La verdad detrás de los refrescos light
Dietas

La verdad detrás de los refrescos light

Por Kiwilimón - April 2014
¿Crees que elegir un refresco regular sobre uno de dieta es mejor? La mayoría de las personas piensan que sí, pero si somos sinceras… muy dentro sabemos que todo aquello que promete no puede ser cierto: una bebida efervescente, llena de cafeína y que misteriosamente no tiene azúcar ni calorías. Demasiado bueno para ser verdad. Nuestras amigas de ActitudFEM nos cuentan la verdad detrás de los refrescos light.  

    En un estudio realizado por la School of Medicine at The University of Texas Health Science Center San Antonio, se comparó un grupo que bebía soda de dieta, contra otro que sólo tomaba refresco regular. El estudio duró cerca de 10 años, y aunque la cintura de todos los participantes creció, el vientre de las personas que sólo tomaban refresco de dieta tuvo un incremento mayor del 70%.   Pero el estudio sorprendió cuando se fijaron en las cifras de las personas que sólo tomaban una o dos latas de soda de dieta al día. El incremento en la circunferencia de su cintura fue 5 veces mayor al de las personas que sólo toman refresco regular.  
¿Pero qué hay detrás del refresco de dieta? ¿Por qué parece causar más daño que su versión regular? Aquí les dejamos una de las razones más importantes:

Afectación de la flora intestinal

Cuando consumimos grandes cantidades de fructuosa, endulzantes artificiales y polioles, provocamos que las bacterias se adapten de manera que interfiera con las señales de saciedad en nuestro metabolismo. Estas bacterias se encargan de procesar la comida y al hacerlo emiten un bio-producto llamado ácido grasos de cadena corta. Este bio-producto ayuda a distribuir la energía en el cuerpo, pero cuando las bacterias se adaptan al azúcar y prosperan se hacen más eficientes al procesar grandes cantidades de azúcares y al mismo tiempo aumenta su producción de ácidos grasos de cadena corta. Son esos altos niveles de ácidos grasos los que disminuyen las señales de saciedad, además de promover la inflamación del tejido del intestino. Esto explica parcialmente por qué los investigadores han encontrado que el refresco de dieta puede promover el sobre peso. Los endulzantes sin calorías pueden confundir al cerebro para que tenga ganas de más azúcar. Una opción es consumir productos que contengan estos endulzantes en moderación y sobre todo tomar mucha agua. Para que la flora intestinal se mantenga saludable come frutas y verduras.     Ver artículo original.    

Súper Secreto:  Tips para comer balanceadamente todos los días

 

Recetas de Botanas Saludables

 

 Brochetas Mixtas

  Bruschetta de Aguacate Oriental

   

"Cuéntanos, ¿Cuál es tu receta nutritiva preferida?"

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El aceite de oliva se ha consumido desde hace miles de años y su uso no sólo se limita al de la comida, pues también funciona en cosmética e incluso tiene usos medicinales. Actualmente ha ganado mucha más popularidad, gracias a sus múltiples beneficios, pues se trata de una grasa monoinsaturada y se considera la piedra angular de la famosa dieta mediterránea. Por su parte, los aceites de oliva extra virgen ofrecen aún más bondades, con un mundo de sabores amargos y frutados que pueden potencializar tus platillos.El alto valor nutritivo del aceite de oliva radica en que es rico en vitamina E, antioxidantes y omega 6 y 3, y entre sus maravillas para la salud, las enfermedades cardíacas o la diabetes son algunas de las dolencias de la larga lista que se pueden evitar y las condiciones que se pueden mejorar con una dieta que incluya aceite de oliva. Un buen aceite de oliva extra virgen debe tener sabor intenso y amargo, con aromas de hierba, tomate y frutos secos, y suele ser una excelente opción para casi todo tipo de cocina. Si lo usas frío, hazlo en aderezos para ensaladas, marinados o en pastas y salsas. Si lo usas caliente, hazlo para asar, rostizar o freír tus alimentos. Ingrediente base de la dieta MediterráneaLa dieta Mediterránea es considerada como una de las más saludables a nivel mundial y está relacionada con la longevidad del ser humano.Esta dieta consiste en un alto contenido de verduras, frutas, legumbres, nueces, frijoles, cereales, granos, pescado y grasas no saturadas, como el aceite de oliva. Además, investigaciones recientes llevadas a cabo por la Manchester Metropolitan University encontraron que las personas que consumen una dieta mediterránea típica son menos propensas a las anomalías en la microbiota gastrointestinal.Todo esto lo aprendimos en la master class con Carbonell, además de poder preparar unas deliciosas hamburguesas botaneras con mayonesa de albahaca y vinagre de ajo.Consulta más recetas preparadas con aceite de oliva:Pescado Empapelado a la VeracruzanaPollo Asado con Chimichurri de AceitunasHuaraches de Nopal con Tinga de Zanahoria
Es muy común que confundamos los tés, las tisanas y las infusiones, sobre todo porque la forma de preparación luce similar; sin embargo, cada bebida tiene sus características y aquí te vamos a enseñar a diferenciarlas para que seas todo un experto.TéEl té es una de las bebidas más antiguas y poderosas del mundo. Hay distintos tipos de té, con diferentes propiedades y beneficios, pero debes de saber que todos provienen de la misma planta de la familia de las camelias.El té puede ser verde, rojo, blanco y negro, y todas estas bebidas son diuréticas y estimulantes, y también muy benéficas gracias a sus propiedades antioxidantes. Té verde. El té verde se elabora con hojas no fermentadas u oxidadas, que una vez cosechadas, se dejan secar y se someten a tratamiento de calor. Entre las propiedades positivas que tienes se encuentra un nivel bajo de teína, aporta vitaminas A, C y D, es uno de los tés que más antioxidantes posee y se dice que disminuye el nivel de glucosa, fortalece la memoria, ayuda a bajar el colesterol y previene la artritis. Té rojo. También conocido como phu erh, se descubrió de manera casual al tratar de alargar la conservación del té verde, es un gran auxiliar en la pérdida de peso, ayuda a la digestión, tiene antioxidantes, potencia el sistema inmune y te ayuda a mejorar el estado de ánimo. Té blanco. Este té es tan bueno que por mucho tiempo se creyó que otorgaba la eterna juventud y hasta la inmortalidad. Es uno de los tés con más antioxidantes, ayuda a tener una piel y cabello más sanos, y retrasa el envejecimiento, por lo que lo de la eterna juventud no está tan lejos de la realidad. Té negro. El té negro es el más intenso de ellos, tiene una oxidación mayor, por lo que contiene también más cafeína. Esta bebida ayuda a tener un estado de alerta mental, ayuda a la concentración, fomenta el aprendizaje, potencia la memoria a corto y a largo plazo.Tisanas El principal error que cometemos es confundir los tés con las tisanas, sin embargo, la principal diferencia radica en que el té contiene teína y la tisana está compuesta de extractos de plantas.Otra diferencia es la manera de hacerlo, pues aunque parezca igual a la del té, no lo es. Mientras el té necesita que se dejen reposar las hojas entre 3 y 4 minutos en agua caliente, a una temperatura de entre 80 y 95 ºC, la tisana requiere que las plantas secas se pongan en agua hirviendo y se dejen reposar unos 15 minutos, con el fin de que los aromas y propiedades de las plantas se desprendan.Hay dos tipos de tisanas populares:Tisanas Frutales: por lo regular a base de jamaica y manzana, y se les agrega otras frutas como ingrediente principal. Una tisana muy popular es “Fresa kiwi”.Tisanas Herbales: pueden tener una mezcla de varias hierbas o flores. Manzanilla, menta y hierbabuena son de las más populares.InfusionesLas infusiones son bebidas que se obtienen a través de hojas, flores, hierbas, plantas, frutos o semillas que se dejan reposar en agua caliente sin que llegue al punto de ebullición y no necesariamente tienen teína.Para hacer una infusión se puede usar cualquier sustancia vegetal por su sabor y aroma. Esto hace que la infusiones sean de variedades inimaginables. Por ejemplo, pueden tener una parte de flores, de frutos, de frutos secos, de semillas, de hierbas aromáticas o medicinales, de cortezas, e incluso raíces. Las más populares son la manzanilla, la menta, la melisa, el mate y también el café, que aunque no se conoce como una infusión, lo es.Ahora ya sabes las principales diferencias entre té, tisana y las infusiones y la manera de preparar cada una. Te invitamos a probarlas, experimentar con sabores y así encontrar la bebida que más te guste y que más le aporte a tu bienestar.
El carbón activado ha revolucionado la medicina natural, pues en los últimos años se ha comprobado que es útil para miles de personas y les ayuda a aliviar malestares y enfermedades como la indigestión, cicatrización de heridas, virus y bacterias, reduce los niveles de colesterol, además de otros usos estéticos como el blanqueamiento de los dientes.Según informes, algunos médicos también lo usan en grandes cantidades para tratar a un paciente si ha tomado una sobredosis o ha tomado veneno.¿Qué es el carbón activado?El carbón activado es carbón común y corriente, sometido a un calentamiento con gas que le produce ‘poros’ en su interior, que al ingresar a nuestro sistema ayudan a atrapar sustancias químicas dentro del organismo, lo cual ayuda a la desintoxicación.¿Qué tan efectivo es? Como toda sustancia externa al organismo, cada cuerpo reaccionará de distintas formas y en algunos casos será más efectiva que en otras.A pesar de que está aprobado por instituciones como el Servicio Nacional de Salud (NHS) de Reino Unido y de que se utiliza comunmente para aliviar los síntomas de indigestión, flatulencia e hiperacidez, el mismo sitio web del NHS afirma que no es adecuado para todos y que "algunas personas nunca deben tomarlo", ya que puede interactuar mal con otros medicamentos y evitar que funcionen correctamente.Beneficios del carbón activadoEl primer uso que se le dio a este remedio fue para la desintoxicación del colon. Tomar carbón activado podría ayudar a detener la diarrea e hinchazón estomacal, pues liberaría el exceso de gases y normalizaría la actividad intestinal.Recientemente, se viralizaron las mascarillas de carbón activado, que prometen ayudar a eliminar las impurezas y dejar el rostro limpio y terso; además de ayudar a retardar los efectos del paso del tiempo, pues si lo ingieres, le brindará un apoyo al hígado, riñones y glándulas suprarrenales en su proceso celular.Es importante destacar que no es un remedio mágico y que no es recomendable abusar de su uso, pues podría resultar contraproducente. Si tienes alguna enfermedad como diabetes, hipertiroidismo, depresión o colesterol y estás tomando tratamiento, no es recomendable ingerir el carbón activado, pues podría absorber el medicamento y no tendrá el mismo efecto.Recuerda que a pesar de no tener repercusiones en tu salud, debes usar el carbón activado bajo la supervisión de algún especialista.
Con la temporada invernal vienen los fríos y con ellos, las enfermedades típicas de este periodo, como la gripa. Sin embargo, la naturaleza es muy sabia y nos brinda frutas con alto contenido de vitaminas y minerales, tales como guayaba, lima, fresa, limón, naranja, toronja, mandarina, kiwi y piña para combatir cualquier resfriado.En México, a lo largo de todo el año y de acuerdo con la época, existen frutas de temporada que son otras que las que se cosecha por mes. Estas frutas son ricas, baratas y accesibles. Además de aportar variedad a la dieta, las frutas de temporada aportan vitaminas y minerales al cuerpo, necesarios para su correcto funcionamiento y adecuados para el cambio de estación.Con el fin de que nunca más vuelvas a comprar un mango verde y fuera de temporada, estas son algunas de las frutas que se dan al año, por mes.Enero: fresa, guayaba, limón, mandarina, melón, naranja, papaya, piña, plátano, tamarindo, toronja, lima y manzana.Febrero: fresa, guayaba, limón, mandarina, melón, naranja, papaya, piña, plátano, tamarindo, toronja, guanábana y manzana.Marzo: fresa, limón, mango, melón, naranja, papaya, piña, plátano, sandía, tamarindo, toronja, guanábana y manzana.Abril: fresa, guanábana, limón, mango, melón, naranja, papaya, piña, plátano, sandía, toronja y tamarindo.Mayo: limón, mango, melón, papaya, pera, piña, plátano y sandía.Junio: limón, mango, melón, papaya, pera, piña, plátano y sandía.Julio: limón, mango, melón, papaya, pera, piña, plátano, sandía y tuna.Agosto: guayaba, limón, mango, melón, papaya, pera, plátano, sandía y tuna.Septiembre: guayaba, lima, limón, mango, melón, papaya, pera, plátano, sandía, toronja y tuna.Octubre: guayaba, lima, limón, mandarina, naranja, papaya, pera, plátano, toronja y manzana.Noviembre: guayaba, lima, limón, mandarina, naranja, plátano, toronja y manzana.Diciembre: fresa, guayaba, lima, limón, mandarina, naranja, papaya, pera, piña, plátano, tamarindo, toronja y manzana.En los mercados de la ciudad podrás encontrar una gran variedad de estas frutas, así que ahora que ya sabes en qué mes se está dando cada fruta, sigue esta guía para saber cómo escogerlas y así te lleves a tu casa lo mejor en estos alimentos.Si buscas cítricos, como la naranja, mandarina, toronja y limón, que te den grandes cantidades de jugo, deberás escoger los que tengan la cáscara lisa y suave, y que tengan un gran tamaño y peso. Podrás conservar los frutos con estas características en refrigeración hasta por diez días y mantendrán sus propiedades intactas.Por otra parte, la guayaba es el fruto predilecto para conseguir un alto contenido en vitamina C. En el mercado habrá varios tamaños y colores, pero sin duda las mejores son las que tienen una cáscara amarillenta con toques rosados y un olor dulce.El jugo de la caña de azúcar contiene 46% de sacarosa, resulta altamente nutritivo y ayuda a combatir los resfriados, la tos y el dolor en los riñones, así que para comprar la mejor en el mercado deberás escoger las recién cortadas, sin manchas negras en la cáscara y corta de los extremos laterales.El tejocote es un fruto que contiene hierro, complejo B y vitamina; se utiliza para el ponche y en los altares de Día de Muertos, por lo que deberás adquirir los que tienen la corteza en color naranja y estén muy firmes; incluso si compras los que aún están verdes podrás madurarlos envolviéndolos en papel de estraza en un lugar cálido.Lo importante al elegir frutas y verduras es que uses tus sentidos y sientas su textura y su firmeza, veas sus colores o incluso huelas la fruta para saber si está madura o no.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD