La dieta azul
Dietas

La dieta azul

Por Kiwilimón - Octubre 2013
Cada vez hay más información acerca de los antioxidantes y sus efectos en la salud. Los colores de las frutas y las verduras son, en su mayoría, sustancias extraordinarias que protegen a las células contra diversas enfermedades, toxinas y radicales libres, entre otras. Se ha estudiado mucho el licopeno, sustancia que contienen, por ejemplo, el jitomate y la mayoría de las verduras rojas o naranjas; el cual es un protector extraordinario contra el cáncer. Ahora el color azul parece estar de moda. Si la luz es azul en el refrigerador, los investigadores prometen menos apetito y una mayor capacidad de seleccionar adecuadamente la comida. Ya hay lentes de color azul para ponérselos antes de comer e ingerir menos y de manera más selectiva y moderada.  

La dieta azul

Alimentos azules

El color azul de los alimentos protege a las arterias, los capilares y mejora el movimiento articular, por lo que son muy útiles en casos de artritis. Se dice que son rejuvenecedores porque previenen la oxidación celular postergando el envejecimiento. Las frutas y los vegetales azules y morados contienen, además, vitaminas y minerales fundamentales para nuestra buena salud. Todos ellos tienen un extraordinario contenido de nutrimentos.

Moras

Su alto contenido de color azul se debe a sustancias altamente poderosas que previenen enfermedades y que luchan contra infecciones. Se ha comprobado que las moras ayudan a la memoria de corto plazo, a la inteligencia, la visión nocturna y a la coordinación. Todos los colorantes están asociados a la prevención del cáncer, pues son protectores celulares.  

Acai

Fruta brasileña cuyo color azul-morado contiene una gran cantidad de antioxidantes de muy buena calidad. En puntaje, se conoce a esta fruta como una de las más ricas en este tipo de compuestos. Las frutas como las moras y el acai contienen ácidos importantes como el oxálico, el málico y el cítrico. El problema es que si se consumen en exceso, los oxalatos pueden intervenir con la absorción de calcio, así que la recomendación es no comerlos junto con los lácteos. Este tipo de frutas contienen también vitamina C y vitamina A, otros dos protectores celulares.  

Berenjena

También contiene sustancias antioxidantes y fitonutrientes, llamados antocianinas, que neutralizan los radicales libres. Estas sustancias nutritivas hacen que se estabilice la producción de colágeno en nuestro cuerpo y los tejidos permanezcan más firmes, previniendo el envejecimiento prematuro.  

Pescados azules

Son bien conocidos por ser pescados de aguas frías y con alto contenido de Omega 3 y 6, protectores cardiacos y de todo el sistema circulatorio.  

Ciruelas azules

Muy buenas para la digestión y altas en contenido de fitonutrientes protectores celulares.  

Higos

Son ricos en azúcares naturales, agua y fibra. Los que se comen con cáscara contienen una alta cantidad de antocianinas, estos componentes naturales de frutas con colores en el rango azul y violeta, actúan en nuestros sistemas como antioxidantes potentes.  

Uvas

Los polifenoles son compuestos químicos que también influyen en el color de estos alimentos y sobre todo, en su sabor; se encuentran en la piel, la pulpa y las semillas de las uvas, entre otros alimentos. Además, las uvas contienen Resveratrol, un antioxidante que tiene la capacidad de seleccionar las células cancerígenas y destruirlas.  

Vino tinto

Las antocianinas y los polifenoles se encuentran en altas cantidades en el vino tinto y juegan un papel importante en la interrupción de los procesos oxidantes, los cuales están involucrados en varios tipos de cáncer y en los procesos de envejecimiento en general.  

Arándanos

Actualmente no se sabe qué cantidad se debe consumir, pero múltiples estudios muestran que son benéficos para el organismo. Hay frutas cuyas antocianinas tienen beneficios para la piel y las mucosas, como el arándano.   Más opciones: • Ciruelas pasa • Uvas moradas • Pasas • Col morada • Maíz morado • Papa morada Múltiples beneficios: Con los compuestos mencionados se protege el sistema digestivo, se previene también el estreñimiento y se protege enormemente el tracto urinario. Tienen un impacto importante en la salud visual, pues ayudan a las células del ojo a volverse más sensibles. Eso hace la visión más nítida, ayuda a disminuir el cansancio o hasta a las infecciones en los ojos. Ingredientes: - 2 berenjenas medianas - 12 lonchas de jamón serrano - 16 langostinos crudos - 75 gramos de queso curado rallado - 8 cucharadas de salsa de tomate - aceite de oliva - sal gruesa - 25 gramos de mantequilla - 1 cucharada de harina blanca - 2 vasos de leche entera - 1 pizca de nuez moscada - sal de mesa - pimienta negra - 12 palitos de madera Encuentra los pasos para preparar esta receta dando click aquí.  

Receta de Ensalada Moras con Trucha

Ingredientes: - 170 gramos de arúgula - 120 gramos de trucha ahumada, troceada - 1 1/2 tazas de mora azul frescas - 6 cucharadas de aceite de oliva extra virgen - 3 cucharadas de vinagre balsámico - 1 cucharada de hoja de menta picadas - 1/2 cucharada de sal - 1/4 de cucharada de pimienta negra molida Para ver los pasos para preparar esta receta haz click aquí.  

Receta de Arándano Cake

Ingredientes: - 275 gramos de arándano - 1 taza de margarina reducida en grasas - 2 1/4 tazas de agua - 1 taza de azúcar splenda para hornear - 2 cucharaditas de bicarbonato de sodio - 2 huevos - 4 1/2 tazas de harina - 1 cucharadita de clavo molido - 1 cucharadita de nuez moscada molida - 1 cucharadita de canela en polvo - 1/2 cucharadita de polvo para hornear - aceite en aerosol Si quieres encontrar los pasos para preparar esta receta da click aquí.     Artículo escrito por       

"Encuentra más recetas para la dieta azul en kiwilimon.com"

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
“La vida es como una caja de chocolates” pero, a diferencia de la creencia de la Señora Gump, sí podemos saber qué nos tocará si nos adentramos en el origen y el proceso de la transformación del cacao al chocolate. Latinoamérica, Ecuador y Brasil son de los principales productores de cacao del mundo. Aunque México no está entre los cinco principales productores, es considerado como uno de los productores con mayor calidad de cacao a nivel mundial, con 30 mil productores a nivel nacional y cultivos concentrados principalmente en Tabasco (68.8%), Chiapas (31.1%), Guerrero y Oaxaca, donde se cultivan 45,376 toneladas anuales a cielo abierto. En México, nuestro consumo de chocolate per cápita es de 750 gr., en comparación con otros países como Brasil que reporta 1.6 kg. anual o Suiza con 11.9 kg. Estas cifras nos dan un excelente motivo para incrementar nuestro consumo de chocolate y, especialmente, de cacao, el cual aporta muchos beneficios a la salud, pues nos provee de minerales como potasio, zinc y ayuda a la liberación de endorfinas, causantes de la felicidad. Aquí te presentamos los principales tipos de chocolate: Chocolate blanco El chocolate blanco se elabora con manteca de cacao, azúcar y leche, es de color marfil. Chocolate con lecheSe elabora con el 30 al 46% de cacao (manteca y licor), azúcar y leche. Chocolate oscuro Pueden ser semi-amargos (con el 50 al 69% de cacao) y amargos (con el 70 al 90% de cacao). ¡Cuéntenos cuáles son sus chocolates y maridajes favoritos! Fuente: ASCHOCO, Asociación Nacional de Fabricantes de Chocolates, Dulces y Similares, A.C. (ASCHOCO), trabaja desde hace más de 80 años (1936), resaltando en México y el mundo, el valor cultural y alimenticio del chocolate y el cacao, además de un consumo informado. 
La jericalla es un postre tapatío típico. Su origen se remonta al siglo XVIII, cuando las monjas del Hospicio Cabañas idearon un postre nutritivo y de sabor llamativo para los niños huérfanos que cuidaban. Elaboraron la receta con leche, canela, azúcar, huevo y vainilla, con un sabor similar al de la natilla española pero de consistencia ligera. Actualmente la jericalla es uno de los postres típicos favoritos de los hogares jaliscienses. Sin embargo, muchos podemos llegar a confundir la jericalla con el flan o el crème brûlée, pues comparten los mismos ingredientes y tienen muchas similitudes en su modo de preparación. Por eso te presentamos las diferencias entre estos postres para que puedas identificar la auténtica jericalla jalisciense. Flan y crème brûlée  El flan es un postre muy popular en México y el mundo. Con una rica tradición histórica, el flan llegó a México tras la conquista con una receta que mezclaba leche, huevo, azúcar, vainilla y un baño de caramelo líquido, mientras que el crème brûlée es un clásico de la repostería francesa que consiste en una crema dulce suave, cuya superficie tiene una fina capa de caramelo crujiente. La jericalla Si bien los tres postres se elaboran con una base de huevo, vainilla, azúcar y leche, se diferencian por su preparación y algunos detalles en el uso de ingredientes. Por ejemplo, el flan usa las yemas y las claras de los huevos; mientras que la jericalla sólo utiliza las yemas de huevo; o bien, el crème brûlée tiene una consistencia de la crema parecida a la de la jericalla, pero su técnica es un poco más elaborada para conseguir la capa crujiente del azúcar quemada, que aporta un contraste de textura.Para preparar la jericalla se hierve la leche con la canela y la vainilla. Por otro lado, se baten las yemas con el azúcar y al final se combina con la leche infusionada, para luego colar y hornear a baño María. Al final, en la superficie casi siempre queda una costra dorada y un poco quemada. La textura se parece al flan, pero es mucho más ligera y untuosa. La jericalla se presenta en el mismo recipiente en el que se hornea, para respetar y mostrar su costra, que tiene una consistencia más sólida y añade profundidad al sabor con ese toque de leche quemada.¡Ya sabes qué postre tienes que probar en tu siguiente parada por la Perla Tapatía! Fotografías: Antonio Flores 
Esa mañana callejoneamos por las áridas calles de la capital de Veracruz. El ambiente ya no olía a mar, o sí, pero de lejos. Erik Guerrero y yo esperamos en la mesita de lámina que por mantel llevaba el logo de una cerveza. La promesa eran los mariscos que, según uno de los chefs más importante del puerto y fundador de Nuestra Pesca, no tenían competencia. “Aquí viene hasta Enrique Olvera”, me aseguró. A los quince minutos, salió de la cocina de Ay Apá un tazón de barro grueso y humeante con arroz a la tumbada. A cada meneada de la cuchara salían las papas y los mariscos suspendidos en esa suerte de océano rojo con aromas a epazote. Recuerdo que, tras la quemada de lengua, el caldo me dio información sobre el sabor del mar, sobre la justicia que le hace a sus frutos una buena preparación. Esa no fue la única vez. Esa sensación vino con los cocteles de pulpo que me presentó Jonatán Gómez Luna en Tulum, o las almejas chinas que el chef Nico Mejía nos dio a probar en la laguna de Cuyutlán, Colima. Años antes también lo sentí frente a la Quebrada en Acapulco. No tenía ni cuatro años cuando supe que los mariscos de México son para hacerles un poema en endecasílabas. Los 1,592.77 km2 que mide el litoral mexicano son espacio suficiente para hacer una fiesta interminable de platos regionales que combinan los frutos del mar de formas únicas. El norteño, el costeño o el chilango sabe que una copa bombacha desbordada en camarones o una mesa de plástico con salcitas vinagrosas al centro, son la antesala de un placer reservado para los no novatos, para los que conocen la gastronomía nacional desde sus profundidades.Hay que sentirse plenamente mexicano y en confianza para jugarse la vida en un puesto de mariscos frente al metro en la Ciudad de México –y aún así es probable el hallazgo sea exitoso–. Y si eso sucede en el centro del país, a kilómetros del mar, el viaje por los dos flancos de las costas mexicanas amerita abrocharse los cinturones para luego desabrocharlos.La primera parada sería en Mazatlán, donde hay que pedirse un burrito de marlín tupido en frijoles frente a un chiringuito playero. En Tampico el viaje se hace corto cuando de por medio hay unas jaibas rellenas de Los Curricanes, que pueden llevarse de souvenir en su versión congelada y debidamente guardada en hielerita.Los aguachiles verdes del norte despiertan el sudor y las ganas de apagarlo a fuerza de cheves tan frías como las corrientes de Humboldt mientras que los negros de Yucatán nos cautivan con los sabores cenizos de su recado. ¿Ceviches, alguien? Hay tanta variedad como cocinas tradicionales. Ya saben, no es lo mismo el ceviche de Nayarit que uno de Jalisco o de Guerrero. ¿Un mole rojo con camarones? Hay que tocar base en el istmo oaxaqueño.De ostiones los de Sonora y mejor que tengan queso Parmesano. A Rosarito hay que llegar por las langostas al vapor que luego van fritas y arropadas en tortillas de harina recién hechas. Frijolitos, salcita y mantequilla, ¡pum! Directo al mar, y también al cielo. De ahí por almejas chocolatas a La Paz o por todo tipo de conchas a la Baja: sobre unas suculentas tostadas, a la Guerrerense; sobre platos con toques Baja-Med y técnicas pulcras a Fauna, Deckman’s o Villa Torél. Erik Guerrero dice que lo más rico del Golfo es su pescado, y del Pacífico, mariscos como el camarón, las conchas, el pulpo, el caracol, los calamares y las langostas. Nos invita a aventuramos fuera del puerto para ir por una recompensa única: los mariscos de Doña Tella en Alvarado. Sospecho que le haré caso. Después de su recomendación de Ay apá le creería que la luna es de Veracruz.Si no puedes viajar este año, no importa. La Cuaresma ya inició, y con ella una temporada gastronómica en la que no deben faltar las preparaciones frescas, las recetas picositas ni los mariscos que te van a llevar a las playas mexicanas en un par de ingredientes. ¿Listo para el tour?
Fortalecer el sistema inmunitario se ha convertido en uno de los principales objetivos de las personas para reducir los síntomas de algunas enfermedades, como gripas y resfriados. Para lograrlo, es necesario mantener una dieta balanceada rica en alimentos altos en vitaminas, minerales y antioxidantes como los que te mostramos a continuación. ¡No te pierdas 10 alimentos para reforzar tu sistema inmunitario! Ajo El ajo es bueno para fortalecer el sistema inmunológico debido a su considerable concentración de alicina y otros compuestos nutritivos. Estos lo convierten en un eficaz alimento antibacteriano y antiviral, ideal para combatir infecciones y resfriados. Jengibre El jengibre es un excelente alimento con grandes efectos antiinflamatorios y antioxidantes gracias al gingerol, su principal componente bioactivo. El jengibre ayuda a reducir inflamaciones, náuseas y dolros musculares. Cítricos Los cítricos como los limones, naranjas, toronjas y mandarinas tienen alto contenido en vitamina C, el cual estimula la producción de glóbulos blancos, ayudando a evitar infecciones. Arándanos Los arándanos son excelentes alimentos para fortalecer la salud gracias a un compuesto flavonoide mejor conocido como atocianina, el cual posee propiedades antioxidantes que ayudan al sistema de defensa del tracto respiratorio. Brócoli El brócoli es un poderoso alimento alto en minerales y vitaminas, entre las que destacan la A, C y E, además de antioxidantes y fibra. ¡Si lo consumes crudo, será mucho más beneficioso para tu salud! Pimientos rojos Aunque suelen pasar desapercibidos, los pimientos rojos son buenísimos para la salud ya que aportan grandes cantidades de vitamina C al cuerpo, incluso por encima de los cítricos. Kiwi El kiwi es un alimento muy saludable debido sus altos niveles de folato, potasio, vitamina K y C, los cuales ayudan a combatir infecciones. Champiñones Si quieres aumentar tus defensas, los champiñones serán tus mejores aliados gracias a que contienen selenio, vitamina B y polisacáridos, unas moléculas que disparan la función inmune. Espinacas Las espinacas son buenísimas para reforzar el sistema inmunitario, ya que además de tener vitamina C y antioxidantes, también poseen beta carotenos, los cuales ayudan a combatir infecciones, favorecen la división celular y reparan el ADN. Salmón De acuerdo a expertos de la Facultad de Medicina David Geffen de University of California, pescados como el salmón son una grandiosa fuente de vitamina D, la cual ayuda al cuerpo a eliminar bacterias. Lo ideal es consumir pescado mínimo 2 días a la semana. ¿Cuántos de estos alimentos ya están en tu dieta para reforzar tu sistema inmunitario?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD