La dieta T del mexicano

Por Kiwilimón - Septiembre 2016
No es ninguna novedad: a los mexicanos nos encanta comer. Tanta es nuestra afición por la comida, que en el año 2010 la UNESCO declaró la cocina mexicana Patrimonio Cultural de la Humanidad. Una de las razones por las cuales se le otorgó este gran reconocimiento se debe a su gran diversidad y a la riqueza de sus ingredientes. Sin embargo, dentro de este gran abanico de opciones culinarias, los mexicanos tenemos una ligera debilidad por la conocida “Dieta T”. Conoce más acerca del exquisito régimen alimenticio que los mexicanos disfrutamos diariamente:

Tacos

¿Qué sería de nuestras vidas sin la tortilla? Esta suave y ligera sábana de maíz es capaz de convertir el guisado más insulso en una gran comida. Tal vez parezca un platillo muy simple, pero su proceso de preparación requiere un alto nivel de familiaridad con los sabores de la cocina mexicana. En cuanto a la manera de comerlos, ni hablar: se necesitan años de experiencia para poder morder un taco sin vaciar su contenido.

Tacos de pastor para el alma... #tacos

Una foto publicada por Adriana (@curiogastro) el

Receta recomendada: Aquí encontrarás las mejores recetas para preparar unos deliciosos tacos.

Tostadas

Tenemos que admitir que las tostadas tienen el mismo ingrediente principal que los tacos, sin embargo, como mexicanos sabemos que hay una gran diferencia entre una tortilla recién hecha y una tostada. La mezcla de sabores suele ser muy similar a la de los tacos, sin embargo, las tostadas requieren mayores habilidades para comerlas sin convertir el platillo en un desastre.

Tostadas de tinga, deliciosas! #tostadas #tinga #méxico #mexicanfood #instafood #picfood #photofood #yummyfood

Una foto publicada por Ericka Fonseca (@erickafonse) el

Tostadas de tinga, deliciosas! #tostadas #tinga #méxico #mexicanfood #instafood #picfood #photofood #yummyfood

Una foto publicada por Ericka Fonseca (@erickafonse) el

La tinga sabe mejor en tostadas. ¿Ya las probaste?

Tamales

Nuevamente, tenemos a nuestro fiel y amado maíz presente en la cocina mexicana. Este platillo, consentido de los mexicanos desde Yucatán hasta Baja California, combina a la perfección la suavidad de la masa del maíz con los sabores de sus guisos. Personalmente, lo que más me gusta de los tamales es que su envoltura individual, ya sea de hoja de maíz o de plátano, permite mantenerlos calientitos hasta el momento de comerlos.

Tamales!!! Thanks for lunch @mexifox 😆 #tamales #pdxfood #delicious #getinmybelly

Una foto publicada por Ravyn Dunbar (@ravynd) el

https://www.instagram.com/p/BKwr1S-DcDD/ Receta recomendada: Vete preparando para la época decembrina con estos tamales verdes.

Tortas

Aunque el tipo de pan varía un poco dependiendo de la región del país, las tortas son uno de los platillos favoritos de los mexicanos. Desde la tradicional torta de huevo o de aguacate con jamón, hasta las más exóticas, como la torta de tamal, esta especialidad de la cocina urbana mexicana te asegura una comida muy abundante y con gran sabor.

Tortas by the beach!! #tortadejamon #galveston #thebeachmakesmehappy #perfectday #nomnom😋

Una foto publicada por Carmen Martinez (@carmenneliza) el

Receta recomendada: Esta receta es una gran opción para los amantes de las tortas vegetarianas.

Tlacoyos

La Dieta T no podría estar completa sin los exquisitos tlacoyos. Este antojito mexicano es un híbrido entre una tortilla, una gordita de maíz y un sope. Aunque por lo general este platillo se encuentre más en el centro o sur del país, su popularidad se ha ido extendiendo a lo largo de toda la república. ¿Lo mejor de los tlacoyos? Definitivamente, ver cómo lo amasan y preparan frente a tus ojos, y que te lo entreguen recién hecho es una experiencia que todos los mexicanos amamos.

Utter deliciousness from #tlacoyo #tuesday

Una foto publicada por Tara Buss (@tallglassoftara) el

Garnacha, pasó a pasito. Colonia Escandón, México D.F.

Una foto publicada por Revista Callejera: Mi Valedor. (@mivaledor) el

Receta recomendada: Aprende a cocinar este riquísimo antojito mexicano desde cero.  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La comida es uno de los negocios más redituables en el mundo, pues no sólo todos los seres humanos necesitamos alimentarnos para mantenernos con vida, sino que probablemente sea una de las cosas en las que más gastamos.Así que poner un negocio de comida no es una idea loca y si lo estabas considerando, pero no sabes ni por dónde empezar, estas son algunas de las cosas básicas que debes saber antes de empezar y tomar en cuenta, como inversión, lugar, tipo de comida.ConceptoEn nuestro país existe una enorme variedad de negocios de comida enfocados a diferentes sectores socioeconómicos, por lo que debes saber a qué tipo de público enfocarás tu negocio.Si te gusta la comida mexicana, no tienes que limitarte a un solo platillo, para que de esa forma los clientes tengan una gran variedad para escoger su alimento, al igual que en las bebidas.La importancia de definir un concepto es con el fin determinar tu inversión, aunque esta no es exacta, ya que los insumos varían en sus costos, por ejemplo, en negocios con comidas extranjeras la materia prima suelen ser de exportación.CostosUna vez que tengas establecido el tipo de negocio que tendrás, debes establecer los costos, los cuales se dividen en fijos y variados.Los costos fijos serán los gastos que realizarás y los cuales no cambiarán, por un tiempo, tales como la renta del local o sueldo de los empleados. Así sabrás cuánto dinero corresponde a esos gastos y cuánto te corresponde a ti.Los gastos variables son aquellos que dependen de las ganancias o pérdidas de tu negocio. Por ejemplo, si vendes tacos, el costo del kilo de bistec es de 160 pesos aproximadamente, mientras que el de tortilla es de 13 pesos y contiene alrededor de 35 pieza, por lo que más o menos saldrían 20 tacos en los que utilizarías entre 50 y 80 gramos de carne y dos tortillas, dependiendo del gusto del comensal.A estos gastos debes agregar platos, servilletas, además de los ingredientes para salsas, guacamole u otros ingredientes como papas, frijoles o nopales para complementar el plato fuerte, por lo que busca comprar los insumos al por mayor.PublicidadLo primero que debes hacer es darte a conocer, por lo que podrías reducir los costos o realizar promociones, todo aquello que te ayude a publicitar tu negocio. Una vez que seas sólido, podrás aumentar los costos.Recuerda que la comida es un negocio redituable pero muy competitivo, así que tienes que tener una buena planeación y, sobre todo, un gran sabor acompañado de calidad y buenos precios.
Uno de los platillos más representativos y deliciosos de la comida mexicana es, sin duda alguna, el pozole.Con cebollita, chile, orégano, rábanos, lechuga, mucho limón y de pollo, carne, verduras o como lo prefieras, el pozole es el platillo que no puede faltar en la mesa de los mexicanos sobre todo en septiembre, el mes patrio. ¿Pero alguna vez te has preguntado de dónde viene esta tradición?La palabra pozole es una derivación del náhuatl pozolli: potzonalli, apotzontli, que significan espuma o espumoso. En sus orígenes era un plato ritual de los mexicas y se consumía durante las ceremonias nahuas a Xipe Totéc: Nuestro Señor el Desollado. Entre los años 1325 y 152, se preparaba con la carne de los prisioneros sacrificados durante la celebración y se le daba un uso ceremonial, pues era servido sólo a los nobles o sacerdotes.Xipe Totéc era una deidad mexica asociada a la guerra, al maíz y a la renovación vegetal. Para desgranar al maíz había que "desollarlo" y quitarle sus hojas. Así, de la misma forma, para preparar el pozole se tenían que desollar los granos del maíz llamado cacahuacintle. Para lograr esto, ponían los granos a reposar en agua con cal durante algunas horas. Después de la llegada de los españoles, el canibalismo se prohibió y se sustituyó la carne de humano por carne de cerdo y así, el proceso del pozole ha ido cambiado a lo largo de la historia de México. En la actualidad, el pozole es diferente de acuerdo con la región donde se prepara: en el estado de Guerrero se prepara el blanco y el verde, que lleva esa tonalidad por el tomate verde o la pepita molida y en algunos lugares se le agrega chicharrón, mientras que en la Ciudad de México, Sinaloa, Nayarit y Jalisco se consume la variante roja. En algunas otras zonas costeras se le agregan mariscos y pescado. Ya sea que lo prefieras con maciza, de surtida o de pollo; rojo, verde o blanco, estas Fiestas Patrias a la hora de disfrutar un increíble pozole ya sabrás de dónde surgió esta tradición.
En México y el mundo, los hábitos de consumo en internet han cambiado y ahora muchas personas compran en tiendas en línea, tanto que 6 de cada 10 mexicanos tienen una relación estrecha con internet, y de ellos, 5 ha comprado en tiendas online, de acuerdo con IAB México.Así que¸ por lo práctico y fácil que es, además de que, por fortuna, es cada vez más seguro, ya es casi inevitable terminar comprando cosas en e-commerce, sobre todo cuando se trata de aquellas con artículos para el hogar.Seguro te ha sucedido que estás muy entretenido en redes sociales y de pronto te aparece una imagen de la cocina ideal, que siempre has tenido en mente.Y entonces te encuentras súper enamorada de un juego de vasos con el que te imaginas tomando tus dos litros de agua diarios, o unos cubiertos que nunca creíste que necesitarías.Y es que hay momentos inevitables en la vida, los cuales uno sólo puede aceptar y abrazar, por ejemplo, emocionarse tanto por esas cosas del hogar.Ahora, pasar horas en sitios de tiendas como Bed, Bath and Beyond es casi como pasar una tarde de Netflix and Chill, pero viendo los artículos más preciosos para la cocina, cama, para el baño y para todo lo demás.Sí, ésta es la tienda de la que te volverás fanática y la que querrás visitar siempre, y si no puedes ir, podrás vivir la misma experiencia de recorrer esos pasillos en su tienda en línea.Ahí estará todo lo que necesitas para tu cocina, desde artículos básicos y necesarios, como un dispensador de bebidas, hasta electrodomésticos muy prácticos, como una cafetera 3 en 1, que funciona como tetera y hervidor. ¡Todo a un solo clic de distancia!
Día de Muertos es una fiesta reconocida en el mundo entero que da identidad a todos los mexicanos. Su colorido, sus olores, las tradiciones y todo lo que la rodea hace que sea una experiencia de sensaciones y muchos sentimientos.Sin duda, el elemento más importante dentro de este festejo es la ofrenda de muertos. La ofrenda es una gran tradición mexicana que debemos preservar y que consiste en varios pisos, donde se fusionan el sincretismo de las religiones prehispánicas con la religión católica.Los niveles básicos de una ofrenda de muertos son el cielo y la tierra, pero puede tener hasta siete niveles, donde cada escalón simboliza los pasos necesarios para llegar a Mictlán, el inframundo en la mitología mexicana y el lugar del eterno reposo.Así, la ofrenda se coloca sobre una mesa, en alguna habitación dentro del hogar, y será éste el lugar donde estarán las ofrendas del Día de los Muertos, para las almas que vengan de visita.Según la creencia, los objetos y la comida colocada en la ofrenda atraen a los espíritus y sirven para facilitar el viaje desde Mictlán hasta las casas de sus familiares, con el fin de disfrutar una noche de fiesta, con ellos, una vez más.Se sabe que hay que que poner la comida que le gusta a nuestros seres queridos que han fallecido, pero ¿qué se hace con la comida de la ofrenda de Día de Muertos después?A pesar de que la tradición dicta que los familiares vienen del más allá para disfrutar de la comida y muchas personas creen que después de la visita los alimentos quedan sin sabor, te daremos algunas opciones de lo que se puede hacer con la comida al quitar la ofrenda.En realidad, la mayoría de los alimentos se pueden comer y, en algunas ocasiones, se reparten entre las personas que ayudaron a colocar el la ofrenda. Algunos alimentos preparados, como guisados, es mejor desecharlos, pues no es higiénico comerlos después, debido a los días que estuvieron en la intemperie. Si ya sigues prácticas de reciclaje de alimentos en casa, no dudes en hacerlo con estos alimentos también.Ahora que lo sabes, no queda más que disfrutar de estos momentos en familia y para preservar nuestras tradiciones.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD