La vida vegana
Dietas

La vida vegana

Por Kiwilimón - Septiembre 2013
Hay diferentes mitos rodeando esta dieta, pero no todos son ciertos. Aquí te explicamos de qué se trata además de sus virtudes y defectos. Empecemos por definir lo que es ser vegano. En su inicio se trató de una afrenta contra el uso de producto animal, no tanto por razones alimenticias, sino por razones éticas. A sus fundadores les parecía inhumano el sufrimiento de animales y la explotación de sus bienes. Es por esto que a diferencia de las personas vegetarianas que se permiten comer leche, huevos y otros derivados animales, los veganos se rehúsan a consumir cualquier animal o producto que provenga de estos. Los veganos más ortodoxos tampoco compran ninguna vestimenta ni utensilio que tenga que ver con un proceso animal. Fuera de los temas éticos, la dieta vegana sí presenta algunos beneficios para el ser humano. Su nulo consumo de carnes rojas aleja enfermedades cardiovasculares como la gota o peligros de infarto. Por su parte la falta de consumo de grasas animales ayuda a mantener estable el colesterol. La Academy of Nutrition and Dietetics americana emitió en 2009 un informe en el aseguraba que, tanto la dieta vegetariana, como su versión estricta, la vegana, son saludables para todas las edades incluido el embarazo, la lactancia, la infancia y la adolescencia. Esto quería decir que no causan ningún daño al organismo, pero la realidad es que sí pueden aparecer algunas deficiencias. Este tipo de alimentación debe estar bien planificada ya que puede presentar carencias de hierro, calcio y vitaminas D y B12. La más peligrosa es esta última, la B12 se encuentra en la carne roja y es fundamental para el funcionamiento neuronal, de manera que aquellos que deciden adoptar una dieta vegana deben tomarla como suplemento alimenticio. Otro tema es el de la azúcar que pueden ingerir perfectamente, pero no reemplazos naturales como la miel por lo que su glucosa puede subir si no tienen cuidado. El día a día para los veganos se basa básicamente en verduras, hortalizas y granos. Su mayor fuente de proteína viene de hongos, setas y frijoles o sus derivados como la soya. Los frutos secos y las frutas estacionales son también parte fundamental de su dieta pues les proporcionan las grasas y vitaminas necesarias para el funcionamiento corporal. Al ser vegano se necesita tener cuidado de todas formas con lo que consumes pues hay mitos alrededor de esta tendencia, la mayoría cree que todo lo vegano es saludable, pero no es así. Algunos alimentos procesados como hamburguesas, queso o vienesas vegetales no son tan buenos para la salud, pues tienen alto contenido de sodio y grasa. Igual que con todo lo demás los excesos nunca son buenos y aunque esta dieta es recomendable para quienes comulguen con la ideología vegana hay que tener cuidado con tu cuerpo pues al cambiar radicalmente de alimentación tu cuerpo empezará a cambiar desde el primer momento.

Recetas para Veganos

Receta de Salteado de Verduras

Ingredientes: - 1/2 cebolla fileteada - 4 dientes de ajo finamente picados - 3 centimetros de jengibre pelado y finamente picado - 40 mililitros de aceite de ajonjolí - 50 mililitros de salsa de soya fermentada naturalmente - 1 pimiento rojo cortado en julianas - 20 champiñones cortados en cuartos - 1/4 de kilo de ejote despuntados y cortados en diagonal - 200 gramos de brócoli cortado en arbolitos pequeños - 200 gramos de coliflor cortado en arbolitos pequeños - 1 zanahoria pelada y cortada en medias lunas - 200 gramos de tofu cortado en cuadros - salsa de soya extra para marinar el tofu - germinado de soya - ajonjolís al gusto para decorar Encuentra el procedimiento de esta receta dando click aquí.    

Receta de Coles de Bruselas con Miel de Maple y Nueces Macadamia

Ingredientes: - 3/4 de kilo de col de bruselas - 1/4 de taza de aceite de oliva - 3/4 de cucharadita de sal de mar - 1/4 de cucharadita de pimienta negra - 2 cucharadas de miel de maple - 1/2 taza de nuez de macadamia tostadas Da click aquí y encuentra los pasos para preparar esta receta.  

 Receta de Pimientos Rellenos Vegetarianos

Ingredientes: - 6 pimientos - 2 cucharadas de aceite de oliva - 1 cebolla grande picada - 4 cebollines picado - 1 diente de ajo picado - 1/4 de taza de chícharo - 2 cucharadas de perejil picado - 2 cucharadas de menta picada - 1/2 taza de arroz integral cocido - 1 cucharadita de canela - 2 jugo de limón - 2 cucharadas de puré de tomate - 1 lata de tomate de 14 oz, picados - 1 chayote chico picado Si quieres ver el proceso de preparación de esta receta da click aquí.   Para ver la sección vegana de Kiwilimon da click aquí.  

"¿Tu qué opinas de una dieta vegana?"

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Cuando buscas darle un cambio a tu dieta, porque llegaste a una edad en la que muchos alimentos simplemente ya no te caen o porque quieres ser más sano, tener alternativas que sean de origen vegetal, bajas en carbohidratos, ligeras, con gran sabor pero que además sean versátiles al momento de usarlas en la cocina no es tan fácil de encontrar. Sin embargo, las hay y tienen usos que quizá nunca te hubieras imaginado, por ejemplo, una bebida de almendras. Sí, existen productos de origen vegetal tan versátiles que puedes incluirlos en tu alimentación diaria para cualquier hora del día. ¿Cómo?: en sopas, cremas, salsas para pastas, purés y muchas recetas más. Se trata de un gran beneficio de Almond Breeze, hecho con almendras de California, una bebida que gracias a su alta calidad, puede servir hasta como espesante. ¿La razón?, contiene lecitina de girasol, que se utiliza como emulsionante en y que logrará que tus cremas de verduras queden espesas y cremosas. Si viene a tu mente que no es bueno utilizar ciertos productos en platillos fuertes, en lo que debes prestar atención es que, cuando leas las etiquetas, te asegures de que sean libres de conservadores o azúcares refinadas, como Almond Breeze original, hecho con almendras de California, que está endulzado con azúcar de caña, que es sacarosa cristalizada de la primera presión de caña de azúcar. Además, no está blanqueada y se fabrica con un mínimo de proceso. Ahora, si tú lo único que buscas es intentar evitar que tu ajetreado ritmo de vida te obligue a elegir ingredientes con velocidad y poca cautela, que además no tienen el aporte nutrimental que requieres, esta bebida de almendras puede convertirse en tu aliada verdadera para llevar una buena alimentación. Para empezar, cuando alguien decide cambiar sus hábitos alimenticios o reordenar los horarios de cada comida, necesitará ayudarse de productos con los nutrientes necesarios para ingerir las calorías, nutrientes y energía necesaria. Así, en tus licuados para desayunar puedes comenzar a usar Almond Breeze, hecho con almendras de California, la bebida de almendras sin gluten, sin lactosa y con bajo contenido calórico que tiene la textura ideal para sustituir cualquier tipo de leche. Y es que preparar algún platillo para comenzar el día es todo un reto, porque no se trata de hacer un mix en la licuadora, sino de reunir los mejores ingredientes para un alto rendimiento en el día a día. Porque, como bien decían las abuelas, el desayuno es uno de los ejes centrales de la vida diaria y como prueba de ello, en recientes estudios, Christy C. Tangney, PhD, dietista clínica del Centro Médico de la Universidad de Rush, explicaba que “cuando desayunas le estás diciendo a tu cuerpo que hay muchas calorías para el día. Cuando te saltas el desayuno, el mensaje que recibe el cuerpo es que necesita conservar, en lugar de quemar, las calorías entrantes”. Así que, si eres de las personas que vive a mil por hora, que nunca tiene tiempo para preparar un desayuno rico y nutritivo, puedes arrancar las mañanas de trabajo con una bebida calientita, cremosa e incluso con una textura diferente, pero al mismo tiempo nutritiva, ¿cómo lo logras? Con un ingrediente fácil de conseguir: Almond Breeze sabor Vainilla, hecho con almendras de California, que si bien complementa perfecto un café, también puede ofrecerte un sabor excepcional para preparar un clásico Chai como el de tu cafetería favorita. Y aunque parezca que una bebida tan sencilla no tiene gran aporte, ésta sí lo logra por ser un producto de origen vegetal y porque es una alternativa a la leche, ya que es libre de soya, lactosa, y además está adicionado con calcio y vitaminas A, D y E, que brindan grandes beneficios a tu cuerpo.
Los caldos son un platillo muy común en las cocinas mexicanas, no importa si hace frío o calor, un caldito no sólo nos alimenta y nos apapacha el alma, también le brinda beneficios increíbles a nuestro organismo.A pesar de su popularidad, los pros de comer caldos no son muy conocidos, por eso te los vamos a explicar:No es casualidad que nuestras abuelas y mamás nos preparaban un caldito cuando teníamos un mal día o estábamos enfermas, ya que tomarlo caliente proporciona bienestar y confort, le dará calor a nuestro cuerpo y también a nuestra mente, proporcionándonos una inmensa sensación reparadora.Los caldos, por lo general tienen muy pocas calorías y son ricos en proteínas, además por tener una base de agua, mantiene la hidratación en el cuerpo para el correcto funcionamiento de todos tus órganos. Además, dependiendo de los ingredientes que se hagan para prepararlos, otorgan diferentes nutrientes. Estos son algunos de los caldos más populares:Verduras: Este caldo además de saludable y delicioso, es una manera muy práctica de aprovechar los restos de los vegetales que usas normalmente en tu cocina y así no desperdiciar nada. El caldo de verduras lo puedes preparar con cualquier cáscara y restos de vegetales que tengas, usualmente se usan cáscaras de zanahorias, de papa, de chayote, los extremos de la calabaza, los tallos del brócoli y hasta las capas externas de la cebolla. Los que no son tan recomendables son los que puedan cambiar cambiar el color del caldo como el betabel o los que lo puedan fermentarlo como el jitomate o los tomates. Los ingredientes del caldo de verduras son ricos en fibra y agua; aportan vitamina A , en el caso de la zanahoria y, de acuerdo con la Fundación Española de la Nutrición, carotenoides que ayudan a la visión y al cuidado de la piel. Si le pones papa y brócoli del caldo, se puede fortalecer el sistema nervioso y el muscular; ya que aporta al cuerpo potasio.Pollo: Este tipo de caldo es uno de los más comunes y más deliciosos. Puedes servirlo solo con la pieza de pollo o también le puedes agregar verduras, arroz o hasta garbanzos.Con el pollo, el caldo adquiere vitamina B que ayuda al sistema nervioso. Además de aportar fósforo que ayuda a la formación de huesos y dientes.Res: Las carnes rojas son una rica fuente de proteínas, vitaminas y minerales. Comer carne aporta hierro, zinc y selenio, así como vitaminas del grupo B, que en combinación con otras verduras aumentará el valor nutrimental del caldo, pues se le añadirá fibra que ayude a mejorar la digestión.Pescado: El pescado es uno de los alimentos que más nutrientes aportan, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación FAO este alimento contiene proteínas, vitaminas y minerales. Algunas de las vitaminas que contiene son la A y la D; además de minerales como fósforo magnesio, selenio y yodo.Algunas regiones de México tienen sus propios caldos característicos.Caldo de papa y queso: Este platillo es una receta tradicional hecha con Queso Chiapas, que le da un toque ácido y el sabor picante del chile chilaca.Caldo de haba: Su textura espesa y su particular sabor lo hacen un plato delicioso y lleno de nutrientes. Caldo de hongos con epazote: muy tradicional mexicana de hongos y setas, aromatizada con epazote fresco. Es ideal para empezar una buena comida, servida con queso panela y cubitos de aguacateOtros usos del caldoNo sólo como platillo los caldos son nuestra salvación, también son un gran auxiliar en la cocina. Puedes usarlos como base de arroz para que quede con más sabor, también puedes usarlo para poner a cocer carne o diluir una salsa que ha quedado muy espesa.Como ves, los caldos son todo menos básicos, están llenos de beneficios, son prácticos, siempre caen bien y son tus aliados en la cocina. Prepara el que mejor se adapte a lo que necesitas y disfruta.
Desde diciembre de 2019, un nuevo virus conocido como coronavirus COVID19 se propagó desde la ciudad de Wuhan, China, hacia el resto del mundo contagiando a más de 115,000 personas y cobrando la vida de 4,000 víctimas en 114 países. Es por esta razón que en diversos países como España, Estados Unidos, Argentina y recientemente en México, se han implementado medidas de seguridad como la cuarentena, para evitar que los contagios continúen incrementando. De hecho, en marzo del 2020 se dieron indicaciones para que las escuelas y universidades suspendan clases hasta finales de abril y también algunas empresas se han sumado a la estrategia, implementado el home office (trabajo desde casa) para salvaguardar la salud de sus trabajadores, instando a todas las personas a mantener el aislamiento social en la mayor medida de lo posible. Ahora, tomando en cuenta que los cambios radicales dentro de la rutina y la falta de actividad física pueden tener graves repercusiones para nuestro sistema digestivo, es necesario cuidar nuestra alimentación para equilibrar la flora intestinal. La mejor manera para cuidar de nuestra digestión y evitar problemas como la inflamación, el estreñimiento y la pesadez en el estómago, es reducir el consumo de alimentos procesados, con altos niveles de azúcar, hidratarse constantemente y consumir frutas y verduras pero, ¿cuáles son los mejores alimentos para una buena digestión? De acuerdo a la Organización Mundial de Gastroenterología (WGO), la ingesta constante de agua y alimentos altos en fibra favorecen la flora intestinal, por ello, a continuación te presentamos algunas frutas y verduras que no pueden faltar en tu dieta. Plátanos Los plátanos son frutas altas en fibra, que además contienen fructooligosacáridos, un componente que permite mejorar la flora intestinal y propicia la buena digestión. Procura comer uno al día y notarás como tu sistema comienza a funcionar mejor. Frutos rojos Los frutos rojos como las fresas, frambuesas y arándanos, además de ser excelentes antioxidantes, contienen sustancias que ayudan a prevenir el estreñimiento. Estos se pueden combinar con diferentes cereales como la avena y el amaranto, que mezclados hacen una excelente combinación para cuidar del sistema digestivo. Papaya Esta fruta es rica en antioxidantes, vitaminas, minerales y enzimas digestivas para la salud, por lo que cuida tanto de tu estómago como de tus intestinos. La puedes comer al natural, en jugos, licuados y hasta en ensalada y siempre tendrá grandes beneficios para tu digestión. Verduras crucíferas Las verduras como la col rizada, la coliflor y las coles de Bruselas poseen altos contenidos de fibra dietética y folato, por lo que ofrecen propiedades antiinflamatorias y depurativas que ayudan a tener una mejor digestión. Lo ideal es cocerlas al vapor o saltearlas para facilitar el proceso digestivo. Agua Es imperante comprender que no importa la cantidad de fibra que se consuma, si no se toma agua suficiente, la digestión, la absorción y la circulación de nutrientes en el cuerpo, no se logrará de manera correcta. Existen algunos alimentos como pepinos, melones y jitomates que también pueden ayudarte a mantenerte hidratado. Recuerda que en esta época de cuarentena no solo debes protegerte de las enfermedades respiratorias, sino cuidar de tu salud en general, balanceando tu dieta y manteniendo una higiene impecable en tu hogar.
Uno de los padecimientos más comunes en las mujeres son las infecciones de vías urinarias y quienes las han padecido saben que son muy dolorosas e incómodas.Síntomas de la infección en vías urinariasLas vías urinarias son el sistema de drenaje del cuerpo para eliminar los desechos y el exceso de agua. Se compone de dos riñones, dos uréteres, una vejiga y una uretra. Las infecciones en vías urinarias son las segundas más comúnes en el cuerpo y a pesar de que cualquier persona es susceptible a padecerlas, las mujeres las sufren cuatro veces más que los hombres. Los síntomas de una infección urinaria son dolor o ardor al orinar, fiebre, cansancio o temblores, urgencia frecuente de orinar, presión en el abdomen bajo, orina con mal olor, náusea o dolor de espalda.Por supuesto que lo que debes hacer en casos como este es acudur con un médico para que diagnostique y te recete el tratamiento más adecuado para tu padecimiento, pero no dejes de lado algunos remedios caseros que pueden ayudar a contrarrestar los síntomas y malestares.De acuerdo con la Clínica Mayo, hay algunas medidas que puedes tomar para aliviar el malestar hasta que los antibióticos traten la infección. Agua. Sí, suena simple y sencillo, pero tomar una gran cantidad de agua ayuda a diluir la orina y expulsar las bacterias.Evita las bebidas que puedan irritar la vejiga. El café, el alcohol y los refrescos no ayudan cuando estás atravesando con una infección así, ya que irritan la vejiga y tienden a agravar la necesidad de orinar.Una compresa térmica. Aplica una compresa térmica sobre el abdomen ayudará a reducir la molestia en la vejiga.Tomar jugo de arándanos. Existen indicios de que el jugo de arándano puede tener propiedades contra las infecciones. Los investigadores continúan estudiando la capacidad del jugo de arándanos rojos para prevenir las infecciones urinarias, pero hay personas que afirman que les ha ayudado con los síntomas.Bicarbonato de sodio. Agrega una cucharadita de bicarbonato a medio vaso de agua y tómatelo después de dos vasos de agua. Este ingrediente ayudará a cambiar del pH de la orina y por ende ayudará a controlar los síntomas.Té de cola de caballo. Es diurética, cicatrizante, antihemorrágica, y relajante de las vías urinarias. Se toma una cuchara sopera por vaso de agua, de 1 a 3 veces al día. Infusión de perejil. El perejil contiene antioxidantes y fibras naturales que ayudan al correcto funcionamiento de las vías urinarias. Sus activos naturales reducen la inflamación y promueven la eliminación de gérmenes y toxinas a través de la orina.Infusión de los pelos de elote. Los pelos de elote tienen propiedades antiinflamatorias y diuréticas, lo que lo hace un gran aliado contra las infecciones del sistema urinario; reducen la inflamación en la vejiga y ayudan a calmar el ardor y la necesidad recurrente de orinar. Hay remedios que nos ayudan de manera sencilla y natural a aliviar este tipo de infecciones, pero es importante que tomes en cuenta que, aunque todas las medidas anteriores ayudan a su alivio, es necesario el tratamiento antibiótico indicado por tu médico para curarlas.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD