La vida vegana
Dietas

La vida vegana

Por Kiwilimón - Septiembre 2013
Hay diferentes mitos rodeando esta dieta, pero no todos son ciertos. Aquí te explicamos de qué se trata además de sus virtudes y defectos. Empecemos por definir lo que es ser vegano. En su inicio se trató de una afrenta contra el uso de producto animal, no tanto por razones alimenticias, sino por razones éticas. A sus fundadores les parecía inhumano el sufrimiento de animales y la explotación de sus bienes. Es por esto que a diferencia de las personas vegetarianas que se permiten comer leche, huevos y otros derivados animales, los veganos se rehúsan a consumir cualquier animal o producto que provenga de estos. Los veganos más ortodoxos tampoco compran ninguna vestimenta ni utensilio que tenga que ver con un proceso animal. Fuera de los temas éticos, la dieta vegana sí presenta algunos beneficios para el ser humano. Su nulo consumo de carnes rojas aleja enfermedades cardiovasculares como la gota o peligros de infarto. Por su parte la falta de consumo de grasas animales ayuda a mantener estable el colesterol. La Academy of Nutrition and Dietetics americana emitió en 2009 un informe en el aseguraba que, tanto la dieta vegetariana, como su versión estricta, la vegana, son saludables para todas las edades incluido el embarazo, la lactancia, la infancia y la adolescencia. Esto quería decir que no causan ningún daño al organismo, pero la realidad es que sí pueden aparecer algunas deficiencias. Este tipo de alimentación debe estar bien planificada ya que puede presentar carencias de hierro, calcio y vitaminas D y B12. La más peligrosa es esta última, la B12 se encuentra en la carne roja y es fundamental para el funcionamiento neuronal, de manera que aquellos que deciden adoptar una dieta vegana deben tomarla como suplemento alimenticio. Otro tema es el de la azúcar que pueden ingerir perfectamente, pero no reemplazos naturales como la miel por lo que su glucosa puede subir si no tienen cuidado. El día a día para los veganos se basa básicamente en verduras, hortalizas y granos. Su mayor fuente de proteína viene de hongos, setas y frijoles o sus derivados como la soya. Los frutos secos y las frutas estacionales son también parte fundamental de su dieta pues les proporcionan las grasas y vitaminas necesarias para el funcionamiento corporal. Al ser vegano se necesita tener cuidado de todas formas con lo que consumes pues hay mitos alrededor de esta tendencia, la mayoría cree que todo lo vegano es saludable, pero no es así. Algunos alimentos procesados como hamburguesas, queso o vienesas vegetales no son tan buenos para la salud, pues tienen alto contenido de sodio y grasa. Igual que con todo lo demás los excesos nunca son buenos y aunque esta dieta es recomendable para quienes comulguen con la ideología vegana hay que tener cuidado con tu cuerpo pues al cambiar radicalmente de alimentación tu cuerpo empezará a cambiar desde el primer momento.

Recetas para Veganos

Receta de Salteado de Verduras

Ingredientes: - 1/2 cebolla fileteada - 4 dientes de ajo finamente picados - 3 centimetros de jengibre pelado y finamente picado - 40 mililitros de aceite de ajonjolí - 50 mililitros de salsa de soya fermentada naturalmente - 1 pimiento rojo cortado en julianas - 20 champiñones cortados en cuartos - 1/4 de kilo de ejote despuntados y cortados en diagonal - 200 gramos de brócoli cortado en arbolitos pequeños - 200 gramos de coliflor cortado en arbolitos pequeños - 1 zanahoria pelada y cortada en medias lunas - 200 gramos de tofu cortado en cuadros - salsa de soya extra para marinar el tofu - germinado de soya - ajonjolís al gusto para decorar Encuentra el procedimiento de esta receta dando click aquí.    

Receta de Coles de Bruselas con Miel de Maple y Nueces Macadamia

Ingredientes: - 3/4 de kilo de col de bruselas - 1/4 de taza de aceite de oliva - 3/4 de cucharadita de sal de mar - 1/4 de cucharadita de pimienta negra - 2 cucharadas de miel de maple - 1/2 taza de nuez de macadamia tostadas Da click aquí y encuentra los pasos para preparar esta receta.  

 Receta de Pimientos Rellenos Vegetarianos

Ingredientes: - 6 pimientos - 2 cucharadas de aceite de oliva - 1 cebolla grande picada - 4 cebollines picado - 1 diente de ajo picado - 1/4 de taza de chícharo - 2 cucharadas de perejil picado - 2 cucharadas de menta picada - 1/2 taza de arroz integral cocido - 1 cucharadita de canela - 2 jugo de limón - 2 cucharadas de puré de tomate - 1 lata de tomate de 14 oz, picados - 1 chayote chico picado Si quieres ver el proceso de preparación de esta receta da click aquí.   Para ver la sección vegana de Kiwilimon da click aquí.  

"¿Tu qué opinas de una dieta vegana?"

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Difícilmente olvidaré ese día. A lo largo y ancho de la hacienda de la familia Maza, los tambores y los acordeones marcaban el paso de los danzantes tradicionales. Alrededor, cocineras de toda la región mostraban su oficio a través de moles de todos los colores, adobos espesos y caldos picantes. El mezcal se abría paso entre las mesas. Tal escenario sólo podría significar una cosa: celebración. Unos minutos antes se había realizado el sacrificio de chivos en La Tradicional Matanza, Huajuapan de León, en el marco del festival Cofradía Mixteca. Con esta primera verbena se dio también por inaugurada la temporada de mole de caderas, tradición de las regiones mixtecas de Oaxaca, Puebla y Guerrero. Los organizadores –Alejandro Ruiz (chef de Casa Oaxaca y presidente de la CANIRAC en Oaxaca), Rodolfo Castellanos (chef de Origen), José Manuel Baños (chef de Pitiona) e Israel Loyola (chef de Restaurante Sin Nombre)–, por segundo año consecutivo, dieron cita en Oaxaca a cocineras tradicionales y a chefs de los restaurantes más emblemáticos de México. Durante los cuatro días que duró el festival fuimos invitados a un desfile de saberes y cultura volcada al plato con el fin de probar una de las siete gastronomías oaxaqueñas más relevantes: la mixteca. En el restaurante de Doña Chonita recibimos el sol con una taza de atole blanco en la mano y su desayuno mixteco. En el restaurante Obispo nos paseamos por un menú degustación con paradas de barbacoa, maíz quebrado y menudencias. Una de las noches brindamos con los mezcales de trazabilidad de Archivo Maguey y comimos tetelas rellenas de amarillito en Maguey y Maíz. Pero quizás la cumbre sucedió en el cierre, el domingo. Los treinta y cinco cocineros invitados hicieron uso de los ingredientes, las técnicas y los guisos de la región para inspirar sus propias sazones. Comimos toda suerte de delicias oaxaqueñas y otras más con toques del mundo: mole con curry (de Oscar Torres), estofado de chivo no nato (de Chuy Villarreal), el mole de luto (de Celia Florián), jocoque con setas (de Alfredo Villanueva), pepián de hoja Santa y coliflor (de Daniel Nates).Y es que se necesitan muchos días y decenas de manos para exhibir la gastronomía mixteca como se merece. La región resalta por la pobreza de sus suelos sobre las que crecen pocos ingredientes; en cambio, la creatividad de las comunidades es la que ha dado múltiples frutos. (Si cada familia tiene una forma de cocinar cierto guiso, la variable de platillos es infinita.) En la lista de tradiciones gastronómicas locales se encuentra la crianza del chivo –actividad relevante desde la llegada de los españoles–, el uso del guaje y el chile costeño, así como el cultivo de diversas especies de maíz.El mole de caderasLa chef Olga Cabrera Oropeza es mixteca. Ella aprendió todo lo que sabe de cocina de su abuela –Doña Chonita–, de su madre y su suegra. En el restaurante Tierra del Sol, instalado en la capital oaxaqueña, recupera los sabores de su comunidad en un contexto idílico.Para ella, “el mole de caderas es uno de los platillos con más identidad puesto que está preparado con ingredientes locales, como el chile costeño, que le da picor a toda nuestra cocina mixteca. Y luego también tiene guaje. Es tan importante que, de hecho, Huajuapan significa ‘guajes junto al río’”. Las cabras además son cebadas de manera natural con hierbas, como la pepicha, que crecen únicamente en la región. Esto le otorga un sabor único y penetrante al mole de caderas. Cuando la temporada termina, la fiesta continúa. Los locales preparan un mole de barbacoa, de sabor similiar, que se realiza a partir de los huesos del chivo.Los otros guisos mixtecosOlga me explicó que la cocina mixteca tiene cinco estandartes culinarios: el chileajo, el pozole mixteco, el huachimole, el mole de fiesta y los otros moles hechos con semilla de guaje. De chileajos los más comunes son el rojo y el amarillo. Y como su nombre lo indica, se prepara con ajos asados, clavos de olor, chiles costeños amarillos y ajonjolí.Confieso que nunca había probado el pozole mixteco. Bajo el cuidado de Doña Chonita y de Olga, difícilmente lo olvidaré. A diferencia de otros, se prepara con un maíz nativo, más duro que el pozolero, por lo que hay que estar atizando el fuego de la leña durante toda la noche. El caldo, hecho con hoja Santa, tiene un color neutro. Cuando se le añade un mole especiado, con fuerte sabor a clavos, es que adquiere ese color rojizo particular. Además del mixteco, en la temporada de pozole en el mes de septiembre se prepara un pozole verde y el pozole de la costa.El mole de fiesta mixteco es considerado negro, aunque su color apunta más hacia el colorado. Es ligeramente dulce. Picante, sólo lo suficiente. “El mole de fiesta mixteco es un mole espesado con muchas semillas: mucha almendra, ajonjolí; las semillas del chile no las quemamos. Solamente pasan por un tostado. Los chiles deben de quedar crujientes, pero no deben de quemarse porque este no es un mole amargo”, confirma Olga.En la cocina mixteca se pueden encontrar panes con fermentación de pulque que generalmente se cuecen a nivel de piso en hornos de piedra. “Tenemos dulces de calabaza, panes rellenos de calabaza, encaladas o regañadas”. Las encaladas son unas tortillas dulces, elaboradas a partir de harina de trigo, y cubiertas por una capa blanquecina que se asemeja al betún. Lo adornan salpicones de color rosa. Por su parte las regañadas son una suerte de galletas con el sabor de la manteca de cerdo y revolcadas con azúcar y canela.Hay mucho más. En cinco días probé todo cuanto pude pero las recetas se me escapaban entre los dedos. Faltaría sentarse a la mesa de cada casa y descubrir preparaciones únicas como la que la cocinera tradicional y dueña de Obispo, Uveira Cruz me dio a probar el primer día: un estofado hecho con aceitunas y pollo que me aseguró, no probaría en otro lugar. No se me va de la cabeza. Así es la mixteca. Cada familia es un libro de historias y herencias y, cada guiso, un lenguaje tan único como la propia sazón. 
Una alimentación equilibrada es la piedra angular de la salud y las mujeres en sus 30 pueden incluir mejoras para cumplir con necesidades especiales de nutrientes, pues durante cada etapa de la vida de una mujer, estas necesidades cambian.En general, disfrutar de una variedad de alimentos saludables de todos los grupos de alimentos, incluidos los cereales integrales, las frutas, las verduras, las grasas saludables, los productos lácteos bajos en grasa o sin grasa y las proteínas magras es una buena guía, pero aquí te dejamos algunos consejos para que le saques provecho a tu comida.Incrementa tu consumo de proteína De acuerdo con especialistas en nutrición, el metabolismo cambia en esta época y hay mujeres que aumentan de peso, aunque lleven una dieta controlada desde sus veinte años. Los tres nutrientes principales incluyen carbohidratos, proteínas y grasas, y en la treintena necesitas aumentar la ingesta de proteínas para mejorar la tasa metabólica y el potencial de quema de calorías. Incluye fibra Cuando llegas a los treinta, los alimentos ricos en fibra se vuelven esenciales para regular los niveles de azúcar en la sangre y el metabolismo. Además, una dieta equilibrada, rica en frutas y verduras y baja en alimentos procesados y grasas saturadas es imprescindible para las mujeres de 30 años para controlar el peso.Cuida tu ingesta de calcio A medida que envejecemos, el nivel de estrógeno disminuye, lo cual afecta negativamente a la densidad ósea, por lo tanto, una mayor ingesta de calcio junto con vitamina D se vuelve esencial en esta etapa de la vida. Las mujeres necesitan alrededor de 1000 mg de calcio al día y algunas buenas fuentes para conseguirlo incluyen leche, semillas de chía, queso, brócoli y almendras, entre otros.Por último, si estás planeando formar una familia, presta especial atención a tu consumo de hierro y folato. El folato es una vitamina que las mujeres necesitan en abundancia para prevenir defectos de nacimiento y las mujeres que planean un embarazo deben conocer su estado de yodo, hierro y folato para evitar complicaciones y proteger a su hijo durante el embarazo.Las madres lactantes necesitan nutrición adicional para satisfacer las demandas de este estado fisiológico y para cumplirlas puedes comer frijoles para aumentar los niveles de folato. Una taza de frijoles contiene de 200 a 300 microgramos de ácido fólico. El folato ayuda a producir ADN y a formar nuevas células sanas, por lo que es fundamental para las mujeres embarazadas. Otras formas de aumentar la ingesta de folato son las verduras de hoja verde como las espinacas y los cítricos.Equilibrar la vida laboral y las tareas de casa y la vida social es una tarea difícil, pero las mujeres lo hemos estado haciendo muy bien, incluso hemos logrado ser multifacética y multitask o multitareas, pero recuerda no dejar tu salud en un segundo plano. Puede que no desayunar o no prestar atención a tu consumo de carbohidratos, proteínas y grasas a la hora de la comida no haya marcado una gran diferencia en tus 20, pero definitivamente son nuevos temas a tratar en los 30.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD