La importancia de comer bien

Por Kiwilimón - Enero 2013
Comer bien y llevar una dieta saludable no es nada fácil, ya sea por hábito o falta de tiempo. Uno de los principales objetivos que tenemos al comer, es disfrutar lo que comemos, y es tan agradable esta experiencia que a veces las decisiones que tomamos de ciertos alimentos no son nutritivos y mucho menos significa comer bien. A veces cuando estamos disfrutando mucho de ciertos platillos, terminamos comiendo de más, cosa que tampoco no es ni recomendable, ni saludable. Debemos comprender desde nuestro inconciente que establecer hábitos alimenticios saludables no sólo nos da por comer bien, sino que también llevaremos un estilo de vida más saludable y tendremos mayor capacidad para prolongar nuestra calidad de vida. Comer bien requiere de trabajo mental y estar preparados a llevar una disciplina en nuestro consumo de alimentos. No tiene que dejar de ser divertido, todas las recetas se pueden modificar en cierta manera para poder tener alimentos más nutritivos, que no estén llenos de grasa y que nos aporten las calorías adecuadas. A continuación les presentamos algunas recetas que podrían ser de utilidad en el cambio de nuestros hábitos alimenticios. ¡Disfruten!   Recetas de cocina (te recomendamos hacer click en el título de la receta para ver más detalles de preparación de la misma) Las mejores verduras Cazuela vegetariana. Si eres fan de la comida sana picosa no te puedes perder esta deliciosa receta fácil de cocinar y súper nutritiva. Brochetas de piña con queso. Receta de una entrada diferente, dulce y ligera para todo tipo de ocasión, ricas brochetas de piña con queso. Bruschetta con ceviche de bacalao. Se trata de una receta de bruschetta con ceviche de bacalao que se puede utilizar como una rica botana. Sopa de cebolla light. Una versión ligera de la rica sopa de cebolla francesa. Esta versión lleva un poco de aceite de oliva en vez que mantequilla, pan integral y poco queso, pero aún así es deliciosa. Pollo horneado. Rica receta de pollo horneado, este platillo está lleno de energía gracias a que tiene mucha proteína además es bajo en grasa. Brócoli con ajo y vinagreta. Una opción llena de sabor para el brocolí al vapor. Esta receta es muy ligera y rica. Receta de brócoli con ajo y vinagreta Salmón con pico de gallo de mango. Una forma deliciosa de preparar el salmón con un pico de gallo tropical con jícama, mango, cilantro, limón, y jitomates. Ensalada de quinoa con verduras. La quinoa es un grano muy rico que contiene proteina y es muy saludable. Esta receta de quinoa con vinagreta de limón verduras y pasas es riquísima. Pollo en vino tinto. Este pollo lleva vino tinto, tocino y champiñones, queda delicioso. Camarones y callos con vinagreta de pimientos. Una rica y fácil receta de camarones y callos de hacha con una vinagreta de pimiento rojo. Esta receta se puede hacer solo con camarones.  

Si quieres conocer más recetas saludables, haz click aquí

   
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Anualmente se celebra el 28 de mayo el Día Mundial de la Nutrición con la intención de que reflexionemos sobre la importancia de una alimentación correcta, que nos ayude a sentirnos bien. Esta filosofía inspira la creación de este espacio: #KiwiTeCuida. Queremos brindarte todas las ideas y herramientas para poder cocinar rico, fácil y, además, cuidarte. Todas las recetas contenidas aquí son avaladas por nutriólogas profesionales y en cada una encontrarás los conteos calóricos y nutricionales avalados por la USDA. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la nutrición como la ingesta de alimentos en relación con las necesidades dietéticas del organismo. Una buena nutrición (una dieta suficiente y equilibrada combinada con el ejercicio físico regular) es un elemento fundamental de la buena salud.Por ello, este lunes 31 de mayo, en nuestro Instagram oficial, la chef Colibrí Jiménez preparará 2 recetas de tacos ligeros al pastor, porque sabemos que en México amamos los tacos y las preparaciones al pastor. Especialmente porque queremos compartirte que el llevar un estilo de vida balanceado, en armonía y saludable, no implica sacrificar el sabor o restringir tu alimentación.Asimismo, el próximo lunes 7 de junio realizaremos el conversatorio: Mitos y realidades en la nutrición. Una charla con Shadia Asencio, Directora Editorial de Kiwilimón, y Jennifer Asencio, nutrióloga clínica especializada en diabetes desde hace más de 20 años. En este live podrás preguntar todas las dudas que tengas entorno a la nutrición y cómo tener hábitos alimenticios saludables, además de conocer a través de fuentes especializadas todos los mitos que rodean este tema. ¡Sigan aquí las transmisiones de #KiwiTeCuida los lunes a las 18 horas! 
No hay nada mejor que un domingo con asador y la familia, pareja o los amigos, pero te has puesto a pensar cuáles son los beneficios de cocinar al carbón. Te comparto algunas ventajas del porqué es una gran opción. La primera, y la cual nuestro paladar agradece, es que los alimentos adquieren una jugosidad incomparable, en específico con las carnes, pues cocinar a la parrilla asegura una temperatura uniforme que impide que se pierda la textura. Otra gran ventaja es que los nutrientes no disminuyen, al contrario, se mantienen intactos para nuestro beneficio. Por otra parte y no menos importante es que la parrilla también potencia el sabor de cada uno de los alimentos, pues no se requiere de más condimentos para su preparación. Asimismo, los alimentos suelen tener menos grasa al cocinarse en la parrilla, ya que ocupan su grasa natural y no se añaden aceites que perjudican a nuestra salud. Aquí algunas opciones de recetas que puedes preparar al carbón. Champiñones al ajillo: Asar con aceite de aguacate, ajo picado y un poco de cilantro. Agregar pimienta y sal de grano al gusto. Chiles poblanos con camarón: Asar primero los chiles, una vez que empiecen a cambiar de color, rellenarlos con queso manchego o oaxaca y camarones partidos en cachitos. Agregar jitomate picado fresco.Corazones de lechuga romana a la parmesana: Asar con aceite de oliva y colocar láminas de queso parmesano arriba. Al final agregar un toque de aceite balsámico espeso. Filetes de coliflor con sal de gusano: Asar los filetes de coliflor con aceite de oliva, agregar sal de gusano al gusto y un chorrito de mezcal para flamear. Bien, ahora ya lo sabes, además de un grato momento en compañía de los tuyos al cocinar al carbón, podrás deleitarte con platillos más livianos, menos calóricos y que ayudarán a un mejor funcionamiento de tu organismo. 
A veces puede más una taquiza que un ferviente amor, como señala Chava Flores. Así que si amas a papá y quieres consentirlo en grande, no dejes pasar la oportunidad de celebrarlo con los reyes de la comida mexicana: los tacos. El amor también cabe en una tortilla, por lo que si quieres lucirte este Día del Padre, prepárale una taquiza con sus tacos y salsas favoritos; pueden incluso cocinar o hacer las compras juntos para disfrutar la experiencia de principio a fin. Aquí te compartimos los tacos favoritos de Kiwilimón para consentir a papá en su día: Tacos de cecina ¿Quién no ama los tacos de cecina? Son fáciles de preparar y con un sabor inigualable. Esta carne de res salada y secada al sol o mediante un ahumado es un clásico de diferentes partes de México. Te recomendamos cocinarla a la plancha y prepararla al estilo morelense con crema y una generosa porción de aguacate. Ahora que si en verdad quieres brillar en la cocina, prepara estos tacos de cecina con tortillas azules hechas por ti mismo. ¡Todos los amarán! Tacos de mixiote Esta receta te tomará más tiempo pero te quedará exactamente como la de tus tacos favoritos del mercado. El mixiote, u oblea de maguey, es un platillo típico de Hidalgo, el Estado de México y Tlaxcala. Aunque cada estado tiene sus variantes particulares, incluso en el tipo de carne que utilizan (pollo, conejo, chivo o carnero), la regla es que los mixiotes son marinados con una mezcla de chiles y especias que hacen cada bocado memorable. Aquí te compartimos el paso a paso para prepararle a papá unos tacos de mixiote de cordero. ¡No te arrepentirás!Tacos al pastor Si tu papá es de los que siempre empieza con dos y termina con seis u ocho taquitos al pastor con todo, no puedes dejar de prepararle esta increíble corona de tacos al pastor, excelente para compartir con toda la familia. Es una receta sencilla, en la que te decimos cómo marinar la carne al pastor, a base de chiles, achiote, jugo de piña y algunas especias. Un dato curioso de los tacos al pastor es que el asador vertical, donde lo preparan, es un instrumento de origen asiático, en donde cocinan carne de cordero aderezada con diversos condimentos. Este asador llegó a México, específicamente a Puebla, en la década de 1930 donde tuvieron un éxito rotundo y se fueron haciendo variantes de la receta original. Tacos de barbacoa A los fanáticos de este platillo, una barbacoa de res casera debes prepararles. El arte de cocinar en hoyo de tierra u horno y con pencas de maguey es todo un ritual que lleva su tiempo, pero existen métodos en olla exprés o vaporera que te permitirán prepararla de forma más fácil y rápida, sin sacrificar el sabor. La barbacoa es un guiso tradicional de Hidalgo, Puebla, Querétaro, Guanajuato, Estado de México, Michoacán, Morelos y otros lugares donde prevalecía el pulque, que se prepara con un método ancestral de hornos subterráneos. Tacos de cochinita pibilOtro platillo que se cocina bajo tierra y que forma parte de la tradición ancestral maya es la cochinita pibil. Se prepara con carne de lechón o cerdo condimentada en recado rojo y otros ingredientes, originalmente se horneaba en pib de donde viene su nombre y que aún se usa en la península de Yucatán, de donde es uno de los platillos típicos más representativos. Aquí te decimos cómo hacer una cochinita pibil en horno.Este Día del Padre anímate a consentir a papá, como aconseja el gran Chava: con tres cervezas bien heladas y seis machitos pa'cabar… 
Tortilla, relleno, salsa. Tres posibilidades que, con cierta dosis de creatividad, se vuelven infinitas. Una trilogía sencilla, justa en cada una de sus partes. Un número ecuménico sin aristas en el que nada sobra, en el que todo huele y sabe a armonía. Este gran portador del número tres –según la numerología, sinónimo de paz y estabilidad–, las enchiladas mexicanas, es uno de los platillos que han sabido colarse al día a día de los hogares. Las “enchiladas mexicanas” son cultura: son desde el antojito de puesto, la comida formal cuando se hornean, o el desayuno de los trasnochados. Las enchiladas son sustantivo, son adjetivo, porque ya saben, los mexicanos cuando nos enojamos, nos enchilamos. En el caso del alimento, la enchilada mexicana debe su nombre a la tortilla, ya sea que se remojó en salsa y se frío, o se le aplicó el sistema a la inversa. Si la tortilla va primeramente frita en aceite, hay que cuidar que la temperatura y la cantidad de la grasa sea suficiente para no entiesarla. Si va revolcada en salsa y luego frita, hay que tener buen tino para no convertirla en chilaquiles. Y es que la enchilada debe ir doblada. Es su promesa de marca, su sine qua non. No puede ir enrollada como unas flautas ni simplemente doblada; es símbolo de egoísmo si sólo lleva unas gotas de salsa; de tacos, si lleva la salsa por dentro; de chilaquiles, si va fragmentada. La enchilada debe ser suave, blandita; no sólo cocida al comal, para que penetre la salsa en su crispida superficie. El origen se remonta al calendario precolombino. El Códice Florentino hablaba de las chillapitzalli, unas tortillas enrolladas que se condimentaban con chile. De hecho, existía un oficio, el de la tlailacatzoa, en el que la cocinera se convertía en experta de doblar tortillas. Tras la Conquista se incorporaron a la receta decenas de ingredientes como el caldo de pollo en las salsas o las proteínas como el pollo y el cerdo. Como tal, “la tortilla enchilada” apareció por primera vez en el gran recetario de 1831, El cocinero mexicano.Las recetas fueron variando regionalmente. Ahora los dedos de las manos nos faltan para enumerarlas. Las variaciones tienen que ver con los chiles que se incorporan a la salsa. Aunque claro, en los rellenos y los ingredientes que las coronan están las acepciones; el diablo, dirían algunos. En algunos mercados como en Veracruz, el relleno va por fuera. En otros casos, la variedad está en la masa a la que se le incluye chile cascabel, como en el caso de las potosinas. Hay una enchilada mexicana para cada ocasión, para cada presupuesto. No faltan las de mole y guajolote para las ocasiones especiales, ni las frugales que se dejan ver cuando en el refrigerador hay más cervezas que ingredientes; tortilla, huevo y salsa de chipotle bastan para prepararlas. La versatilidad y capacidad de adaptación a lo que hay es un homenaje al saber hacer de cada estado, al de cada pueblo, al de cada familia. Estas son algunas de nuestras favoritas.Enchiladas mineras de GuanajuatoUn platillo de época virreinal. Se les llama mineras por ser la labor primordial del estado; las enchiladas van rellenas con queso ranchero y van coronadas por una mezcla de verduras –papa, zanahoria y lechuga–. Que a nadie se le escape el detalle mágico del tocado: chile y cebollitas encurtidas.Enchiladas queretanasSon bastante similares a las mineras, sin embargo, estas no llevan encurtidos. La tortilla va igualmente frita en la salsa para lograr esa sensación adobada y pueden ir rellenas de pollo o de huevo. Enchiladas suizas Más mexicanas que el mole, las enchiladas suizas toman su nombre por el gratín de queso que las cubre al exterior. Generalmente van rellenas con pollo y en la composición de la salsa se incorpora un agente lácteo como la crema. Esto las hace ligeramente dulces, suficientemente perfectas.Enchiladas suizas rojasSe elaboran de forma similar a las verdes, pero con la adición de jitomate al hervido de salsa. En las suizas, se vale hacerse de la vista gorda con lo de “deben ir dobladas” pues, para que se amolden orgánicamente y consigan esa corteza doradita en el horno, se enrollan y se ponen al refractario.Enchiladas de mole verde¿Dos best sellers nacionales en un mismo plato? El buen karma se hace realidad cuando un mole verde es lo enchiloso de unas sencillas tortillas de maíz. Digno de cualquier celebración –boda, quinceaños, semáforo amarillo, promoción 2X1 en tu súper favorito– estas enchiladas son una fiesta de pepita con final picosito.Enchiladas enacahuatadasEn México incluimos los cacahuates también en las salsas como la macha o en algunos moles oaxaqueños. Esta salsa espesa, balanceada en acidez y tersa es la cobija que toda tortilla quisiera llevar. Enchiladas de chile poblanoEn el mundo de las enchiladas verdes, tenemos unas de pantones más claros que no proceden del tomatillo, sino de una crema elaborada a partir de chile poblano y queso, queso doble crema, crema o bien, todas las anteriores. Pueden ir rellenas de pollo o de un salteado de setas para completar la experiencia vegetal. 
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD