El poder de las ensaladas
Dietas

El poder de las ensaladas

Por Kiwilimón - Octubre 2012
Algunas personas creen que las ensaladas son para conejos pero esto no es verdad, hay una gran variedad de ensaladas y pueden satisfacer a todos los gustos. Cabe reconocer que las ensaladas son platillos muy versátiles, pueden ser acompañante o plato principal y pueden ser bajas o altas en calorías. No todas las ensaladas son saludables, algunas tienen aderezos llenos de grasas malas y otras tienen muchos carbohidratos como las ensaladas de arroz o pastas. Para esta ocasión, hablaremos de las ensaladas de verduras, las cuales por lo general son:
  1. Nutritivias y contienen vitaminas, minerales y antioxidantes.
  2. Diuréticas y depurativas. Ayudan a eliminar el exceso de líquidos.
  3. Hidratantes porque tienen mucha agua.
  4. Son ricas en fibra.
  5. Ayudan a evitar el estreñimiento.
  6. Si son plato acompañante se recomienda comerlas como entrada ya que las verduras ayudan a reducir el apetito.
La mejor ensalada Para lograr una de las mejores ensaladas te recomendamos:
  • - Trata de usar verduras frescas pero puedes usar algunas verduras cocidas. Las verduras no se deben de cocer mucho ya que se pueden perder algunos nutrientes.
  • - Algunos de los ingredientes más nutritivos que puedes añadir a las ensaladas son: lechugas de todo tipo, col, espinacas tiernas, tomates, pimientos, zanahorias y rábanos.
  • - Entre los alimentos cocidos puedes poner: brócoli, espárragos, alcachofas y otros.
El aderezo Los aderezos pueden matar los beneficios de las ensaladas y la principal guía a recordar es usar una cantidad moderada. Hay aderezos muy altos en calorías y grasas como los a base de quesos o mayonesa. Los aderezos naturales son los más saludables. Son fáciles de preparar y el tradicional aderezo con aceite y limón es sano. Si quieres puedes añadirle un poquito de mostaza y un clavo de ajo para darle más sabor. Recomendaciones
  • - Los aderezos dulces pueden causar gases.
  • - La mayoría de los aderezos que venden no son saludables por lo que hay que leer las etiquetas al comprarlos.
  • - Las claves para una buena ensalada son un buen aderezo y una variedad de verduras de muchos colores.

Recetas de cocina

Preparar recetas de ensaladas no es nada complicado. Sólo es cuestión de gustos y tener el suficiente convencimiento de que éstas harán mucho por tu salud. Por ello aquí te recomendamos algunas recetas que son muy sencillas y deliciosas. (es muy recomendable hacer click en el título de la receta para ver más detalles de preparación de la misma) Ensalada de Pepinos, Jícama y Mango. Este platillo mezcla pepino, jicama y mango con un aderezo de vinagre de arroz con un toque dulce. Es una forma exquisita y diferente de comer estas verduras y fruta. Lo recomiendo como un snack saludable a media mañana. Ensalada de Elote con Frijol y Chipotle al Grill. Esta rica ensalada de frijoles con elotes, cebolla morada y pimiento rojo a la parrilla es deliciosa. La puedes llevar a un picnic o para un lunch en la oficina. Tabouleh. Un rica y muy sencilla ensalada árabe. Ensalada con Chicharron de Queso. Una rica ensalada de lechuga tipo arúgula y jitomates cherry con un chicharrón de queso parmesano. Ensalada a la Vinagreta de Champagne. Esta ensalada presenta lo que es el gusto por los diferentes tipos de coccion de los ingredientes, ya que unos son frescos, otros asados y uno en conservadores. Deliciosa ensalada para acompañar algun platillo con pesto. Rollitos Dulces de Col. Riquísimo rollitos de col con manzana en cubos y arroz, acompañados con zanahoria y concinados en rica salsa de naranja. Ensalada de Pepinos con Duraznos. Es una ensalada fresca y sencilla de hacer,combinando la acidez del pepino con la dulzura del durazno,es una ensalada muy refrescante y baja en calorías. Ensalada de Nopales de Sandra. Fresca ensalada de nopales, deliciosa y sana, con un toque de picante. Ensalada de Quinoa con Verduras. La quinoa es un grano muy rico que contiene proteina y es muy saludable. Esta receta de quinoa con vinagreta de limón verduras y pasas es riquísima. Ensalada Fatoush. La ensalada Fatoush tambien conocida como ensalada con pan árabe o pan pita es una ensalada que contiene pepinos, pan árabe, jitomate, aceitunas y menta. Ensalada de Espinaca con Vinagreta de Curry. Esta ensalada de espinaca, con champiñones y tocino tipo francesa es muy original con la vinagreta de curry.  

Para conocer más recetas de ensaladas, haz click aquí.

   
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El tejocote, también conocido como manzanita de indias, es un fruto endémico de México y uno de los principales ingredientes del tradicional ponche decembrino. Este fruto también es muy importante durante el Día de Muertos, pues se utiliza para decorar los altares y ofrendas, así como para preparar dulce de tejocote. Por otro lado, también lo encontrarás dentro de las piñatas durante las posadas decembrinas. Su nombre viene del náhuatl texócotl, que significa “fruto duro de sabor agrio”. Según el Instituto de Ecología, en nuestro país existen al menos 16 especies de tejocotes, las cuales se encuentran mayormente en las zonas montañosas de Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, San Luis Potosí, Puebla y Veracruz. Hoy en día, se utiliza para elaborar dulces, conservas, mermeladas y licores, ya que es rico en vitaminas, minerales y otros nutrientes, por lo que se recomienda su consumo ampliamente. Gracias a todos sus beneficios, aquí te decimos por qué es una buena idea consumir más tejocote. También puedes leer: Los múltiples beneficios de consumir tamarindoVitaminas y mineralesDe acuerdo con los expertos, el tejocote es rico en vitaminas y minerales, tales como:Calcio: Recuerda que consumir suficiente calcio es esencial, pues nuestro cuerpo necesita de este mineral para fortalecer los huesos fuertes y mantener una buena salud. Hierro: ¿Sabías que el hierro se encuentra en cada una de las células de nuestro cuerpo? Además, este mineral nos ayuda a producir hemoglobina y nos ayuda a prevenir la anemia. Vitamina C: Esta vitamina es de suma importancia para nuestro cuerpo, es necesaria para un buen crecimiento. Por si fuera poco, también es un poderoso antioxidante y es benéfico para la piel, los huesos, acelera la cicatrización y nos ayuda a absorber el hierro. Complejo B: Las vitaminas del complejo B son: B1, B2, B3, B5, B6, B7, B12 y el ácido fólico. Estas vitaminas nos ayudan a obtener energía de los alimentos y en la formación de los glóbulos rojos.También puedes leer: Conoce los beneficios de la flor de jamaica¿El tejocote tiene propiedades medicinales?Gracias a que el tejocote fortalece los huesos, ayuda al buen funcionamiento del sistema nervioso y a la transportación de oxígeno, es una excelente opción para todos. De acuerdo con la Secretaría de Agricultura, las culturas prehispánicas utilizaban el tejocote para crear diferentes remedios caseros para tratar las siguientes enfermedades:Tos, pulmonía, bronquitis, resfriado común y dolor del pulmón.Diarrea, amibas, disentería y dolor de estómago.Este fruto endémico además se usa como diurético y antiespasmódico.El tejocote además ayuda a mejorar la circulación coronaria y a moderar las contracciones causadas por la taquicardia.En la actualidad, es común que se utilice la raíz de tejocote o la fruta misma para bajar de peso, sin embargo, no existe evidencia científica que apoye esta teoría.También puedes leer: Los múltiples beneficios de comer colLos beneficios de comer tejocoteDebido a que contiene vitaminas y minerales, el tejocote tiene muchos beneficios para la salud, entre los cuales destacan los siguientes: Por si fuera poco, un estudio publicado por expertos del Instituto Politécnico Nacional señala que el tejocote es ideal para el corazón, pues el fruto y sus hojas se han utilizado para tratar enfermedades cardiacas como la taquicardia, la arritmia y la ateroesclerosis, entre otros padecimientos del corazón. Esto se debe a que el tejocote contiene un compuesto fenólico, una sustancia con muchos beneficios para el corazón y el sistema circulatorio.Ayuda a una buena coagulación sanguínea.Disminuye los niveles de glucosa, por lo que es ideal para los diabéticos.Fortalece el sistema inmune.Es un fruto rico en vitamina C, vitaminas del complejo B y calcio.
Por lo general, lavar frutas y verduras con agua suele ser suficiente para eliminar la mayoría de los microbios y posibles patógenos que se encuentren en los productos frescos, pero a veces hay algunos que simplemente nos causan más desconfianza, como las fresas.Los productos frescos pueden albergar bacterias, hongos y otros microbios junto con trazas de productos químicos. Afortunadamente, hay pasos que puede tomar para ayudar a mejorar la seguridad de las frutas y vegetales.Por ejemplo, aunque parezca un paso sobrentendido, cuando manejemos frutas o en general nuestros alimentos frescos, debemos tener las manos limpias, así que primero debes lavar tus manos con agua y jabón.Otros puntos clave son limitar las cantidades que compras, pues la mayoría de los productos frescos sólo se puede almacenar de dos a cinco días, aunque frutas como las manzanas pueden durar mucho más en temperaturas adecuadas.Por otra parte, aunque lavar los productos antes de guardarlos puede parecer una idea práctica, hacerlo puede promover el crecimiento bacteriano y acelerar el deterioro, por lo que es más recomendable esperar y lavar las frutas hasta antes de usarlas. La forma correcta de lavar las frutas sin jabones ni químicosNingún método de lavado elimina por completo o mata todos los microbios que puedan estar presentes en las frutas, pero la ciencia ha demostrado que enjuagar minuciosamente los productos frescos bajo el chorro de agua es una forma eficaz de reducir el número de microorganismos. Además, lavar las frutas también ayuda a eliminar los residuos de pesticidas que puedan tener.Para lavar tus frutas sólo tienes que frotarlas bajo el chorro de agua, para eliminar la suciedad y los microorganismos de la superficie. También puedes sumergirlas en un recipiente limpio lleno de agua y tallarlas ahí, sin usar soluciones de jabón ni de cloro, pues algunas frutas son porosas y podrían absorber esos químicos, y cambiar su seguridad y sabor.Cómo lavar frutas con cáscaras o exteriores durosMuchas veces pensamos que este tipo de frutas, como melones, piñas o naranjas, no requieren ser lavadas, pero es recomendable hacerlo, pues cuando cortas estas frutas, podrías introducir los microbios de la superficie a la parte que te vas a comer, así que procura lavarlos bajo el chorro de agua antes de comenzar a pelarlos o cortarlos. Algunas instituciones de salud pública recomiendan además usar un cepillo limpio para frutas y verduras, con el fin de eliminar de manera más eficaz cualquier patógeno potencial de la piel o cáscara.Manzanas, pepinos y otras frutas firmes: lava bien frotando con tus manos bajo el chorro de agua o pela para eliminar ceras de preservación. Melones: las superficies rugosas y enredadas de algunos tipos de melón son un gran ambiente para microorganismos que se puede transferir a las superficies interiores cuando los cortas, así que para minimizar el riesgo de contaminación, cepille los melones y lávalos bajo el agua corriente antes de pelarlos o cortarlos en rodajas.Frutos rojos: las moras, las fresas o las zarzamoras son conocidas como frutos rojos o bayas, y son extremadamente frágiles, por lo que es importante ser extremadamente cuidadoso con ellas. La forma más fácil de lavar las fresas, moras y demás bayas es colocarlas en un colador y enjuagarlas con un chorro lento de agua corriente. No es recomendable remojarlas, porque los frutos rojos, como las fresas, actúan como una esponja y absorben mucha agua, lo cual afecta tanto su sabor como su textura. En el caso particular de las fresas, no debes quitar los tallos antes de lavarlas, ya que eso creará otra forma de que absorban agua.Melocotones, ciruelas y otros frutos suaves. Lávalos bajo el agua corriente y sécalos con papel o servitoallas.Si para tu paz mental necesitas algo que te haga sentir que estás desinfectando tus frutas, puedes probar con una mezcla de vinagre y agua, libre de químicos. Llena un recipiente grande con 8 tazas de agua, agrega 2 cucharadas de vinagre de manzana, y remoja ahí durante 15 minutos las frutas y verduras. Después de que haya transcurrido el tiempo, frota suavemente, cuela, seca y listo. Considera evitarlo con las frutas y verduras porosas, para que no cambien ni su sabor ni su textura.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD