Hipnosis, ¿ayuda a bajar de peso?
Dietas

Hipnosis, ¿ayuda a bajar de peso?

Por Kiwilimón - Septiembre 2013
Este inusual método tiene sus allegados y detractores, pero, ¿de verdad sirve o es un simple método de publicidad?   Por sorpresivo que parezca la facultad de medicina de Harvard ha comprobado, gracias a su psicoterapista Jean Fain, que algunos métodos usando en la hipnosis sirven para bajar de peso. Lejos de ser sólo una teoría o mentiras, existen algunas bases científicas que comprueban que este método puede ayudar no sólo a quienes quieren bajar de peso sino también mantenerse fuertes ante las tentaciones de romper la dieta. Ahora, uno necesita de un experto para entrar en el llamado trance, pero lo que sí podemos aplicar a nuestra vida diaria son algunos de los puntos cardinales de la hipnosis. Aquí los más importantes.  

La respuesta está en el interior

Lo primero es darse cuenta y aceptar que todo lo que necesitas está dentro de ti. No se necesitan pastilla ni suplementos, aparatos o dvds, lo único que se requiere es que te convenza de que en ti está el cambio. Una vez que aceptes esto sentirás más poder y determinación pues sabrás que tienes lo que se necesita.

Ten en cuenta lo que comes

Un paso inicial para la terapia de hipnosis es llenar tu mente de toda la información que necesitas sobre lo que comes. Empezar un diario sobre tus comidas te ayudará a registrar lo que comes y aunque creas que no lo recuerdas en tu inconciente tendrás la información que te obligará a comer mejor si es que en uno de esos días fuiste un poco débil.

Un buen mantra siempre ayuda

Repetirte a ti mismo una frase puede sonar de locos, pero la realidad es que si te dices el mismo mensaje a a diario por 15 minutos entonces tu cerebro empieza a responder con cambios de conducta positivos. Tú puedes decidir qué mensaje darte, puede ser desde un “come mejor, hazlo por tu salud” hasta un “la felicidad proviene del comer bien”. Sea lo que sea relacionado con la buena alimentación ayudará a poner información sensible en tu subconsciente para después evolucionarla hacia acciones.

Recaer es algo bueno

Para muchos, fallar en la dieta o hasta reprobar un examen es síntoma de fracaso y dejamos de intentar. Por lo contrario, el cerebro está diseñado para encontrar errores puntuales en nuestro comportamiento y corregirlos, es así como aprendemos a manejar y hablar. Así que cuando te comas un chocolate de más, velo como una oportunidad, analiza en qué situación fallaste y retén esa información para saber cómo evitarla la próxima vez.

Recompensas positivas

Cuando llegues a tu peso ideal o aún mejor, cada vez que pierdas un par de kilos regálate una cena o comida indulgente. No pasa nada, no recuperarás esos dos kilos por una sola comida y además tu mente lo verá como una recompensa para continuar con el buen trabajo.  

Recetas para Bajar de Peso

Receta de Ceviche de camarón con mango

Ingredientes: - 1 rodaja de camarón pelados, desvenados y pre cocidos - 2 mangos maduros cortados en dados - 1/4 de taza de cilantro finamente picado - 1/2 cebolla roja picada - 3 limones - salsa tabasco - chiles piquín Haz click aquí para ver el procedimiento para preparar esta receta.  

Receta de Rollos vietnamitas de atún

Ingredientes: - papel de arroz - 2 pepinos cortados finamente en tiritas - 2 cucharadas de soya - 2 cucharadas de salsa siracha - 1 1/2 cucharadas de vinagre de arroz - 1/2 cucharadita de azúcar - 1/2 cebolla morada chica finamente picada - lechuga francesa - 1 litro de agua para hervir - 1/2 paquete de noodle vermicelli - 3 filetes de atún - cilantros sin tallos - menta - sal al gusto - pimienta al gusto - aceite de oliva Para ver como preparar esta receta da click aquí.  

"¿Te atreves a probar bajar de peso con hipnosis?"

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La próxima semana se celebra el Día del Niño y es una oportunidad perfecta para disfrutar con plenitud de tus pequeños. Una buena comida, un buen restaurante o una buena receta son grandes opciones para sorprenderlos.Según datos de la OMS, son 129 millones los niños y adolescentes que padecen de obesidad en el mundo, lo que ya alertó al organismo mundial. Por ello, nosotros desde casa podemos aportar, intentando alimentar a nuestros pequeños de la mejor manera. Los vegetales nunca pueden faltar, ya que aportan vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra. Se pueden incorporar verduras en sus guisos, cremas o ensaladas. La fruta también es muy importante, pero procura dársela en trozos enteros, no en zumo. La carne y los pescados también aportarán grandes cosas a los niños, pues son fuente de hierro, proteínas y ayudan a prevenir enfermedades en un futuro. También deberás integrar cereales integrales, legumbres y frutos secos. En tanto que deberás evitar en tus hijos los alimentos procesados, azúcares añadidos y harinas refinadas. Aquí les dejo algunos tips para introducir a los niños al mundo gourmet:Permitirles escoger algunos de los ingredientes y el resto escogerlos lo más gourmet posible para irlos introduciendo a nuevos sabores.Contarles historias reales con un toque de fantasía sobre el origen de los ingredientes que llevan los platillos.El tenedor de los papas es el platillo de los niños, así lo que les gusta lo piden.Darles a probar de todo pero no obligarlos a comer, respeto es la base.Procura llevarlos a los mismos restaurantes que tú, así sea un taco en la calle o un restaurante fino para educar el paladar. Evita las cadenas comerciales para niños.Desde el principio enseñarles que un gourmet disfruta todo lo que tenga calidad y sepa rico, así también serán exigentes.El resto vine desde casa, es importante promulgar con el ejemplo y respetar a los meseros y dejar buena propina si es que los atendieron bien.Estas son algunas reglas básicas para enseñarle a tus hijos a que disfruten más de la comida que finalmente lo que buscamos es que sepa sabroso sea lo que sea.
La próxima semana se celebra el Día del Niño y es una oportunidad perfecta para disfrutar con plenitud de tus pequeños. Una buena comida, un buen restaurante o una buena receta son grandes opciones para sorprenderlos.Según datos de la OMS, son 129 millones los niños y adolescentes que padecen de obesidad en el mundo, lo que ya alertó al organismo mundial. Por ello, nosotros desde casa podemos aportar, intentando alimentar a nuestros pequeños de la mejor manera. Los vegetales nunca pueden faltar, ya que aportan vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra. Se pueden incorporar verduras en sus guisos, cremas o ensaladas. La fruta también es muy importante, pero procura dársela en trozos enteros, no en zumo. La carne y los pescados también aportarán grandes cosas a los niños, pues son fuente de hierro, proteínas y ayudan a prevenir enfermedades en un futuro. También deberás integrar cereales integrales, legumbres y frutos secos. En tanto que deberás evitar en tus hijos los alimentos procesados, azúcares añadidos y harinas refinadas. Aquí les dejo algunos tips para introducir a los niños al mundo gourmet:Permitirles escoger algunos de los ingredientes y el resto escogerlos lo más gourmet posible para irlos introduciendo a nuevos sabores.Contarles historias reales con un toque de fantasía sobre el origen de los ingredientes que llevan los platillos.El tenedor de los papas es el platillo de los niños, así lo que les gusta lo piden.Darles a probar de todo pero no obligarlos a comer, respeto es la base.Procura llevarlos a los mismos restaurantes que tú, así sea un taco en la calle o un restaurante fino para educar el paladar. Evita las cadenas comerciales para niños.Desde el principio enseñarles que un gourmet disfruta todo lo que tenga calidad y sepa rico, así también serán exigentes.El resto vine desde casa, es importante promulgar con el ejemplo y respetar a los meseros y dejar buena propina si es que los atendieron bien.Estas son algunas reglas básicas para enseñarle a tus hijos a que disfruten más de la comida que finalmente lo que buscamos es que sepa sabroso sea lo que sea.
El Día del Niño es un momento para honrar a aquellos cuya fresca línea del tiempo está enmarcada por los aprendizajes y por el derecho a sentirse cuidados y protegidos. Pero, ¿qué es para un niño sentirse seguro? No es vaciar en ellos el compendio de necesidades maslowianas. Es hacerlos sentir amor, cercanía y sí, ponerles algunas reglas. A la hora de la comida, los límites no se salvan. Más allá de las medidas de convivencia, importa más el qué que el cómo. Lo que aprenden sobre la alimentación en sus primeros años es una suerte de herencia. La cosa está así: si los educamos a comer sano muy probablemente les regalaremos salud en el futuro. Y eso no es poca cosa. Eso sí, sin privarles el derecho a ser niños: no hay pizza mala si aparece mágicamente en la sala de la tele de vez en cuando. El tema de ser padre no es fácil. Imagino el dilema de muchos que desean lograr que sus hijos coman sano sin que los miren feo. Al final la mejor lección es el ejemplo. Ya lo decía Juan Gabriel: lo que se ve no se pregunta. En ese sentido hablarles de comer saludable no será tan poderoso como que te vean disfrutando de un plato desbordado en verduras. Jennifer Asencio, una de las nutriólogas de Kiwi Te cuida, numeró algunos consejos que te ayudarán en esa titánica y elemental tarea: la de crear buenos hábitos alimenticios en los niños para regalarles salud.1. El mejor desayuno, comida o cena es el que contiene los tres grupos de alimentos: carbohidratos, proteínas y lípidos. De los cereales hay que usar de preferencia los que son de bajo índice glucémico, como las tortillas. “Acostumbra a tus hijos a comer tortillas, a comer tostadas horneadas; evita que coman harinas procesadas como pan porque además son adictivas”, comenta Jennifer. Un buen desayuno sería un huevito estrellado sobre una tortilla al comal y decorado con rebanadas de aguacate y jitomate en forma de palmera. Rico y vistoso. 2. Los niños siempre nos pedirán comida chatarra y postres. Todo depende de la cantidad que les demos. Hazles las porciones más pequeñas, raciona para la semana. Invítalos a cuidarse y a comerlos una o dos veces por semana. 3. Enséñales a tener otro tipo de postres: una fruta es un postre, unos cacahuates, unas nueces, almendras o pistaches, también lo son. “Tenemos que cambiar la mentalidad de nuestros hijos. No por nada México ocupa el primer lugar en obesidad infantil”.4. Crea buenos hábitos alimenticios y horarios: que desayunen antes de empezar sus clases. Dales un refrigerio a media mañana, una comida completa por la tarde, un pequeño snack a la mitad de la tarde y la cena. Así estarán saciados antes de que se les ocurra pensar en comida chatarra. “Opta por snacks saludables: puedes picarles jícama entre comidas, preparar palomitas naturales sin mantequilla”, recomienda Jennifer. 5. La dieta de un niño es más que deditos empanizados y nuggets 24/7. Después de los tres años un niño puede comer de todo. “Si no los acostumbras desde pequeños, los niños no querrán comer, por ejemplo, un pescado a las finas hierbas”. 6. Inventa formas de comer. Hazles divertido el momento. Permite que toquen sus alimentos, los huelan. Dale forma y color a los platillos. “Hay que enseñarles que no le tengan miedo a la comida, que la disfruten, que la saboreen, que la tomen entre sus dedos para que empiecen a tener una relación amable y amistosa con ella”.7. Invita a tu hijo a la cocina. Entablar una comunión entre tu hijo y la comida lo hará acercarse a ella positivamente. “Dense oportunidad de comer un poco de chocolate mientras cocinan, disfruten el momento”. Ponles tareas fáciles que además los ayuden en su coordinación motora como revolver el huevo, hacer las bolitas en unas tortitas de atún o unas albóndigas. 8. Sé prudente con los alimentos azucarados. Un pan con leche no es un desayuno sano para todos los días. 9. Elige alimentos reales. No bases tu dieta ni la de tus hijos en alimentos procesados. “No está mal darles pizza de vez en cuando. Nada mejor que prepararla en casa haciendo tú misma la masa mientras ellos hacen el mismo procedimiento en su mesita. Pongan juntos los ingredientes y disfruten. Así crearán un lindo momento y comerán menos calorías”.10. Enséñales a relacionarse sanamente con los alimentos: de preferencia no establezcas con ella premios o castigos. Es importante que sepan que los dulces son pequeños lujos que les darás a veces, porque deseas cuidar de ellos. Si ya te dio ganas de cocinar junto a tus hijos, aquí te dejo algunas ideas divertidas. No te preocupes. El resto de la semana ya les prepararás recetas saludables que seguro les van a encantar. 
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD