El Azúcar y sus Reemplazos
Dietas

El Azúcar y sus Reemplazos

Por Kiwilimón - Junio 2012
El azúcar se considera un tipo de combustible para el cuerpo, pues provee energía para el metabolismo de los tejidos, especialmente los músculos y el cerebro. Además, contrario a lo anterior, aporta muchas calorías y por lo tanto no conviene que la consuman en exceso quienes tienen que adelgazar o mantener el peso; a la vez, favorece la aparición de caries. Este elemento se encuentra presente en la mayoría de los alimentos (leche, cereales, legumbres, verduras, frutas) de forma natural, por lo tanto no sería necesario agregarla en forma extra, salvo por el deseo de sabores dulces. Hoy en día, sabemos que es posible reemplazar el azúcar por edulcorantes libres de Aspartamo, que son productos sintéticos de alto poder endulzante.
Una sugerencia sludable es acostumbrar de a poco el paladar a tomar infusiones sin azúcar.
Una recomendación importante es que si no queremos consumir azúcar debemos hacer una cuidadosa lectura de las etiquetas de los productos comerciales. Muchos de ellos no indican que contienen azúcar pero sí sacarosa, melaza, glucosa, fructosa, dextrosa, lactosa, sorbitol, xilitol, manitol, que son diferentes tipos de azúcares. Ahora, en cuanto a la miel, puede resultar ventajoso su uso en pequeñas cantidades debido a su contenido en fructosa, que es más dulce que el azúcar común y por ello se necesita menor cantidad para endulzar. Cuando se reemplaza el azúcar por miel en una receta que incluye líquidos es necesario reducir la cantidad indicada de este último. Recetas de cocina bajas en azúcar Te dejamos algunas recetas de cocina que hacen uso muy bajo del azúcar o de algún suplemento o miel. Toma nota y disfruta. (te recomendamos hacer click en el título de la receta para ver más detalles) Souffle de Fresas Light Estos soufflés no sólo son un postre light, sino que también van cargados con vitamina C, la cual facilita la absorción del hierro. Pruébalos, sólo tienen 185 calorías por persona. Pudin de Platano Light Esta rica receta de pudín de plátano es una versión del favorito original pero con menos calorias gracias a la leche reducida en grasa (leche light) y las claras de huevo. Mousse de Yogurt Light Fácil receta de Mousse de Yogurt Light preparado con crema, yogurt y grenetina. Rico postre para la dieta. Flan de Cajeta Light Disfruta de este delicioso y sencillo Flan de Cajeta elaborado con Queso Crema Philadelphia Light de Kraft que a toda la familia le encantará. Pan de Plátano Light Esta versión de pan de plátano esta hecha con harina de trigo y avena y contiene solo 120 calorías por rebanada. Gelatina con Frutas Una buena gelatina para toda la familia. Souffle de Manzanas y Almendras Light Disfruta de este postre de manzana con almendras delicioso para la dieta.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Desde hace algunos años escuchamos mucho sobre los superalimentos, pero ¿sabes qué los hace tan especiales y por qué se les ha dado ese título? Es importante que sepas que aunque estos alimentos tienen una gran cantidad de nutrientes que aportarán beneficios, ninguno es “milagroso”. Lo más importante para tu salud es llevar una dieta equilibrada y hacer ejercicio.¿Qué son los superalimentos?Los superalimentos son alimentos que son más densos en nutrientes. Son ricos en enzimas y también están llenos de vitaminas, minerales, fitonutrientes y fitoquímicos, que ayudan a protegernos contra las enfermedades. Por lo regular, tienen una gran cantidad de antioxidantes, y poseen propiedades terapéuticas, anti-microbianas y anti-inflamatorias, en su gran mayoría. Por todo esto, su consumo puede traer grandes beneficios a nuestra salud.Los superalimentos principales -Aceite de olivaNos ayuda a reducir el colesterol malo y con eso, la probabilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares.-ChíaConstituye una fuente de fibra, calcio y omega 3 ayudan a reducir la presión arterial y por su gran cantidad de fibra, es muy buena para la digestión.-QuinoaContienen fibra y proteína que favorece la digestión y mejora nuestro tránsito intestinal previniendonos de enfermedades.-BrócoliSe trata de un alimento alcalino que nos aporta vitamina C y fibra. Además, gracias a su contenido en agua nos aporta una sensación de saciedad. -AjoRefuerza nuestro sistema inmune, protegiéndonos frente a la gripe y otras enfermedades respiratorias. También nos ayuda a reducir el colesterol por lo que es considerado un alimento cardiosaludable.-EspirulinaEs un tipo de alga que posee una gran concentración de proteína, minerales como el calcio, magnesio, zinc, potasio, Omega-3 y es una fuente vegetal de vitamina B12. -AcaiPor sus propiedades antioxidantes se considera un alimento rejuvenecedor, desintoxicante natural, favorece la digestión y limpia el colon.-KaleEl kale tiene propiedades antiinflamatorias, cardiovasculares y posee un alto poder antioxidante.-Té verdeContiene múltiples antioxidantes que ayudan a regular el colesterol. Activa el metabolismo, por lo que eleva el consumo de calorías en nuestro cuerpo.-CacaoEl caco 100% natural contiene fibra, es rico en minerales y es antioxidante. Además, tiene propiedades antidepresivas y afrodisíacas. -ArándanosContiene muchas vitaminas y un alto poder antioxidante y antiinflamatorio. Son bajos en grasas y ayuda a fortalecer el colágeno.-JengibreEs rico en Vitaminas B y C, calcio y fósforo. Favorece la correcta circulación de la sangre, tiene propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, ayuda a prevenir las enfermedades del corazón, acelera el metabolismo y refuerza el sistema inmunológico. Estos superalimentos están llenos de nutrientes que traerán beneficios a tu salud, pero siempre ten en cuenta que al incorporarlos a tu dieta, esta debe ser balanceada.
Puede que una ensalada sea la definición de comida saludable, pero no por ello tiene que ser aburrida ni mucho menos. Hay formas en las que puedes convertir una simple ensalada en una comida deliciosa y muy completa.Además de ser una comida saludable, puede resultar en un platillo económico, muy práctico y accesible, pues basta con mezclar algunos ingredientes y listo, ¡tienes una comida completa!Para hacer una buena ensalada necesitaras algunas ingredientes básicos:Un vegetal verde como base: lechuga, espinacas, kale.Una proteína, ya sea carne o pescado: pavo, pollo, salmón ahumado, huevo cocido, atún.Un carbohidrato: pasta integral, avena, quinoa, arroz.Además, se le pueden agregar otros complementos para hacerla más completa y deliciosa.Legumbres. El garbanzo, la lenteja y los frijoles son reconocidos como fuentes de proteínas, almidón, fibra, vitaminas y minerales. Eso significa que añadirlos a nuestra ensalada nos dará un aporte extra. Frutas. Si te gustan los contrastes puedes agregarle algún tipo de fruta para darle un toque dulce. Piña, durazno, mango, fresa, manzana, o aguacate son las que mejor quedan en las ensaladas. Frutos secos. Añade a tus ensaladas un puñito de nueces, almendras, pistaches o piñones que le darán el toque crujiente y delicioso. La ensalada ya está prácticamente preparada y sólo nos queda el toque final: el aderezo. Ten mucho cuidado ,porque lo nutritivo de una ensalada puede estropearse con el abuso de aderezos.Lo que te recomendamos es preparar un aderezo casero para que puedas controlar los ingredientes y las porciones. Por ejemplo, el aceite de oliva virgen extra con un toque de vinagre blanco o rojo y una pizca de sal será un buen aporte de grasas saludables.La mostaza Dijon, una salsa de yogur natural con cilantro o hierbabuena, jugo de limón o de otras frutas o con una cucharadita de miel, combinará perfectamente con un puñado de frutos secos.Como ves, lo saludable no es sinónimo ni de aburrido ni de insípido y las posibilidad para hacer una ensalada deliciosa y nutritiva son infinitas, lo que necesitas sólo son algunos ingredientes y mucha creatividad.
Seguramente ya sabes que existen diferentes tipos de piel: normal, seca, grasa y mixta, y aunque el tipo de piel se determina genéticamente, su estado  puede variar por diferentes factores, tanto internos como externos, además de hormonas, higiene o estrés, entre otros.La más fácil de identificar es la piel grasa, ya que en el rostro se ve más brillo y tiene más tendencia a presentar puntos negros y granos. Las pieles mixtas cuentan con una parte del rostro más grasa y en otras partes, la piel puede ser más seca. La normal es aquella que cuenta con una apariencia más uniforme y equilibrada. Finalmente, la piel seca es la que produce menos grasa y no retiene la humedad. Motivos por los que aparece la piel grasaEste tipo de piel suele ser algo que se presenta por herencia, por lo que si notas que tus abuelos y padres presentan un rostro abrillantado, lo más probable es que tu también lo tengas o lo vayas a tener. Sin embargo, el principal motivo para tener una piel grasa suele ser el sobrepeso y una alimentación poco adecuada.Cualquiera que sea el motivo para tener este tipo de piel, te vamos a recomendar unas mascarillas que seguramente te van a ayudar a mejorar la apariencia del rostro:-Mascarilla de plátano, miel y jugo de limónSe sabe que por sus nutrientes, el plátano es muy bueno para la apariencia de la piel, así como la miel tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, lo que ayudará si es que la grasa te ha provocado algún brote de acné. Con un plátano maduro haz un puré e incorpora una cucharada de miel. Mezcla bien y agrega una cucharada de jugo de limón. Mezcla hasta tener una pasta que deberás untar en tu cara limpia. Déjala actuar 15 minutos y enjuaga con agua tibia. -Mascarilla de fresa, miel y azúcarLa fresa tiene un efecto astringente que tiene la capacidad de desinfectar la piel sin ser agresivo, además, se usa también frecuentemente para disminuir la sobreproducción de sebo.Utiliza 6 fresas y una cucharada de miel, otra de azúcar moreno y de limón. Mezcla hasta formar una pasta y aplícalo en cuello y rostro durante 10 minutos y retíralo con agua abundante-Mascarilla de yogurt y fresaEl yogurt es un ingrediente que ayuda a desinfectar y refrescar la piel, aporta una apariencia rejuvenecida al rostro cuando es utilizado de manera regular y, por su parte, la fresa ayuda a controlar la producción de grasa en la piel.Para esta mascarilla necesitas un cuarto de taza de yogur y un cuarto de fresas frescas. Tritura las fresas y forma una mezcla, Aplícala en la cara durante 15 minutos y lava con agua fría.-Mascarilla de pepino y sandíaEl pepino tiene propiedades astringentes que ayudan a controlar y reducir los excesos de grasa en la piel, la mantiene limpia e hidratada, y reduce el riesgo de sufrir de acné.Usa un par de cucharadas de jugo de pepino mezcladas con algunas de sandía triturada, una cucharada de yogur y leche en polvo. Remueve bien y aplícalo sobre cara y cuello durante unos 15 minutos y retira con una toalla húmeda. Con estas mascarillas caseras para piel grasa, podrás lucir una piel correctamente hidratada y sin brillos con ingredientes naturales, accesibles y fáciles de conseguir.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD