La dieta paleolítica
Dietas

La dieta paleolítica

Por Kiwilimón - January 2014
Según la filosofía de esta forma de nutrición el hombre ha evolucionado hacia una forma dañina de comer en los último años por lo que lo correcto es regresar a las antiguas andanzas y tratar de nutrirnos con lo mismo que hacía nuestros antepasados.

Según diversas investigaciones nutricionales la razón para algunas de las enfermedades que más atacan hoy en día a los humanos como la diabetes, el cáncer y el deterioro neurológico se deben a la forma en la que nos alimentamos con grasas transgénicas, saturadas y azúcares artificiales. El primer punto importante de esta dieta es que debemos alimentarnos de grasas mono saturadas pues las dietas ricas en estas y grasas Omega 3 reducen drásticamente los casos de obesidad, cáncer, diabetes, enfermedades del corazón y el deterioro cognitivo. Para hacer esto debemos asegurarnos que todas las carnes que consumimos provengan de animales de campo criados orgánicamente y no de ranchos donde se les alimente con comida sintética pues esto no sólo reduce el beneficio de su carne sino que añade químicos peligrosos. El otro punto es aumentar nuestro consumo de frutas y verduras orgánicas pues son estas las que por siglos y siglos mantuvieron alimentada a nuestra especie. Así como con la proteína debemos cuidar que estos vegetales y frutas provengan del origen más natural posible pues de lo contrario pierden sus nutrientes y son potencialmente dañinas. Si comprendemos el concepto en general se nos pide comer como nuestros antepasados, aquellos que conocían ni la industria ni el crecimiento con hormonas, aquellos que vivieron en la era Paleolítica. En aquel punto la raza humana acostumbró su organismo a ciertos alimentos naturales que hasta la fecha nos hacen bien y nunca se acostumbró a comer comida chatarra ni productos sintéticos y es por esto que nos pueden hacer mucho daño. Algunos puntos a seguir si deseas llevar esta dieta son los siguientes: - Deja el azúcar, especialmente la que le añades al café o en general los refrescos. Hay suficiente glucosa en las frutas que consumes. - Come carne orgánica de todo tipo: res, pollo, cerdo, mientras sea natural no hay problema. -  Consume diferentes verduras y hortalizas pues obtendrás todos los carbohidratos que necesitas de estos ingredientes. - Limita tu consumo de cereales con gluten como la pasta y el pan. - Usa grasas animales como la mantequilla en vez de las vegetales como el de girasol. El resultado de esta dieta es un bienestar general. Notarás la mejora tus funciones sanguíneas por lo que te sentirás con más energía, la pérdida de peso será evidente y la reducción del dolor en caso de enfermedades crónicas también debe desaparecer poco a poco. A final de cuentas esta dieta no te limita en cantidades y ni siquiera en productos que nos gustan, sólo pide que compruebes bien el origen de los alimentos que tu y tu familia consumen.  

Recetas 

 
 Aprende como hacer esta receta aquí.
  Haz click aquí y prepara esta deliciosa receta.
 Aprende a prepararlos aquí.
 
 
 

"Conoce la sección de dietas que kiwilimón tiene para ti aquí."

Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿Te convenciste de cambiar tus hábitos alimenticios? Consiente tu paladar mientras cuidas tu salud con estas recetas saludables para comenzar la dieta. Enchiladas de calabaza con pollo. Disfruta el tradicional sabor de las enchiladas, sin los carbohidratos de las tortillas. En esta receta aprenderás a envolver el pollo en láminas delgadas de calabaza para sustituir las tortillas. Sírvelas con queso panela, cilantro y, por supuesto, más salsa.LA RECETA ESTÁ AQUÍChampiñones rellenos veganos. Cumple tu propósito de llevar una alimentación más balanceada preparando estos ricos champiñones. Gracias a la sémola de trigo (couscous) y las verduras, este platillo es muy rendidor y llena bastante, así que no te quedarás con hambre.LA RECETA ESTÁ AQUÍTaquitos de nopal rellenos de requesón. Mucha fibra, mucho sabor y pocas calorías: así son estos deliciosos taquitos de nopal rellenos de requesón. Recuerda que es muy importante agregar bicarbonato al agua de cocción de los nopales para quitarles la baba.LA RECETA ESTÁ AQUÍEnsalada de fresas y aguacates. No todas las ensaladas son aburridas. Con esta receta podrás preparar un platillo lleno de sabor y textura sin demasiadas calorías. El aderezo hecho con yogurt, chía y aceite de oliva hace que todos los ingredientes se integren para darle armonía a los sabores.LA RECETA ESTÁ AQUÍCeviche de coliflor. Esta es una versión vegetariana del tradicional ceviche de mariscos. Lo mejor de todo es que, aparte de tener un sabor increíble, solo te tomará 20 minutos preparar esta receta. Puedes servir el ceviche en tacos, tostadas o canastas de tortilla.LA RECETA ESTÁ AQUÍTostadas de tinga de nopales.Si tienes antojo de una tinga, pero no quieres comer carne, aquí te tenemos la  solución. Esta receta tiene el mismo rico sabor de la tinga, solo que, en lugar de usar carne de pollo o cerdo, se utilizan nopales cortados en tiritas.LA RECETA ESTÁ AQUÍHamburguesa vegetariana con “pan” de coliflor. ¿Estás tratando de bajarle a tu consumo de carne, pero tienes un antojo terrible de hamburguesa? Con esta receta podrás disfrutar del delicioso sabor de este platillo sin un gramo de proteína animal. Además, podrás ahorrarte los carbohidratos del pan sustituyéndolo por un “pan” hecho con coliflor, queso y cebollín.LA RECETA ESTÁ AQUÍYa no tienes pretextos para no llevar una alimentación balanceada. Con estas recetas podrás comenzar el año cuidando tu salud.
Sin duda, este 2018 el pan dulce mexicano pasó por muchos cambios. Y es que la comida tradicional que originalmente las abuelitas preparaban siguiendo cada paso al pie de la letra, pasó a ser parte de algunas otras combinaciones que para muchos, resultan deliciosas. Por eso hicimos un recuento de 10 platillos que evolucionaron este 2018. En esta lista veremos cómo cambiaron platillos tan típicos como los tamales y el pan dulce. MANTECONCHAS. En primer lugar, tenemos al famoso invento originario de Querétaro. La fusión de las mantecadas y las conchas nació en la panadería El Manantial y poco a poco invadió a todo el país. DONCHAS. Se los dijimos, el tradicional pan mexicano vivió ciertos cambios que posiblemente ni las abuelitas hubiesen permitido. ¿Se imaginaron alguna vez que comerían una dona con cubierta estilo concha y sabor a concha? Sí es posible y la receta está AQUÍROSCA DE CONCHAS. Claro, quedó confirmado que el pan con el que más experimentos hicieron los panaderos fue con las conchas y todo lo que pudiera llevar su sabor y sí, hasta la forma. La receta la encuentran AQUÍMANTEMUERTO.Por supuesto que el pan de muerto no podía quedarse atrás. Este año tuvimos la gran suerte de conocer la fusión entre las mantecadas y el pan de muerto. Si no las probaste, lamentamos decirte que tendrás que esperar varios meses. SUSHI CON DORITOS. A los mexicanos nos encanta adaptar los platillos extranjeros agregando algunos ingredientes propios de nuestra alimentación. Y aunque las frituras de maíz no son exclusivas de México, sí que le dan un toque muy mexa al sushi. CONCHAS CON CHILAQUILES. Cuando creímos que habíamos alcanzado el paraíso culinario con las deliciosas tecolotas, nuestras amadas tortas de chilaquil, llegaron las novedosas conchas con chilaquiles. Ámalas u ódialas, pero pruébalas. CUPCAKES DE ROSCA. Una versión  mucho más práctica de la tradicional Rosca de Reyes viene en forma de pequeños cupcakes. Lo mejor de esta innovación es que te ahorras el tener que andar partiendo y sirviendo la rosca entre tus invitados. La receta está AQUÍAVOCADO LATTÉ. Por más raro que parezca, tomar café en un aguacate se ha convertido en una tendencia, sobre todo entre los millennials. Aunque algunas personas dicen que el sabor no es el mejor, tenemos que reconocer la originalidad de este invento. HAMBURONCHA. Si te gustan las hamburguesas, ¿por qué no combinarlas con las conchas? Tenemos que admitir que este fue uno de los inventos que más opiniones dividió entre los foodies. Nuestro veredicto: tienes que probarla para decidirlo. CONCHURRAS. Una conchacon base de churro no puede ser jamás una mala idea. El 2018 nos llenó de descubrimientos culinarios, sin embargo, los amantes de la panadería fueron los más beneficiados definitivamente. Mención especial: Tamales con cátsup. El cierre del año no podía dejarnos sin sorpresas. Y es que apenas hace unos días nos enteramos de que hay gente que le pone cátsup a los tamales. Aunque no representa propiamente una evolución en el platillo, sí que es una manera diferente de comerlo. ¿Te atreverías a probar tu tamal favorito con salsa de tomate? Esperemos que el año que entra nos traiga más innovaciones gastronómicas para seguir disfrutando nuevos platillos.¡Feliz  Año Nuevo!
El comienzo del Año siempre es una oportunidad para hacer borrón y cuenta nueva. Si en el último año sentiste que no estabas cuidando bien tu cuerpo o que tu salud comenzaba a sufrir los estragos de tu estilo de vida, aprovecha el Año Nuevo para construir nuevos hábitos alimenticios.¿No tienes ni idea de por dónde comenzar? Estos son los hábitos que mejorarán considerablemente tu salud.Bebe más agua natural. Cuando no tomas suficiente agua, el cuerpo se deshidrata. Esto puede provocar problemas de salud, hacerte sentir débil y comerás de más. Este año hazte el propósito de beber dos litros de agua natural todos los días.Come cinco veces al día. Los periodos de ayuno prolongados hacen que los niveles de azúcar se desestabilicen, haciendo que tengas más antojos de comida chatarra. Mantén tu metabolismo a buen ritmo con cinco comidas al día.Desayuna bien todos los días. Jamás comiences tu jornada sin haber desayunado. El brincarte esta comida no solo hace que sea más difícil arrancar motores, sino que además está relacionado con el aumento de peso. Inicia todos los días con una comida balanceada.Busca siempre frutas y verduras frescas. Parte de una buena alimentación, es comer menos comida con conservadores. Sí, es muy sencillo tener todo en reserva como enlatado, pero para absorver verdaderamente bien los nutrientes, tu cuerpo necesita comida fresca. Cocina más. Este año lucha contra la flojera y las prisas, y métete más a la cocina. El tiempo que inviertas en la preparación de tus comidas te ayudará a hacerte más consciente de tu alimentación y de tus hábitos alimenticios.Mejora tu relación con la comida. La ansiedad, el temor y la frustración son algunas emociones que pueden llevarnos a comer sin tener hambre necesariamente. Analiza las razones por las cuales comes y descubre si hay algún patrón que desencadene algún comportamiento negativo hacia la comida.Prueba nuevos alimentos. Date la oportunidad de descubrir nuevos sabores. Prueba nuevos ingredientes y estilos diferentes de comida. Es bueno tener platillos favoritos, pero no limites tu experiencia gastronómica a un par de recetas ya conocidas.Y sobre todo recuerda: Haz ejercicio tres veces por semana, aunque suene a cliché, en verdad tu cuerpo necesita que hagas más ejercicio. Y no se trata solo de una cuestión de perder peso, la actividad física tiene la capacidad de hacerte sentir mejor y con más energía.¿Tú ya tienes tus propósitos para el Año Nuevo? Si lo que quieres es comenzar a cocinar más, estas recetas son perfectas para ti:Ensalada de Camote con Frutos SecosCroquetas de Camarón con Salsa de HabaneroEnsalada de Espinacas con Fresas
Como dice el famoso proverbio francés: “la salsa vale más que el pescado”. En otras palabras, una buena salsa puede levantar hasta el más sencillo de los platillos. Conoce las salsas básicas que debes aprender a preparar para lucirte todos los días en la cocina.   Mayonesa casera Por supuesto que no podía faltar en esta lista la mayonesa. Ya sea que la uses para preparar un sencillo sándwich casero o una exquisita ensalada rusa, la mayonesa es siempre un ingrediente esencial. Como algunas recetas llevan ostiones y tienen un sabor fuerte, puedes cambiarlos por hierbas aromáticas. Lo mejor es que puedes hacerla de forma tradicional, batiendo con el globo o más rápido, usando tu licuadora. Salsa pomodoro Este es un gran ejemplo de cómo una salsa puede mejorar cualquier preparación. Úsala en pastas, carnes o pollo; combina con todo. Es una salsa a base de jitomate, ajo, cebolla y algunos ingredientes extra que dan mucho sabor. Aunque originalmente para prepararla debes picar los alimentos, te sugerimos usar la licuadora para ahorrar tiempo al cocinar. Salsa de tamarindo casera Cuando ya no tienes más ideas o solo te queda un filete de carne en el refrigerador, esta salsa de tamarindo puede sacarte del apuro. Recuerda que puedes refrigerarla y recalentarla, o simplemente, servirla fría. Salsa ranchera roja Claro que una salsa picante es básica, sobre todo en la cocina mexicana. Y qué mejor opción que una deliciosa salsa ranchera roja. Para darle ese toque especial a tus platillos solo necesitas 6 ingredientes, tu licuadora y menos de 15 minutos. Aderezo ranch Este aderezo lo puedes usar para acompañar una enorme cantidad de platillos, como alitas, costillitas BBQ o ensaladas. O sea que no puede faltar en tu cocina. Dependiendo del tipo de consistencia que prefieras, puedes picar los ingredientes a mano, o mejor, licuarlos todo para que quede una mezcla más homogénea. Mantequilla de maní casera Aunque no es precisamente una salsa, la mantequilla de maní puede servirte para preparar gran variedad de platillos de la cocina oriental y también para dar el sabor de cacahuate a muchos postres. Sigue esta receta para tener en tu cocina una mantequilla de cacahuate libre de conservadores y otros químicos.   Ahora que ya sabes que lo único que necesitas para preparar platillos espectaculares es una buena salsa, usa estas recetas y deja volar tu imaginación. Cuéntanos, ¿con qué ingredientes te gustaría combinar estas salsas?
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD