Las grasas hidrogenadas, malas para la salud
Dietas

Las grasas hidrogenadas, malas para la salud

Por Kiwilimón - Noviembre 2012
Las grasas hidrogenadas son consideradas como las peores que otras grasas y la mayoría de los expertos recomiendan evitarlas. Éstas, son grasas procesadas que no se encuentran en este estado en la naturaleza. Son grasas mono o poli saturadas que se someten a un proceso de fabrica llamado hidrogenación. Durante este proceso se inyecta hidrógeno a los aceites para cambiar sus cualidades físicas. Esto se hace con el fin de producir artificialmente la textura y sabor de algunas grasas saturadas como la mantequilla. En este tipo de grasas esta la margarina y los aceites sólidos. Otro tipo común de este tipo de grasas es la manteca.   Debido a que no se descomponen fácilmente son usadas en muchos productos como galletas y pasteles. La manteca es usada junto al azúcar para decorar repostería y pasteles. Por ejemplo, el frosting que compras en el supermercado es manteca, azúcar y colorante. Cuando compras cupcakes, pasteles o pays generalmente están decoradas con manteca, algunos lugares venden pasteles decorados con nuestro tradicional merengue (claras de huevos y azúcar) o con mantequilla natural. Si quieres evitar la manteca pregunta antes de comprar.
Estas grasas elevan el nivel de colesterol malo en el cuerpo y dan mas grasa abdominal.
Las grasas hidrogenadas estan en casi todo lo frito porque le dan una textura crujiente a los alimentos. Entre las grasas hidrogenadas estan: algunas margarinas, mantecas y mantequillas artificiales. Abundan en alimentos pre preparados y comidas en restaurantes.

Recetas de cocina

Para evitar el consumo de estas grasas es importante tener una dieta balanceada con vegetales y alimentos que te aportan fibras y nutrientes saludables y por ello es que aquí te recomendamos los siguientes platillos. Son sencillos y perfectos para reducir el consumo de grasas malas. (es importante que hagas click en el título de la receta para ver más detalles de preparación de la misma) Ensalada de Pera Deli. Fresca ensalada con frutas, acentos de granada y nuez con un toque agridulce. Ensalada de Aguacate y Cangrejo. Esta receta se puede servir como botana en vasitos individuales o como primer plato. Para los que están siguiendo una dieta baja en carbohidratos es una gran opción, ya que solo tiene 4 gramos de carbohidrato por ración. Tartara de Salmón. Esta tartara de salmón es muy fresca y se ve super bonita y elegante. Ensalada de Menta, Queso de Cabra y Jitomate Cherry. Esta ensalada es super rica y muy fresca. Ideal para acompañar cualquier carne o pollo a la plancha. Pollo con verduras. Podrás tener una tarde encantadora con tus amigos y amigas con sus dulces sabores. Pechuga de Pollo Asada a las Finas Hierbas. Si quieres comer de forma saludable con esta receta podrás hacerlo. No se utiliza nada de aceite. Chuleta de Pavo en Salsa de Frambuesa. PAM te ayuda a controlar la cantidad de grasa al cocinar tus platillos de todos los días. Al preparar esta receta con PAM tu platillo quedará con 25% menos calorías y 53% menos grasa que si lo hubieras preparado con aceite líquido convencional. Tacos de Pescado al Pastor. PAM te ayuda a controlar la cantidad de grasa al cocinar tus platillos de todos los días. Al preparar esta receta con PAM tu platillo quedará con12% menos calorías y 50% menos grasaque si lo hubieras preparado con aceite líquido convencional.  

Si deseas conocer más recetas saludables, haz click aquí.

   
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Uno de los ingredientes que siempre están presentes en el hogar es el bicarbonato de sodio, que por lo regular se encuentra en la cocina, pues podemos usarlo como levadura en repostería, o para evitar que algún alimento se corte, pero ¿sabes qué es y cuáles son sus múltiples usos? Ni te imaginas cuántas cosas puede hacer ese común polvito por nosotros. ¿Qué es el bicarbonato de sodio?El bicarbonato es un compuesto blanco sólido cristalino que se obtiene de un mineral llamado natrón. Es un compuesto soluble en agua y que en presencia de ácido se descompone, formando dióxido de carbono y agua. Desde tiempos remotos, este ingrediente ha sido utilizado tanto en asuntos medicinales como en la gastronomía. Sus propiedades lo han hecho un gran aliado para diferentes recetas, obteniendo mejores resultados, sin embargo en este post nos vamos a basar en los usos del bicarbonato fuera de la cocina.Principales usos del bicarbonato de sodioEl bicarbonato de sodio es un ingrediente económico y fácil de encontrar en tiendas y supermercados. Además, se le atribuyen diferentes propiedades para la salud, la belleza y la higiene personal, por lo que tiene múltiples usos, por ejemplo:Primeros auxilios, para tratar quemaduras con ácidos.Higiene personal, en pastas de dientes, enjuagues bucales y desodorantes naturales.Insecticida, se puede usar para matar cucarachas y como fungicida.Para sofocar incendios, especialmente de tipo C, es decir, los generados por alta tensión eléctrica.¿Para qué sirve el bicarbonato de sodio en el pelo?El bicarbonato de sodio puede ser muy bueno si quieres que tu cabello crezca más rápido y se vea más sano. Puedes preparar esta mezcla para fomentar el crecimiento. Antes de hacerlo, te recomendamos hacer una prueba para saber que el bicarbonato no te irrita. Para hacer la pócima, necesitas dos cucharadas de agua, medio vaso de agua, media cucharada de shampoo. Mezcla todos los ingredientes y coloca la mezcla en tu cabello; deja actuar 5 minutos y enjuaga. Úsalo tres veces por semana y el resto de los días, usa tu shampoo normal. Bicarbonato de sodio para la acidez estomacal Tomar media cucharadita de bicarbonato de sodio diluido en agua fría te ayudará a aliviar los molestos síntomas de la acidez que atacan la región superior del estómago y pueden extenderse incluso hasta la garganta. Blanquea tus dientes con bicarbonato de sodioEl bicarbonato de sodio también es un gran aliado para blanquear los dientes, sin embargo, es mejor que consultes a tu dentista su uso y periodicidad. Lo único que debes hacer es espolvorear un poco sobre tus dientes y cepillar de manera habitual.Desodorante naturalPor su acción de neutralizar los ácidos, el bicarbonato de sodio puede eliminar el olor a sudor, por lo que suele ser una buena alternativa al desodorante. Mézclalo con aceite de coco, unas gotas de tu esencia favorita y úntalo en tus axilas como lo harías comúnmente con tu desodorante. Limpia la ropa del bebéLa piel del bebé es delicada y necesita una limpieza mucho más suave, aunque el olor y las manchas son difíciles de retirar, para eso el bicarbonato te puede ayudar. Agrega media taza de bicarbonato de sodio a tu detergente líquido, o directamente en el ciclo de enjuague del lavado para la desodorización.Eliminar el olor de las alfombrasEspolvorea bicarbonato sobre la alfombra, deja reposar durante la noche, barre todo lo que se pueda y aspira el resto. Como ves, los usos del bicarbonato de sodio son muchísimos y puede ser tu mejor aliado dentro de tu hogar.
La pasta es uno de los alimentos más ricos, versátiles y variados: espagueti, macarrones, tallarines, fusilli y otras formas de pasta son parte de la dieta cotidiana de muchos hogares alrededor del mundo. Este producto básico de la dieta mediterránea se puede combinar con una gran cantidad de salsas, así como también suele ser gran acompañante de ensaladas y carnes. Se trata de un alimento que se ha incorporado a la dieta de la mayoría de países del mundo.Debido a sus numerosas variables, existen varios trucos, así como también varios mitos para prepararla, y aunque no existe una manera incorrecta de cocinar la pasta, aquí te vamos a dar unos excelentes tips para que te quede perfecta. Cantidad de aguaLa pasta se debe cocer en abundante agua, la relación debe ser el peso de la pasta multiplicado por 10. Por ejemplo: si vas a cocer 100 g de pasta, entonces lo ideal será usar un litro de agua como mínimo. El agua es primordil porque durante su cocción, la pasta pierde almidón y el que esté bien hidratada evitará que se se pegue. Aceite, ¿sí o no?Uno de los errores más comunes es echarle aceite o mantequilla, sin embargo hacerlo es algo que debes evitar, pues no añade sabor y el aceite provocará que la pasta adquiera una capa que la hará escurridiza. Si no quieres que se pegue, lo único que hay que hacer es calcular bien la cantidad de agua a utilizar para la cocción.Sal, ¿en qué momento se le añade?La sal la debes echar después que el agua haya empezado a hervir, porque si lo haces antes retrasarías la ebullición. Para saber cuánta sal es la correcta, ten en cuenta esta regla: la proporción de sal y agua debe ser de aproximadamente una cucharada sopera de sal por litro de agua, puede sonar demasiado pero la mayoría de la sal se quedará en el agua cuando la escurras. Otro de los consejos que te podemos dar es que uses sal de grano en lugar de sal fina, ya que la sal de grano es más fácil de dosificar. PastaLa pasta se debe agregar al agua una vez que haya hervido y después de la sal; manten el fuego lo suficientemente alto como para garantizar que el agua no deje de hervir en ningún momento. No es necesario tapar la olla ni tampoco remover más de una vez la pasta, pues si pusiste agua abundante, el movimiento de las burbujas será suficiente para mantener la pasta en movimiento sin necesidad de remover.Tiempo de cocciónEl tiempo de cocción depende del tipo de pasta, la temperatura del agua, el tipo de pasta, pero de manera general se recomienda de 5 a 7 minutos. Si vas a mezclarla con salsa y cocinarla un poco más, basta con 5 minutos. Si en el paquete de la pasta se recomienda cocer por 10 minutos, de 5 a 7 ya estará al dente. En caso de usar la pasta para una ensalada, lo recomendable es cocerla de 6 a 7 minutos y enfriarla para cortar la cocción. SalsaUn par de minutos antes que finalice la cocción, calienta la salsa en una olla o sartén. Si tú preparaste la salsa, puede ser en el mismo recipiente de la preparación, en caso de salsas calientes.Pasos finalesEscurre la pasta en un colador y viértela en la sartén o la olla con la salsa previamente calentada. Saltea la pasta a fuego vivo durante unos 30 segundos, removiendo continuamente para garantizar una distribución uniforme de salsa. Si notas que la pasta está un poco seca, puedes agregar unas cucharadas de agua. Quita del fuego la sartén pasados los 30 segundos para evitar que la pasta se pase.Si sigues estos consejos, te garantizamos que tendrás una pasta perfecta, aunque a la hora de cocinar en gustos se rompen géneros y la creatividad será tu mejor aliada.
Puede que una ensalada sea la definición de comida saludable, pero no por ello tiene que ser aburrida ni mucho menos. Hay formas en las que puedes convertir una simple ensalada en una comida deliciosa y muy completa.Además de ser una comida saludable, puede resultar en un platillo económico, muy práctico y accesible, pues basta con mezclar algunos ingredientes y listo, ¡tienes una comida completa!Para hacer una buena ensalada necesitaras algunas ingredientes básicos:Un vegetal verde como base: lechuga, espinacas, kale.Una proteína, ya sea carne o pescado: pavo, pollo, salmón ahumado, huevo cocido, atún.Un carbohidrato: pasta integral, avena, quinoa, arroz.Además, se le pueden agregar otros complementos para hacerla más completa y deliciosa.Legumbres. El garbanzo, la lenteja y los frijoles son reconocidos como fuentes de proteínas, almidón, fibra, vitaminas y minerales. Eso significa que añadirlos a nuestra ensalada nos dará un aporte extra. Frutas. Si te gustan los contrastes puedes agregarle algún tipo de fruta para darle un toque dulce. Piña, durazno, mango, fresa, manzana, o aguacate son las que mejor quedan en las ensaladas. Frutos secos. Añade a tus ensaladas un puñito de nueces, almendras, pistaches o piñones que le darán el toque crujiente y delicioso. La ensalada ya está prácticamente preparada y sólo nos queda el toque final: el aderezo. Ten mucho cuidado ,porque lo nutritivo de una ensalada puede estropearse con el abuso de aderezos.Lo que te recomendamos es preparar un aderezo casero para que puedas controlar los ingredientes y las porciones. Por ejemplo, el aceite de oliva virgen extra con un toque de vinagre blanco o rojo y una pizca de sal será un buen aporte de grasas saludables.La mostaza Dijon, una salsa de yogur natural con cilantro o hierbabuena, jugo de limón o de otras frutas o con una cucharadita de miel, combinará perfectamente con un puñado de frutos secos.Como ves, lo saludable no es sinónimo ni de aburrido ni de insípido y las posibilidad para hacer una ensalada deliciosa y nutritiva son infinitas, lo que necesitas sólo son algunos ingredientes y mucha creatividad.
Los caldos son un platillo muy común en las cocinas mexicanas, no importa si hace frío o calor, un caldito no sólo nos alimenta y nos apapacha el alma, también le brinda beneficios increíbles a nuestro organismo.A pesar de su popularidad, los pros de comer caldos no son muy conocidos, por eso te los vamos a explicar:No es casualidad que nuestras abuelas y mamás nos preparaban un caldito cuando teníamos un mal día o estábamos enfermas, ya que tomarlo caliente proporciona bienestar y confort, le dará calor a nuestro cuerpo y también a nuestra mente, proporcionándonos una inmensa sensación reparadora.Los caldos, por lo general tienen muy pocas calorías y son ricos en proteínas, además por tener una base de agua, mantiene la hidratación en el cuerpo para el correcto funcionamiento de todos tus órganos. Además, dependiendo de los ingredientes que se hagan para prepararlos, otorgan diferentes nutrientes. Estos son algunos de los caldos más populares:Verduras: Este caldo además de saludable y delicioso, es una manera muy práctica de aprovechar los restos de los vegetales que usas normalmente en tu cocina y así no desperdiciar nada. El caldo de verduras lo puedes preparar con cualquier cáscara y restos de vegetales que tengas, usualmente se usan cáscaras de zanahorias, de papa, de chayote, los extremos de la calabaza, los tallos del brócoli y hasta las capas externas de la cebolla. Los que no son tan recomendables son los que puedan cambiar cambiar el color del caldo como el betabel o los que lo puedan fermentarlo como el jitomate o los tomates. Los ingredientes del caldo de verduras son ricos en fibra y agua; aportan vitamina A , en el caso de la zanahoria y, de acuerdo con la Fundación Española de la Nutrición, carotenoides que ayudan a la visión y al cuidado de la piel. Si le pones papa y brócoli del caldo, se puede fortalecer el sistema nervioso y el muscular; ya que aporta al cuerpo potasio.Pollo: Este tipo de caldo es uno de los más comunes y más deliciosos. Puedes servirlo solo con la pieza de pollo o también le puedes agregar verduras, arroz o hasta garbanzos.Con el pollo, el caldo adquiere vitamina B que ayuda al sistema nervioso. Además de aportar fósforo que ayuda a la formación de huesos y dientes.Res: Las carnes rojas son una rica fuente de proteínas, vitaminas y minerales. Comer carne aporta hierro, zinc y selenio, así como vitaminas del grupo B, que en combinación con otras verduras aumentará el valor nutrimental del caldo, pues se le añadirá fibra que ayude a mejorar la digestión.Pescado: El pescado es uno de los alimentos que más nutrientes aportan, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación FAO este alimento contiene proteínas, vitaminas y minerales. Algunas de las vitaminas que contiene son la A y la D; además de minerales como fósforo magnesio, selenio y yodo.Algunas regiones de México tienen sus propios caldos característicos.Caldo de papa y queso: Este platillo es una receta tradicional hecha con Queso Chiapas, que le da un toque ácido y el sabor picante del chile chilaca.Caldo de haba: Su textura espesa y su particular sabor lo hacen un plato delicioso y lleno de nutrientes. Caldo de hongos con epazote: muy tradicional mexicana de hongos y setas, aromatizada con epazote fresco. Es ideal para empezar una buena comida, servida con queso panela y cubitos de aguacateOtros usos del caldoNo sólo como platillo los caldos son nuestra salvación, también son un gran auxiliar en la cocina. Puedes usarlos como base de arroz para que quede con más sabor, también puedes usarlo para poner a cocer carne o diluir una salsa que ha quedado muy espesa.Como ves, los caldos son todo menos básicos, están llenos de beneficios, son prácticos, siempre caen bien y son tus aliados en la cocina. Prepara el que mejor se adapte a lo que necesitas y disfruta.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD