Esta es la dieta que llevan las campeonas olímpicas de volleyball de playa
Dietas

Esta es la dieta que llevan las campeonas olímpicas de volleyball de playa

Por Kiwilimón - Julio 2016
Además de admirar las habilidades atléticas de los competidores de las Olimpiadas, es imposible obviar su excelente forma física. Pero no se trata sólo de hacer ejercicio, entrenar y levantar pesas, su alimentación tiene muchísimo que ver con su rendimiento físico. Hoy por ejemplo, te contamos algunos tips del régimen gastronómico que llevan las campeonas olímpicas de volleyball de playa que competirán en los Juegos de Río 2016. ¿Cuáles son los súper ingredientes que prefieren? Misty May-Treanor, doble medalista olímpica, dice que el yogurt griego y la miel de abeja son los ingredientes ideales para tomar energía antes de un entrenamiento sin ingerir demasiadas calorías. Un desayuno ideal para las Olimpiadas 2016. ¿Cómo debe verse un plato de comida? Según Misty lo que come siempre debe ser colorido, es decir, con muchas frutas y verduras, ella sigue la regla de que mientras más colores haya en el plato, más sano. Una regla para todos los deportistas en las Olimpiadas 2016. ¿Cada cuánto deben comer? Quienes juegan volleyball profesional como la medallista Kerri Walsh Jennings, comen cada tres horas en porciones pequeñas. Esto les permite mantenerse enfocadas, energetizadas y fuertes. ¿Qué se debe comer antes de competir? Kerri Walsh Jennings prefiere comer sándwiches de miel y mantequilla de almendra el día que va a jugar, esto la mantiene llena pero ligera y con fuerza. ¿Qué hay que evitar? El azúcar refinada está fuera de la cuestión, nada de pan dulce o caramelos para estas atletas de nivel mundial. Ésta también es una norma que todos los atletas seguirán en los Juegos 2016.

Mito y realidad

La gente piensa que como son deportistas olímpicas comen poco y llevan un régimen duro, y aunque puede ser restrictivo, la verdad es que comen mucho. A veces el desayuno consiste de huevos, tocino, hot cakes y fruta. Se necesita de toda esa energía para aguantar el ritmo de un atleta profesional. ¿Cuál es la parte más importante de su dieta? Hidratarse, según Harry Gills, ex entrenador de la selección femenil estadounidense de volleyball, no hay cosa más importante que tomar suficiente agua. Se necesitan al menos 20 onzas de agua antes de entrenar y unas 10-15 onzas cada 25 minutos durante el entrenamiento. Si tú también estás haciendo deporte estos tips pueden funcionarte para el día a día y puedes encontrar recetas que cumplan con todos los requisitos aquí.  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La gastronomía de Guatemala es una deliciosa fusión de la cultura maya con la española, cuando en la época de la colonia éstos trajeron diversas especias, frutos y técnicas que dieron como resultado uno de los mejores estilos de comida en América Latina. La comida de este bello país es tan rica que a continuación te presentamos cuáles son los 5 platillos de Guatemala nombrados Patrimonio Cultural. Jocón El jocón es un platillo tradicional de comida guatemalteca muy popular en todo el país. Está preparado con carne de gallina criolla o de pollo, con salsas tradicionales como la salsa verde, que se consume principalmente en el occidente del país. Pepián El pepián es un platillo de origen indígena que se servía en las ceremonias religiosas mayas. El pepián es un caldo que puede prepararse con costilla de res, carne de cerdo, con pollo, o una mezcla las distintas carnes. Fue declarado Patrimonio Cultural Intangible de la Nación por el Ministerio de Cultura y Deportes en 2007. Kaq ‘ik Esta deliciosa sopa tradicional de Guatemala, de origen maya, deriva de las palabras q'eqchi' kak e ik, que significan “rojo” y “muy picante”. Este platillo se sirve siempre con pollo, arroz para agregar al caldo y pequeños tamales de masa de maíz sazonados sin nada más que sal, que son llamados blancos o pochitos. Plátanos en mole Los plátanos con mole son considerados un sabroso postre, ideal para comer a cualquier hora. Es la mezcla perfecta entre las culturas maya y española, ya que el chocolate, ingrediente principal, se mezcla con ajonjolí, chiles y canela. Si tienes la oportunidad de probarlos, no la dejes pasar. Frijoles con chicharrón La última e igualmente deliciosa receta tradicional de Guatemala son los famosos frijoles colorados con chicharrón, un platillo típico que se hace principalmente en Chimaltenang. Este platillo se prepara con frijoles, jitomates y cebolla, aunque el secreto del caldo está en la pepita de ayote tostada y molida. ¿Has probado alguno de estos platillos tradicionales de Guatemala nombrados Patrimonio Cultural
La forma que tiene el cuerpo de comunicarse físicamente con nosotros es a través del dolor, de la incomodidad, de la sed, del hambre. El apetito es una sensación que llega en varios momentos del día y por la cual tenemos la necesidad de ingerir alimentos; malo cuando llega sin previo aviso, cuando comemos sin sentirla, cuando aun después de comer no cesa. A través del apetito es que nuestro cuerpo expresa una insatisfacción que no siempre es corporal. En un estado de consciencia plena –en conexión al presente, en sincronía con el cuerpo y sus sensaciones- podemos identificar plenamente desde dónde se produce el apetito. Para ello hay que hacer una observación interna: en el dentro se resguardan más que órganos; en el dentro se expresan un sinfín de sensaciones que siempre tienen algo que contarnos sobre nosotros mismos.  Tener una buena comunicación con el cuerpo es elemental para la conservación de la salud y por supuesto, para dejar de pelear con la comida, para dejar de saltar de una dieta a otra, para dejar de enemistarnos con el afuera cuando en realidad lo que sucede es que hay una desconexión con el dentro. La comunicación con el cuerpo no es una locura del new age. La comunicación corporal significa aguzar los sentidos hacia lo más tangible que tenemos; tomarse el tiempo y el espacio para escuchar al cuerpo. Basta con respirar un par minutos tomando conciencia de la inhalación y la exhalación e ir escaneando cada una de las partes del organismo –sí, como si fuéramos una máquina de rayos x–. “Esta es mi nariz. Esta es mi boca, mis vísceras, mis músculos, mi sangre, mi piel…” A partir de unos instantes notaremos cómo se encuentra mi dentro: qué duele, qué se siente bien, qué le hace falta. La meditación, entonces, se convierte en un diálogo corporal en el que el sabio más sabio nos revela su estado anímico, físico y emocional.  A partir de esta práctica diaria comenzaremos a tomar mejores decisiones alimenticias y, por supuesto, identificaremos desde dónde viene el hambre que experimentamos. Según Jane Chozen Bays, una escritora y teórica del mindful eating, existen siete tipos de hambre. Hambre visual: surge, por ejemplo, cuando vemos un pastel siendo cortado y de cuyo esponjoso interior emerge una lava de chocolate derretido. Es el llamado food porn: estímulos hechos a través de la comida que despiertan la sensación de quererlo ¡ya! Hambre olfativa: ¿existe algo más seductor que el aroma que arroja una olla de tamales? ¿Las notas de un café? ¿Unas galletas en el horno? No lo creo. Todo eso es una cubetada de agua a esa hambre que se despierta a través de la nariz. Hambre bucal: muchos de nosotros la vivimos en la pandemia; llega con el impulso de querer masticar algo, roerlo, porque sentimos angustia, porque experimentamos ansiedad. Ésta no encontrará saciedad hasta que la crisis ceda o la conciencia del momento y de lo que estamos sintiendo, aterrice en nosotros. Hambre estomacal: esta es producto de la vacuidad, o al menos de tener espacio en el órgano al que algunos médicos orientales llaman el segundo cerebro. Es normal tener hambre estomacal después de algunas horas de ayuno. Hambre celular: el hambre que las embarazadas expresan en antojos. Se basa en los requerimientos del cuerpo pues según sus cálculos perfectos y sabios, existe un déficit de nutrientes o una conversión desbalanceada entre energía y fuentes de poder. Este tipo de apetito suele aparecer tras el ejercicio intenso. Hambre mental: llega a nosotros cuando un estímulo enciende un recuerdo de la infancia, de lo que consideramos relevante culturalmente o de lo que aprendimos que era delicioso. Esta hambre nos salta en la cabeza cuando estamos a dieta o restringidos de alimentos; cuando extrañamos eso que nos cocinaban en casa o que evoca algún momento feliz. Hambre del corazón: cuántas veces nos hemos comido la falta de dulzura, de alegría, de amor, el abandono o el rechazo. Esta es el hambre que busca desesperada –y también inasequiblemente– cerrar una grieta emocional a través de kilos y litros de comida y bebida. Intentamos llenar un vacío emocional con algo físico en el que más pronto llega la culpa y el castigo que la alegría. Por esta razón es que los psicólogos recomiendan no convertir la comida en castigo ni en recompensa al educar a los hijos.La meditación o la práctica de mindfulness (tomar conciencia del aquí y el ahora durante varios minutos al día), nos hace contactar claramente con los pensamientos, las emociones y, por supuesto, con el organismo. Si nos tomamos el tiempo para conocerlo iremos aprendiendo sobre sus carencias, sobre cómo manifiesta las faltas emocionales y sobre sus necesidades fisiológicas. Al final, escuchando al sabio, tomarás mejores decisiones alimenticias. Mejores decisiones en general, pues.
Bueno para la salud, tiene varios usos culinarios y también puede usarse para limpiar el hogar, también es ideal para los animales domésticos. Todo esto es parte de los múltiples usos de para qué sirve el vinagre de manzana.El vinagre de manzana es un remedio casero popular utilizado durante siglos en la cocina y la medicina. Muchas personas afirman que puede aliviar una amplia gama de problemas de salud y en efecto, tiene varias propiedades, incluidos efectos antimicrobianos y antioxidantes.La evidencia científica sugiere que posiblemente podría ofrecer beneficios para la salud, como:ayudar a perder pesoreducir el colesterolbajar los niveles de azúcar en sangremejorar los síntomas de la diabetesAunque para estos beneficios se requiere da más investigación, el vinagre de manzana sí tiene varios usos prácticos en casa, como los siguientes.En la cocinaEl vinagre de manzana sabe muy bien y se puede usar en ensaladas, jugos y en una serie de recetas cocidas y en conservas, como encurtidos. En recetas cocinadas, el vinagre puede ayudar a crear un sabor agridulce profundo y sabroso. También puedes usarlo en una variedad de aderezos y salsas para acompañar papas fritas y crudités de frutas y verduras. En el bañoUsar vinagre de manzana para acondicionar el pelo es un remedio casero efectivo que mejora la condición y el equilibrio del cabello. Diluir 1/3 de vinagre en 2/3 de agua hace un enjuague perfecto para que el cabello sea más fácil de cepillar, esté menos grasoso en las raíces y mucho menos seco en las puntas. El vinagre también puede tener un efecto aclarante muy suave. Para mascotasSe dice que el vinagre de sidra de manzana es un aditivo dietético beneficioso para los perros. También se puede usar para ayudar con las infecciones por hongos en sus patas y otras dolencias menores de la piel de las mascotas, aunque, por supuesto, siempre debes llevar a los animales con un veterinario calificado.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD