Cúrcuma para bajar tallas
Dietas

Cúrcuma para bajar tallas

Por Kiwilimón - April 2014
La cúrcuma es una especia que se utiliza mucho en la comida hindú y que tiene propiedades sorprendentes. La puedes encontrar entera o en polvo (aunque los polvos generalmente tienen colorante agregado) e incorporarla a tu dieta tiene, además de muchos beneficios para tu salud, una propiedad muy interesante: inhibe la absorción de la grasa. Nuestras amigas de ActitudFEM nos comparten estos datos. En estudios realizados con ratones aquellos que consumieron cúrcuma subieron menos de peso que los otros con dietas similares. La cúrcuma incrementa el flujo de bilis al estómago, lo que ayuda a deshacer la grasa. Además controla los niveles de azúcar en la sangre. Además de esto disminuye el colesterol en la sangre, tiene propiedades antiinflamatorias, le da un empujón a tu sistema inmunológico y ayuda a desintoxicar el hígado. Hoy en día están estudiando la posibilidad de que consumir cúrcuma ayude a disminuir el riesgo de desarrollar Alzheimer.

¿Cómo tomarlo?

Lo mejor que puedes hacer es comprarlo entero y rallarlo en casa. Hierve una cucharada de cúrcuma en 4 tazas de agua por 10 minutos para crear un té y tómalo antes de cada comida (o al menos cuando sepas que vas a comer o cenar mucho). Puedes añadir miel de abeja para endulzar. ¡Pruébalo para darle un empujón a tu dieta!

Ver artículo original aquí.

 

Recetas con Cúrcuma

 

Pollo al Curry con Yoghurt

 

Filete a la Española

 

"¿Qué recetas conoces con cúrcuma?"

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Puede que una ensalada sea la definición de comida saludable, pero no por ello tiene que ser aburrida ni mucho menos. Hay formas en las que puedes convertir una simple ensalada en una comida deliciosa y muy completa.Además de ser una comida saludable, puede resultar en un platillo económico, muy práctico y accesible, pues basta con mezclar algunos ingredientes y listo, ¡tienes una comida completa!Para hacer una buena ensalada necesitaras algunas ingredientes básicos:Un vegetal verde como base: lechuga, espinacas, kale.Una proteína, ya sea carne o pescado: pavo, pollo, salmón ahumado, huevo cocido, atún.Un carbohidrato: pasta integral, avena, quinoa, arroz.Además, se le pueden agregar otros complementos para hacerla más completa y deliciosa.Legumbres. El garbanzo, la lenteja y los frijoles son reconocidos como fuentes de proteínas, almidón, fibra, vitaminas y minerales. Eso significa que añadirlos a nuestra ensalada nos dará un aporte extra. Frutas. Si te gustan los contrastes puedes agregarle algún tipo de fruta para darle un toque dulce. Piña, durazno, mango, fresa, manzana, o aguacate son las que mejor quedan en las ensaladas. Frutos secos. Añade a tus ensaladas un puñito de nueces, almendras, pistaches o piñones que le darán el toque crujiente y delicioso. La ensalada ya está prácticamente preparada y sólo nos queda el toque final: el aderezo. Ten mucho cuidado ,porque lo nutritivo de una ensalada puede estropearse con el abuso de aderezos.Lo que te recomendamos es preparar un aderezo casero para que puedas controlar los ingredientes y las porciones. Por ejemplo, el aceite de oliva virgen extra con un toque de vinagre blanco o rojo y una pizca de sal será un buen aporte de grasas saludables.La mostaza Dijon, una salsa de yogur natural con cilantro o hierbabuena, jugo de limón o de otras frutas o con una cucharadita de miel, combinará perfectamente con un puñado de frutos secos.Como ves, lo saludable no es sinónimo ni de aburrido ni de insípido y las posibilidad para hacer una ensalada deliciosa y nutritiva son infinitas, lo que necesitas sólo son algunos ingredientes y mucha creatividad.
Hoy en día vivimos un ritmo vertiginoso, siempre estamos llenos de presión, cosas por hacer y pendientes que derivan en que nos sintamos estresados y agobiados, y con la mente girando al mil por ciento. Con un ritmo de vida tan acelerado, es necesario hacer una pausa y poner la mente en calma.Una manera fácil y práctica de relajarte es tener un hobbie o pasatiempo, pues además de que te hará mejorar en alguna habilidad, te ayudará a controlar la ansiedad, tener una mejor autoestima, te ayudará con la concentración, romperá positivamente la rutina y podrás aprender una nueva habilidad.Este año, preuba relajarte aprendiendo algún hobbie como los que te mostramos a continuación.-JardineríaHacerte cargo de una o más plantas es una actividad que puede ser apasionante, pues requieren de cuidados específicos. Ver cómo crecen, además del contacto de la tierra, el agua y el procedimiento utilizado para su manutención puede resultar muy relajante. Crear macetas con materiales reciclados, pintarlas y darles un nuevo uso será muy satisfactorio. -Organizadores DIYNo hay nada más motivador y relajante que darle un giro a la decoración de tu hogar. Puedes pintar, reacomodar muebles y hasta crear nuevos adornos y objetos de organización, y observar qué efecto podrían tener los cambios. Además, esta actividad puede realizarse tanto individualmente como en grupo para involucrar a los demás miembros de la familia.-Cocinar postresUna de las actividades más relajantes es cocinar. Donna Pincus, profesora de Ciencias Psicológicas y del Cerebro en la Universidad de Boston, confirmó que la repostería tiene la ventaja de permitir que las personas se expresen. Una forma de comunicar nuestros sentimientos es cocinar para otros. Saca tus dotes artísticas y creativas al decorar los postres que realices y con ello pasarás horas de relajación. -Manualidades con ReciclajeHacer manualidades es un método común de entretenimiento, incluso para los niños. Estos elementos decorativos pueden ser empleados en la vida real. Con materiales reciclados o con cosas que tenemos en casa, seguro pasarás mucho tiempo plasmando tu talento y creatividad. -TejerTejer es una actividad que hoy en día está regresando, ya que se trata de una afición que puede resultar muy estimulante a la par que creativa y productiva. Podrás realizar prendas para ti, para tus seres queridos e incluso también podrías hacer un negocio de esto. Te recomendamos poner en práctica alguna de estas actividades, ya que aprenderás nuevas habilidades, podrás echar a volar tu imaginación y también te servirá para relajarte.
¡Llegó el tiempo de las posadas! Estas festividades se celebran en México desde tiempos de la Colonia representan el camino que recorrieron José y María desde Nazaret hasta su llegada a Belén. Las posadas en México se comienzan a celebrar desde el 16 de diciembre hasta el 24 del mismo mes, por lo tanto queremos que te prepares para tener una festividad espectacular sin echar la casa por la ventana, es decir, cuidando tu bolsillo. Básicos a considerar para una gran posada low cost1. Piñata: Puedes hacerla tú misma (mira aquí el tutorial para lograrlo) o bien, comprarla en un mercado para ahorrarte el esfuerzo. Lo importante es que debe ser una piñata en forma de estrella y con siete picos, cada uno de éstos representa los 7 pecados capitales.2. Dulces y fruta: Éstos irán dentro de la piñata, pues simbolizan las bendiciones que reciben quienes le pegan a la piñata. Para que no gastes más de lo necesario, te recomendamos rellenar la piñata como lo marca la tradición: cacahuates enteros, cañas de azúcar y naranjas. 3. Invitados: No necesitas un número preciso de invitados pero te recomendamos que sean mínimo 10 personas, para entonces formar dos grupos y comenzar la fiesta. Recuerda que para simbolizar el peregrinaje de María y José, los asistentes deben formar dos grupos. El primero estará fuera de la casa pidiendo posada cantando la letanía tradicional: “En el nombre del cielo, os pido posada, pues no puede andar, mi esposa amada”. El grupo que permanece dentro de la casa debe negar el acceso 3 veces a los peregrinos entonando: “Aquí no es mesón, sigan adelante, no les puedo abrir, no vaya ser un tunante”. Tras los 3 intentos, entonces se les concede la posada para entonces dar pie a romper la piñata y disfrutar de los alimentos, entre ellos, el ponche.4. Kit posada: Para que todos los invitados participen en la posada, necesitas darles velitas, luces de bengala, y los villancicos. Para no gastar en demasía, te recomendamos asegurar tu número de invitados y considerar que tendrás que darle a cada uno: 3 velitas, 3 luces de bengala y el villancico a entonar. Puedes envolver el kit en una bolsa de celofán con un listón rojo y entregarlo al momento de la llegada de tus invitados, quedarás muy bien. 5. Ponche: No puede faltar el ponche de frutas en una posada. Para hacerlo además de agua, necesitas tejocote, trocitos de caña de ázucar, guayaba, piloncillo y canela. Si consideras hacerlo para 10 personas estas son las cantidades justas: 2.5 litros de agua, 3 conos de piloncillo, 1 kg de tecojote, 1 kg de caña de azúcar, 2.5 rajas de canela, 10 guayabas cortadas en cuartos. Si deseas agregar ingredientes económicos entonces te recomendamos añadir 2 manzanas cortadas en medias lunas y 1/2 kilo de pasas. Recuerda que es de tu gusto agregar alcohol, o bien tus invitados pueden agregar la cantidad que cada uno considere.6. Platillos: Si lo que deseas es mantener a tus invitados felices y cuidar tu bolsillo puedes hacer pozole, o bien ofrecer tacos dorados de pollo y papa, sopes con frijolitos y tostadas de pollo. Es la comida que típicamente se da en las posadas tradicionales, lo importante es que sea algo típico y no es caro. ¡Delicioso!Aquí te dejamos algunos platillos que serán un éxito en tu posada:Tinga de pollo en salsa verdePambazos mexicanos de papa con chorizoBuñuelos fáciles con dulce de leche
¿Alguna vez te has puesto a pensar por qué comemos? ¿Cómo es el mecanismo de nuestro cuerpo que nos avisa cuando necesita comer? ¿Conoces la diferencia entre hambre y apetito? Para saber por qué comemos, es importante que tengas claro qué son el hambre y el apetito, dos conceptos diferentes y que muchas veces no sabemos diferenciar, incluso pensamos que son sinónimo y no lo son.El hambre es el instinto de supervivencia que impulsa a alimentarnos cuando el organismo lo requiere. El apetito es la sensación de comer, influenciada por aspectos psicológicos de la persona como el deseo de comer por placer, felicidad, aburrimiento, tristeza, ansiedad.Como todo en nuestro organismo, el apetito va cambiando conforme vamos creciendo y es preciso conocer sus etapas, para así aprender a comer mejor. Primer decenio, de los 0 a los 10 añosEn esta etapa es cuando se experimenta un mayor y rápido crecimiento. Es cuando los niños pueden adquirir los hábitos que, posiblemente, los acompañen toda su vida, es por eso que es muy importante que los pequeños aprendan a distinguir la comida que verdaderamente los nutre, pues lo que aprendan durante los primeros años de su vida determinará qué tan saludable será de adulto. Segundo decenio, de los 10 a los 20 añosYa en la adolescencia, con los cambios fisiológicos viene un aumento de apetito. Durante esta etapa, la relación con la comida suele ser más vulnerable, pues es cuando llega la pubertad, los jóvenes suelen estar más influenciados y son propensos a caer con comida que pueda provocar desnutrición u obesidad. Durante esta edad del apetito, las mujeres son más propensas a padecer deficiencias nutricionales por su biología reproductiva. Tercer decenio, de los 20 a los 30 añosEn la edad adulta joven, se producen cambios importantes que pueden causar un aumento de peso, por ejemplo, la vida universitaria, vivir en pareja o tener hijos; es cuando nos relajamos y no somos tan estrictos en la alimentación. También es la edad en la que podemos caer en excesos. Cuarto decenio, de los 30 a los 40 añosLa vida laboral en la edad adulta trae consigo los efectos del estrés, que según se ha demostrado, ocasiona cambios en el apetito y los hábitos alimentarios en 80% de la población. Esos efectos pueden consistir tanto en despertar un apetito voraz, como en ocasionar una pérdida de este. Quinto decenio, de los 40 a los 50 añosLa Organización Mundial de la Salud destaca que el tabaquismo, la dieta poco saludable, la falta de actividad física y el problema de la bebida son los factores del estilo de vida que más repercuten en la salud y la mortalidad. Es en estos años cuando los adultos deben cambiar su comportamiento en función de las necesidades de salud, pero con frecuencia los síntomas de la enfermedad son invisibles.Sexto decenio, de los 50 a los 60 añosEn este periodo comienza la pérdida progresiva de masa muscular y continúa de manera constante a medida que avanzamos en edad. Este fenómeno se denomina sarcopenia.Mantener una dieta saludable y variada, y practicar actividad física es fundamental para reducir los efectos del envejecimiento.Séptimo decenio, de los 60 a los 70 años y másLa vejez conlleva la falta de apetito y de hambre, lo que da lugar a una pérdida de peso involuntaria y una mayor fragilidad. La disminución del apetito también puede ser consecuencia de una afección concreta, como, por ejemplo, la enfermedad de Alzheimer.La alimentación es una experiencia social, por lo que factores como la pobreza, la pérdida de la pareja o un familiar, y el hecho de comer sin compañía, afectan la sensación de placer que se obtiene al comer.Otros efectos de la vejez, como las dificultades para tragar, los problemas dentales y la pérdida de gusto y olfato también interfieren en el deseo de comer y en los beneficios que obtenemos de esa práctica.Se dice que lo que no se conoce, no se puede mejorar, así que una vez que conoces las etapas del apetito y cómo van cambiando las situaciones y requerimientos de cada edad, puedes saber cómo llevar una vida más saludable y comer mejor.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD