Detox diariamente
Dietas

Detox diariamente

Por Kiwilimón - Diciembre 2013
Desintoxicarse no es cosa de una o dos veces al año. De hecho, podemos hacerlo diario ya que, así mismo, hay toxinas que entran diariamente nuestro sistema. Puede que consumir algunas toxinas no le hagan daño a tu cuerpo inmediatamente, pero cuando se acumulan entonces tenemos problemas. Hay formas de evitar esta situación si sólo nos enfocamos en limpiar nuestro cuerpo poco a poco cada día. No es nada complicado, de hecho son actividades de la vida diaria que hay que concientizar como buenas y efectivas. Aquí van:  

Toma mucha agua

Puede que hayas escuchado este tip hasta el cansancio, pero es cierto. No hay mejor manera de mantenerse limpio y lubricado por dentro que con agua pura. Tomar al menos dos litros diarios ayuda a mejorar el sistema digestivo y la liberación de toxinas, además asiste al mejor funcionamiento de todos los órganos del cuerpo.  

Cepilla tu cuerpo

Antes de bañarte cada mañana, o al menos tres veces por semana cepilla todo tu cuerpo con una esponja seca para remover las células muertas de tu piel y descubrir la nueva capa. Siempre que la piel fresca esté expuesta tu organismo podrá liberar toxinas de mejorar manera y retener mucho menos.  

Toma un té diario

Este método de limpieza se viene habiendo desde hace milenios y en diferentes continentes. En Asia es toda una institución pues conocen de los beneficios del té para el cuerpo y específicamente para liberarse de toxinas. La opción más obvia es el té verde pero puedes cambiar tu elección a diario y elegir tés que te ayuden en algún área específicamente como estrés, cansancio o relajación.  

Come una súper comida cada día

Esto no significa que tienes que convertirte en maniática de la nutrición ni mucho menos, pero una buena manera de mantener las toxinas fuera es incluir uno de estos ingredientes en cada una de tus comidas. Por ejemplo, come frutas como fresas en el desayuno, prepara una ensalada de espinaca en la comida y usa alguna especia como  el cardamomo en la cena para agregar sabor y energía tu sistema inmunológico.  

Escoge orgánico

Siempre que puedas elige la alternativa orgánica en el súper mercado. Es cierto que tienen más vitaminas y nutrientes, pero lo que más apreciamos de estos alimentos es que carecen de toxinas que aportan los químicos preservativos con los que se les da una vida más larga a los ingredientes industrializados.  

Opción smoothie

Tal vez no eres un amante de los vegetales, o tal vez no está en tus hábitos tratar de comer súper ingredientes o productos muy sanos por lo que un smoothie diario te hará la vida mucho más fácil. Por la mañana trata de hacerte un licuado que incluya piña, espinaca y tal vez algunas frutas como moras y fresas. Esto no sólo te dará energía sino que te llenará de antioxidantes y protegerá tu cuerpo de ser intoxicado durante el día.  

Receta de Smoothies

Smoothie de Mango con Menta Ingredientes: - 1 taza de mango - 2 tazas de lechuga verde - 5 hojas de menta grandes - 1/2 hoja de jugo de limón - 1/2 hoja de jugo de limón amarillo - 1 plátano -agua y hielo al gusto Para ver los pasos de esta receta da click aquí.    Smoothie de Té Verde con Banana y Arándano Ingredientes: -3 cucharadas de agua -1 bolsa de té verde - 2 cucharaditas de miel - 1/2 taza de arándano congelados - 1/2 plátano - 3/4 de taza de leche de soya sabor vainilla Para ver los pasos de esta receta da click aquí.  

Receta de Smoothie de Fresa y Coco

Ingredientes: - 100 gramos de hielo - 500 gramos de fresa congelada - 500 mililitros de leche de coco - 3 sobres de Splenda Para ver el procedimiento de esta receta da click aquí.  

"Conoce la sección de dietas que Kiwilimón ha creado para tí."

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Al igual que en la cocina mexicana, las especias son parte importante de la esencia de la gastronomía india, ellas le dan su característico sabor a los platillos más tradicionales gracias a sus maravillosos sabores y aromas. Es por eso que debes conocer las principales especias de la cocina india. Cúrcuma Conocida como “el azafrán indio”, la cúrcuma es un polvo amarillo brillante que proviene de una raíz muy parecida al jengibre y tiene propiedades tan poderosas como ese mismo. La cúrcuma, también sirve para condimentar curry, arroz, guisados con pollo y carne y se lleva muy bien con otras especias como la pimienta, el chile y el comino.Comino El comino es una de las especias imprescindibles tanto en la gastronomía india como en la mexicana y hasta en la española. Tiene un sabor terroso, amargo y ligeramente picante. El comino sirve principalmente para darle sabor a las carnes y legumbres pero silo mezclas con chile, ¡no tiene comparación! Cardamomo Al cardamomo se le considera como “la reina de las especias” gracias a su sabor dulce, cítrico y ligeramente apimentado. El cardamomo se utiliza en la cocina india para preparar curry, arroz, guisados con carne y hasta postres. Semillas de mostaza Las semillas de mostaza son una especia de sabor fuerte, amargo y peculiarmente picante. Son ideales para cocinar sopas, arroz y condimentar pescado y verduras. Existen 3 tipos diferentes pero la más común es la semilla de mostaza negra. Curry ¿Qué sería de la gastronomía india sin el curry? El curry nace de la mezcla de cúrcuma, la canela, el clavo, el cilantro, el comino, el jengibre y la pimienta, aunque puede llegar a tener hasta 20 especias en total. Nuez moscada La nuez moscada se emplea en platillos dulzones, como galletas y pasteles especiados, aunque también es común utilizarla en preparaciones saladas como sopas y cremas, huevos, pollo, cordero y carne de cerdo. Azafrán El azafrán es una especia de color rojo intenso, consumido principalmente en arroz y paellas. Su sabor y aroma son muy fuertes, por lo que se recomienda utilizarlo siempre en pequeñas cantidades. ¿Cuántas de estas especias indias utilizas diariamente?
La historia del pan en San Cristóbal de las Casas inicia con las alforjas cargadas de trigo que viajaban, junto a rebaños y otros productos comestibles, con los castellanos que se asentaron en el Valle de Hueyzacatlán. Al asentamiento le siguieron consecuencias. Algunas evidentes, como la hegemonía del trigo en San Cristobal, indisputable hasta el siglo XIX y en relativa competencia con los tuxtlecos, que entraron en la escena en el XVII. Para entonces, las cartas estaban sobre la mesa: San Cristobal tenía ya una vocación panadera, una vocación imborrable, imperecedera.   Aunque de los molinos de la época quedan poco más que recuerdos —y una ruta que se puede hacer por la montañas en bicicleta—, en este destino chiapaneco la identidad sigue ligada al pan: al tradicional y al moderno, al coleto y al europeo. Así, el pan se asoma a la mesa del desayuno, se ofrece como colación a medio día o como cierre de la merienda. El pan está en las casas, en las cafeterías —que tampoco son pocas— y en los restaurantes. Mi primer encuentro con la panadería de la región fue fortuito —poco antes de enterarme que iba a escribir este artículo—. Fue en Sibactel y Aldama, dos de las 60 comunidades que producen café en Chiapas. Fue después de recorrer los cafetales, cerca del medio día. Fue en el patio de secado del beneficio comunitario de Sibactel, con una taza de pozol. Fue en casa del caficultor Pedro Vázquez, donde sus hijas disponen café de olla, horchata y una canasta copada de pan dulce como un gesto de hospitalidad. En esa primera ronda se me quedó impregnada la consistencia firme de los panes —muy distinta a la de los europeos con aire, suaves, esponjosos— y una nota de humo, siempre presente en las cocinas y los hornos de leña que, en este lado del mundo, todavía son comunes.  A mi vuelta al centro de San Cristóbal, y gracias a las recomendaciones de los chefs de Tierra y Cielo, llegué con más intención a la puerta de la panadería Fátima, un local de fachada bicolor —morado con blanco, reconocible a leguas— en la calle Benito Juárez, que tiene más de 30 años en operación.Los anaqueles de Fátima son una librería del amplio repertorio del pan coleto que además de lo ya dicho, es diverso en forma y fondo. Aquí verán montañas trigueñas de panes planos, enroscados o trenzados —mis favoritos—, con cortezas cubiertas de azúcar o ajonjolí, con migajones oscuros o amarillentos, preparados con piloncillo, canela y muchas veces con manteca. Los reconocerán también por su nombre de pila: cazuelejas —quizás las más famosas—, rosquillas, marquesotes, pan de yema o pan de manteca. Los amarán un poquito más porque son una ganga. A riesgo de parecer disco rayado —o la burra al trigo, en una analogía más pertinente—, quiero hacer hincapié en la textura de estos panes: esa que es firme, porosa, a veces arenosa, a veces crujiente. Si me preguntan, esa textura es pretexto, una provocación, un estado ideal que pide a gritos el ahogo de una bebida caliente —café, chocolate, atole, ustedes digan—.  Estudiosos del tema, como Edgar Zulca Báez, atribuyen esta característica a cuestiones más prácticas como la conservación, a que “su estructura compacta garantiza su integridad en el transporte y es resistente a la descomposición”, escribe el académico.Kievf y Marta —que en sus exploraciones panaderas preparan, entre otras cosas, panes de tascalate para el desayuno— me recomendaron complementar la expedición con las panaderías que siguen los pasos de la herencia danesa y francesa. Obediente, me dirigí a los hornos —de lugares como La Casa del Pan, Oh la lá y el Horno Mágico— que complementan, con bollería, croissants, empanadas de hojaldre, chocolatines y mantequilla, la escena panadera. Una historia que, por ahora, es harina de otro costal.
El aceite de jojoba tiene propiedades benéficas principalmente usadas en la cosmética, por lo que es muy común encontrarlo en una variedad de productos para el cabello, la piel y las uñas. Este aceite es una cera similar al aceite que se extrae de las semillas de la planta de jojoba.La planta de jojoba es un arbusto originario del suroeste de Estados Unidos, el cual crece en las regiones desérticas de Arizona, el sur de California y México. El aceite en sí es un salvador cuando tienes hebras dañadas que necesitan un refuerzo reparador de humedad y nutrientes, pero sin importar cuáles sean los problemas de tu cabello, el aceite de jojoba tiene el poder de brindar resultados para casi todas las necesidades.Aceite de jojoba: ¿para qué sirve en el cabello?Muchas cosas se dicen sobre los usos del aceite de jojoba y lo que puede hacer por tu cabello. Algunas son precisas y están respaldadas por investigaciones, mientras que otras pueden ser un poco inverosímiles.Sin embargo, el uso de la jojoba como humectante para el cabello y la piel sí está confirmado y estudiado dermatológicamente, por lo que el aceite de jojoba sirve como una microemulsión importante en los productos para el cuidado del cabello y ayudan a transportar los ingredientes activos del producto.En cuanto a para qué sirve el aceite de jojoba en el cabello, este puede prevenir la rotura de las hebras y fortalecer los mechones. También podría ser útil para tratar la caspa, el cuero cabelludo seco y la picazón del cuero cabelludo, y también podría usarse como antiinflamatorio y humectante para la piel.Pero si quieres usarlo como estimulante directo del crecimiento del cabello, los resultados aún no están respaldados por investigaciones, por lo que no es una alternativa como terapia para la calvicie de patrón (masculina o femenina), alopecia u otros trastornos de pérdida de cabello. Aun así, puede ser un gran producto para promover un cabello fuerte, sedoso y brillante.Cómo usar aceite de jojoba en el peloHay varias formas de usar aceite de jojoba, la más sencilla es aplicarlo directamente en tu melena. Para esto caliéntalo ligeramente para que sea más fácil de aplicar. Puedes hacerlo en la estufa o en un recipiente apto para microondas. Si tienes el cabello corto, sólo necesitarás aproximadamente 1 cucharada y 2 si tu cabello es más largo. Una vez caliente, aplica sobre el cabello sin ponerlo directamente sobre el cuero cabelludo y baja uniformemente hasta las puntas. Deja actuar durante unos 20 minutos y luego lava tu cabello con tu champú y acondicionador de siempre.También puedes agregar unas gotas de aceite de jojoba a tus productos (alrededor de 3 a 5 gotas), por ejemplo, a tu champú o acondicionador favorito antes de usarlo.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD