Espárragos: Beneficios y Recetas para Ti

Por Kiwilimón - Abril 2012
Ya muchos tenemos una idea de que los espárragos son vegetales con unas propiedades diuréticas excelentes para depurar el organismo. De hecho, el espárrago es uno de los alimentos que suele ocupar un lugar predilecto en cualquier dieta ya que facilita la pérdida de peso. Las propiedades diuréticas de los espárragos se deben a que este vegetal contiene sustancias como la inulina y saponósidos que actúan en forma directa sobre el riñón ayudando a la eliminación de toxinas y exceso de líquidos. Además de sus propiedades diuréticas, los espárragos tienen otras propiedades importantes a tener en cuenta en cualquier dieta de adelgazamientos. Los espárragos son depurativos gracias a sus contenido en fibra, mejoran y aumentan el metabolismo digestivo y hasta son unos excelentes antioxidantes gracias a su aporte en vitamina C, E y zinc. Algunos otros beneficios de los espárragos son:
  1. Contienen distintas vitaminas (los blancos menos cantidad que los verdes), que sirven como antioxidantes. Entre ellas provitamina A (beta-caroteno) buena para las arterias, la vista y la piel, las del grupo B entre ellas B1, B2, B3 y B6, C (esta última interviene en el proceso de formación de colágeno, huesos, dientes y glóbulos rojos. Además ayuda a la absorción del hierro de los alimentos e incrementa la inmunidad ante las infecciones) y E (contribuye a la oxigenación celular), así como folatos (los que participan de la formación de anticuerpos y la de glóbulos rojos y blancos
  2. Tienen un alto contenido de fibras, muy bueno para el tránsito intestinal y combatir el estreñimiento
  3. Aportan magnesio que favorece la inmunidad y participa en el funcionamiento de los nervios, el intestino y los músculos
  4. Aportan potasio, importante para la normal actividad de los músculos, la transferencia y generación del impulso nervioso
  5. Tienen un alto contenido de ácido fólico y hierro, por lo cual es bueno para la anemia
  6. Comerlo crudo en ensaladas, es muy efectivo para el tratamiento de la calvicie y la alopecia (afección que produce parches sin cabello por la caída del mismo)
  7. Favorecen el sueño y ayudan a combatir el insomnio
  8. Tiene propiedades antiinflamatorias
  9. Se utiliza para los problemas de pecho y para calmar la tos
  10. Tienen un efecto sedativo, calma las palpitaciones y normaliza las funciones respiratorias
Recetas de Cocina Algunas recetas de cocina compartimos aquí contigo para que consideres el consumo de este vegetal delicioso y nutritivo. Toma nota. Rollos de Espárragos con Res Teriyaki Una muy rica y lucidora receta para dar de aperitivo o botana en una fiesta, cena o comida. La res es cocida con una salsa teriyaki y envuelta alrededor de los esparragos. Esparragos en Hojaldre y Salsa Blanca Espectacular entrada de esparragos en hojaldre con la clasica salsa francesa "beurre blanc" en base a vino blanco y mantequilla. Sopa de Esparragos Sopa saludable preparada con esparragos verdes, cebolla y caldo de pollo. Nadie creera que no lleva crema!. Espárragos con Vinagreta de Mostaza Un rico acompañante o plato de entrada. Espárragos con Salsa de Estragón En esta receta se pelan las puntas de los espárragos y se sirven con una salsa cremosa con mantequilla, vinagre, vino blanco, crema, y echallots. Deliciosa!.. Crema de Espárragos Esta crema de espárragos lleva un poco de limón que le da un sabor espectacular. Se sirve con las puntas de espárragos para decorar y darle un toque especial.
Para más recetas con espárragos, haz click aquí.  
Califica esta receta
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Sería injusto reducir como dieta a lo macrobiótico. Tal como fue concebida, esta filosofía parte de un principio: la conciencia de que lo que nos alimenta puede prolongar la vida, pues según George Ohsawa, el teórico fundador, los alimentos influyen en la salud física, mental, emocional y espiritual.La filosofía macrobiótica camina de la mano con las leyes de vida. “Está basada en lo cero tóxico: tanto en alimentos como en productos de uso personal y del hogar”, apunta Gina Rangel. La médula teórica pasa por reconocer el todo en los alimentos: el ying (energía fría) y el yang (energía caliente) presentes en cada ingrediente. Para lo macrobiótico la armonía se localiza justo al centro de ambas energías. Que no te sorprenda, entonces, que el plato macrobiótico sea campo minado. La base de la alimentación son los cereales, las leguminosas, las frutas y las verduras, pero la lista de restricciones es larga.Para ellos, todo alimento alejado de la constitución de la sangre tardará más tiempo en digerirse. Lo vital es que la proporción alimenticia tenga cinco ying por un yang. De ahí que haya demasiados alimentos que se queden fuera al considerarlos demasiado ying o demasiado yang. Por ejemplo, “están prohibidos los tubérculos, los pimientos, el jitomate, el café, el alcohol, los alimentos procesados y empacados (como cereales, galletas, panes blancos, los refrescos, los productos endulzados, la vainilla, las frutas tropicales como el mango, la piña, la papaya y la sandía, los sazonadores y los picantes”, confirma Gina Rangel.El ying y el yang no sólo está en los ingredientes, sino también en las preparaciones. Por un lado, está la fermentación y maceración que elimina yang, mientras que salar y cocer los alimentos elimina el exceso de ying. Los preceptos generales de esta dieta pasan por comer y beber sólo cuando se tiene hambre, haciéndolo en plena conciencia. Los alimentos deben provenir de un radio lo más próximo posible y deben ser de temporada para asegurar máxima calidad. Asimismo, deben estar mínimamente manipulados y procesados, y deben masticarse lo suficiente para que el proceso de digestión sea afable con el organismo. El pescado y los lácteos se pueden consumir una vez por mes o cuando el cuerpo así lo requiera; el huevo, una vez cada diez días. Se debe moderar el consumo de moras y frutos secos, semillas y nueces, pepino, apio y lechugas. Adicionalmente, “los utensilios que se utilizan para la preparación de alimentos deben estar libres de teflón; deben ser de maderas naturales, de cerámica o de acero inoxidable; eliminar plásticos y sustituirlos por vidrio o acero inoxidable”, complementa Gina.Te preguntarás qué es lo que queda en el plato macrobiótico. Las proporciones van del cincuenta porciento de granos integrales, treinta por ciento de frutas y vegetales y veinte por ciento de leguminosas y algas. Como esta filosofía alimentaria comenzó en Japón, las algas están incluidas. Las algas marinas son un alimento altísimo en vitaminas y minerales, por lo que si estás pensando en llevar una dieta macrobiótica, lo recomendable es no saltártelas. El resultado es una dieta compuesta mayormente por proteína vegetal formulada a través de la interacción de granos y leguminosas. “Es una dieta tan limpia y basada en ingredientes tan naturales que vas a gozar de buena salud. Con ella, dejas las toxinas prácticamente fuera de tu vida. La desventaja de la dieta macrobiótica es que puedes llegar a tener ciertas deficiencias en el cuerpo al no tener casi proteínas de origen animal. Cuida tu índice de masa muscular, el consumo de vitamina B12 y la vitamina D”, concluye Gina.Como en todo, lo recomendable es confiarle tu salud a un experto y comprobar si esta dieta es la óptima para ti. Si te dieron ganas de comenzar con un probadita de la dieta macrobiótica, aquí te incluyo una de mis recetas favoritas.Tortitas de garbanzo y verduras 2 tazas de zanahorias ralladas2 tazas de calabacitas ralladas y escurridas2 tazas de harina de garbanzo2 huevosSal marinaRalladura de limónRalladura de jengibre4 cucharaditas de aceite de aguacateEn un bowl incorpora todos los ingredientes hasta lograr una masa. Forma con ella unas tortitas de unos 8 centímetros y lleva a congelar por al menos 1 hora. Calienta el aceite de aguacate y dora las tortitas por ambos lados. Acompaña con arroz integral y sopa miso.
Una alimentación correcta y balanceada nos ayuda a sentirnos bien y es fundamental para tener una buena salud. Sabemos que en casa la familia es la más importante, por eso en #KiwiTeCuida tenemos una sección dedicada a recetas de comida saludable para toda tu familia, con las cuales podrás organizar tus menús semanales y sentirte bien con lo que preparas, pues están avaladas por una nutrióloga profesional y la USDA. Para inaugurar el reto de la semana que dedicaremos a cocinarle saludable a tu familia, tendremos una clase en vivo muy especial este lunes 14 de junio, a las 18 horas, con el chef Mau Eggleton, quien te enseñará a preparar unas tortitas de chayote en salsa de chipotle que son perfectas para nutrir a todos en casa. Además, en esta clase contaremos con la participación de Shadia Asencio, directora editorial de Kiwilimón, y Gina Rangel, chef y health coach, para que les preguntes todo lo que quieras saber para cocinar de forma saludable a tu familia. Algunas de las recomendaciones que nos adelantan las nutriólogas es que compres ingredientes frescos para cocinar, en lugar de alimentos procesados; que consumas frutas y vegetales de la temporada; que introduzcas semanalmente un ingrediente nuevo a la dieta familiar y, sobre todo, que cocines con toda la familia, para que los hagas conscientes de los ingredientes, los procesos y todo lo que hay detrás de cada bocado que se llevan a la boca. ¡Además te divertirás en grande con ellos! ¡Te esperamos este lunes 14 de junio en nuestra clase en vivo a través de nuestro Facebook e Instagram oficial! 
No hay nada mejor que un domingo con asador y la familia, pareja o los amigos, pero te has puesto a pensar cuáles son los beneficios de cocinar al carbón. Te comparto algunas ventajas del porqué es una gran opción. La primera, y la cual nuestro paladar agradece, es que los alimentos adquieren una jugosidad incomparable, en específico con las carnes, pues cocinar a la parrilla asegura una temperatura uniforme que impide que se pierda la textura. Otra gran ventaja es que los nutrientes no disminuyen, al contrario, se mantienen intactos para nuestro beneficio. Por otra parte y no menos importante es que la parrilla también potencia el sabor de cada uno de los alimentos, pues no se requiere de más condimentos para su preparación. Asimismo, los alimentos suelen tener menos grasa al cocinarse en la parrilla, ya que ocupan su grasa natural y no se añaden aceites que perjudican a nuestra salud. Aquí algunas opciones de recetas que puedes preparar al carbón. Champiñones al ajillo: Asar con aceite de aguacate, ajo picado y un poco de cilantro. Agregar pimienta y sal de grano al gusto. Chiles poblanos con camarón: Asar primero los chiles, una vez que empiecen a cambiar de color, rellenarlos con queso manchego o oaxaca y camarones partidos en cachitos. Agregar jitomate picado fresco.Corazones de lechuga romana a la parmesana: Asar con aceite de oliva y colocar láminas de queso parmesano arriba. Al final agregar un toque de aceite balsámico espeso. Filetes de coliflor con sal de gusano: Asar los filetes de coliflor con aceite de oliva, agregar sal de gusano al gusto y un chorrito de mezcal para flamear. Bien, ahora ya lo sabes, además de un grato momento en compañía de los tuyos al cocinar al carbón, podrás deleitarte con platillos más livianos, menos calóricos y que ayudarán a un mejor funcionamiento de tu organismo. 
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD