Dietas Gluten Free
Dietas

Dietas Gluten Free

Por Kiwilimón - Julio 2013
Dejar de comer gluten no es el fin del mundo, simplemente hace falta entender las diferentes alternativas de esta drástica dieta. Recibir un diagnóstico que plantee que eres celíaco o lo que viene siendo lo mismo, que no puedes consumir gluten es una noticia que cambia la vida. Ciertamente puede ser una experiencia sobrecogedora y sin duda hay que tener un plan estratégico al recibir este tipo de noticias.     Muchas personas se frustran con la idea no volver a comer gluten pues es un componente primario de ingredientes básicos para nuestra dieta. Harinas y trigos que desembocan en pan, pasta, cereales y demás productos son causantes de la disfunción del intestino delgado de aquellos aquejados por estos malestares. Como todo en la vida esto también tiene un lado bueno y ese es que seguir esta dieta con precaución puede llevar a tener una alimentación sana y ligera. Lo primero es entender que uno no puede auto recetarse al enterarse e que es alérgico al gluten. El cambio de dieta es dramático y debe ser tomado con cuidado. Los siguientes son lineamientos que si bien deben consultarse con el doctor, si pueden tomarse como guías de inicio para vivir con esta condición. Esta es una lista de productos que contienen gluten y deben evitarse: panes, croutones, pastas, carnes procesadas, caldos y sopas concentradas, empanizados, aderezos, productos marinados, almidón, etc. Estos por el otro lado son ingredientes seguros para la dieta gluten free: arroz, maíz, soya, papas, tapioca, huevos, fruta, azúcar, aceites, miel, mantequilla, quinoa, amaranto, vino, etc.  

Recetas Gluten Free

Receta de Pastel de Chocolate Sin Gluten

Ingredientes: - 150 gramos de chocolate obscuro - 140 gramos de mantequilla - 50 gramos de azúcar glass - 2 cucharaditas de extracto de vainilla - 1 pizca de sal - 6 yemas de huevo - 6 claras de huevo - 140 gramos de almendra en polvo - 30 mililitros de agua para el relleno - 180 gramos de cobertura de chocolate para el relleno - 250 mililitros de crema para batir para el relleno - 150 gramos de chocolate para bañar el pastel - 150 gramos de crema para batir para bañar el pastel - 2 claras de huevo para los macarrones - 1 cucharada de azúcar para los macarrones - 150 gramos de azúcar glass para los macarrones - 80 gramos de almendra en polvo, para los macarrones Si quieres conocer el procedimiento de esta receta da click aquí.  

Receta de Huevos Revueltos

Ingredientes: - 8 huevos - 1 paquete de queso crema - 1 cucharada de mantequilla - pimienta Si quieres ver los pasos para preparar esta receta da click aquí.  

Receta de Pescado con Salsa Cremosa de Poro 

Ingredientes: - 3 cucharadas de mantequilla sin sal - 1/2 taza de poro sólo la parte blanca y verde clara, cortados en trozos de 1 cm. - 1/3 de taza de vino blanco seco - 1/3 de taza de crema - 2 cucharadas de cebollin finamente picado - 1/4 de taza de caldo de pollo - 1 cucharada de aceite de olivo - 4 filetes de pescado blanco como Róbalo con su piel Para ver los pasos de esta receta da click aquí.   En el momento actual la legislación alimentaria europea y latinoamericana exige que en la etiqueta de los alimentos se especifique la composición cuando pueda contener algún componente con gluten, es por esto que el mejor consejo es no comprar alimentos sin empaque que aseguren con falta de gluten. De la misma forma, al comer en restaurantes, hay que tener bien identificados aquellos en los que se pueda confiar cuándo les preguntes el origen de sus ingredientes. Las buenas noticias es que cada vez más super mercados se han centrado en abrir secciones “gluten-free” donde todo lo exhibido es seguro para la seguridad de aquellos que lo necesiten. Lo que hay que dejar atrás es aquella concepción que acerca al estilo de vida libre de gluten con una dieta estricta sin sabor u opciones. La realidad es que esta dieta no tiene por qué ser esclavista ni mucho menos tormentosa, muchos alimentos sin gluten son disfrutados por las masas, simplemente hay que tener cuidado y estar al pendiente de aquello que podría causar un imprevisto poco afortunado.   Para encontrar más recetas libres de gluten da click aquí.  

"¿Conocías qué alimentos contienen gluten?"

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El pozole es uno de los platillos más antiguos, deliciosos y nutritivos que la gastronomía mexicana tiene para ofrecer. Por un lado, el pozole es un caldo muy económico y rendidor, por lo que es ideal para servir durante grandes reuniones. Por si fuera poco, también es nutritivo, pues contiene proteína, poca grasa y verduras crudas. Este platillo, ideal para dar el grito este 15 de septiembre, toma su nombre de la palabra náhuatl “pozolli”, que significa espuma. Según el académico Alfonso de Jesús Jiménez Martínez, todo indica que el pozole fue un plato ceremonial que solo consumían los emperadores o sacerdotes del más alto rango durante ocasiones especiales. Y aunque hoy en día ya no se prepara con carne humana, este platillo se sigue sirviendo en ocasiones especiales. En Kiwilimón te invitamos a conocer más sobre los platillos que le dan identidad a nuestra gran tradición gastronómica. ¿Qué tan antiguo es el pozole?El pozole es uno de los platillos más tradicionales de nuestro país, pues era muy popular entre los antiguos aztecas. Este platillo era tan importante para aquella cultura que se servía dentro de contextos rituales específicos, según el arqueólogo Ulises Chávez Jiménez. Hoy en día, el pozole ya no es parte de rituales de sacrificio, sino más bien un platillo que se prepara en fiestas y todo tipo de celebraciones, tales como el Día de la Independencia. Cada 15 de septiembre, millones de familias mexicanas festejan esta fecha con un delicioso plato de pozole, el cual también es parte del recalentado del día siguiente. Diferentes tipos de pozole De acuerdo con la Agencia de Servicios a la Comercialización y Desarrollo de Mercados Agropecuarios, actualmente existen alrededor de 20 recetas de pozole, sin embargo, las principales variedades son tres: pozole rojo, pozole blanco y pozole verde. Pozole blancoEl pozole blanco es quizá el más popular en la zona centro. Se prepara con carne de cerdo, maíz cacahuazintle, ajo, cebolla y otras especias. Suele acompañarse con tostadas, lechuga, jugo de limón, rábanos, cebolla picada, orégano y chile. Esta receta puede variar dependiendo de cada familia o restaurante, pues la carne de cerdo se puede cambiar por pollo o vegetales. Pozole rojoEl famoso pozole rojo proviene de Jalisco y Sinaloa, aunque su popularidad ha llegado a muchas partes del país. Este rico pozole rojo se prepara con carne de cerdo, maíz cacahuazintle y una salsa de chiles secos, lo que le da su característico color. Se acompaña con lechuga, cebolla, rábanos, orégano, jugo de limón y tostadas. Pozole verdeEsta deliciosa versión del pozole se originó en el estado de Guerrero, en donde se le agrega tomate verde, perejil, cilantro, chile y pepita de calabaza. A diferencia del pozole blanco y del pozole rojo, el pozole verde solo se acompaña de cebolla picada, orégano, chile piquín y jugo de limón. Por otro lado, las recetas más tradicionales añaden un huevo al rico pozole, así como chicharrón, aguacate y sardinas. A pesar de que la receta es un poco diferente, ¡las crujientes tostadas no pueden faltar! Cabe mencionar que la Ciudad de México también tiene su propia versión de pozole verde, la cual se prepara con chile poblano y tomate verde. ¿Cuál de estos deliciosos pozoles vas a preparar el próximo 15 de septiembre?
Gracias a las redes sociales no sólo podemos entretenernos por mucho tiempo, sino que también sacar dos o tres trucos para la cocina. El más reciente son los panes tostados con requesón para el desayuno o ricotta toast.Los panes tostados son versátiles y desde que las tostadas de aguacate cobraron popularidad, las variedades que se pueden hacer con ellos se volvieron infinitas, es por eso que la ricotta toast, o pan tostado con requesón, es perfecta para desayunar variado y nutritivo.El requesón es una buena fuente de proteína y de calcio, además de que su contenido graso es menor que el de la mayoría de los quesos y solamente aporta 4 g grasa por cada 100, lo que lo convierte en un alimento apropiado para incluir en una dieta de control de peso o de grasas, así como en la alimentación de personas con estómago delicado, por es un alimento de fácil digestión.Para hacerlo, sólo necesitas una rebanada de pan, cubrirlo con una capa de requesón y poner encima una amplia gama de opciones de aderezo, que puede ser dulce o salado. Aquí te dejamos varias ideas y tips para que te queden perfectas.Tuesta el panPrimero tuesta tu rebanada de pan ya sea en una tostadora o en un horno tostador, o en tu comal favorito en la estufa. Puedes usar pan de caja o baguette fresco.Capa de requesónYa sea que uses requesón o queso ricotta, asegúrate de aplicar una capa gruesa, para que sepa delicioso.¿Qué le pongo encima?Puede ponerle lo que se te antoje: prueba combinaciones simples, como jitomate y pepino, con sal, pimienta y aceite de oliva o simplemente aguacate. También puedes saltear unos jitomates Cherry y ponerlos sobre la capa de requesón.Si lo tuyo son las frutas, prueba añadir fresas en rodajas, bañar con miel y espolvorear con pimienta negra. Otra opción y combinación clásica dulce es poner rebanar un plátano y cubrirlo con Nutella. Para una tostada más sustancial, prueba exprimirle un poco de jugo de limón al requesón y poner encima un huevo frito y sazonar con hojuelas de chile y sal.Cualquiera de estas combinaciones te va a encantar y lo mejor de todo es que puedes probar las propias, con las frutas y verduras que tengas en casa.
En la emoción de por fin poder ver, oler y sobre todo, meternos en el mar y dar largos paseos por la playa, a veces nos olvidamos de tomar las precauciones adecuadas, en especial cuando se trata de nuestro pelo. Como resultado de esto, nuestro cabello puede sentirse quebradizo, seco y roto por el agua salada, la brisa húmeda y la exposición al sol. Pero hay formas naturales y muy sencillas para reparar el daño que tu viaje a la playa ha dejado en tu melena y aquí te dejamos algunos.Mascarilla de yogurt y aceiteLa combinación de yogurt y aceite es un tratamiento muy eficaz para el cabello seco. Para probar esta mascarilla, mezcla media taza de yogurt con dos cucharadas de aceite de oliva y aplica sobre el cabello limpio. Cubre el cabello con plástico o con un gorro de baño y deja reposar de 15 a 20 minutos. Después de eso, enjuaga bien tu cabello con agua tibia.Aceite de cocoCalienta unas cucharadas de aceite de coco, de almendras o de argán y con las yemas de los dedos masajea el cuero cabelludo, el largo y las puntas de tu pelo. Amárralo y envuélvelo con una toalla húmeda caliente durante 30 minutos. Luego lava tu cabello para retirar el aceite con shampoo y agua tibia. Este tipo de aceites espesos son ricos en nutrientes que ayudan a suavizar y reparar el cabello.Pasta de aguacateEl aguacate es rico en vitamina A y E, minerales y grasas saturadas, y todos estos nutrientes son buenos para el cabello seco, lo fortalecen e hidratan. Para este remedio natural machaca un aguacate y mézclalo con un huevo. Aplica la mezcla en el cabello y déjala reposar durante 20 minutos. Después de eso, enjuaga y lava tu cabello varias veces.
Los vinos blancos son un planeta repleto de ecosistemas. Algunos dan la sensación de estar en un jardín en primavera, otros en una mañana invernal en las montañas, en una fiesta tropical o disfrutando de una bocanada a la brisa marina. Puede que, para muchos, los vinos tintos sean quienes gozan de toda la atención. Lo cierto es que los blancos son un poema a la nariz, frescura en el paladar y los grandes amigos de los frutos el mar, las preparaciones cítricas y de aquellos platos con un ligero contenido de grasita. O sea, que, junto con la comida mexicana son el dueto perfecto.El domingo pasado asistí al evento presencial en Casa Xipe que organizó la denominación de origen española Rías Baixas en México. La cata de sus vinos fue un recordatorio de que los blancos pueden ser vinos complejos, redondos y sorprendentes. Olvídate de los vinos paliduchos, dulces como la miel –aunque siempre hay milagros en los viñedos del Señor–, y aventúrate a explorar la fiesta veraniega de los blancos.Lo que conocemos como vino blanco nace de las uvas blancas de la vitis vinifera. Las más comunes en México son la chardonnay, la sauvignon blanc y la chenin blanc procedentes principalmente del Valle de Guadalupe, Querétaro, Aguascalientes y San Luis Potosí. Si te gustan los vinos españoles entonces en tu vocabulario estarán cepas como la albariño –varietal inexorable de Rías Baixas– la malvasía, verdejo, txakoli –mi uva blanca favorita del momento–, la garnacha blanca, entre muchas otras. En los países fríos de Europa brillan varietales como la silvaner, la riesling o la gewürztraminer.Lo que hace a un blanco un deleite tiene que ver con su acidez. La acidez es al vino blanco lo que la armonía a una canción, el color a una obra de arte. Para que no sobresalga, la acidez debe estar balanceada con respecto al alcohol y al dulzor del líquido.A diferencia de un tinto, el vino blanco se cosecha cuando el nivel de grados brix (concentración de azúcares) es el ideal para el enólogo. En seguida se lleva a despalillar y estrujar. Luego se macera en frío –a unos 17 grados– y la fermentación se realiza sin piel. Generalmente se consumen jóvenes, aunque algunos otros, se dejan reposar en barricas de primero o segundo uso para no robarle protagonismo a sus aromas frutales. El líquido resultante va del amarillo verdoso al oro viejo y toda la gama de tonalidades que cabe entre ambos. Los aromas van de los florales, frutales y herbales, hasta la bollería como mantequilla, miel y brioche. También existen aromas a roble, cedro y maderas, en caso de que haya tenido envejecimiento en barrica. La sugerencia de uso es siempre fría. ¿Qué tanto? Depende de la calidad y añada del vino y claro, del momento del día. Es a menos de 12º C que los vinos blancos adquieren esa frescura y ligereza que tanto los distingue. Para maridarlos acompáñalos con quesos ligeros y frescos, de poco o nada de envejecimiento, mariscos, pescados, cocina oriental, pastas ligeras, tacos, quesadillas fritas vegetarianas, y por supuesto, postres frutales, cremosos o ligeros.Aquí te dejo algunas recomendaciones de vinos blancos que he probado últimamente y que me han sorprendido. Son un buen motivo para juntarse en la familia o con amigos para celebrar la vida. Terras Gauda Un vino de la región de Rías Baixas en el que encontrarás aromas a fruta de hueso como melocotón, cítricos como la mandarina y una marcada mineralidad. Te lo recomiendo para acompañar este delicioso molcajete de mariscos.Molcajete de MariscosDo FerreiroOtro vino de la DO de Rías Baixas cuyas uvas albariño proceden de viñedos de más de diez años. Encuentra en él una mineralidad sustanciosa, aromas a manzana y herbales, así como una excelente acidez en boca. Disfrútalo junto a pescado al horno como este que te propongo.Pescado con Papas a la Crema
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD