Errores en las dietas de enero
Dietas

Errores en las dietas de enero

Por Kiwilimón - Enero 2014
Puede que la desesperación te lleve a tomar medidas drásticas en cuanto a tu dieta pero debes tener en cuenta que algunos de los pasos más comunes para bajar de peso, a menudo, son erróneos y tienden a empeorar los resultados.   Hay dietas muy específicas que tienen sus razones de ser, pero muchas veces elegimos ponernos a nuestro propio régimen al dejar de comer algunas cosas y darnos libertades con otras. Estudio han demostrado que mucho de lo que creemos que nos hará enflacar en realidad puede tener el efecto contrario. Sigue estos consejos para que no tengas que sufrir sin obtener resultados.  

Dejar de comer carbohidratos

Una dieta balanceada debe tener presente cada grupo alimenticio y en cada comida deben aparecer, por lo menos, los principales nutrientes que necesita el cuerpo: grasas, proteínas y carbohidratos. Este último, del que nos deshacemos normalmente, es la fuente de energía principal del cuerpo así que en vez de quitarla hay que comer arroz al vapor, panes integrales y tortillas de maíz.  

Las tres comidas principales

Desayunar, comer y cenar deben ir en un orden descendente. De poco sirve desayunar ligero y perder la energía necesaria para tu día si comes pesado y cenas aún más abundante. Trata de alimentarte bien durante la mañana pues usarás esos nutrientes durante tu jornada, en cambio a la hora de la cena, un platillo ligero es suficiente para descansar bien.  

Hacer ejercicio en ayunas

Esto es peligroso pues uno puede perder la conciencia si no tiene el suministro de energía suficiente para ejercitar al cuerpo. Y además, cuando no tenemos los carbohidratos necesarios para respaldar el esfuerzo hecho durante el ejercicio el cuerpo toma el azúcar directamente de los músculos por lo que, en vez de quemar grasas, estás disminuyendo tu masa muscular.  

Restricciones completas

Hay muchas dietas que prohíben de ingredientes en concreto hasta grupos alimenticios en general. Esto es peligroso pues aunque puede que bajes de peso rápidamente con uno de estos regímenes lo más seguro es que cuando acabes te ocurra el famoso rebote. La razón siendo que al dejar de comer un grupo de alimentos alentaste tu metabolismo.  

Productos light

En especial los refrescos y bebidas light pueden tener menos cantidad de azúcar pero su nivel de sodio es igual o mayor al de las otras bebidas. Esto puede producir retención de líquidos y aumentar la presión arterial por lo que tu pesos se mantendrá y tu salud puede verse en peligro.    

"Conoce la sección de dietas de kiwilimón aquí. Prueba deliciosas recetas conociendo cuantas calorías contienen y sigue estos tips."

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Incorporar bebidas vegetales en tu dieta diaria es una manera excelente de cuidar tu alimentación y llevar un estilo de vida más saludable, ya que más allá de limitar tu consumo de calorías y de proteínas de origen animal, las bebidas vegetales te permiten disfrutar de alimentos nutritivos y deliciosos en todo momento. Si aún no has probado las bebidas vegetales, estos 10 beneficios te animarán a incluirlas en tu alimentación.La fibra presente en las bebidas vegetales ayuda a tener una mejor función digestiva y a conservar un mejor estado de salud. Según la OMS, al día se deben consumir 25 gramos de fibra dietética.Las bebidas vegetales aportan mucho calcio. De hecho, en tan solo 8 onzas consigues todo el calcio que necesitas al día.La gran mayoría de las bebidas vegetales están hechas a base de granos o cereales, los cuales no contienen colesterol.Las bebidas elaboradas con coco favorecen la pérdida de peso. Se cree que los triglicéridos de cadena mediana presentes en el coco aumentan la sensibilidad a la insulina, lo que ayuda a perder peso.En el caso de las bebidas vegetales de almendras éstas cuentan con un alto porcentaje en fibra, lo cual ayuda a mejorar los problemas gastrointestinales.El consumo de bebidas vegetales hechas con coco puede ayudar a reducir los niveles de colesterol malo, el cual está asociado con enfermedades cardiovasculares.Las bebidas de almendras tienen la gran ventaja de contener altos niveles de ácidos grasos monoinsaturados, lo que hace que sea un alimento útil en la pérdida de peso y en la reducción de colesterol malo.El arroz, ingrediente principal de algunas bebidas vegetales, es una fuente rica en vitaminas del complejo B, como tiamina, niacina y riboflavina. Estas ayudan a mantener en buen estado el sistema nervioso, la piel y los ojos. style='mso-spacerun:yes'>En general estas bebidas tienen pocas calorías, por su origen vegetal. Y, muchas de ellas son enriquecidas con vitaminas y minerales para complementar sus nutrientes naturales.Las bebidas de arroz son ideales para las personas muy activas o aquellas que realizan algún deporte. Se recomienda beber una bebida vegetal de arroz antes de hacer ejercicio por sus niveles de carbohidratos.Disfruta el placer de llevar un estilo de vida pleno y sin remordimientos mientras cuidas tu salud con las bebidas vegetales de Nature’s Heart. Hechas a base de ingredientes naturales, como coco, almendra y arroz, las bebidas vegetales de Nature’s Heart son el complemento ideal para una alimentación saludable y deliciosa.Con estas recetas podrás preparar alimentos ricos y sencillos usando bebidas vegetales:Crema de Brócoli con almendra sin lácteosAtole de Café bajo en CaloríasGalletas de Jengibre veganas
Congelar tu comida puede cambiarte la vida. Eso es cierto. Sin embargo, hay algunos alimentos que no debes guardar en el congelador porque podrías afectar su consistencia. Conoce cuál es la comida que debes mantener fuera del congelador.Verduras verdesLa lechuga, kale, apio, espinaca pierden su natural textura crujiente cuando se almacenan en el congelador. Por si fuera poco, su sabor también pierde mucha intensidad cuando las hojas verdes son sometidas a temperaturas bajo cero. Además, como algunas tienen grandes cantidades de agua, pasan por el temido efecto de qudar "quemados"; que quiere decir que su consistencia se volverá un poco arrugada y escurrirán demasiado. Algunos lácteosLa leche, el queso suave, el yogurt y la crema jamás deben congelarse. Y la razón es muy sencilla. La grasa presente en estos alimentos tiende a separarse cuando se congela, entonces al entrar en temperatura ambiente el resultado es una sustancia un tanto desagradable. Aunque puedes usar los lácteos descongelados para cocinar, te aseguramos que no se te antojará comerlos solos.  Alimentos fritosLas papas a la francesa o el pollo frito jamás deben meterse al congelador. Las bajas temperaturas hacen que la textura crujiente se convierta en una consistencia suave y aguada. Además, este proceso hace que el aceite se impregne aún más en los alimentos, por lo que será más difícil quitar el exceso de grasa con toallas de papel.HuevosUn gran error que se comete muy seguido es el congelar los huevos cuando están aún dentro del cascarón. Recuerda que los líquidos se expanden al congelarse, por lo que los huevos pueden explotar y estar expuestos a las bacterias. En caso de que necesites guardar huevos en el congelador, rómpelos y ponlos dentro de recipientes herméticos.PapasAl igual que las hojas verdes, las papas pierden mucha textura cuando se congelan. Si quieres preparar papas fritas, nunca las congelen antes de hacerlas. En caso de que vayas a hacer sopas o caldos, no importa mucho el cambio en la consistencia de las papas.Frutas y verduras crudasEl alto contenido de líquido que tienen las frutas y verduras sin cocer hace que sean alimentos prácticamente prohibidos en el congelador. Solamente te recomendamos que congeles las frutas cuando vayas a preparar un licuado o un smoothie.Arroz y pasta No arruines un delicioso plato de arroz o pasta al guardarlo en el congelador. A menos que quieras recalentar un platillo de consistencia aguada, mejor mantén alejados el arroz y la pasta de esta parte del refrigerador.Estas recetas te podrían interesar:Pasta cremosa al cilantroPescado con papas a la cremaPapa al horno con champiñones Deliciosos huevos divorciados
La licuadora es un electrodoméstico súper indispensable en la cocina. Gracias a su versatilidad puede usarse en muchos tipos de recetas sin tener que recurrir a aditamentos o herramientas especiales. Prolonga la vida útil de tu licuadora lavándola apropiadamente. Estos son los pasos que debes seguir para limpiar bien tu licuadora:Agrega jabón líquido y pon en marcha la licuadora: Llena el vaso de la licuadora hasta una tercera parte con agua tibia y un chorrito de detergente para trastes. Licúa durante unos 30 segundos y después vacía el vaso. Esto te ayudará a quitar mejor lo que haya quedado en la licuadora.Retira las aspasSi quieres quitar bien los restos de alimentos, necesitas desarmar la licuadora con mucho cuidado. Así podrás limpiar el fondo del vaso sin peligro a cortarte.Lava el vaso después de usarloCuando enjuagas el vaso de la licuadora inmediatamente después de usarla es más fácil que quites todos los restos de comida. Deja en remojoEn caso de que haya pasado algún tiempo y no sea tan fácil lavar el vaso, lo mejor es que lo dejes remojando. De igual manera, si licuaste algo y esto dejó un olor desagradable (por ejemplo, ajo o cebolla) llena el vaso con agua tibia y bicarbonato de sodio. Esto ayudará a quitar el mal olor.Limpia la base con un trapo húmedoNo olvides limpiar la base de la licuadora. Antes de comenzar, desconecta el enchufe. Usa un trapo húmedo (no empapado) y quita las manchas o gotas que hayan quedado. Si hay algún resto de comida que esté pegado, usa un estropajo con detergente y talla suavemente. Desarma la tapaHoy en día la mayoría de las tapas de licuadora tienen una sección que puede removerse para agregar más alimentos mientras se licúa sin temor a salpicaduras. Recuerda limpiar cada parte de la tapa por separado para evitar que se acumulen restos de comida. Deja secarEsto es súper importante: antes de usar nuevamente tu licuadora fíjate que el vaso esté bien seco. Si no, puedes descomponer tu electrodoméstico. ¿Necesitas pretextos para usar tu licuadora? Estas recetas se preparan en un 2 por 3 con la ayuda de tu licuadora y lo mejor de todo, puedes COMPRAR UNA LICUADORA KIWILIMÓNGelatina de FerreroDeliciosa Crema de Champiñones
¿Te has fijado que de repente todo mundo está tomando jugo de apio? Después de ser un ingrediente casi exclusivo de las ensaladas y ciertas recetas, el apio se ha convertido en uno de los alimentos favoritos para convertirse en bebida. Si aún no te sumas a esta saludable moda, aquí descubrirás por qué tienes que comenzar a tomar jugo de apio ya. El apio posee poderosas características antioxidantes. Esto significa que su consumo puede ayudar a prevenir ciertos tipos de cáncer.Este vegetal aporta muchos nutrientes, entre ellos minerales como potasio, manganeso, calcio, magnesio, así como vitaminas K, C y B6. Incluir apio de manera regular en la alimentación garantiza la ingesta de componentes esenciales para el funcionamiento correcto de nuestro organismo. Consumir apio en forma de bebida es mucho más práctico, ya que te permite disfrutar los beneficios de este fabuloso vegetal mientras tomas un vaso por la mañana.El jugo de apio puede ayudar a alcalinizar los intestinos. El sodio presente en este vegetal promueve la eliminación de toxinas en el cuerpo, incluyendo los intestinos. Por esta razón, beber todos los días jugo de apio puede curar y regenerar el revestimiento del estómago.Aunque aún no se investiga a profundidad esta propiedad, se cree que el extracto de la semilla de apio puede influir en los niveles de glucosa e insulina, lo cual podría ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas con diabetes.Se ha comprobado que el extracto obtenido a partir de las hojas de apio tiene la capacidad de reducir la presión sanguínea, así como los triglicéridos y el colesterol malo.El apio tiene altos niveles en calcio y vitamina K. Estos nutrientes son los encargados de regenerar y fortalecer los huesos, así que tomar jugo de apio también puede beneficiar la salud del sistema óseo. La tendencia hacia el jugo de apio está relacionada con dos necesidades básicas hoy en día: practicidad y buena alimentación. Muchas personas han experimentado los beneficios de consumir apio regularmente, y al hacerlo en forma de bebida pueden disfrutar sus propiedades de una manera rápida y fácil.Beber jugo de apio es más sencillo que comer una ensalada o preparar un platillo con este. Solo recuerda que, al consumir el vegetal de esta manera, estás eliminando la fibra presente en el apio. Para aprovechar todos sus beneficios puedes alternar su consumo en forma de bebida con la ingesta de apio en su forma natural. Recomendaciones para tomar jugo de apio:Trata de no eliminar la fibra del apio. Aunque seguramente la textura de la bebida sea más espesa, al incluir todas las partes del apio te aseguras de aprovechartodos sus beneficios.Un vaso de más o menos medio litro es suficiente para comenzar a experimentar las propiedades benéficas del apio. Lo mejor es tomar el jugo de apio muy temprano por la mañana antes de comer tu desayuno. Si no puedes hacerlo, espera aproximadamente media hora después de consumir alimentos para beber el jugo. Siempre es mucho mejor tomar jugo de apio fresco. Si lo haces con anticipación y lo almacenas en el refrigerador, procura que no pase más de 24 horas antes de que lo ingieras.
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD