Detox diariamente
Dietas

Detox diariamente

Por Kiwilimón - Diciembre 2013
Desintoxicarse no es cosa de una o dos veces al año. De hecho, podemos hacerlo diario ya que, así mismo, hay toxinas que entran diariamente nuestro sistema. Puede que consumir algunas toxinas no le hagan daño a tu cuerpo inmediatamente, pero cuando se acumulan entonces tenemos problemas. Hay formas de evitar esta situación si sólo nos enfocamos en limpiar nuestro cuerpo poco a poco cada día. No es nada complicado, de hecho son actividades de la vida diaria que hay que concientizar como buenas y efectivas. Aquí van:  

Toma mucha agua

Puede que hayas escuchado este tip hasta el cansancio, pero es cierto. No hay mejor manera de mantenerse limpio y lubricado por dentro que con agua pura. Tomar al menos dos litros diarios ayuda a mejorar el sistema digestivo y la liberación de toxinas, además asiste al mejor funcionamiento de todos los órganos del cuerpo.  

Cepilla tu cuerpo

Antes de bañarte cada mañana, o al menos tres veces por semana cepilla todo tu cuerpo con una esponja seca para remover las células muertas de tu piel y descubrir la nueva capa. Siempre que la piel fresca esté expuesta tu organismo podrá liberar toxinas de mejorar manera y retener mucho menos.  

Toma un té diario

Este método de limpieza se viene habiendo desde hace milenios y en diferentes continentes. En Asia es toda una institución pues conocen de los beneficios del té para el cuerpo y específicamente para liberarse de toxinas. La opción más obvia es el té verde pero puedes cambiar tu elección a diario y elegir tés que te ayuden en algún área específicamente como estrés, cansancio o relajación.  

Come una súper comida cada día

Esto no significa que tienes que convertirte en maniática de la nutrición ni mucho menos, pero una buena manera de mantener las toxinas fuera es incluir uno de estos ingredientes en cada una de tus comidas. Por ejemplo, come frutas como fresas en el desayuno, prepara una ensalada de espinaca en la comida y usa alguna especia como  el cardamomo en la cena para agregar sabor y energía tu sistema inmunológico.  

Escoge orgánico

Siempre que puedas elige la alternativa orgánica en el súper mercado. Es cierto que tienen más vitaminas y nutrientes, pero lo que más apreciamos de estos alimentos es que carecen de toxinas que aportan los químicos preservativos con los que se les da una vida más larga a los ingredientes industrializados.  

Opción smoothie

Tal vez no eres un amante de los vegetales, o tal vez no está en tus hábitos tratar de comer súper ingredientes o productos muy sanos por lo que un smoothie diario te hará la vida mucho más fácil. Por la mañana trata de hacerte un licuado que incluya piña, espinaca y tal vez algunas frutas como moras y fresas. Esto no sólo te dará energía sino que te llenará de antioxidantes y protegerá tu cuerpo de ser intoxicado durante el día.  

Receta de Smoothies

Smoothie de Mango con Menta Ingredientes: - 1 taza de mango - 2 tazas de lechuga verde - 5 hojas de menta grandes - 1/2 hoja de jugo de limón - 1/2 hoja de jugo de limón amarillo - 1 plátano -agua y hielo al gusto Para ver los pasos de esta receta da click aquí.    Smoothie de Té Verde con Banana y Arándano Ingredientes: -3 cucharadas de agua -1 bolsa de té verde - 2 cucharaditas de miel - 1/2 taza de arándano congelados - 1/2 plátano - 3/4 de taza de leche de soya sabor vainilla Para ver los pasos de esta receta da click aquí.  

Receta de Smoothie de Fresa y Coco

Ingredientes: - 100 gramos de hielo - 500 gramos de fresa congelada - 500 mililitros de leche de coco - 3 sobres de Splenda Para ver el procedimiento de esta receta da click aquí.  

"Conoce la sección de dietas que Kiwilimón ha creado para tí."

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El brote del coronavirus COVID19, la enfermedad viral causante de graves problemas respiratorios, ha provocado una crisis mundial al punto de llegar a ser catalogado como pandemia, de acuerdo al más reciente informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Lo que comenzó como un virus desconocido a finales de diciembre de 2019 en Wuhan, China, actualmente se ha propagado a 114 países en todos los continentes, contagiando a más de 115,000 personas y cobrando la vida de 4,000 víctimas. Por esta razón es necesario comprender qué es el coronavirus COVID19 y cuáles son las medidas de higiene a tomar desde casa u oficina para prevenir el contagio. A continuación te lo explicaremos brevemente. ¿Qué es el Coronavirus? Los coronavirus son una especie de virus causantes de diversas enfermedades respiratorias que pueden ir desde un simple resfriado hasta afecciones más preocupantes como la neumonía o el síndrome respiratorio agudo grave (SARS). A diferencia de otros virus, el COVID19 puede transmitirse de persona a persona antes de que estas manifiesten síntomas, por ende, es sumamente complicado diagnosticarlo a tiempo, además de que al tratarse una cepa nueva, las investigaciones en torno a su naturaleza apenas se están desarrollando. Los principales síntomas provocados por Coronavirus COVID19 son: Tos.Fatiga.Dolor de garganta y de cabeza.Fiebre.Escalofríos y cuerpo cortado.Dificultad para respirar.Medidas de prevención Cabe destacar que por el momento no existe un tratamiento concreto para curar el COVID19 por lo que, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), es necesario tomar las siguientes medidas de prevención ya sea en casa u oficina. Lávate las manos frecuentemente con un desinfectante de manos a base de alcohol o con agua y jabón frecuentemente.Al estornudar o toser, cubre tu boca con el antebrazo y no con las manos. Si utilizas un pañuelo para cubrirte, tíralo inmediatamente en la basura.Mantente al menos a un metro de distancia de las demás personas, especialmente si tosen o estornudan.Evita tocarte ojos, nariz y boca.Limpia las superficies de los muebles con una toallita desinfectante cada determinado tiempo.De acuerdo a información brindada por la organización Sharecare, en colaboración con el doctor Mehmet Oz, profesor de cirugía en la Universidad Columbia, a diferencia del resfriado común, las personas que padecen COVID19 presentan fiebre, fatiga y tos seca en mayor medida que dolores de cabeza, escalofríos y ardor de garganta. Del mismo modo los estornudos y la congestión nasal se presentan en menor medida, tal como puedes comprobar en la siguiente infografía.  Si identificas algún síntoma, acude inmediatamente a tu médico para revisar tu caso. Además de ser sumamente disciplinado con dichas medidas de higiene, te recomendamos seguir una dieta saludable que incluya alimentos ricos en vitamina C para poder subir tus defensas y protegerte mejor contra cualquier enfermedad respiratoria.
Los caldos son un platillo muy común en las cocinas mexicanas, no importa si hace frío o calor, un caldito no sólo nos alimenta y nos apapacha el alma, también le brinda beneficios increíbles a nuestro organismo.A pesar de su popularidad, los pros de comer caldos no son muy conocidos, por eso te los vamos a explicar:No es casualidad que nuestras abuelas y mamás nos preparaban un caldito cuando teníamos un mal día o estábamos enfermas, ya que tomarlo caliente proporciona bienestar y confort, le dará calor a nuestro cuerpo y también a nuestra mente, proporcionándonos una inmensa sensación reparadora.Los caldos, por lo general tienen muy pocas calorías y son ricos en proteínas, además por tener una base de agua, mantiene la hidratación en el cuerpo para el correcto funcionamiento de todos tus órganos. Además, dependiendo de los ingredientes que se hagan para prepararlos, otorgan diferentes nutrientes. Estos son algunos de los caldos más populares:Verduras: Este caldo además de saludable y delicioso, es una manera muy práctica de aprovechar los restos de los vegetales que usas normalmente en tu cocina y así no desperdiciar nada. El caldo de verduras lo puedes preparar con cualquier cáscara y restos de vegetales que tengas, usualmente se usan cáscaras de zanahorias, de papa, de chayote, los extremos de la calabaza, los tallos del brócoli y hasta las capas externas de la cebolla. Los que no son tan recomendables son los que puedan cambiar cambiar el color del caldo como el betabel o los que lo puedan fermentarlo como el jitomate o los tomates. Los ingredientes del caldo de verduras son ricos en fibra y agua; aportan vitamina A , en el caso de la zanahoria y, de acuerdo con la Fundación Española de la Nutrición, carotenoides que ayudan a la visión y al cuidado de la piel. Si le pones papa y brócoli del caldo, se puede fortalecer el sistema nervioso y el muscular; ya que aporta al cuerpo potasio.Pollo: Este tipo de caldo es uno de los más comunes y más deliciosos. Puedes servirlo solo con la pieza de pollo o también le puedes agregar verduras, arroz o hasta garbanzos.Con el pollo, el caldo adquiere vitamina B que ayuda al sistema nervioso. Además de aportar fósforo que ayuda a la formación de huesos y dientes.Res: Las carnes rojas son una rica fuente de proteínas, vitaminas y minerales. Comer carne aporta hierro, zinc y selenio, así como vitaminas del grupo B, que en combinación con otras verduras aumentará el valor nutrimental del caldo, pues se le añadirá fibra que ayude a mejorar la digestión.Pescado: El pescado es uno de los alimentos que más nutrientes aportan, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación FAO este alimento contiene proteínas, vitaminas y minerales. Algunas de las vitaminas que contiene son la A y la D; además de minerales como fósforo magnesio, selenio y yodo.Algunas regiones de México tienen sus propios caldos característicos.Caldo de papa y queso: Este platillo es una receta tradicional hecha con Queso Chiapas, que le da un toque ácido y el sabor picante del chile chilaca.Caldo de haba: Su textura espesa y su particular sabor lo hacen un plato delicioso y lleno de nutrientes. Caldo de hongos con epazote: muy tradicional mexicana de hongos y setas, aromatizada con epazote fresco. Es ideal para empezar una buena comida, servida con queso panela y cubitos de aguacateOtros usos del caldoNo sólo como platillo los caldos son nuestra salvación, también son un gran auxiliar en la cocina. Puedes usarlos como base de arroz para que quede con más sabor, también puedes usarlo para poner a cocer carne o diluir una salsa que ha quedado muy espesa.Como ves, los caldos son todo menos básicos, están llenos de beneficios, son prácticos, siempre caen bien y son tus aliados en la cocina. Prepara el que mejor se adapte a lo que necesitas y disfruta.
Estamos seguros de que las reuniones para partir rosca o comer tamales son el mejor pretexto para aplazar unos días más el propósito de comer más balanceado, pero ya que te vas a dar el gusto, ten cuidado con tu ingesta de grasa, condimentos fuertes, postres con demasiada azúcar y bebidas alcohólicas.Este tipo de alimentos no sólo te harán recuperar las calorías y provocarán que subas de peso, también te pueden ocasionar pesadez y acidez estomacal, así como aumento de colesterol, ya que tu aparato digestivo procesa los alimentos poco saludables con mayor dificultad. El primer paso para evitar estos malestares es controlar la manera y la cantidad de alimentos que consumes, sobre todo los embutidos, frituras, patés, postres, salsas y las bebidas alcohólicas, pero en caso de que se te haya ido la mano, aquí te mostraremos algunas formas para evitar esta pesadez, así como algunos remedios caseros confiables para regular tu aparato digestivo.Cuando te sientes en la mesa, cuida las cantidades que comerás y trata de no repetir las porciones, pues en la noche es cuando tu aparato digestivo trabaja de forma más lenta. Te aconsejamos de que tu primer platillo sea una ensalada o verduras, pues ayudarán a controlar tus deseos de comer; además de que muchas de ellas facilitarán la digestión.De igual forma debes evitar situaciones de estrés, enojo y discusiones durante la cena, pues esto alterará tu sistema digestivo y hará que los ácidos gástricos aceleren su trabajo y comenzarás a sentir acidez.Si ya sientes malestar, puedes prepararte un té, ya sea de manzanilla, anís, semillas de hinojo o de cilantro, infusiones de romero, de boldo de jengibre o de alcachofa. Estas plantas ayudan a desinflamar el estómago y ayudan al hígado a digerir, sobre todo comidas ricas en grasa.Un vaso de agua de limón con jengibre rallado o en polvo aliviará la acidez y pesadez; de igual forma podrás tomar una cucharadita de vinagre de manzana disuelta en agua.Si ingeriste una gran cantidad de proteínas de origen animal como res, pescado, pollo, o cerdo, te recomendamos comer piña, papaya o plátano macho con yogurt, pues contienen enzimas que ayudan a desinflamar la mucosa gástrica, además de actuar como un antiácido natural. En caso de que no tengas a la mano alguna de estas frutas o las hierbas para realizarte un té, puedes partir un limón, agregarle una cucharadita de bicarbonato y esto ayudará a desinflamar. Deberás tener cuidado, ya que este remedio podría ocasionarte acidez.Ojalá que estos consejos sean de ayuda para poder disfrutar de la cena sin remordimientos ni malestares.
Sabemos que la situación del medio ambiente es crítica, sin embargo, cada vez son más las personas que quieren tomar acciones responsables y hábitos más respetuosos que si bien están redefiniendo nuestra manera de vivir, también están contribuyendo con el mundo. Una de las tendencias más fuertes de este año, de acuerdo con Pinterest, es la del consumo responsable, pero para poder aplicarla y hacer un consumo mucho más consciente, te vamos a explicar de qué se trata. Consumo sustentable se refiere a usar cosas materiales y servicios de manera responsable para optimizar los recursos naturales, reducir las emisiones de contaminación. Es decir que compremos y usemos solo lo que verdaderamente necesitamos para evitar los desechos y el uso de materias y así frenar el deterioro del planeta. Desde hace varios años el término de consumo sustentable ha tomado mayor importancia, tanto así que forma parte de las políticas públicas hacer énfasis en la necesidad de controlar la producción y consumo para evitar en lo posible el deterioro del planeta Tierra y la vida de los seres vivos.Desde hace un tiempo se ha ido cambiando hacia un consumo más consciente. Para muchas personas, eso significa utilizar menos cosas, ser más sustentables y ser responsable con los residuos. Y pese a que se espera que tanto las grandes empresas y corporaciones y los gobiernos hagan políticas basadas en el consumo responsable, es preciso saber que podemos empezar desde nuestro hogar y enseñarle a los miembros más pequeños de la familia, pues las acciones individuales pueden impactar de gran manera y ayudar a dirigir el mundo hacia un futuro más sustentable.De manera habitual, adquirimos más cosas de las que en realidad necesitamos. El consumo responsable incide en la necesidad de adecuar nuestras compras a los recursos existentes en el planeta de manera que favorezcan tanto su disponibilidad como la igualdad social.Estos son consejos para aplicar el consumo responsable en nuestras casas:1.- Planifica tus comprasAntes de ir al súper o al mercado, haz una lista de lo que vas a necesitar. Con una lista no solo ahorrarás dinero, además evitarás comprar productos de más o que no vas a utilizar.2.- Aprende a leer etiquetasNo todos los productos contaminan lo mismo, ni en su producción ni en su uso. Fíjate en la etiqueta para que aprendas a identificar qué productos son los que causan un menor daño ambiental. 3.- Apoya el comercio justoProcura realizar tus compras en empresas que tengan una política de cuidado al medio ambiente y a un trato humano. 4.- Compra productos localesEs muy importante que tomes en cuenta que todo producto, sea comida o cualquier otro tipo de objeto, tiene una huella ecológica calculable según parámetros como su proceso de producción, su transporte y distribución, o los residuos que genera tras su uso. Por eso es importante que le des prioridad a los productos locales y a comprar en mercados tradicionales.5.- Organízate con tu comunidadHoy en día es muy fácil encontrar grupos por medio de redes sociales para apoyarse en temas de consumo responsable. También te puedes organizar con tu familia, amigos y vecinos para comprar directamente a productores que tienen mejores precios y materias primas más naturales. 6.- Reutiliza y reciclaEs mejor que compres productos que no estén empaquetados para no generar residuos pero si no es posible trata de que sean envases que puedas volver a usar, como frascos de vidrio u otros recipientes que puedas volver a usar. De ser posible compra productos a granel y lleva tus propios envases para que no generes basura.7.- Rechaza las bolsas de plásticoDe acuerdo con Greenpeace, ocho millones de toneladas de plásticos acaban en los mares y océanos anualmente, además tardan más de 50 años en descomponerse. Procura pensar en ello antes de aceptar una bolsa de plástico o productos que vengan en este material, y mejor siempre lleva contigo las tuyas reutilizables desde casa.8.-Limita el uso del automóvilEn la medida de lo posible, usa otras alternativas como caminar, usar la bicicleta o el transporte público y colectivo. Recuerda que cuidar al planeta es tarea de todos, y que con estas pequeñas acciones estaremos haciendo grandes cambios, para el medio ambiente, pero también para nuestro bolsillo.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD