¿Cuántas calorías debes consumir al día?
Dietas

¿Cuántas calorías debes consumir al día?

Por Kiwilimón - Diciembre 2015

El metabolismo es el proceso mediante el cual se obtiene la energía necesaria que requiere el cuerpo a través de los alimentos. Esta energía se mide en calorías, una caloría se define como la cantidad de calor necesario para elevar en 1 grado centígrado la temperatura de 1 gramo de agua.

En términos alimentarios, es la cantidad de alimento necesario para producir 1 kilocaloría de energía. Cada alimento produce mayor o menor cantidad de calorías por porción y, por lo tanto, se dice que los alimentos tienen distinto valor calórico, pero  ¿cuántas calorías hay que consumir al día?

En el siguiente video, la nutrióloga Carmen Haro te explica qué debes tomar en cuenta para calcular el número de calorías que debes consumir diariamente.

 

 Al respecto, la nutrióloga Mónica Maza, aclara que no existe una tabla exacta para medir las calorías que se necesitan diariamente, ya que todo depende de cada persona y su estilo de vida, pero te da estas opciones para ayudarte a mantener tu peso y tener un estilo de vida saludable.

"Este cálculo se realiza tomando en cuenta varios factores como sexo, edad y actividad física con el objetivo de tener una dieta balanceada y evitar el riesgo de obesidad".

¿Cómo hago el cálculo?

 1. Si eres hombre multiplica tu peso por 25, si eres mujer por 23.

2. Con base a ese resultado haz el siguiente cálculo

Si tienes menos de 25 años súmale 300 calorías. Si tienes entre 25 y 45 años no realices ninguna operación. Si tienes entre 45 y 55 años réstale 100 calorías. Si tienes entre 55 y 65 años réstale  200 calorías. Y si tienes más de 65 años réstale 300 calorías.

3. Realiza tu cálculo tomando en cuenta lo siguiente

Si realizas actividad física o llevas una vida sedentaria deja el cálculo como está. Si realizas actividad física leve (caminar 15 minutos, realizar tareas del hogar y cualquier trabajo con poco esfuerzo) súmale al resultado anterior 100 calorías más. Si realizas actividad física moderada (ir al gimnasio o bailar 3 veces a la semana) súmale al resultado anterior 200 calorías.

 Si realizas actividad física intensa, al resultado anterior súmale 300 calorías más. Con estos cálculos sabrás cuántas calorías necesita tu cuerpo para mantener tu peso ideal, adelgazar e incluso subir de peso si así lo deseas, todo depende de cuál sea tu objetivo.

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Si hay algo de lo que escuchamos todos los días, es acerca de las superfoods, de sus propiedades y lo bien que le hacen al organismo para combatir las reacciones de una mala alimentación y de la pobre calidad de los alimentos que consumimos. Hoy en día nos enfrentamos a alimentos procesados, a sustancias nocivas que causan problemas graves como el sobrepeso, la obesidad, diabetes y problemas en el sistema circulatorio. Ante este panorama, las superfoods nos aportan vitaminas, minerales, antioxidantes, fitoquímicos y demás sustancias que protegen a nuestro cuerpo de toxinas, calorías vacías y sustancias difíciles de digerir; también nos darán energía y ayudarán a nuestro cuerpo ante enfermedades. Dos de las superfoods más populares son el matcha y la maca.El matcha es un tipo de té verde japonés que contiene 20 veces más antioxidantes y aminoácidos naturales que el té verde regular. Entre sus beneficios está ayudar a la concentración, pérdida de peso, mejorar la circulación, refuerza la inmunidad y mejora el ánimo. La maca es un tubérculo que ayuda a equilibrar las hormonas y trastornos de la tiroides, potencializa la líbido, alivia síntomas molestos de la menstruación y de la menopausia.Una de las formas de incorporar estos dos súper alimentos a tu día a día es a través de los smoothies, pues son deliciosos, prácticos y fáciles de preparar. Aquí te dejamos estas recetas para que los disfrutes:Smoothie con matcha para desinflamar Ingredientes:1 rebanada de piña1 plátano¼ de pepino1 cucharadita de matchaagua de cocoHay que licuarlo todo con hielos ¡Y disfrutar!Smoothie energético con maca Ingredientes: 1 ½ taza de leche vegetal a tu elección1 cucharada de maca en polvo1 cucharada de mielMezcla todo e incorpórale hielos al gusto.Como ves, la maca y el matcha son ingredientes que aportan muchísimos beneficios y que son muy fáciles de integrar a tus smoothies para hacerlos deliciosos y nutritivos.Estas recetas te pueden interesar:Smoothies frutalesSmoothies 4 ways
Septiembre es un mes muy importante para todos los mexicanos, pues se celebran las fiestas patrias, fecha relevante que es un buen pretexto para reunirnos con nuestros familiares o amigos y comer rico.Una gran opción para pasarla bien es hacer una noche mexicana, así tienes la oportunidad de celebrar en una casa, lo cual resulta más económico que salir a un restaurante o bar, además de que no tendrás límites de tiempo ni espacio.Y para que todo salga de maravilla, te damos los mejores tips para disfrutar de una gran noche mexicana.Haz una lista con todo lo que necesitas, desde decoraciones, comida, bebida, invitados, qué traerá cada quién.Planea una decoración muy colorida y mexicana, procura que los motivos sean verde blanco y rojo, puedes utilizar varias banderas, collares para las mujeres, sombreros para los caballeros, papel picado, manteles multicolores, o materiales reciclados y hacer tus propios adornos.¡Lo principal es la comida! El eje más importante de la noche mexicana son los platillos, lo más típico es pozole, pero también los pambazos, sopes, mole, chiles en nogada, quesadillas o tostadas. Podrías organizarte con tus invitados para que cada uno lleve un platillo, así todos pueden comer sus favoritos. Arma una barra de postres con dulces mexicanos, eso le dará un toque increíble a tu noche mexicana. En esta barra puedes incluir merengues, palanquetas, mazapanes, cocadas, alegrías, obleas, dulces de leche, arroz con leche, flan napolitano, gelatina tricolor, ates con queso... Ofrece aguas frescas a tus invitados. Lo típico son aguas de limón, jamaica, horchata, incluso puedes jugar con eso y contribuir a tu decoración tricolor. Organiza juegos típicos como lotería, serpientes y escaleras, canicas o pirinola; para hacerlo más interesante puedes hacer castigos con shots de tequila o tener premios como muñequitas típicas de tela, bolsas de dulces, o alguna artesanía mexicana. La música también es muy importante, arma una lista con canciones muy mexicanas, en la que no falte el mariachi, el norteño, la banda y también incluye música para bailar.Las bebidas alcohólicas también son una parte fundamental en una noche mexicana, lo típico es el tequila, el mezcal, el pulque; además con el tequila puedes preparar ricos cócteles como el charro negro, tequila sunrise, margaritas y palomas. Ahora que ya tienes todos los elementos para hacer una gran noche mexicana, recuerda divertirte con responsabilidad y procura no abusar de la comida, de los postres ni del alcohol. ¡Viva México!
El Hummus es una preparación de Medio Oriente que hoy en día se consume mucho. Se usa como dip para triángulos de pan pita, o verduras, y también como base para algunos guisos.Nutricionalmente, es muy bueno porque tiene alto contenido en grasas sanas y minerales. Es bajo en carbohidratos y alto en proteínas y fibra de origen vegetal. Además, es delicioso y te hace sentir satisfecho.Básicamente, el hummus está hecho a base de garbanzos. De hecho, la palabra hummus quiere decir garbanzo. Tiene también tahini o pasta de ajonjolí molido, y otros complementos como ajo, aceite de oliva y jugo de limón.Prueba estas Botanas Saludables con HummusExisten versiones muy diferentes de este alimento por todo el mediterráneo, norte de áfrica y medio oriente. Algunas tienen berenjena, jitomate, alubias o huevos cocidos o mezclas de especias. Después de todo, es una base bastante neutra abierta a muchos sabores.Para prepararlo en casa, necesitas empezar por los garbanzos. Los puedes conseguir enlatados y ya cocidos, lo cual es muy práctico. Si deseas cocerlos, hay que remojarlos toda una noche, descartar el agua del remojo y cocerlos en suficiente agua con sal. Puedes agregarles cebolla, zanahoria y hierbas de olor para lograr un mejor sabor. Déjalos a fuego bajo o en olla de presión hasta que estén muy suaves.Una vez cocidos, hay que molerlos en un procesador de alimentos o licuadora con tahini, la cual es una pasta de ajonjolí molido que se consigue en casi todos los supermercados y también en tiendas de comida árabe. El tahini tiene un sabor fuerte, por lo que un par de cucharadas son suficientes para agregar mucha personalidad. Su sabor se balancea muy bien con jugo de limón, sal y aceite de oliva, pero si no deseas agregar tahini, un poco de yogurt griego o jocoque seco aportarán acidez y cremosidad.Ajusta la consistencia de tu hummus casero con el agua que te haya quedado de la cocción. Algunas personas prefieren molerlo hasta que esté completamente terso, pero también puedes dejarlo con un poco de textura.Finalmente, para darle sabor, lo tradicional es un poco de ajo crudo, aunque también puede ser rostizado. Si usas ajo crudo, muélelo con el jugo de limón para domar un poco su sabor. Es delicioso con una pizca de comino y está de moda agregar otros ingredientes que le den colores interesantes, como betabel rostizado, aguacate, pimientos asados, calabacitas asadas o berenjena tatemada.Para servirlo, es tradicional ponerlo en un plato y marcar un canal con la parte de atrás de la cuchara, agregar más aceite de oliva y espolvorea un poco de pimentón, zaa’tar o chile en polvo.Te recomendamos estas 6 nuevas maneras de comer hummusPor otro lado, el hummus no solamente funciona como dip. Es una gran opción para la lonchera con verduras. Es delicioso también en lugar de mayonesa para tu sándwich. Además, lo puedes usar para rellenar portobellos, o combinado con arroz, para rellenar pimientos al horno. Es riquísimo encima de pollo asado, en tu avocado toast o con pimientos y cebollas sobre tu hamburguesa o en pita con carne asada.Visita la historia antigua en un plato que está muy de moda y agrégale toques interesantes a tu gusto. Después de todo, así es como se crean los grandes platillos.
Pareciera imposible dejar de usar bolsas de plástico, porque nos las ofrecen en todos lados. Sin embargo, también vemos muchísimas imágenes devastadoras de montañas de bolsas de plástico que están contaminando a la tierra y a los océanos. Por lo que hacer conciencia y aplicar pequeños cambios en nuestros hábitos es necesario y pueden tener buenos resultados.De hecho, en muchos países, las bolsas de plástico están prohibidas. También existen algunas iniciativas que proponen usar materiales que se degraden más pronto que los plásticos tradicionales, o incluso se cobra algún impuesto si quieres usar bolsas. Aun así, no es suficiente y no sucede en todo el mundo.Te recomendamos Cómo desperdiciar menos comida cuando tienes niños pequeñosAdemás, existen otros plásticos de un solo uso como popotes, cubiertos y platos, a los cuales también se ha extendido la prohibición. Pero lo que complica la situación es que a pesar de que el polietileno con el que están hechas las bolsas es fácilmente reciclable, no se hace porque es difícil separarlo del resto de la basura.Considerando todo esto, la mejor solución es evitarlo. Primero hay que empezar por las compras. Hay muchas bolsas de tela muy atractivas que puedes llevar al supermercado o mercado para empacar tus productos.Si no las llevas, solicita que te den cajas, siempre les sobran en las tiendas grandes. Piensa también que no sólo en los supermercados nos dan bolsas, y mejor carga bolsas de tela siempre a la mano para todo lo que compres, o inclusive si compras comida para llevar en un restaurante.Para las frutas y verduras, puedes conseguir bolsas pequeñas de tela abierta, como malla o velo. Recuerda lavarlas de vez en cuando para evitar contaminaciones. Una bolsa de plástico tradicional puede tardar cientos de años en degradarse completamente. Y si además compras jugos en botellas de plástico, imagínate cuánto de este material consumes en una sola semana.Te recomendamos: ¿Cómo calcular las porciones para hacer el súper?Poco a poco, tiendas donde venden productos a granel tanto de limpieza como alimentos están abriendo. Lleva tus propios contenedores y reúsalos.Usa bolsas de papel o recipientes para los sándwiches del lunch. No es necesario empacarlos en bolsas. Procura usar recipientes de vidrio o acero inoxidable ya que duran mucho más tiempo y cuando ya no te sirvan, contaminan menos.Y si ya tienes las bolsas, reúsalas la mayor cantidad de veces posible, ya sea para las compras, o para forrar basureros. Convierte el tema en un proyecto familiar: organiza un reto de quién puede pasar más tiempo sin usar una bolsa de plástico, involucra a tus hijos e invítalos a sugerir ideas para reducir su uso. Recuerda que la mejor enseñanza es el ejemplo.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD