La dieta azul
Dietas

La dieta azul

Por Kiwilimón - Octubre 2013
Cada vez hay más información acerca de los antioxidantes y sus efectos en la salud. Los colores de las frutas y las verduras son, en su mayoría, sustancias extraordinarias que protegen a las células contra diversas enfermedades, toxinas y radicales libres, entre otras. Se ha estudiado mucho el licopeno, sustancia que contienen, por ejemplo, el jitomate y la mayoría de las verduras rojas o naranjas; el cual es un protector extraordinario contra el cáncer. Ahora el color azul parece estar de moda. Si la luz es azul en el refrigerador, los investigadores prometen menos apetito y una mayor capacidad de seleccionar adecuadamente la comida. Ya hay lentes de color azul para ponérselos antes de comer e ingerir menos y de manera más selectiva y moderada.  

La dieta azul

Alimentos azules

El color azul de los alimentos protege a las arterias, los capilares y mejora el movimiento articular, por lo que son muy útiles en casos de artritis. Se dice que son rejuvenecedores porque previenen la oxidación celular postergando el envejecimiento. Las frutas y los vegetales azules y morados contienen, además, vitaminas y minerales fundamentales para nuestra buena salud. Todos ellos tienen un extraordinario contenido de nutrimentos.

Moras

Su alto contenido de color azul se debe a sustancias altamente poderosas que previenen enfermedades y que luchan contra infecciones. Se ha comprobado que las moras ayudan a la memoria de corto plazo, a la inteligencia, la visión nocturna y a la coordinación. Todos los colorantes están asociados a la prevención del cáncer, pues son protectores celulares.  

Acai

Fruta brasileña cuyo color azul-morado contiene una gran cantidad de antioxidantes de muy buena calidad. En puntaje, se conoce a esta fruta como una de las más ricas en este tipo de compuestos. Las frutas como las moras y el acai contienen ácidos importantes como el oxálico, el málico y el cítrico. El problema es que si se consumen en exceso, los oxalatos pueden intervenir con la absorción de calcio, así que la recomendación es no comerlos junto con los lácteos. Este tipo de frutas contienen también vitamina C y vitamina A, otros dos protectores celulares.  

Berenjena

También contiene sustancias antioxidantes y fitonutrientes, llamados antocianinas, que neutralizan los radicales libres. Estas sustancias nutritivas hacen que se estabilice la producción de colágeno en nuestro cuerpo y los tejidos permanezcan más firmes, previniendo el envejecimiento prematuro.  

Pescados azules

Son bien conocidos por ser pescados de aguas frías y con alto contenido de Omega 3 y 6, protectores cardiacos y de todo el sistema circulatorio.  

Ciruelas azules

Muy buenas para la digestión y altas en contenido de fitonutrientes protectores celulares.  

Higos

Son ricos en azúcares naturales, agua y fibra. Los que se comen con cáscara contienen una alta cantidad de antocianinas, estos componentes naturales de frutas con colores en el rango azul y violeta, actúan en nuestros sistemas como antioxidantes potentes.  

Uvas

Los polifenoles son compuestos químicos que también influyen en el color de estos alimentos y sobre todo, en su sabor; se encuentran en la piel, la pulpa y las semillas de las uvas, entre otros alimentos. Además, las uvas contienen Resveratrol, un antioxidante que tiene la capacidad de seleccionar las células cancerígenas y destruirlas.  

Vino tinto

Las antocianinas y los polifenoles se encuentran en altas cantidades en el vino tinto y juegan un papel importante en la interrupción de los procesos oxidantes, los cuales están involucrados en varios tipos de cáncer y en los procesos de envejecimiento en general.  

Arándanos

Actualmente no se sabe qué cantidad se debe consumir, pero múltiples estudios muestran que son benéficos para el organismo. Hay frutas cuyas antocianinas tienen beneficios para la piel y las mucosas, como el arándano.   Más opciones: • Ciruelas pasa • Uvas moradas • Pasas • Col morada • Maíz morado • Papa morada Múltiples beneficios: Con los compuestos mencionados se protege el sistema digestivo, se previene también el estreñimiento y se protege enormemente el tracto urinario. Tienen un impacto importante en la salud visual, pues ayudan a las células del ojo a volverse más sensibles. Eso hace la visión más nítida, ayuda a disminuir el cansancio o hasta a las infecciones en los ojos. Ingredientes: - 2 berenjenas medianas - 12 lonchas de jamón serrano - 16 langostinos crudos - 75 gramos de queso curado rallado - 8 cucharadas de salsa de tomate - aceite de oliva - sal gruesa - 25 gramos de mantequilla - 1 cucharada de harina blanca - 2 vasos de leche entera - 1 pizca de nuez moscada - sal de mesa - pimienta negra - 12 palitos de madera Encuentra los pasos para preparar esta receta dando click aquí.  

Receta de Ensalada Moras con Trucha

Ingredientes: - 170 gramos de arúgula - 120 gramos de trucha ahumada, troceada - 1 1/2 tazas de mora azul frescas - 6 cucharadas de aceite de oliva extra virgen - 3 cucharadas de vinagre balsámico - 1 cucharada de hoja de menta picadas - 1/2 cucharada de sal - 1/4 de cucharada de pimienta negra molida Para ver los pasos para preparar esta receta haz click aquí.  

Receta de Arándano Cake

Ingredientes: - 275 gramos de arándano - 1 taza de margarina reducida en grasas - 2 1/4 tazas de agua - 1 taza de azúcar splenda para hornear - 2 cucharaditas de bicarbonato de sodio - 2 huevos - 4 1/2 tazas de harina - 1 cucharadita de clavo molido - 1 cucharadita de nuez moscada molida - 1 cucharadita de canela en polvo - 1/2 cucharadita de polvo para hornear - aceite en aerosol Si quieres encontrar los pasos para preparar esta receta da click aquí.     Artículo escrito por       

"Encuentra más recetas para la dieta azul en kiwilimon.com"

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Durante la niñez, la nutrición es parte fundamental para la salud y el desarrollo de las habilidades y capacidades motrices y mentales de las personas. Si nuestros hijos tienen la alimentación adecuada, pueden evitar enfermedades como el sobrepeso, caries, anemia y hasta algunas más severas, como diabetes infantil y hasta cáncer. Pero ¿cuál es la clave de una alimentación sana? Todo se trata del balance entre cantidad y la calidad de los alimentos. Es muy importante que los niños coman de todo, pero de manera moderada y equilibrada, y que se le dé prioridad a los alimentos más naturales y sanos, como verduras y frutas, además de que se eviten los azúcares y los alimentos procesados. El Plato del Bien Comer Una buena forma de asegurarnos de que los niños ¬¬(e incluso nosotros mismos) coman correctamente es el Plato del Bien Comer, una iniciativa de la Secretaría de Salud para ayudarte a entender cómo debe ser una correcta alimentación.¿Cómo funciona el plato del bien comer?El plato del bien comer representa los tres grupos de alimentos que debes incluir en tu dieta diaria y se divide de acuerdo con sus características nutrimentales. El verde representa frutas y verduras; el amarillo representa cereales y tubérculos, y el rojo, leguminosas y alimentos de origen animal.En la zona verde podemos agrupar alimentos que se deben consumir en mayor porción, ya que son nutritivos y tienen muchos beneficios para el bienestar. En este grupo se encuentran las frutas y verduras que tienen vitaminas, minerales y fibras. Se deben consumir unas 5 piezas diarias de frutas y verduras para cumplir con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.Los alimentos en la zona amarilla son los cereales y tubérculos, los cuales brindan la energía necesaria para poder realizar todas las actividades diarias. Se recomienda que la mayor parte del consumo de este grupo sean cereales integrales para aumentar la ingesta de fibra.Además, se recomienda combinar esta porción del plato con leguminosas, fuente de proteínas indispensables para la formación y reparación de los tejidos.Al final, la zona roja está formada por las carnes, los pescados, los lácteos, los huevos, que proporcionan proteínas de origen animal necesarias, y las leguminosas, a las cuales se recomienda darle preferencia a su consumo.Es importante que los niños coman alimentos de todos los grupos, ya que cada uno aporta algo necesario para el organismo, pero se debe hacer en las cantidades indicadas y combinando correctamente unos grupos con otros. Esta labor de alimentación balanceada no sólo se lleva a cabo desde casa. Existen fundaciones como Dibujando un mañana o asociaciones como Comer y Crecer, las cuales velan por el desarrollo de niños y jóvenes, su alimentación y su futuro, y a las cuales puedes apoyar con donativos aquí, para que su trabajo continúe.
Cuando hacemos ejercicio, lo que comemos se convierte en una parte importantísima para lograr nuestros objetivos. De hecho, se ha comprobado que lo que comemos antes y después de hacer ejercicio influye directamente en el entrenamiento y en los resultados. Qué comer antes de hacer ejercicio es tan importante como qué comer después: se trata de obtener y recuperar la energía y los nutrientes que utilizamos, y la alimentación previa al ejercicio físico es la más importante, ya que de ahí tomamos el combustible que necesitamos.Aunque lo mejor es consultar a un especialista en nutrición, para que te arme un plan de acuerdo con tu edad, fisionomía, ritmo de vida, tipo de entrenamiento y objetivo, aquí encontrarás recomendaciones de lo que puedes comer previo y posterior a hacer ejercicio. ¿Qué comer antes de entrenar?Lo que recomiendan los expertos es comer alimentos ricos en carbohidratos, pues estos te ayudarán a tener energía y a mejorar el rendimiento y la resistencia. Procura que estos alimentos sean bajos en grasa y azúcares, y moderados en proteínas, por ejemplo:Un plátano, pues tiene potasio, que te será de gran utilidad a la hora de hacer alguna actividad física, además de que regulará el agua en tu organismo.Tomar agua suena simple pero no lo es. El agua, además de hidratar y mantener la temperatura de tu cuerpo, es importante para evitar calambres y desmayos por la pérdida de electrolitos.La avena es uno de los mejores alimentos que puedes comer antes de hacer ejercicio, pues tiene fibra, potasio y otros micronutrientes que funcionan para mantener el nivel de tus electrolitos. Además, contiene calcio y fósforo, que actúan en tus músculos cuando estás trabajando y hasta en la recuperación. ¿Qué comer después de entrenar?Lo más seguro es que después de hacer ejercicio salgas con mucha hambre, pero es importante que resistas la tentación, evites comer cualquier cosa y mejor tomes decisiones inteligentes en cuanto a qué comer para favorecer la recuperación.Estos son algunos de los alimentos que puedes comer:El huevo es un alimento muy saludable para después de completar una exigente rutina de ejercicio, ya que tiene un alto contenido en proteínas, vitaminas y minerales. Comer un puñado de frutos secos como almendras, nueces o pasas al terminar de hacer ejercicio es idóneo para restaurar energías. Además de sus beneficios nutricionales, están recomendados como alimentos para bajar el colesterol y ayudan a regular la presión sanguínea.Comer proteína, como pollo a la plancha o una lata de atún, te ayudará a obtener lo necesario para la reconstrucción muscular una vez terminado el ejercicio. Recuerda que la alimentación es igual o más importante que el ejercicio para cumplir tus propósitos, y aquí tienes una pequeña guía de lo que puedes consumir para hacer más efectiva tu rutina de ejercicios.
Con la temporada invernal vienen los fríos y con ellos, las enfermedades típicas de este periodo, como la gripa. Sin embargo, la naturaleza es muy sabia y nos brinda frutas con alto contenido de vitaminas y minerales, tales como guayaba, lima, fresa, limón, naranja, toronja, mandarina, kiwi y piña para combatir cualquier resfriado.En México, a lo largo de todo el año y de acuerdo con la época, existen frutas de temporada que son otras que las que se cosecha por mes. Estas frutas son ricas, baratas y accesibles. Además de aportar variedad a la dieta, las frutas de temporada aportan vitaminas y minerales al cuerpo, necesarios para su correcto funcionamiento y adecuados para el cambio de estación.Con el fin de que nunca más vuelvas a comprar un mango verde y fuera de temporada, estas son algunas de las frutas que se dan al año, por mes.Enero: fresa, guayaba, limón, mandarina, melón, naranja, papaya, piña, plátano, tamarindo, toronja, lima y manzana.Febrero: fresa, guayaba, limón, mandarina, melón, naranja, papaya, piña, plátano, tamarindo, toronja, guanábana y manzana.Marzo: fresa, limón, mango, melón, naranja, papaya, piña, plátano, sandía, tamarindo, toronja, guanábana y manzana.Abril: fresa, guanábana, limón, mango, melón, naranja, papaya, piña, plátano, sandía, toronja y tamarindo.Mayo: limón, mango, melón, papaya, pera, piña, plátano y sandía.Junio: limón, mango, melón, papaya, pera, piña, plátano y sandía.Julio: limón, mango, melón, papaya, pera, piña, plátano, sandía y tuna.Agosto: guayaba, limón, mango, melón, papaya, pera, plátano, sandía y tuna.Septiembre: guayaba, lima, limón, mango, melón, papaya, pera, plátano, sandía, toronja y tuna.Octubre: guayaba, lima, limón, mandarina, naranja, papaya, pera, plátano, toronja y manzana.Noviembre: guayaba, lima, limón, mandarina, naranja, plátano, toronja y manzana.Diciembre: fresa, guayaba, lima, limón, mandarina, naranja, papaya, pera, piña, plátano, tamarindo, toronja y manzana.En los mercados de la ciudad podrás encontrar una gran variedad de estas frutas, así que ahora que ya sabes en qué mes se está dando cada fruta, sigue esta guía para saber cómo escogerlas y así te lleves a tu casa lo mejor en estos alimentos.Si buscas cítricos, como la naranja, mandarina, toronja y limón, que te den grandes cantidades de jugo, deberás escoger los que tengan la cáscara lisa y suave, y que tengan un gran tamaño y peso. Podrás conservar los frutos con estas características en refrigeración hasta por diez días y mantendrán sus propiedades intactas.Por otra parte, la guayaba es el fruto predilecto para conseguir un alto contenido en vitamina C. En el mercado habrá varios tamaños y colores, pero sin duda las mejores son las que tienen una cáscara amarillenta con toques rosados y un olor dulce.El jugo de la caña de azúcar contiene 46% de sacarosa, resulta altamente nutritivo y ayuda a combatir los resfriados, la tos y el dolor en los riñones, así que para comprar la mejor en el mercado deberás escoger las recién cortadas, sin manchas negras en la cáscara y corta de los extremos laterales.El tejocote es un fruto que contiene hierro, complejo B y vitamina; se utiliza para el ponche y en los altares de Día de Muertos, por lo que deberás adquirir los que tienen la corteza en color naranja y estén muy firmes; incluso si compras los que aún están verdes podrás madurarlos envolviéndolos en papel de estraza en un lugar cálido.Lo importante al elegir frutas y verduras es que uses tus sentidos y sientas su textura y su firmeza, veas sus colores o incluso huelas la fruta para saber si está madura o no.
Comer no es sinónimo de nutrirnos. Sí, quizá pienses que estás bien alimentado porque comes varias veces al día, pero cabe la posibilidad de que estés malnutrido y no lo sepas.Cuando escuchas la palabra malnutrición, seguramente se te vienen a la mente imágenes de niños en estado de emaciación, donde los huesos son visibles en la piel, es por esto que frecuentemente se nos olvida lo que malnutrición significa.¿Qué es la malnutrición?De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la malnutrición es tanto las carencias como “los excesos o los desequilibrios de la ingesta de nutrientes de una persona”, y abarca dos tipos de afecciones.La desnutrición, la cual abarca el retraso del crecimiento en cuanto a estatura; la emaciación que es el peso menor al que corresponde a la estatura o la edad, y falta de vitaminas y minerales importantes.El segundo es el sobrepeso y la obesidad. Esto se enfoca en todas las enfermedades no transmisibles relacionadas con la alimentación, como cardiopatías, accidentes cerebrovasculares, diabetes y cáncer. A grandes rasgos, el término malnutrición se refiere a comer muy poco, comer mucho, combinar incorrectamente los alimentos, ingerir alimentos con poco valor nutricional o alimentos contaminados.Otro de los pensamientos errados sobre la malnutrición es que se cree que el hambre es un problema que afecta a países tercermundistas, mientras que la obesidad, a países de primer mundo; sin embargo, debes saber que esto es un problema global, que nos afecta a todos.Y no sólo eso, según datos de la OMS, una de cada tres personas sufre algún tipo de malnutrición. Es más común de lo que crees ver a personas con diferentes formas de malnutrición convivir en el mismo país, en la misma comunidad y, a veces, hasta en la misma familia. El problema es tan grave que los gobiernos, así como la Organización Mundial de la Salud y Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, están realizando acciones en conjunto para erradicar la malnutrición. En casa, podemos prevenir esta afección organizando nuestras comidas y haciendo mejor selección de los alimentos que vamos a consumir. Y a nivel comunidad, puedes aportar al trabajo de fundaciones y asociaciones dedicadas a ayudar a niños de escasos recursos a tener una alimentación balanceada, como Dibujando un mañana o Comer y Crecer, y contribuir a que se desarrollen sanos y tengan un mejor futuro.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD