Ensaladas para propósitos de Año Nuevo

Por Kiwilimón - Diciembre 2011
Los propósitos de Año Nuevo se comienzan a planear y qué mejor que dentro de esa lista ocupemos un espacio para bajar esos kilitos demás. Por ello, aquí te dejamos una lista de ensaladas que pueden ser parte de ese régimen saludable y cumplas con tus objetivos personales. Toma nota (haz click en el título de la receta para ver más detalles e imágenes).
Para más recetas de ensaladas, haz click aquí.  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La pasta es uno de los alimentos más ricos, versátiles y variados: espagueti, macarrones, tallarines, fusilli y otras formas de pasta son parte de la dieta cotidiana de muchos hogares alrededor del mundo. Este producto básico de la dieta mediterránea se puede combinar con una gran cantidad de salsas, así como también suele ser gran acompañante de ensaladas y carnes. Se trata de un alimento que se ha incorporado a la dieta de la mayoría de países del mundo.Debido a sus numerosas variables, existen varios trucos, así como también varios mitos para prepararla, y aunque no existe una manera incorrecta de cocinar la pasta, aquí te vamos a dar unos excelentes tips para que te quede perfecta. Cantidad de aguaLa pasta se debe cocer en abundante agua, la relación debe ser el peso de la pasta multiplicado por 10. Por ejemplo: si vas a cocer 100 g de pasta, entonces lo ideal será usar un litro de agua como mínimo. El agua es primordil porque durante su cocción, la pasta pierde almidón y el que esté bien hidratada evitará que se se pegue. Aceite, ¿sí o no?Uno de los errores más comunes es echarle aceite o mantequilla, sin embargo hacerlo es algo que debes evitar, pues no añade sabor y el aceite provocará que la pasta adquiera una capa que la hará escurridiza. Si no quieres que se pegue, lo único que hay que hacer es calcular bien la cantidad de agua a utilizar para la cocción.Sal, ¿en qué momento se le añade?La sal la debes echar después que el agua haya empezado a hervir, porque si lo haces antes retrasarías la ebullición. Para saber cuánta sal es la correcta, ten en cuenta esta regla: la proporción de sal y agua debe ser de aproximadamente una cucharada sopera de sal por litro de agua, puede sonar demasiado pero la mayoría de la sal se quedará en el agua cuando la escurras. Otro de los consejos que te podemos dar es que uses sal de grano en lugar de sal fina, ya que la sal de grano es más fácil de dosificar. PastaLa pasta se debe agregar al agua una vez que haya hervido y después de la sal; manten el fuego lo suficientemente alto como para garantizar que el agua no deje de hervir en ningún momento. No es necesario tapar la olla ni tampoco remover más de una vez la pasta, pues si pusiste agua abundante, el movimiento de las burbujas será suficiente para mantener la pasta en movimiento sin necesidad de remover.Tiempo de cocciónEl tiempo de cocción depende del tipo de pasta, la temperatura del agua, el tipo de pasta, pero de manera general se recomienda de 5 a 7 minutos. Si vas a mezclarla con salsa y cocinarla un poco más, basta con 5 minutos. Si en el paquete de la pasta se recomienda cocer por 10 minutos, de 5 a 7 ya estará al dente. En caso de usar la pasta para una ensalada, lo recomendable es cocerla de 6 a 7 minutos y enfriarla para cortar la cocción. SalsaUn par de minutos antes que finalice la cocción, calienta la salsa en una olla o sartén. Si tú preparaste la salsa, puede ser en el mismo recipiente de la preparación, en caso de salsas calientes.Pasos finalesEscurre la pasta en un colador y viértela en la sartén o la olla con la salsa previamente calentada. Saltea la pasta a fuego vivo durante unos 30 segundos, removiendo continuamente para garantizar una distribución uniforme de salsa. Si notas que la pasta está un poco seca, puedes agregar unas cucharadas de agua. Quita del fuego la sartén pasados los 30 segundos para evitar que la pasta se pase.Si sigues estos consejos, te garantizamos que tendrás una pasta perfecta, aunque a la hora de cocinar en gustos se rompen géneros y la creatividad será tu mejor aliada.
Aguantar un antojo debe ser una de las cosas más duras de la vida, porque una vez que llega el impulso a tu cerebro, todo lo demás se pone en marcha para desear con todo el cuerpo ese dulce.Es como si el chocolate pudiera hablar y pronunciar tu nombre justo a las 2 de la tarde, o después de comer. ¿Por qué nos pasa esto? Pues bien, los antojos se deben tanto a una razón fisiológica, como psicológica, pero también tiene que ver todo aquello que nos rodea.Esto es aún más terrible cuando ya estamos verdaderamente comprometidos y encaminados en una alimentación equilibrada, intentando evitar caer en la tentación.A veces logramos domar al cerebro y acallar esa voz, sin embargo, esta podría estarnos indicando que no estamos comiendo lo suficiente, o que estamos dejando pasar mucho tiempo entre comidas.Así que, aunque puedas engañar al cerebro, tu estómago no entenderá de razones y necesitará comer un snack, pero no cualquiera, pues seguramente querrás algo dulce, pero uno con un buen aporte nutricional. Por ejemplo, un delicioso brownie. Sí, un snack tipo brownie pero alto en proteína, bajo en calorías y bajo en carbohidratos. Suena como un sueño hecho realidad y ¡lo es! Lo mejor es que ya está disponible en México: Eat Me Guilt Free (EMGF) es una historia de cocina casera que se volvió global. Se trata de una línea de productos creada por una enfermera y nutricionista certificada del deporte en Estados Unidos, que buscaba soluciones para satisfacer las necesidades de aquellos clientes que deseaban mantenerse saludable, pero a la vez luchaban con los antojos por algo dulce.Gracias a EMGF podrás comer un brownie de chocolate con 22 gramos de proteína por porción, menos de 200 calorías y sólo 4% de azúcares, así que adiós a la culpa.No importa la hora del día en la que se te antoje, podrás darte ese antojo en el desayuno, el almuerzo, la cena o la merienda, como postre, antes o después de un entrenamiento físico y en México puedes encontrar 4 sabores: Chocolate, Chocolate con crema de maní, Chocolate con chispas de colores y Pastel de Cumpleaños.Consulta su página web y sus redes sociales para saber todo de ellos.Instagram: @eatmeguiltfreemxFacebook: Eat Me Guilt Free MX
La leche materna es el mejor alimento para los recién nacidos, pero también durante la lactancia las mamás tienen necesidades nutricionales especiales, debido a la pérdida de nutrientes que sufre a través de la leche materna.Además, los nutrientes presentes en la leche proceden de la dieta de la madre, por lo que para que tanto bebé como mamá tengan la mejor salud y bienestar, la mujer tiene que aumentar la ingesta de nutrientes.¿Qué frutas son buenas durante la lactancia?En principio, puedes comer todo tipo de frutas ya que ninguna es mala durante la lactancia, aunque es cierto que algunas frutas más ácidas o cítricas le pueden caer mal al bebé y causarle gases o diarrea, por lo que debes estar bastante atenta. También debes tomar en cuenta que algunas frutas como la piña, el kiwi y los cítricos pueden cambiar el sabor de la leche y esto podría provocar que la rechace. En cuanto a qué frutas son las mejores, aunque todas son beneficiosas ya que aportan gran cantidad de nutrientes al bebé, se recomiendan las más dulces y fáciles de digerir, como el mango, la pera, el plátano, el melón o la manzana dulce.Además, puedes consumirlas tanto crudas y enteras, como cocidas o al horno. Y si no te gustan mucho las frutas y te cuesta comerlas, opta por hacerte smoothies o jugos con fruta o mezclarlas en las ensaladas, con yogur. Sea de la manera que sea, recuerda que es importante que consumas unas 3 piezas de fruta al día para que tu dieta durante la lactancia y una vez acabe esta sea sana. Además, deberás beber mucha agua , por lo menos unos 2 litros al día, comer verduras, cereales integrales, legumbres, carnes magras, lácteos, pescado o frutos secos para que tanto tú como el bebé puedan estar en las mejores condiciones.
Seguramente uno de tus propósitos de Año Nuevo es viajar. Viajar es una gran motivación, además de una fuente de alegría, reflexión y autodescubrimiento. Viajar nos permite explorar nuevos climas y culturas, sumergirnos en ellos y estimular nuestra mente y qué mejor que hacerlo por nuestro país que tiene una gran variedad de culturas, climas y sobre todo gastronomías. Dentro de un viaje el comer es una parte importante de la experiencia. Probar sabores nuevos y maravillarse con productos desconocidos constituyen una de las maravillas de recorrer.Aquí te dejamos 7 destinos turísticos culinarios que querrás visitar:OaxacaUna de las gastronomías más importantes de la cocina mexicana es la oxaqueña, pues en sus calles podrás dejarte envolver por una explosión de sabores, olores y colores que te llenarán el alma. Mole, tlayudas, tamales, chocolate, quesillo, chapulines, insectos, café y mucho mezcal, son algunas de las delicias que aquí podrás disfrutar y que hacen de este estado uno de los principales destinos de turismo culinario. PueblaGracias a la sinergia de sus platillos en los que convergen lo prehispánico y lo español, la gastronomía poblana es conocida en el mundo entero por platillos como los chiles en nogada, el mole poblano con arroz, las cemitas y toda la variedad de dulces creados por monjas como los camotes, tortitas de Santa Clara y demás. JaliscoEn su menú se encuentran delicias como las tortas ahogadas, la birria, el pozole, y por supuesto, el tequila. De todos sus deliciosos platillos, las tortas ahogadas, en pan birote, rellenas de carne de cerdo, y bañadas en salsa de jitomate y chile de árbol, tienen fama en todo el país. Además tiene otras opciones que vale la pena probar, como los tamales tapatíos, de ejote y de ceniza, los frijoles charros, las dulces jericallas y el tejuino.YucatánEl sabor de los mayas y las tradiciones españolas hacen una sinergia para crear la gastronomía yucateca una de las más famosas gastronomías de México con guisados como la cochinita pibil y la sopa de lima, papadzules, panuchos, salbutes, poc chuc, queso relleno, y asados de faisán, jabalí y venado. Si lo tuyo son lo dulce y los postres, las marquesitas rellenas de queso de bola, dulce de papaya verde, el caballero pobre y el licor de miel Xtabentún seguro te encantarán.ChiapasAquí cada población tiene sus propias costumbres y platillos típicos como las tostadas de camarón seco de Tonalá, los embutidos de San Cristóbal de las Casas, la sopa de chipilín con bolitas de Chiapa de Corzo, las delicias de maíz de Tuxtla Gutierrez, el caldo de caracol de río de Comitán y los quesos doble crema de Pijijiapan. Para beber, el café y chocolate tienen fama internacional, pozol y tascalate, pox y licores regionales, y una amplia variedad de aguas de frutas.VeracruzEn Veracruz, de lo más típico que podemos encontrar es el pescado a la veracruzana y las picadas. Por otro, están sus sabores de tierra, como son las carnitas de puerco, el mole de Xico, las hormigas chicatanas tostadas, los chiles jalapeños rellenos, los volovanes, o los tamales: zacahuiles, de cazón, de pepita de capita o chamitles, entre otros. MichoacánMichoacán es uno de los destinos turísticos con mejor gastronomía del país. Entre sus platillos más comunes son las corundas y los uchepos; las sopas, como la tarasca con frijol, tortilla, aguacate, chile pasilla, queso y crema; las carnitas estilo Michoacán de cerdo y cocidas en olla de cobre, y los pescados, especialmente el blanco y los charales. Los dulces de esta región también son muy típicos, los básicos son las morelianas, el ate de guayaba, el helado de pasta y los chongos zamoranos. También hay que probar la “charanda”, que es aguardiente de caña.No cabe duda que tanto la cocina mexicana son tesoros que vale la pena conocer, ojalá que tengas oportunidad de conocer o regresar a estos lugares a disfrutar de sus maravillas culinarias ¿A qué lugares vas a ir este año?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD