VeladorasLa luz representa la fe y la esperanza que los guiará en este viaje. En algunas comunidades indígenas, cada veladora o vela representa a los difuntos. Algunos colocan cirios en el altar en forma de cruz, la cual representa los cuatro puntos cardinales que orientarán el camino de los espíritus.CopalEste elemento limpia y purifica el ambiente, además ahuyentará a los malos espíritus que se encuentran en el purgatorio.Flor de cempasúchilLa fragancia y el color de esta flor dirigirá a las almas a tu hogar; el ritual dicta que se debe realizar un camino con sus pétalos para facilitar la llegada.ComidaLos espíritus se alimentan de los aromas, por lo que deberás preparar sus alimentos favoritos e ingerirlos junto a ellos, tal y como lo hacían mientras estaban con vida, eso hará más placentero su viaje.Pan. Este alimento en tu altar representa la fraternidad, además de que les servirá como postre para después de alimentarse.Sal. Es un elemento purificador y les ayudará a no corromperse en su camino.Calaverita de azúcar. Representa a la muerte, motivo por el cual siempre debe estar presente en tu ofrenda.Papel picado Este adorno no puede faltar en tu altar, ya que le dará un gran colorido a tu ofrenda; además, en un elemento característico en esta celebración mexicana, en el que se pueden plasmar diferentes ideas de la temporada.Ahora que ya conoces los elementos principales para tu altar de muertos, el resto dependerá de ti y de tu creatividad, así que ponle corazón y disfruta de una las tradiciones más bellas de nuestro país.
Día de Muertos es una fiesta reconocida en el mundo entero que da identidad a todos los mexicanos. Su colorido, sus olores, las tradiciones y todo lo que la rodea hace que sea una experiencia de sensaciones y muchos sentimientos.Sin duda, el elemento más importante dentro de este festejo es la ofrenda de muertos. La ofrenda es una gran tradición mexicana que debemos preservar y que consiste en varios pisos, donde se fusionan el sincretismo de las religiones prehispánicas con la religión católica.Los niveles básicos de una ofrenda de muertos son el cielo y la tierra, pero puede tener hasta siete niveles, donde cada escalón simboliza los pasos necesarios para llegar a Mictlán, el inframundo en la mitología mexicana y el lugar del eterno reposo.Así, la ofrenda se coloca sobre una mesa, en alguna habitación dentro del hogar, y será éste el lugar donde estarán las ofrendas del Día de los Muertos, para las almas que vengan de visita.Según la creencia, los objetos y la comida colocada en la ofrenda atraen a los espíritus y sirven para facilitar el viaje desde Mictlán hasta las casas de sus familiares, con el fin de disfrutar una noche de fiesta, con ellos, una vez más.Se sabe que hay que que poner la comida que le gusta a nuestros seres queridos que han fallecido, pero ¿qué se hace con la comida de la ofrenda de Día de Muertos después?A pesar de que la tradición dicta que los familiares vienen del más allá para disfrutar de la comida y muchas personas creen que después de la visita los alimentos quedan sin sabor, te daremos algunas opciones de lo que se puede hacer con la comida al quitar la ofrenda.En realidad, la mayoría de los alimentos se pueden comer y, en algunas ocasiones, se reparten entre las personas que ayudaron a colocar el la ofrenda. Algunos alimentos preparados, como guisados, es mejor desecharlos, pues no es higiénico comerlos después, debido a los días que estuvieron en la intemperie. Si ya sigues prácticas de reciclaje de alimentos en casa, no dudes en hacerlo con estos alimentos también.Ahora que lo sabes, no queda más que disfrutar de estos momentos en familia y para preservar nuestras tradiciones.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD