La dieta está en la bebida
Dietas

La dieta está en la bebida

Por Kiwilimón - Noviembre 2013
Cuidado con lo que tomas pues puedes ser tan importante o más que la comida en términos de hacer dieta y mantenerse en el peso ideal.   Cuando hacemos dieta usualmente penamos en la comida más que en la bebida en términos de productos calóricos que nos pueden hacer romperla. Normalmente es el pan, el chocolate y los helados lo que nos tienta pero no consideramos también que a través del líquido podemos consumir igual o más calorías. Por supuesto que sabemos que los refrescos engordan así como alternativas dulces como malteadas, pero no sólo es esto. Un ejemplo con el que hay que tener cuidado es el jugo de frutas. Dependiendo de qué fruta elijas y qué tan rebajada esté con agua puede llevar un alto grado de fructosa que es perfecto para obtener energías al principio del día pero tal vez no tan adecuado para tomar durante la comida o la cena. Agua o jugo de naranja, fresa y hasta piña y mango pueden contener azúcares puros pues en su estado de fruta sólida también conjuntan ese elemento dulces con vitaminas y fibra pero en versión líquida no están tan balanceados. Probablemente la fruta más adecuada para tomar sea el limón pues su nivel de azúcar es bajísimo y sus atributos en cuanto a vitamina C son muy altos. Hablando de té, podemos considerar todos aquellos que provengan de frutos secos y hierbas orgánicas como bajos en calorías. El problema son los tés helados prefabricados pues se utilizan endulcorantes artificiales además de preservadores que aumentan el conteo calórico de esta bebida. Si el té es tu bebida predilecta entonces escoge té verde o negro que tu misma prepares en casa, es mucho más rico, nutritivo y no engorda en lo más mínimo. La diferencia en número es así: un té hecho en casa puede tener hasta cuatro calorías máximo, aquellos embotellados: 140. Otra elección popular es el café, y no hay ningún problema. Por si solo el café es bastante light pues no trae más de y calorías por taza. El asunto es que agregarle crema lo aumenta a 50 y ponerle azúcar lo dispara mucho más. De hecho, aunque le agregues leche descremada o light sigue sacando de proporción una bebida que en su forma natural no es nada calórica. Así mismo los cafés de las grandes cadenas puedes pedirlos en opción light, pero lo mínimo en calorías que puede traer uno es 180 si lo pides con leche entonces hay que ordenar con cuidado. Por último recuerda que se vale darse unos gustitos de vez en cuando, sólo hay que fijarse bien en qué estamos tomando. Si te advertimos que el jerez, la cerveza oscura, el ponche, cocteles como el ruso blanco o la margarita son extremadamente calóricos entonces mantenlos en pendientes siempre y cuando no sea un día festivo o, claro está, una situación especial.  

Recetas de Bebidas para la Dieta

Receta de Té de menta

- 4 tazas de agua - 10 hojas de menta fresca - 1 cucharadita de sustituto de azúcar Haz click aquí para ver como preparar esta receta.  

Receta de Café con Leche

Ingredientes: - 10 cucharaditas de café soluble o al gusto - 4 tazas de agua - 4 tazas de leche - azúcar al gusto Encuentra los pasos para preparar esta receta dando click aquí.  

¿Sabías la importancia de las bebidas en la dieta?"

Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
A nadie le gusta comenzar el año batallando, y menos por dinero. Lo malo es que con las fiestas decembrinas muchos terminaron tan gastados que todo el mes de enero se convierte en un verdadero suplicio. Si tú también te excediste un poquito en el Lupe-Reyes, estos tips te ayudarán a sobrevivir la cuesta de enero. Haz tu presupuesto. Suma todos los gastos y pagos pendientes que tengas que cubrir en enero. Cuando ya tengas el total de tus gastos, réstalo a tus ingresos. Si ves que todavía te sobra algo de dinero, la situación no es tan grave. Pero si ves que quedas en número rojos, ahí sí hay un problema. Si eso sucede, lo mejor que puedes hacer es planear menús diarios para saber cuánto dinero necesitas para poder preparar comida durante el mes o lo que resta de él. Aprovecha los descuentos. En la tan afamada cuesta de enero, las tiendas ofrecen verdaderas gangas en enero. Investiga qué promociones ofrecen los súper mercados o las tiendas departamentales para ver si te conviene comprar. Si tus finanzas están un poco más holgadas, puedes aprovechar los descuentos de enero para hacer compras preventivas.Prepara platillos que sean más rendidores. Concéntrate en usar ingredientes que sean económicos y rindan mucho, como puede ser la pasta o las papas. Existen muchas recetas econcómicas que pueden prepararse y rendir para muchas porciones. Si no tienes ni idea de qué puedes cocinar durante la cuesta de enero, aquí te compartimos algunas opciones:Nopales rellenos en caldillo de jitomateEspagueti a la crema con jamónTaquitos de carne de soya al pastorUsa los ingredientes de la temporada. Siempre será más fácil encontrar variedad de frutas verduras si sabes en qué época del año se dan con mayor facilidad y esto hará que tus menús también sean más variados y no necesariamente más costosos. Para enero te recomendamos preparar recetas que incluyan guayaba, jamaica, mandarina, naranja, tamarindo, tejocote, toronja, así como acelga, betabel, calabacita, coliflor, espinaca, pepino, entre otros.No desperdicies nada. Aunque esto es algo a aplicar durante todo el año y en cualquier situación, te será de mayor ayuda si lo pones en práctica en esta época. Ve al súper o al mercado, y guíate únicamente por las cosas que necesites, por la cantidad de verduras, frutas y carne o pollo que necesites. Si ves que en tu casa te queda alguna fruta que ya está muy madura, úsala para preparar un postre, o hazla mermelada. El chiste es no tirar nada.¿Necesitas más recetas para sobrevivir a la cuesta de enero? Revisa estas opciones: Tacos de Atún al PastorHamburguesitas de Atún con ChipotlePescadillas de Atún Fáciles
Para llevar una dieta saludable no tienes que hacer tantos sacrificios. De hecho, con que hagas algunos ajustes en tus recetas puedes convertir prácticamente cualquier platillo en una versión mucho más light. Aquí te contamos qué sustitutos puedes usar para hacer tus recetas más saludables. Yogurt griego. Cada vez que agregas crema ácida a alguno de tus platillos favoritos le estás sumando calorías extra. En lugar de usar este ingrediente, añade yoghurt griego. Además de que tiene solo una fracción de las grasas y las calorías de la crema, te aportará muchas proteínas. Aguacate. El aguacate es una fruta rica en grasas buenas. Su textura suave y cremosa, así como su consistencia grasosa hacen que sea un buen ingrediente para preparar postres. Sustituye la mantequilla o el aceite en tus recetas de pasteles para obtener un resultado con el mismo sabor, pero más ligero.Puré de manzana. El puré de manzana sin endulzar es excelente para preparar platillos dulces. Cada vez que  tengas que agregar una taza de azúcar en tus recetas, sustitúyela por una de puré de manzana. Así te estarás ahorrando más de 600 calorías por cada taza que uses. Recuerda disminuir un poco la cantidad de líquidos si usas puré de manzana. Chía. Una manera muy sencilla de bajarle al colesterol en tu alimentación, es disminuir el consumo de huevo, pero ¿cómo puedes hacerlo cuando quieres preparar recetas que incluyen este ingrediente? Usa una cucharada de chía hidratada en cuatro cucharadas de agua o leche por cada huevo que indique la preparación.Harinas. Para sustituir la harina de trigo tienes muchas opciones. Puedes elegir pulverizar algunas y usarlas como harina. También puedes optar por la harina de garbanzos, la harina de arroz o la harina de coco. Todo depende del tipo de receta que quieras preparar.Ahora que ya sabes cómo puedes sustituir algunos ingredientes para hacer tus recetas menos calóricas, ¿qué estás esperando para convertir tu pastel de chocolate  favorito en una delicia saludable?
El fruitcake es un postre icónico de la Navidad, pero realmente pocas personas conocen la verdadera historia detrás de este pastel. Para que te animes a preparar este rico postre, te compartimos todo lo que debes saber del fruitcake.Sus orígenes se remontan a los romanos. Ya en la Roma antigua se servía un pastel similar al fruitcake que hoy conocemos. Los romanos lo llamaban satura y estaba hecho de piñones, cebada, granada, pasas y vino con miel. La intención era que el pastel tuviera un sabor un tanto agridulce.El fruitcake puede durar hasta 25 años. A diferencia de otros postres que tienen una vida útil muy corta, el fruitcake se mantiene intacto por muchísimo tiempo. De hecho, se dice que un fruitcake todavía es comestible incluso 25 años después de haber sido preparado, ¿lo probarías después de ese tiempo?La tradición navideña nació con la reina Victoria. Hoy en día es muy común encontrar estos pasteles dentro de los menús navideños. La razón de esto es que el pastel de frutas se hizo muy popular durante el reinado de Victoria en Inglaterra. La gente comenzó a preparar fruitcakes para celebrar las fiestas navideñas, y de ahí se pasó la costumbre a Estados Unidos.La receta comenzó como un pretexto para usar fruta conservada. Hace muchos años, las personas descubrieron que podían conservar la fruta en buen estado por más tiempo si la bañaban en azúcar. Pero se llegó a tal punto que había tanta fruta azucarada que la única forma de usarla era preparando un pastel con esta. Así nació el fruitcake actual.Johhny Carson inició el odio hacia los fruitcakes. El famoso comediante estadounidense una vez dijo que solo había un fruitcake en todo el mundo que se pasa de casa en casa como un regalo no deseado. Aunque tal vez no fue él el primero en sentir disgusto por el fruitcake, sin duda sí propició la mala fama de este pastel.Ahora que sabes estos interesantes datos del fruitcake, disfruta un rico pan casero. Recuerda que la mezcla de fruta, harina y azúcar nunca ha tenido un mal resultado. ¡Anímate a probarlo! NO TE PIERDAS:  Fruit cake con yoghurtPanqué estilo fruit cakelangPanqué de arándanos con glaseado de chocolate blanco Panqué marmoleado con nieve de vainilla Panqué de arándano y naranja
Como dice el famoso proverbio francés: “la salsa vale más que el pescado”. En otras palabras, una buena salsa puede levantar hasta el más sencillo de los platillos. Conoce las salsas básicas que debes aprender a preparar para lucirte todos los días en la cocina.   Mayonesa casera Por supuesto que no podía faltar en esta lista la mayonesa. Ya sea que la uses para preparar un sencillo sándwich casero o una exquisita ensalada rusa, la mayonesa es siempre un ingrediente esencial. Como algunas recetas llevan ostiones y tienen un sabor fuerte, puedes cambiarlos por hierbas aromáticas. Lo mejor es que puedes hacerla de forma tradicional, batiendo con el globo o más rápido, usando tu licuadora. Salsa pomodoro Este es un gran ejemplo de cómo una salsa puede mejorar cualquier preparación. Úsala en pastas, carnes o pollo; combina con todo. Es una salsa a base de jitomate, ajo, cebolla y algunos ingredientes extra que dan mucho sabor. Aunque originalmente para prepararla debes picar los alimentos, te sugerimos usar la licuadora para ahorrar tiempo al cocinar. Salsa de tamarindo casera Cuando ya no tienes más ideas o solo te queda un filete de carne en el refrigerador, esta salsa de tamarindo puede sacarte del apuro. Recuerda que puedes refrigerarla y recalentarla, o simplemente, servirla fría. Salsa ranchera roja Claro que una salsa picante es básica, sobre todo en la cocina mexicana. Y qué mejor opción que una deliciosa salsa ranchera roja. Para darle ese toque especial a tus platillos solo necesitas 6 ingredientes, tu licuadora y menos de 15 minutos. Aderezo ranch Este aderezo lo puedes usar para acompañar una enorme cantidad de platillos, como alitas, costillitas BBQ o ensaladas. O sea que no puede faltar en tu cocina. Dependiendo del tipo de consistencia que prefieras, puedes picar los ingredientes a mano, o mejor, licuarlos todo para que quede una mezcla más homogénea. Mantequilla de maní casera Aunque no es precisamente una salsa, la mantequilla de maní puede servirte para preparar gran variedad de platillos de la cocina oriental y también para dar el sabor de cacahuate a muchos postres. Sigue esta receta para tener en tu cocina una mantequilla de cacahuate libre de conservadores y otros químicos.   Ahora que ya sabes que lo único que necesitas para preparar platillos espectaculares es una buena salsa, usa estas recetas y deja volar tu imaginación. Cuéntanos, ¿con qué ingredientes te gustaría combinar estas salsas?
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD