¿Engorda el azúcar?
Dietas

¿Engorda el azúcar?

Por Kiwilimón - Junio 2012
La ingesta de azúcar proporciona un aporte rápido de glucosa al organismo, que es imprescindible para el trabajo celular. Ningún alimento engorda de por sí. Lo importante es el balance energético global en un período de tiempo no inferior a 15 días. El aporte energético de los carbohidratos es de 4 Kilocalorías por gramo, el cual es claramente inferior al de las grasas (9 Kcal. por gramo), por lo que éste último nutriente tiene mayor capacidad de inducir a la obesidad. Por lo tanto, el azúcar ingerida en dosis habituales por personas sin problemas de salud, no tiene relación directa con el aumento de peso. Por otra parte, diversos estudios han puesto de manifiesto que se puede mantener el peso corporal disminuyendo la ingesta de grasas y aumentando la de carbohidratos simples como el azúcar y complejos, ya que el problema del exceso de peso se relaciona en muchas ocasiones, con un excesivo aporte de grasas. El azúcar no engorda si es consumida en forma balanceada, todo alimento consumido en exceso puede producir obesidad.

Contenido de azúcar de algunos alimentos

Comida

Porción

Cucharaditas de azúcar

Tarta de chocolate

125 grs

7.8

Coca Cola

1 lata

9.8

Yogurt c/fruta

1 cucharada

7.4

Gatorade

1 Botella

3.5

Helado de chocolate

1 Taza

19

Gelatina

1/2 taza

4.2

Barrita de cereal

28 grs

3.3

Avena instantánea

45 grs.

4.3

Si tienes planeado ir a tomar algo después de la oficina, piensa que el alcohol se convierte en azúcar en sangre rapidísimo.
En bebidas no importa tanto la cantidad como la graduación alcohólica. Pero, para darte una idea aproximada de cuántas calorías estás agregando cada vez que vas a un pub, aquí va:
Bebida
Cantidad
Calorías
Cerveza
1 jarra grande
150
Vino
1 copa
120
Whisky
1 medida(3 onzas)
140
Tequila
1 medida (3 onzas)
150
Champagne
1 copa
170
Recetas de cocina Para dar un balance en el consumo de azúcar en tu alimentación, aquí te dejamos algunas recetas de cocina que hacen poco uso de este ingrediente. (te recomendamos hacer click en el título de la receta para ver más detalles) Muffins de Frambuesa con Azúcar Una receta facil de seguir para cocinar unos muffins con frambuesas y azúcar. Galletas de Azúcar Glaseadas Ricas galletas de azúcar con un glaseado de azúcar glass. Galletas de Azúcar y Canela Estas galletas de azucar y canela son muy faciles de preparar y deliciosas para acompañar un capuccino. Fondant de Chocolate con Azúcar Glass Delicioso fondant de chocolate con una decoración de azucar glass ideal para una ocasión especial. Zanahorias Glaseadas y Ralladas Una receta sencilla para preparar zanahorias ralladas y caramelizadas en mantequilla y azúcar con un toque de jengibre. Rollitos de Nuez Riquísimos rollos con un delicado toque de nuez. VOLTEADO DE PIÑA CON PILONCILLO Una receta tan buena y exquisita del tradicional volteado de piña combinado con piloncillo que le da un toque de sabor único y delicioso.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿Por qué perdemos el gusto y el olfato con COVID y cómo recuperarlo?
Los aromas son toboganes cuánticos que nos catapultan a otra realidad: a la casa de nuestros padres en la infancia, a nuestro primer beso, a las vacaciones de la adolescencia. “No hay memoria tan precisa, tan vívida y evocadora como la que se recupera a través del olfato, y va tan unida a las sensaciones que se experimentaron junto al olor”, confirma Dolores Redondo, en su Legado en los huesos.Quienes hemos atravesado por COVID nos hacemos conscientes de la fiesta que regalan los sentidos al ánimo y la salud, al cuerpo. Tras algunos días sin aroma y sin gusto me di cuenta de que la nariz está íntimamente conectada a las emociones. Tal vez por eso lo extrañaba quizás más que el gusto. La neuróloga Paola Guraieb me explicó que es porque nuestra capacidad olfatoria incluye unos 3 mil olores, mientras la gustativa es mucho menor. “Si dejas de oler, las alteraciones en el gusto serán predominantes. Lo que sucede es que el virus tiene una alta replicabilidad en el pulmón, en el cerebro, en la sangre y en la nariz. Por eso es común que se merme la olfacción”. Y está claro: sin olfato, perdemos el gusto. La doctora Flor Luna, especialista en urgencias médico-quirúrgicas y consultora sobre Salud Ocupacional en empresas trasnacionales, afirma que existe una constante de 53 por ciento en la alteración del olfato, mientras que en el gusto es de 52 por ciento. “Uno de cada cinco pacientes con coronavirus presenta estas alteraciones como primer síntoma de la enfermedad. Aún no se tiene claro si la prevalencia es distinta con otra cepa”, afirma. Para muchos de nosotros el gusto es literalmente la sal de la vida. En la lengua, el techo de la boca y en la garganta se encuentran las células gustativas, unas pequeñas partículas dentro de las papilas gustativas que se cuentan en 10 mil cuando nacemos y que se van perdiendo a partir de los cincuenta años. Probar un mole, por ejemplo, con ageusia (incapacidad de detectar sabores en los alimentos) es llevar a la boca una salsa sedosa y caliente pero desprovista de alma. Con el tiempo –aunado a una dosis de paciencia y amor a mi proceso de sanación– aprendí a valorar las texturas, las temperaturas, las sensaciones que un alimento dejaba a su paso por la boca. Yo recuperé primero el olfato que el gusto, pero según la doctora Luna, varios estudios elaborados en la Unión Europea han observado una recuperación más rápida del gusto que el olfato. Lo común es que a las tres semanas de un diagnóstico positivo comience la recuperación de ambos sentidos. Si la enfermedad fue severa pueden tardar hasta entre seis y ocho meses. Y sí, existen casos en los que no se recuperan los sentidos o quedan dañados. “Depende de muchos factores, por ejemplo, si la persona es fumadora. Ellos ya per se tienen alteraciones en el gusto y olfato, y posiblemente nunca vuelvan a degustar u oler al 100”, concluye la doctora Luna. ¿Cómo recuperar los sentidos?Las estrategias de tratamiento en las alteraciones del olfato dependen si se trata de una pérdida total (anosmia) o parcial (hiposmia) del sentido. “En el caso de que la pérdida sea permanente, está indicado el entrenamiento olfatorio”, confirma la doctora Luna. No hay que dejar que el tiempo pase. Para la neuróloga Guraieb, recuperar a tiempo la olfacción puede representar la salud de nuestro cerebro en el futuro: “Cuando existe anosmia tienes que recuperarte en menos de seis meses, pues los epitelios respiratorios están conectados con la memoria”. Lo que sucede es que los aromas conectan con las cortezas cerebrales en las que se localizan las emociones, la memoria episódica. “Está demostrado que pacientes con enfermedades degenerativas han padecido o padecieron problemas del olfato, también se ha observado en pacientes con problemas de Parkinson o Alzheimer”. La solución está en poner a trabajar nuestra nariz y nuestra lengua; entrenarlas, pues. “Como sucedería en un entrenamiento físico, esta técnica consiste en exponer a los pacientes a diferentes olores concentrados en recipientes individuales a diario y durante el tiempo indicado por el especialista”, afirma la doctora Luna. Ella nos da el consejo de realizar el olfateo deliberado diariamente por tres meses. Necesitarás limón, una rosa o un caballito con agua de rosas, algún alimento ahumado, un caballito de vinagre, un caballito de anís y aceite de eucalipto. Practica oler durante 20 segundos cada uno de estos aromas dos veces al día. “Existe clara evidencia científica de que esta exposición sistemática a determinados olores mejora el olfato en patologías neurodegenerativas o traumatismos craneales”, concluye la doctora Luna.
Pollo Bruto, el KiwiFav de la semana
Pollo Bruto, el restaurante que le dio un giro al pollo asado como lo conocíamos, es un increíble spot con un diseño simplista pero muy llamativo y con los platillos más deliciosos que incluyen 3 tipos de adobos distintos. Sin duda, se convertirá en una verdadera obsesión. Ubicado en el corazón de la colonia Roma, Pollo Bruto ha convertido su esquina amarilla en el lugar insignia para los que desean probar recetas reconfortantes y perfectamente ejecutadas. Entre los platos más populares de su menú encontramos el pollo asado con 3 adobos a escoger: el amarillo, de sabor suave, sabroso y muy poco picante ; el verde, agridulce y con un nivel moderado de picor; y el rojo, el que nadie puede dejar de probar, con los tradicionales chiles secos y especias.También cuenta con una amplia gama de opciones individuales como burritos, taquitos, hamburguesas, quesadillas, unas increíbles alitas picositas consideradas de las mejores de la ciudad y un exquisito caldo de pollo que garantizamos te encantará. De igual manera cuentan con una lista de guarniciones para chuparse los dedos. Y como si eso fuera poco, también cuentan con una grandiosa propuesta de bebidas, entre las que destaca, por supuesto, la clásica Naranjada Bruta, con o sin mezcal. Pollo Bruto se localiza en Aguascalientes 93, Roma Sur y cuenta con un horario de martes a domingo de 12 a 21 horas. Tienen servicio a domicilio aquí o a través de las plataformas Rappi y Uber Eats, pero si quieres vivir la maravillosa experiencia te recomendamos que asistas en persona, con todas las medidas sanitarias, claro.Puedes checar más información y su menú completo en sus redes sociales de Instagram y Facebook.
Mejora tu salud digestiva con #KiwiTeCuida
La salud digestiva es básica para sentirnos bien. Si sufres de estreñimiento, sigue el #RetoSaludDigestiva de esta semana, a través de Instagram, en el cual el 13 de septiembre el chef Mau Eggleton te enseñará a preparar unos ricos rollos de ensalada de atún, perfectos para mantener tu salud digestiva, y el 20 de septiembre Shadia Asencio, directora editorial, conversará con la nutrióloga clínica Jennifer Asencio para aclararte todas tus dudas sobre este tema y compartirte una guía básica de cómo prevenir el estreñimiento. Es importante entender que hay una gran diferencia entre estreñimiento y digestión. El estreñimiento es un síntoma, no una enfermedad ni un diagnóstico. Existen diversos tipos, por ejemplo: estreñimiento por tránsito lento, estreñimiento por disfunción del suelo pélvico y estreñimiento con tránsito y función del suelo pélvico normales, que es propiamente el estreñimiento crónico funcional más habitual. Las recomendaciones básicas para evitar el estreñimiento son las siguientes:Procura mantener una alimentación adecuada y saludable.Bebe suficientes líquidos (agua natural) sin gas añadido, lo ideal son entre 2 y 3 litros).Haz ejercicio físico a diario, no sólo en algunas ocasiones.Evita la negligencia (falta de respuesta) a los “deseos de ir al baño”.Consume fibra soluble (frutas y verduras) e insoluble (como la que contienen algunos cereales y la tortilla de maíz).Evita los embutidos y los alimentos procesados, así como la comida rápida y “chatarra”.Reduce la ingesta de grasas animales, mantequillas y margarinas, también los productos de panadería que llevan ácidos grasos trans. La grasa más saludable es el aceite de oliva en crudo; si es virgen extra tiene además antioxidantes, y si tiene una acidez inferior a 0.5 evita tener acidez de estómago.Consume probióticos para mejorar la flora intestinal.No fumes y no tomes alcohol para mejorar la digestión.El estreñimiento crónico es grave por su impacto en la calidad de vida, salud física, mental y social de quienes lo padecen. En ocasiones puede causar algún tipo de complicación local; las más habituales son las hemorroides y las fisuras anales, sobre todo en personas con sobrepeso y muy sedentarias. Si padeces de estreñimiento crónico lo más recomendable es acudir con un médico para trazar un tratamiento personalizado. Además de caminar con frecuencia y hacer ejercicios de abdomen, pues así se mejora notablemente la motilidad del intestino, la circulación interior y se estimula el funcionamiento del intestino favoreciendo los movimientos peristálticos intestinales.
Mejora tu salud digestiva con #KiwiTeCuida
La salud digestiva es básica para sentirnos bien. Si sufres de estreñimiento, sigue el #RetoSaludDigestiva de esta semana, a través de Instagram, en el cual el 13 de septiembre el chef Mau Eggleton te enseñará a preparar unos ricos rollos de ensalada de atún, perfectos para mantener tu salud digestiva, y el 20 de septiembre Shadia Asencio, directora editorial, conversará con la nutrióloga clínica Jennifer Asencio para aclararte todas tus dudas sobre este tema y compartirte una guía básica de cómo prevenir el estreñimiento. Es importante entender que hay una gran diferencia entre estreñimiento y digestión. El estreñimiento es un síntoma, no una enfermedad ni un diagnóstico. Existen diversos tipos, por ejemplo: estreñimiento por tránsito lento, estreñimiento por disfunción del suelo pélvico y estreñimiento con tránsito y función del suelo pélvico normales, que es propiamente el estreñimiento crónico funcional más habitual. Las recomendaciones básicas para evitar el estreñimiento son las siguientes:Procura mantener una alimentación adecuada y saludable.Bebe suficientes líquidos (agua natural) sin gas añadido, lo ideal son entre 2 y 3 litros).Haz ejercicio físico a diario, no sólo en algunas ocasiones.Evita la negligencia (falta de respuesta) a los “deseos de ir al baño”.Consume fibra soluble (frutas y verduras) e insoluble (como la que contienen algunos cereales y la tortilla de maíz).Evita los embutidos y los alimentos procesados, así como la comida rápida y “chatarra”.Reduce la ingesta de grasas animales, mantequillas y margarinas, también los productos de panadería que llevan ácidos grasos trans. La grasa más saludable es el aceite de oliva en crudo; si es virgen extra tiene además antioxidantes, y si tiene una acidez inferior a 0.5 evita tener acidez de estómago.Consume probióticos para mejorar la flora intestinal.No fumes y no tomes alcohol para mejorar la digestión.El estreñimiento crónico es grave por su impacto en la calidad de vida, salud física, mental y social de quienes lo padecen. En ocasiones puede causar algún tipo de complicación local; las más habituales son las hemorroides y las fisuras anales, sobre todo en personas con sobrepeso y muy sedentarias. Si padeces de estreñimiento crónico lo más recomendable es acudir con un médico para trazar un tratamiento personalizado. Además de caminar con frecuencia y hacer ejercicios de abdomen, pues así se mejora notablemente la motilidad del intestino, la circulación interior y se estimula el funcionamiento del intestino favoreciendo los movimientos peristálticos intestinales.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD