Grasas buenas y grasas malas
Dietas

Grasas buenas y grasas malas

Por Kiwilimón - Noviembre 2013
Solemos pensar en la palabra grasa y asociarla con algo malo para la salud y la dieta. Por lo contrario, hay algunas que ayudan al metabolismo así como a la salud y a mantenerse en forma, el truco está en distinguir cuáles son las que benefician tu estilo de vida. Las grasas tienen una muy mala reputación. Basta con ir al supermercado y pasearse un par de veces por los pasillos para ver que estamos obsesionados con los productos con 0% grasa y sin calorías, cuando en realidad, sí las necesitamos tanto para tener energía como para realizar funciones mentales diarias y hasta mantenernos sanos emocionalmente. El punto es que hay que separar lo bueno de lo malo. En definitiva las grasas transgénicas y saturadas son aquellas a las que culpamos por la obesidad y por no ayudar a mejorar la salud y tenemos razón en alejarnos de ellas. Pero por lo contrario, las grasas monosaturadas, polisaturadas y el Omega 3 son responsables de todo lo contrario: controlar tu peso, mantener agilidad mental, combatir enfermedades crónicas y hasta evadir la fatiga. Por lo tanto la decisión no debe ser alejarse de las grasas, debe ser reemplazar las dañinas con aquellas que pueden traer beneficios tanto a nuestra figura como a nuestra salud. Un ejemplo de grasa buen es el salmón. Es uno de los ingredientes con mayor contenido de Omega 3 por lo que es un pez bastante graso, pero esto no significa que haga daño, por lo contrario, se ha comprobado que combate las posibilidades de contraer cáncer así como el bloqueo arterial. Otra alternativa es el aguacate, que sí, es casi pura grasa pero no importa pues ayuda con la presión arterial además de ser extremadamente versátil en la cocina. De lo que debemos alejarnos es de aquellas grasas que se encuentran en productos de larga duración como papas fritas enlatadas, refrescos y chocolates o dulces de producción masiva con conservadores. Démonos cuenta que todos estos alimentos también existen en alternativas saludables. Las papas por ejemplo puedes encontrarlas fritas de la misma forma pero orgánicas y hechas con aceite de olivo que ayuda al rejuvenecimiento de la piel y a una mejor digestión. El chocolate por su lado también contiene grasa, pero si es más de 60% cacao puro entonces conlleva un beneficio hormonal extraordinario, en especial para las mujeres. Recuerda que lo ideal para bajar de peso y mantenerse saludable no es comer menos grasa sino mejor grasa, y no es alejarse de aquellos productos que podrían parecer más calóricos sino de aquellos que puedan desbalancear tu organismo. A final de cuentas todo esto es una buena noticia, productos como el aguacate, el salmón y el cacao son favoritos de muchos y recomendamos que los consumas pues pueden ayudarte tanto a bajar de peso como a mantenerte saludable.  

Recetas con Grasas Buenas

Receta de Salmón Poché

Ingredientes: - 1 poro - 2 limón amarillo - 1 apio - 2 zanahorias - 1 cucharada de pimienta entera - 2 hojas de laurel - 1 rama de tomillo - 4 filetes de salmón con piel - 1 manojo de eneldo fresco Haz click aquí para ver el procedimiento y el video para preparar esta receta.  

Receta de Dip de Aguacate y Atún

Ingredientes: - 1 aguacate - 90 gramos de queso doble crema - 1 lata de atún en lata - 1 lata de chile jalapeño en escabeche - galletas saladas - sal Para ver como preparar esta receta da click aquí.  

Receta de Naranjas de Chocolate – Amargo

Ingredientes: - 150 gramos de chocolate semi-amargo - 250 gramos de agua - 250 gramos de azúcar - 2 naranjas de piel gruesa Da click aquí para ver el procedimiento para preparar esta receta.  

"Deja de comer grasas malas y opta por las grasas buenas."

Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿La hora de la comida se convierte en una batalla campal en tu casa? ¡Aguas! Lo que podría parecer un simple berrinche puede convertirse en un mal hábito. Se considera a un niño o niña como “picky eater” cuando se niega a probar nuevos alimentos, no come la cantidad que le corresponde, rechaza la comida saludable o simplemente no quiere sentarse a comer. Si bien para muchos niños solo es una etapa, la edad en que dejan de ponerle “peros” a la comida puede variar.¿Por qué los niños se hacen quisquillosos con la comida?Normalmente se asocia este tipo de comportamientos a la etapa en la que el niño trata de demostrar su autoridad, alrededor de los 2 años; sin embargo, también puede tratarse del rechazo a ciertas situaciones (falta de una rutina para comer, peleas en la mesa, mal ambiente familiar), algún problema de salud que le impida comer apropiadamente, como el reflujo, o simplemente fue acostumbrado a ciertos alimentos o sabores desde temprana edad.Consejos para hacer que tu hijo coma saludablemente:Haz que la comida sea toda una experiencia: crea un ambiente atractivo con cosas que le interesen, como hablar de su caricatura o actividad favorita. Trata de mantener un ambiente relajado, sin peleas ni distracciones como la televisión.Dale nuevos alimentos poco a poco: procura darle alimentos que le gusten junto con alimentos nuevos, con sabores que combinen, que no sean tan fuertes para su paladar y en porciones pequeñas. Por ejemplo, puedes preparar unos macarrones con queso con unos trozos de champiñones.Preséntale su plato de maneras divertidas: ya sea en forma de caritas, en platos atractivos o en presentaciones novedosas. Da clic AQUÍ para descubrir recetas deliciosas diseñadas especialmente para los pequeños del hogar. Debes poner el ejemplo: no solo le pidas que él coma saludablemente, tú también hazlo. Coman juntos algún plato fuerte o alguna colación durante el almuerzo u ofrécele tu colación de fruta por la tarde. Compartan el hábito de comer cosas saludables.Cambia los menús: puedes incluir un día con su comida favorita, mientras que los días restantes puedes cambiar el menú cada semana, de manera que siempre esté esperando la sorpresa de lo que comerá ese día.Tener un picky eater en casa complica la planeación de los menús de la semana, pero con un poco de imaginación, juntos tu pequeño y tú descubrirán que la hora de la comida es de los mejores momentos para compartir en familia.Si ya no tienes ideas para el menú de la semana, estas recetas te sacarán del apuro:Tacos de hot cakes con frutaNuggets de pollo con quinoaSándwich de huevo caracol
Los mariscos son deliciosos, pero también pueden ser peligrosos si no se refrigeran apropiadamente. Evita problemas de salud conociendo cómo debes almacenar los mariscos y los días que pueden durar refrigerados.Primero que nada, ¿en qué debes fijarte para elegir mariscos en buen estado?Si un marisco se encuentra ya en estado de descomposición, no importa si lo guardas en el refrigerador o en el congelador, simplemente ya no sirve y no debes usarlo para cocinar. Estos son los principales aspectos que debes revisar al momento de comprar mariscos:Los caparazones de los mariscos, como las ostras o las almejas, deben estar enteros, es decir, sin grietas. Si te encuentras con un caparazón quebrado, no compres ese marisco.Para comprobar la frescura de los mejillones, ostras y almejas hay un truco muy sencillo. Golpea suavemente el caparazón. Si este se cierra, esto significa que el marisco aún está vivo, en caso contrario, mejor no lo compres.Los cangrejos y las langostas deben comprarse vivos, ya que se echan a perder muy rápidamente. Así que cuando los vayas a comprar asegúrate de que las patas se mueven, el caparazón está firme y la cola se encuentra recogida (no extendida).¿Cuántos días duran los mariscos refrigerados?Es muy importante que prestes atención a la manera en que guardas los mariscos. A diferencia de la carne de res que puede estar en el refrigerador sin problemas por varios días, los mariscos tienen una caducidad mucho menor. Recuerda que el consumir mariscos pasados o en mal estado puede provocar alguna infección o problema de salud, así que mejor ahórrate esos inconvenientes almacenando los mariscos de acuerdo con estas indicaciones.Los camarones, ostiones, langosta y calamares frescos solo pueden refrigerarse dos días (no más). En el congelador tienen un mayor tiempo de caducidad, ya que aguantan entre tres y seis meses.En el caso de los mariscos cocidos, si se cocina el mismo día que se consume, pueden refrigerarse hasta tres días. Si no preparaste tú la comida, checa directamente con el fabricante las indicaciones de consumo para saber cuánto tiempo más puede almacenarse el platillo en el refrigerador.De cualquier manera, es muy importante que antes de consumir mariscos (cocidos o frescos) que han estado refrigerados o congelados, revises su estado general. El olor de estos nunca debe ser agrio o parecido al amoniaco.Aunque no son mariscos, los pescados también deben almacenarse con cuidado para evitar que se descompongan. La recomendación es que los pescados (magros y grasos) pueden estar en el refrigerador como máximo dos días, y en el congelador desde seis hasta ocho meses.Recuerda revisar periódicamente la temperatura de tu refrigerador, la cual debe estar en 4° C, y la del congelador en -18° C.¿Te encantan los mariscos? Entonces no puedes perderte estas recetas fáciles: Tostadas de pulpo adobadoAros de Calamar en caldo de mostaza picositaEsquites de camarón y chile guajillo
Incorporar bebidas vegetales en tu dieta diaria es una manera excelente de cuidar tu alimentación y llevar un estilo de vida más saludable, ya que más allá de limitar tu consumo de calorías y de proteínas de origen animal, las bebidas vegetales te permiten disfrutar de alimentos nutritivos y deliciosos en todo momento. Si aún no has probado las bebidas vegetales, estos 10 beneficios te animarán a incluirlas en tu alimentación.La fibra presente en las bebidas vegetales ayuda a tener una mejor función digestiva y a conservar un mejor estado de salud. Según la OMS, al día se deben consumir 25 gramos de fibra dietética.Las bebidas vegetales aportan mucho calcio. De hecho, en tan solo 8 onzas consigues todo el calcio que necesitas al día.La gran mayoría de las bebidas vegetales están hechas a base de granos o cereales, los cuales no contienen colesterol.Las bebidas elaboradas con coco favorecen la pérdida de peso. Se cree que los triglicéridos de cadena mediana presentes en el coco aumentan la sensibilidad a la insulina, lo que ayuda a perder peso.En el caso de las bebidas vegetales de almendras éstas cuentan con un alto porcentaje en fibra, lo cual ayuda a mejorar los problemas gastrointestinales.El consumo de bebidas vegetales hechas con coco puede ayudar a reducir los niveles de colesterol malo, el cual está asociado con enfermedades cardiovasculares.Las bebidas de almendras tienen la gran ventaja de contener altos niveles de ácidos grasos monoinsaturados, lo que hace que sea un alimento útil en la pérdida de peso y en la reducción de colesterol malo.El arroz, ingrediente principal de algunas bebidas vegetales, es una fuente rica en vitaminas del complejo B, como tiamina, niacina y riboflavina. Estas ayudan a mantener en buen estado el sistema nervioso, la piel y los ojos. style='mso-spacerun:yes'>En general estas bebidas tienen pocas calorías, por su origen vegetal. Y, muchas de ellas son enriquecidas con vitaminas y minerales para complementar sus nutrientes naturales.Las bebidas de arroz son ideales para las personas muy activas o aquellas que realizan algún deporte. Se recomienda beber una bebida vegetal de arroz antes de hacer ejercicio por sus niveles de carbohidratos.Disfruta el placer de llevar un estilo de vida pleno y sin remordimientos mientras cuidas tu salud con las bebidas vegetales de Nature’s Heart. Hechas a base de ingredientes naturales, como coco, almendra y arroz, las bebidas vegetales de Nature’s Heart son el complemento ideal para una alimentación saludable y deliciosa.Con estas recetas podrás preparar alimentos ricos y sencillos usando bebidas vegetales:Crema de Brócoli con almendra sin lácteosAtole de Café bajo en CaloríasGalletas de Jengibre veganas
La moringa es un árbol originario de la India, pero gracias a sus múltiples propiedades se ha dado a conocer en todo el mundo. La principal característica de este árbol es que prácticamente todas sus partes pueden consumirse, en especial las hojas y las vainas. Aunque existen muchas presentaciones, las maneras más comunes de encontrar la moringa en el mercado son en polvo, cápsulas o directamente las hojas.Si aún no has probado el “árbol milagro”, estos usos te animarán a incorporar la moringa en tu dieta diaria.Es un potente atioxidanteSe ha descubierto que los altos niveles de radicales libres en el cuerpo provocan estrés oxidativo, el cual está asociado con enfermedades del corazón y diabetes tipo 2. De acuerdo con un estudio publicado en Science Direct, la moringa contiene varios componentes que ayudan a combatir la oxidación, como vitamina C, betacaroteno, quercetina y ácido clorogénico. Y lo mejor es que no necesitas mucho para notar los cambios. Según una investigación en el Journal of Food Science and Technology, es suficiente con tomar 7 gramos de moringa (aproximadamente una cucharada y media) todos los días durante tres meses para aumentar los niveles de antioxidantes en la sangre.Protege la Salud del CrebroLa moringa tiene la fabulosa propiedad de cuidar la salud cerebral debido a que es un alimento rico en antioxidantes y potenciador de las actividades neurológicas. Su alto contenido en vitamina E y C protege contra la oxidación que puede dañar el funcionamiento cerebral. De igual manera, ayuda a conservar la memoria y a mantener la salud mental. Se ha descubierto que incluso la moringa puede ser un tratamiento efectivo en los casos de Alzheimer. De acuerdo con un estudio publicado en el Journal Neurosciences in Rural Practice,el consumo de moringa ayuda a potenciar la memoria y a reducir los síntomas de esta enfermedad.Ayuda a reducir los niveles de colesterol y azúcar en la sangreSe ha descubierto que la moringa, al igual que otras plantas, ayuda a reducir el colesterol malo. Los resultados de una investigación publicada hace algunos años ya señalaban las propiedades terapéuticas de la moringa en la prevención de enfermedades cardiovasculares. Asimismo, algunos estudios han relacionado el consumo de moringa con la disminución de los niveles de azúcar en la sangre.Una pequeña investigación realizada con seis personas que padecen diabetes demostró que el añadir 50 gramos de hojas de moringa a la comida reduce el aumento de azúcar en la sangre en un 21%. Estos son algunos otros usos de la moringaIngerida: Podría aumentar la producción de leche Podría reducir los síntomas de asmaControla malestares del sistema digestivo, como gastritis, diarrea o úlceras.Aplicada sobre la piel:Combate las infecciones en la pielAyuda a curar mordidas de víboraTrata los síntomas de la gingivitisRecuerda consultar con tu doctor antes de hacer cambios en tu dieta.
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD