La dieta azul
Dietas

La dieta azul

Por Kiwilimón - Octubre 2013
Cada vez hay más información acerca de los antioxidantes y sus efectos en la salud. Los colores de las frutas y las verduras son, en su mayoría, sustancias extraordinarias que protegen a las células contra diversas enfermedades, toxinas y radicales libres, entre otras. Se ha estudiado mucho el licopeno, sustancia que contienen, por ejemplo, el jitomate y la mayoría de las verduras rojas o naranjas; el cual es un protector extraordinario contra el cáncer. Ahora el color azul parece estar de moda. Si la luz es azul en el refrigerador, los investigadores prometen menos apetito y una mayor capacidad de seleccionar adecuadamente la comida. Ya hay lentes de color azul para ponérselos antes de comer e ingerir menos y de manera más selectiva y moderada.  

La dieta azul

Alimentos azules

El color azul de los alimentos protege a las arterias, los capilares y mejora el movimiento articular, por lo que son muy útiles en casos de artritis. Se dice que son rejuvenecedores porque previenen la oxidación celular postergando el envejecimiento. Las frutas y los vegetales azules y morados contienen, además, vitaminas y minerales fundamentales para nuestra buena salud. Todos ellos tienen un extraordinario contenido de nutrimentos.

Moras

Su alto contenido de color azul se debe a sustancias altamente poderosas que previenen enfermedades y que luchan contra infecciones. Se ha comprobado que las moras ayudan a la memoria de corto plazo, a la inteligencia, la visión nocturna y a la coordinación. Todos los colorantes están asociados a la prevención del cáncer, pues son protectores celulares.  

Acai

Fruta brasileña cuyo color azul-morado contiene una gran cantidad de antioxidantes de muy buena calidad. En puntaje, se conoce a esta fruta como una de las más ricas en este tipo de compuestos. Las frutas como las moras y el acai contienen ácidos importantes como el oxálico, el málico y el cítrico. El problema es que si se consumen en exceso, los oxalatos pueden intervenir con la absorción de calcio, así que la recomendación es no comerlos junto con los lácteos. Este tipo de frutas contienen también vitamina C y vitamina A, otros dos protectores celulares.  

Berenjena

También contiene sustancias antioxidantes y fitonutrientes, llamados antocianinas, que neutralizan los radicales libres. Estas sustancias nutritivas hacen que se estabilice la producción de colágeno en nuestro cuerpo y los tejidos permanezcan más firmes, previniendo el envejecimiento prematuro.  

Pescados azules

Son bien conocidos por ser pescados de aguas frías y con alto contenido de Omega 3 y 6, protectores cardiacos y de todo el sistema circulatorio.  

Ciruelas azules

Muy buenas para la digestión y altas en contenido de fitonutrientes protectores celulares.  

Higos

Son ricos en azúcares naturales, agua y fibra. Los que se comen con cáscara contienen una alta cantidad de antocianinas, estos componentes naturales de frutas con colores en el rango azul y violeta, actúan en nuestros sistemas como antioxidantes potentes.  

Uvas

Los polifenoles son compuestos químicos que también influyen en el color de estos alimentos y sobre todo, en su sabor; se encuentran en la piel, la pulpa y las semillas de las uvas, entre otros alimentos. Además, las uvas contienen Resveratrol, un antioxidante que tiene la capacidad de seleccionar las células cancerígenas y destruirlas.  

Vino tinto

Las antocianinas y los polifenoles se encuentran en altas cantidades en el vino tinto y juegan un papel importante en la interrupción de los procesos oxidantes, los cuales están involucrados en varios tipos de cáncer y en los procesos de envejecimiento en general.  

Arándanos

Actualmente no se sabe qué cantidad se debe consumir, pero múltiples estudios muestran que son benéficos para el organismo. Hay frutas cuyas antocianinas tienen beneficios para la piel y las mucosas, como el arándano.   Más opciones: • Ciruelas pasa • Uvas moradas • Pasas • Col morada • Maíz morado • Papa morada Múltiples beneficios: Con los compuestos mencionados se protege el sistema digestivo, se previene también el estreñimiento y se protege enormemente el tracto urinario. Tienen un impacto importante en la salud visual, pues ayudan a las células del ojo a volverse más sensibles. Eso hace la visión más nítida, ayuda a disminuir el cansancio o hasta a las infecciones en los ojos. Ingredientes: - 2 berenjenas medianas - 12 lonchas de jamón serrano - 16 langostinos crudos - 75 gramos de queso curado rallado - 8 cucharadas de salsa de tomate - aceite de oliva - sal gruesa - 25 gramos de mantequilla - 1 cucharada de harina blanca - 2 vasos de leche entera - 1 pizca de nuez moscada - sal de mesa - pimienta negra - 12 palitos de madera Encuentra los pasos para preparar esta receta dando click aquí.  

Receta de Ensalada Moras con Trucha

Ingredientes: - 170 gramos de arúgula - 120 gramos de trucha ahumada, troceada - 1 1/2 tazas de mora azul frescas - 6 cucharadas de aceite de oliva extra virgen - 3 cucharadas de vinagre balsámico - 1 cucharada de hoja de menta picadas - 1/2 cucharada de sal - 1/4 de cucharada de pimienta negra molida Para ver los pasos para preparar esta receta haz click aquí.  

Receta de Arándano Cake

Ingredientes: - 275 gramos de arándano - 1 taza de margarina reducida en grasas - 2 1/4 tazas de agua - 1 taza de azúcar splenda para hornear - 2 cucharaditas de bicarbonato de sodio - 2 huevos - 4 1/2 tazas de harina - 1 cucharadita de clavo molido - 1 cucharadita de nuez moscada molida - 1 cucharadita de canela en polvo - 1/2 cucharadita de polvo para hornear - aceite en aerosol Si quieres encontrar los pasos para preparar esta receta da click aquí.     Artículo escrito por       

"Encuentra más recetas para la dieta azul en kiwilimon.com"

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Morelia es una capital llena de cultura, pues no sólo año tras año se realiza un festival cinematográfico, también desde hace 10 años se celebra Morelia en Boca, un festival internacional de Gastronomía y Vino que este año se adapta a las circunstancias con un formato híbrido.Con el fin de salvaguardar la cultura gastronómica y apostar por una pronta recuperación económica de la cadena de valor, Morelia en Boca promueve visitas turísticas a restaurantes y cocinas, y así mostrar la fortaleza y la riqueza de este sector que se ha visto tan afectado.Este año, el festival reposiciona la plataforma digital como una herramienta para el cruce de ideas, de técnicas y del aprendizaje continuo, con un formato híbrido, que mezcla restaurantes con experiencias virtuales, con menús interactivos a través de video-explicaciones entre chefs, cocineras y productores locales. Esta plataforma híbrida permitirá que más de 20 restaurantes tengan un menú dedicado a Morelia en Boca con una cercana relación con los productos michoacanos, para tener un menú desarrollado por duplas de chefs quienes se unen con Cocineras Tradicionales de Michoacán.Como resultado, Morelia en Boca tendrá 12 menús en 24 sedes, y podrás consultar el programa en línea el 30 de octubre, a través de sus redes sociales, @meboficial en Instagram y en Facebook @moreliaenboca.No te pierdas de las tradiciones gastronómicas que este festival acerca a ti gracias a las plataformas digitales y disfruta de lo mejor de la gastronomía de Morelia.
Visitar a mamá casi siempre es sinónimo de tener comida deliciosa toda la semana, sin embargo, muchas veces también significa cargar muchos tuppers que, o pueden resultar peligrosos y no proteger la comida del todo, o peor aún, pueden maltratarse o perderse y causarte la peor afrenta con tu madre.No llevarte comida sería mucho peor, así que quizá sea momento de que consideres alternativas prácticas y sencillas, que no impliquen derrames ni cargar de más, pero que al mismo tiempo sean una ganancia para ti y para tu mamá.La solución es muy sencilla y probablemente ya la conocías, pero no la habías considerado para este cometido: las bolsas resellables. Si ya las has usado para empacar tu sándwich o incluso tu madre las usaba para tu lunch, necesitas probarlas para llevar tu itacate, lo cual no sólo te ayudará a no perder las pertenencias de mamá, sino que tendrá varios beneficios más que a continuación desglosamos.Mantendrás la comida fresca por más tiempo. El cierre de las bolsas Ziploc -como seguramente las conoces- evita que entre aire, por lo que la comida se mantiene como si estuviera recién servida por más tiempo.Evitarás derrames. Ese envase reciclado de yogurt nunca cierra bien y es poco confiable si guardas tu porción de lomo con gravy, pero con una bolsa resellable te aseguras de que nada de esa deliciosa salsa escape.Podrás separar la comida en porciones. Si separar desde un inicio la comida en porciones parecía poco productivo con los tuppers, hacerlo en bolsas resellables es todo lo contrario, pues son mucho más fáciles de transportar y podrás ubicar la comida fácilmente.Son reutilizables. El plástico de las bolsas Ziploc es muy resistente, por lo que sin problema puedes simplemente limpiarla y reutilizarla, además de que no contiene BPA, químico relacionado con mayores alergias y otras enfermedades.Perfectas para congelar la comida. Al usar una bolsa ziploc te aseguras de que tu comida congelada no se queme con el frío y lo mejor de todo, que no tenga olor a congelador.Si necesitas más razones para volverte fanático de las bolsas Ziploc, entonces tienes que saber que están hechas con energía eólica, no sólo te sirven para transportar tu itacate de forma más práctica, sino que además te ayudan con el orden del refri pues puedes identificar su contenido fácilmente, y son perfectas para racionar la comida de la semana.Lo más probable es que a tu mamá también le encanten las bolsas Ziploc, así que prueba esta forma de evitar cargar o perder tuppers sin sacrificar la deliciosa comida de que te comparte tu mamá la próxima vez que vayas a su casa o en cualquier reunión que requiera de delicioso itacate.
La gastronomía de Perú es una fiesta de sabores, texturas e ingredientes, entre los cuales destaca el pollo, ya que aunque pocos lo saben, los platillos peruanos con pollo son una verdadera delicia. ¡Atrévete a conocer las mejores recetas peruanas con pollo! Seco de pollo El seco peruano es un plato típico de la costa norte del país y aunque generalmente ser de pollo, también se puede cocinar con carne, cabrito, cordero, res, gallina o hasta pescado. La carne de pollo es asada en una olla junto con tomate, cebolla, pimiento, y especias como hierbabuena o cilantro y el jugo naranja. ¡Es delicioso! Estofado de pollo El estofado de pollo es una receta bastante tradicional en todo Latinoamérica, pero el toque de Perú le da un sabor muy distintivo que no te puedes perder. Este platillo peruano consta de pollo mezclado con vegetales como zanahorias, chícharos y papas y es sumamente delicioso. Ají de gallina peruano También conocido como ají de pollo, esta increíble receta peruana lleva una combinación de ingredientes como leche evaporada, nueces, ajíes y queso parmesano que la hacen inolvidable. Tiene una consistencia cremosa muy similar a la de un estofado. Suprema de pollo Un platillo muy popular en Perú es la suprema de pollo, una milanesa crujiente que todas las familias adoran compartir a la hora de la comida. Generalmente va a acompañada de papas y un delicioso arroz blanco. ¿Qué opinas de todas estas recetas peruanas con pollo? ¿Cuál se te antoja más?
Que me perdonen los oaxaqueños y los yucatecos pero la CDMX es el caldero de la comida popular del país. Nadie puede negar que los chilaquiles, las quesadillas con y sin queso, los tlacoyos y las tortas tienen su templo sagrado en Chilangolandia. Y aún así, a diferencia de otros estados con comida típica de alta estima, la capital no brilla por su cocina regional tanto como por la popular. O si no, ¿cuántas veces se han cruzado con unas míticas enchiladas defeñas, un tradicional mole tepitense o un adobo cuauhtemense? De ahí que el caldo tlalpeño sea de esos estandartes a los cuales haya que aferrarse como niño héroe. El caldo tlalpeño –de Tlalpan– es insignia estatal. En ese entonces, cuando se originó el caldo, Tlalpan no era parte del DF; formaba parte de los pueblos aledaños que orbitaban la gran capital como planetas heliocéntricos. Los fines de semana era común visitar aquellos rumbos para echarse una o dos copitas en una cantina o, si ya se venía de la fiesta y lo que se quería era salir de ella, había de todo para curarla. Una de las teorías del origen de este caldo tiene como nombre propio a Doña Pachita. Ella tenía su puesto de comida junto al tranvía que llegaba hasta el poblado. De entre los platillos que vendía para los usuarios del tren, ninguno como su caldo. Cucharada a cucharada el caldo de Tlalpan se fue haciendo famoso por su sabor y por sus efectos revigorizantes. El resto es historia. Esa infusión picosita y abundante resulta mejor que cualquier entramado de electrolitos: es un elixir para recuperar las fuerzas del alma y las del cuerpo deshidratado. De recetas de caldos tlalpeños no paramos. Ya saben: todo mundo le mete su cuchara y sus reglas. Titita, la queridísima chef detrás del restaurante El Bajío, recomienda prepararlo sin atajos para que quede mejor: “Hay que hacerlo todo el tiempo con el pollo, abundante agua, buenas verduras y mucha paciencia”. Zahie Téllez, la chef experta en los platos de cuchara mexicanos, revela que “el secreto es licuarle las hojas de hierbabuena y de cilantro una vez que rompe el hervor para aportarle una nota herbal al caldo”. Para Pepe Salinas, el chef a cargo del Balcón del Zócalo, “el caldo debe quedar con una claridad súper rica, potente en sabor y en picante, pero siempre claro. Para lograrlo hay que hidratar bien los chiles en vinagre y pasarlos por un ligero tostado”. Él los muele con suficiente agua; fríe en manteca esa base de chiles con especias, ajo y cebolla y los retira de la lumbre hasta que haga ojitos la grasa. Al final lo cuela todo. Al lado de él mi consejo carece de gran ciencia. Me gusta saltear la verdura cortada en trozos medianos en suficiente mantequilla infusionada con laurel –o ghee–. Sólo hasta que el pollo está casi listo las incorporo al caldo. Esto hace que las verduras no se sobrecuezan, se vean bonitas en el emplatado y conserven todas sus propiedades. Si les quedaron dudas, la chef Zahie Téllez nos comparte su receta de caldo tlalpeño. No sé ustedes, pero estos días de suéteres tejidos y calcetines de lana se antoja atravesarlos con un tazón de barro en la mano. Caldo Tlalpeño de Zahie2 pechugas de pollo cocidas y deshebradas1½ litros de caldo de pollo en el que se cocieron las pechugas1 taza de garbanzos cocidos250 g de zanahorias en cubos pequeños y cocidos½ cebolla picada para freír ½ cebolla picada para servir encima del caldo350 g de jitomate asado2 dientes de ajoAceite para freír1 rama de epazote¼ de taza de hojas de cilantro¼ de taza de hojas de hierbabuena2 chiles chipotles adobadosaguacate al gustoSal y pimientaEn una olla calienta un poquito del aceite e incorpora el ajo, la cebolla y el jitomate. Déjalo ahí unos 5 minutos. Cuando queden sofritos, licúalos con un poco del caldo y reserva. El caldo restante agrégalo a una olla y calienta a fuego medio. Una vez que rompa el hervor, agrega la rama de epazote. Toma un poquito de este caldo y licúa en él la hierbabuena y el cilantro y vuelve a agregarlo al caldo. Incorpora los garbanzos cocidos para que se empiecen a sazonar, y también los chiles chipotles. Incorpora las verduras ya cocidas, sólo unos minutos, para tomen el saborcito del chile. Para servir agrega el pollo deshebrado, la cebollita picada y el aguacate al gusto –que siempre nos gusta mucho–.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD