Cosas que no sabías sobre la dieta paleo
Dietas

Cosas que no sabías sobre la dieta paleo

Por Kiwilimón - Agosto 2015
La dieta paleolítica está de moda, es uno de los regímenes alimenticios que mejores resultados promete, pero puede que aún no sepas todo sobre ésta forma de comer. Se trata de consumir como si viviéramos, tal cual, en la era paleolítica. Esto significa que sólo se permiten proteínas naturales, comidas orgánicas, frutas, verduras y básicamente lo que uno podría encontrar en la naturaleza. Hoy te contamos sobre experiencias específicas que experimentarás cuando trates de hacer la paleo.

Muchos ingredientes sanos están prohibidos

Las nueces y la soya, por ejemplo, están fuera de los límites ya que en esta dieta no se permiten legumbres. Esto quiere decir que aún esa leche de soya tan dietética no puede ser consumida. El arroz, aún al vapor, tampoco se puede y el ajonjolí, tan rico y bueno para la salud, está prohibido.

Puede que te sientas mal al principio

Como con algunas otras dietas, la transición puede ser difícil. En la primera semana de paleo, lo más probable, es que sufras de dolores de cabeza y que tengas nauseas. Lo que sucede es que al quitarle los carbohidratos al cuerpo entrará en un ritmo de adaptación en el que reaccionará de forma inusual y es de esperarse que haya de dolores musculares a cambios de humor transitorios.

Dejarás de contar calorías

La idea de la dieta paleo es que comas mejor, y que te alimentes de ingredientes que te hagan sentir satisfecha por mucho más tiempo. Gracias a esto te irás dando cuenta de que comes menos en cantidad y que te sientes llena todo el día. Por eso dejarás de ir a la báscula pues la pérdida de peso irá acompañada de una sensación de satisfacción diaria que antes no tenías.

Toma mucho tiempo

Ya que en la dieta paleo no se permiten comidas procesadas y casi todo lo que se incluye en un menú de comida rápida, se te requerirá cocinar cosas específicas. Gracias a esto la alternativa de salir rápido a comprar lo que sea para comer se descarta y deberás estar concentrada en dedicarle su tiempo a preparar, comprar y planear todas tus comidas.

Te costará bastante más

Así es, las frutas orgánicas, las carnes sin hormonas y los productos sin conservadores en general son más caros que los ingredientes regulares, y esto es lo que la dieta paleo te pide que comas. Cuando la hagas tienes que estar consiente que será un golpe más duro a la cartera, pero valdrá totalmente la pena cuando te sientas mejor y llevas una calidad de vida superior. Para que tengas alternativas amigables cuando entres en la dieta paleolítica aquí te dejamos cinco recetas que ningún experto en paleo rechazaría: Guacamole Papitas de camote Rollitos de verduras Berenjenas Filete de tilapia    
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El aguacate contiene muchísimos nutrientes, vitaminas y, por supuesto, antioxidantes; y lo mejor es que puedes usarlo para preparar desde ensaladas, salsas y cremas, hasta pasteles, brownies y mousses.  Pero antes de comenzar a hablar sobre las maravillas del aguacate, hay que aclarar qué son los antioxidantes. Estas sustancias se encuentran de manera natural en ciertos alimentos y su principal función es combatir el efecto de los radicales libres. Básicamente lo que hacen los antioxidantes es prevenir o retrasar el deterioro o envejecimiento de las células provocado por el proceso de oxidación. Así que si llevas una alimentación rica en antioxidantes será más sencillo que tu organismo se mantenga en buen estado por más tiempo.  El caso particular del aguacate es especial por sus múltiples beneficios. Esta exquisita fruta no sólo es rica en vitaminas y antioxidantes; su consumo propicia el aprovechamiento de otros alimentos, ya que los Aguacates de México ayudan a acelerar la absorción de nutrientes. Las grasas como las de los Aguacates de México pueden ayudar al cuerpo a absorber las vitaminas A, D, K y E y, claro, los antioxidantes que tu cuerpo necesita.   Puedes agregar aguacates a las ensaladas y usarlos en muchas otras recetas, o simplemente sacarlos con una cuchara y ¡comerlos de manera sencilla!  Llevar una dieta rica en verduras y frutas como parte de una alimentación saludable en general puede reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, incluidos ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Los aguacates son una buena fuente de fibra y pueden agregar variedad a la dieta. Es importante para la coagulación de la sangre y los huesos sanos, y también tiene otras funciones en el cuerpo. Esto es muy importante, ya que, además de aportarte los nutrientes que necesitas, el aguacate te ayuda a aprovechar mejor los componentes de otros alimentos. Recuerda que es esencial para tu salud llevar una dieta rica en antioxidantes para poder combatir los efectos de la contaminación; del cigarro, de los alimentos procesados, y todo lo que conlleva el estilo de vida.  La American Heart Association recomienda comer menos alimentos bajos en nutrientes y limitar la cantidad de grasas saturadas, azúcares añadidos y sodio. La mayoría de las grasas en tu dieta debe ser insaturada; más del 75% de la grasa en los aguacates saludables es insaturada, o sea grasa buena. 
A todos nos gusta llegar a una casa que huele rico, pero a veces los aromatizantes artificiales son demasiado fuertes o simplemente no huelen bien. Para encontrar el aroma perfecto para tu hogar no hay nada mejor que hacer tú mismo la mezcla con las esencias y fragancias que más te gusten. Sigue estos tips para aromatizar tu casa de forma natural.Olla a hervir:Pon en una olla agua, rodajas de limón y algunas ramitas romero fresco. Haz que la mezcla hierva a fuego lento (revisando constantemente para ver que no se acabe el agua) y deja que el aroma impregne toda tu casa. Así de fácil. Madera aromatizada: Consigue unos cubitos de madera y una esencia natural que te guste. Deja reposar la madera dentro de la esencia (de preferencia toda la noche para que absorba bien el olor) y después simplemente colócalos sobre un plato en tu cocina o sala.¿No sabes cómo preparar esencias naturales? Aquí te decimos paso a paso cómo hacerlas.Pétalos de cera: Combina una taza de parafina con 10 gotas de esencia natural. Si gustas, también puedes agregar unas gotas de colorante. Vacía la mezcla en pequeños moldes (no tiene que ser precisamente en forma de pétalo). Puedes repetir el proceso con aromas diferentes para después crear mezclas de perfumes con pétalos de diferentes tipos.Vela de Naranja: Si te atraen más los aromas cítricos, este consejo te encantará. Parte una naranja a la mitad y saca toda la pulpa. Ten cuidado de no quitar el rabito blanco que se encuentra en el centro (este será el pabilo). Rellena la naranja con aceite y deja reposar una hora más o menos. Después prende la mecha y disfruta del delicioso olor a naranja.Polvo para alfombras: Muchas veces los malos olores se quedan en las alfombras y tapetes, por lo que es necesario aplicar un remedio directamente sobre estos objetos. En un tarro mezcla bicarbonato de sodio con hojas de romero y unas gotas de esencia de lavanda. Espolvorea tus alfombras con esto y deja reposar unos 20 minutos. Después solo tienes que pasar la aspiradora. Bicarbonato de Sodio con Olor: Mezcla media taza de bicarbonato con unas 10 gotas de tu esencia favorita. Coloca el polvo aromatizado dentro de un frasco y cúbrelo con una tapa que tenga orificios. El aroma impregnará poco a poco el ambiente de cada cuarto donde coloques el frasco.  ¿Tienes algún otro tip para aromatizar los espacios de tu casa? Compártenos tus ideas en los comentarios de esta publicación.
¿No importa qué prepares, siempre terminas tirando la comida que tus hijos no se acaban? Deja de sufrir por el desperdicio de alimentos. Con estos tips no volverás a batallar a la hora de la comida por estas cosas.No exageres en las cantidadesDependiendo de la edad, tamaño y nivel de actividad física, los niños pequeños requieren aproximadamente entre mil y 1400 calorías al día. Si le sirves a tu hijo de 4 años lo mismo que a ti, es obvio que el niño no se va a acabar la comida.Almacena por porcionesSi preparas la comida con anticipación, te recomendamos congelarla en porciones individuales. De esta manera, solo tendrás que descongelar y calentar la cantidad que tu pequeño vaya a comer en realidad.Aprovecha la comida del día anteriorOrganiza tu menú para que puedas aprovechar lo que te sobre de un día para preparar la comida de otro. Por ejemplo, si un día haces picadillo de pollo casero  después puedes preparar calabacitas rellenas de picadillo o con lo que te haya quedado del día anterior. Prepara porciones pequeñasEs muy importante que consideres que el apetito y el antojo de los niños pueden cambiar de un momento a otro. Si te piden molletes,prepara solo uno y espera hasta que lo acaben para ver si querrán otro más. Nunca te adelantes porque podrías terminar desperdiciando comida. Reserva la salsa sólo para su platilloA algunos niños les encanta bañar el arroz en salsa de tomate y los hot cakes en jarabe. Para evitar que se arruine toda la cacerola de comida, lo mejor es que solo pongas un poquito de la salsa preferida de tu pequeño en su plato. Así, el resto de la comida se mantendrá intacto. Sirve de manera divertidaEl problema con muchos niños es que se dejan llevar por la vista y muchas veces rechazan un platillo solo por su aspecto. Enamora a tus pequeños decorando su comida de manera atractiva. No te preocupes, no tienes que hacer mucho. A veces con que agregues un conejo de chocolate es suficienteEnséñale a comer lo que hayRecuerda esto siempre: si cedes una vez, ya perdiste. Educa a tus hijos para que aprendan que se debe comer lo que hay en casa. Si preparas enmoladas de chorizo de soyas, eso es lo que va a comeer.No les des la opción de elegir otra cosa, si no siempre estarás tirando lo que ellos no quieren.Visita nuestra sección de comida para niños y descubre deliciosas recetas que les encantarán a tus niños.
Los pistaches son más que una rica botana. Estos pequeños frutos secos tienen muchas propiedades benéficas para la salud. Conoce algunos de los beneficios de comer pistaches y descubre cómo puedes incorporarlos en tu dieta diaria. En comparación con otras nueces, los pistaches tienen mucho menos calorías. Por ejemplo, la nuez pecanera tiene 193 calorías, mientras que el pistache solo contiene 156. Esto en una porción de 28 gramos. Pero eso no es todo. El pistache es la segunda fruta seca (después de la almendra) con mayor aporte proteico. Alrededor del 20% de su peso son proteínas.Comer pistaches puede ayudarte a perder peso. Los altos niveles de proteína y fibra hacen que te sientas satisfecho por más tiempo, lo cual evita que comas en exceso. Pero eso sí, hay que medirse en la cantidad de pistaches que comes al día, o de lo contrario su efecto puede ser contraproducente.De acuerdo con la Asociación Americana de Optometría, dos antioxidantes presentes en los pistaches (luteína y zeaxantina) ayudan a conservar la salud de los ojos, previniendo enfermedades como las cataratas.El consumo regular de pistaches está asociado con una mejor flora intestinal. De acuerdo con un estudio realizado en 2012, los prebióticos presentes en los pistaches ayudan a aumentar los niveles de bacterias buenas en los intestinos.Los niveles de cobre en los pistaches son bastantes altos, por lo que incluirlos en la dieta diaria puede impactar en la absorción de hierro. De esta manera, los pistaches son grandes aliados en el tratamiento de enfermedades como la anemia.Los pistaches también ayudan a reducir los niveles de azúcar en la sangre. Su consumo se recomienda especialmente entre mujeres embarazadas que padecen diabetes gestacional, ya que el comer una ración de pistaches diariamente reduce los niveles de azúcar.¿De qué manera puedes comer pistaches?Como botanaPara hornear pasteles o panesPulverizando en smoothies o postresSimplemente tostado en ensaladas o pastasDentro de un mix de granola o cerealesEstas son algunas recetas para cocinar usando pistaches:Crema de PistachesPaleta de Mango y PistacheSanck de queso, plátano y pistacheYoghurt de Kiwi con quinoa y pistaches
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD