¿Cuántas calorías debes consumir al día?
Dietas

¿Cuántas calorías debes consumir al día?

Por Kiwilimón - Diciembre 2015

El metabolismo es el proceso mediante el cual se obtiene la energía necesaria que requiere el cuerpo a través de los alimentos. Esta energía se mide en calorías, una caloría se define como la cantidad de calor necesario para elevar en 1 grado centígrado la temperatura de 1 gramo de agua.

En términos alimentarios, es la cantidad de alimento necesario para producir 1 kilocaloría de energía. Cada alimento produce mayor o menor cantidad de calorías por porción y, por lo tanto, se dice que los alimentos tienen distinto valor calórico, pero  ¿cuántas calorías hay que consumir al día?

En el siguiente video, la nutrióloga Carmen Haro te explica qué debes tomar en cuenta para calcular el número de calorías que debes consumir diariamente.

 

 Al respecto, la nutrióloga Mónica Maza, aclara que no existe una tabla exacta para medir las calorías que se necesitan diariamente, ya que todo depende de cada persona y su estilo de vida, pero te da estas opciones para ayudarte a mantener tu peso y tener un estilo de vida saludable.

"Este cálculo se realiza tomando en cuenta varios factores como sexo, edad y actividad física con el objetivo de tener una dieta balanceada y evitar el riesgo de obesidad".

¿Cómo hago el cálculo?

 1. Si eres hombre multiplica tu peso por 25, si eres mujer por 23.

2. Con base a ese resultado haz el siguiente cálculo

Si tienes menos de 25 años súmale 300 calorías. Si tienes entre 25 y 45 años no realices ninguna operación. Si tienes entre 45 y 55 años réstale 100 calorías. Si tienes entre 55 y 65 años réstale  200 calorías. Y si tienes más de 65 años réstale 300 calorías.

3. Realiza tu cálculo tomando en cuenta lo siguiente

Si realizas actividad física o llevas una vida sedentaria deja el cálculo como está. Si realizas actividad física leve (caminar 15 minutos, realizar tareas del hogar y cualquier trabajo con poco esfuerzo) súmale al resultado anterior 100 calorías más. Si realizas actividad física moderada (ir al gimnasio o bailar 3 veces a la semana) súmale al resultado anterior 200 calorías.

 Si realizas actividad física intensa, al resultado anterior súmale 300 calorías más. Con estos cálculos sabrás cuántas calorías necesita tu cuerpo para mantener tu peso ideal, adelgazar e incluso subir de peso si así lo deseas, todo depende de cuál sea tu objetivo.

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿Alguna vez te has puesto a pensar por qué comemos? ¿Cómo es el mecanismo de nuestro cuerpo que nos avisa cuando necesita comer? ¿Conoces la diferencia entre hambre y apetito? Para saber por qué comemos, es importante que tengas claro qué son el hambre y el apetito, dos conceptos diferentes y que muchas veces no sabemos diferenciar, incluso pensamos que son sinónimo y no lo son.El hambre es el instinto de supervivencia que impulsa a alimentarnos cuando el organismo lo requiere. El apetito es la sensación de comer, influenciada por aspectos psicológicos de la persona como el deseo de comer por placer, felicidad, aburrimiento, tristeza, ansiedad.Como todo en nuestro organismo, el apetito va cambiando conforme vamos creciendo y es preciso conocer sus etapas, para así aprender a comer mejor. Primer decenio, de los 0 a los 10 añosEn esta etapa es cuando se experimenta un mayor y rápido crecimiento. Es cuando los niños pueden adquirir los hábitos que, posiblemente, los acompañen toda su vida, es por eso que es muy importante que los pequeños aprendan a distinguir la comida que verdaderamente los nutre, pues lo que aprendan durante los primeros años de su vida determinará qué tan saludable será de adulto. Segundo decenio, de los 10 a los 20 añosYa en la adolescencia, con los cambios fisiológicos viene un aumento de apetito. Durante esta etapa, la relación con la comida suele ser más vulnerable, pues es cuando llega la pubertad, los jóvenes suelen estar más influenciados y son propensos a caer con comida que pueda provocar desnutrición u obesidad. Durante esta edad del apetito, las mujeres son más propensas a padecer deficiencias nutricionales por su biología reproductiva. Tercer decenio, de los 20 a los 30 añosEn la edad adulta joven, se producen cambios importantes que pueden causar un aumento de peso, por ejemplo, la vida universitaria, vivir en pareja o tener hijos; es cuando nos relajamos y no somos tan estrictos en la alimentación. También es la edad en la que podemos caer en excesos. Cuarto decenio, de los 30 a los 40 añosLa vida laboral en la edad adulta trae consigo los efectos del estrés, que según se ha demostrado, ocasiona cambios en el apetito y los hábitos alimentarios en 80% de la población. Esos efectos pueden consistir tanto en despertar un apetito voraz, como en ocasionar una pérdida de este. Quinto decenio, de los 40 a los 50 añosLa Organización Mundial de la Salud destaca que el tabaquismo, la dieta poco saludable, la falta de actividad física y el problema de la bebida son los factores del estilo de vida que más repercuten en la salud y la mortalidad. Es en estos años cuando los adultos deben cambiar su comportamiento en función de las necesidades de salud, pero con frecuencia los síntomas de la enfermedad son invisibles.Sexto decenio, de los 50 a los 60 añosEn este periodo comienza la pérdida progresiva de masa muscular y continúa de manera constante a medida que avanzamos en edad. Este fenómeno se denomina sarcopenia.Mantener una dieta saludable y variada, y practicar actividad física es fundamental para reducir los efectos del envejecimiento.Séptimo decenio, de los 60 a los 70 años y másLa vejez conlleva la falta de apetito y de hambre, lo que da lugar a una pérdida de peso involuntaria y una mayor fragilidad. La disminución del apetito también puede ser consecuencia de una afección concreta, como, por ejemplo, la enfermedad de Alzheimer.La alimentación es una experiencia social, por lo que factores como la pobreza, la pérdida de la pareja o un familiar, y el hecho de comer sin compañía, afectan la sensación de placer que se obtiene al comer.Otros efectos de la vejez, como las dificultades para tragar, los problemas dentales y la pérdida de gusto y olfato también interfieren en el deseo de comer y en los beneficios que obtenemos de esa práctica.Se dice que lo que no se conoce, no se puede mejorar, así que una vez que conoces las etapas del apetito y cómo van cambiando las situaciones y requerimientos de cada edad, puedes saber cómo llevar una vida más saludable y comer mejor.
Estás esperando un bebé, tu cuerpo está cambiando y diario tienes sensaciones nuevas. Y si durante toda tu vida la nutrición es muy importante, durante el embarazo cobra un significado mucho más valioso y especial.Las necesidades nutritivas de una mujer cambian radicalmente durante el embarazo; muchas veces lo que necesita tu cuerpo suele manifestarse a través de los antojos y una de las mejores formas de saciarlos de manera saludable es a través de frutas y vegetales.Para aumentar la ingesta de verduras y frutas y complacer tus antojos, te recomendamos estos smoothies que seguro te caerán muy bien y a tu bebé también. Sin embargo recuerda que debes usar ingredientes frescos y que estas opciones no sustituyen ninguna de tus comidas.Aquí te dejamos 4 smoothies que te ayudarán con tus antojos.Smoothie de jengibre y manzanaEste smoothie es ideal para aliviar las náuseas matutinas que se dan en el primer trimestre de embarazo, pero también puedes tomarlo en cualquier momento del día si tienes antojo de algo acidito. Ingredientes2 manzanas pequeñas4 cucharaditas de agua o jugo de manzana2 cucharaditas de jugo de limónJengibre rallado½ taza de mango cortado en cubitosSmoothie de ciruela y plátanoEste smoothie cremoso es conveniente para tu organismo por su alto contenido de fibra. Es ideal para las mujeres que están constipadas en algún momento del embarazo y si tienes antojo de algo cremoso y dulce. Ingredientes½ taza de leche de coco2 cucharadas de mantequilla de maní¼ de taza de ciruelas pasas½ plátanoSmoothie energizanteEste smoothie contiene una mezcla equilibrada de sabores y de nutrientes. Los azúcares naturales presentes en los ingredientes te brindarán el suministro de energía que necesitas para tu vida diaria y que quitarán las ganas de algo dulce. Ingredientes½ taza de leche de coco½ taza de jugo de naranja½ taza de frutos rojos ½ manzana pequeña½ taza de espinacas frescas½ aguacate½ taza de yogur griego Smoothie de proteínaEste licuado es uno de los más ricos en nutrientes y que además disfrutarás por su rico sabor. Es ideal para los momentos en que tienes antojos.Ingredientes¾ de leche de soya¼ de taza de tofu2 cucharadas de cocoa en polvo sin azúcar2 cucharadas de crema de cacahuate½ plátano congeladoRecuerda que los mejores ingredientes para preparar smoothies que puedes disfrutar durante tu embarazo son: vegetales verdes, frutos secos, lácteos orgánicos, jengibre y legumbres y estas opciones de smoothies en las que los puedes incorporar te van a encantar.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD