Limonada especial para una panza plana
Dietas

Limonada especial para una panza plana

Por Kiwilimón - January 2014
  Los beneficios de tomar agua son muchos; uno de ellos es la manera en que limpia nuestro sistema facilitando la digestión y ayudando a limpiar las impurezas que tenemos en el cuerpo. Hace poco me platicaron de una receta para hacer una limonada especial que ayuda a desintoxicar naturalmente tu cuerpo y a mantener la panza plana, ya que limpia todas las impurezas de tu sistema. Lo que me encantó fue el sabor y la frescura que tiene esta limonada; resulta que es perfecta para comer, acompañar el munchie sano de la tarde, o para el asado del fin de semana. Te invito a conocer la receta de la limonada especial para lograr una panza plana: Tip: Si el sabor del jengibre no es tu favorito, puedes omitirlo de la receta.  

 Ingredientes:

 
  • 2 litros de agua
  • 1/2 pepino
  • 2 limones
  • 10 hojas de menta
  • ralladura de jengibre
 

 Instrucciones:

1. Lava, desinfecta y corta en rodajas delgadas la mitad del pepino. Si no te gusta dejarle la cáscara pela antes de cortar. 2. Lava y corta en rodajas los limones. 3. Ralla jengibre hasta conseguir una cucharadita. 4. Lava y desinfecta 10 hojas de menta. 5. Poco a poco pon todos los ingredientes en una jarra de 2.5/3 litros. 6. Deja la bebida en el refrigerador por un par de horas mínimo. Si puedes déjala reposar toda la noche. A la mañana siguiente tendrás una bebida súper sana, fresca y deliciosa. Ver artículo original aquí. Artículo cortesía de   

Otros secretos para tener un vientre plano:

Cómo tener vientre plano en tres días

Jugo verde para bajar de peso

10 formas de verte más delgada en bikini

Cómo hacer más rica el agua natural:

 

Dieta Detox

Si sucumbiste a los excesos y deseas recuperar la línea, sigue esta dieta desintoxicante con la que podrás bajar hasta 7 kilos.
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Para mantener una alimentación saludable y buenos hábitos alimenticios, es necesario llevar una dieta balanceada, pero si además quieres echarte una mano consumiendo alimentos bajos en calorías, esto te interesa. Conoce cuáles son las verduras que tienen menos calorías.ChampiñonesSin importar el tipo de champiñón que decidas usar en tus recetas, puedes tener la certeza de que estará lleno de nutrientes con muy pocas calorías (15 por taza).CalabacitasEste es un alimento básico para perder peso, ya que te satisface rápidamente y por más tiempo, y solo aporta 20 calorías por taza.ArúgulaEste vegetal es buenísimo para preparar ensaladas y lo mejor es que en 10 gramos solo consumirás 3 calorías.BrócoliEl brócoli no solo tiene pocas calorías, sino que además aporta grandes cantidades de vitamina C. 91 gramos de brócoli equivalen a 31 calorías.ColAdemás de ser un ingrediente súper versátil que puedes usar en ensaladas, caldos o guisos, la col solo suma 22 calorías por taza.LechugaMuy parecida a la arúgula, la lechuga aporta vitaminas y nutrientes sin añadir calorías extras a la comida. Por cada taza de lechuga solo consumes 5 calorías.KaleNo por nada el kale es considerado un súper alimento. Una taza de kale (equivalente a 5 calorías) ayuda a prevenir el cáncer y a regular los niveles de azúcar en la sangre.ChileEl chile es un vegetal bajo en calorías (alrededor de 30 por media taza), pero además sus componentes naturales ayudan a quemar más calorías después de consumirlos.EspárragosSi nunca has cocinado con espárragos, después de saber que una taza de esta verdura tiene solo 27 calorías, seguramente te animarás a incluirlos en más recetas.PepinoUna opción fresca, tanto para ensaladas, cremas o smoothies, que no aumenta tu consumo calórico. En 100 gramos de pepino solo hay 16 calorías.BetabelA pesar de tener un sabor tan dulce, los betabeles son bajos en calorías. Una taza de remolacha tiene menos de 60 calorías.Llena tu refrigerador con estas verduras y prepara recetas deliciosas bajas en calorías.
La dieta paleo parte del principio de que los seres humanos estamos adaptados a nivel genético para comer ciertos alimentos, precisamente los que comían nuestros antepasados en la época paleolítica.Con esto se busca seguir una dieta muy natural, donde los principales alimentos sean carne, frutas, verduras, pescados, mariscos, frutos secos y raíces. De esta manera, la dieta paleo descarta el consumo de productos que se incorporaron hace relativamente poco tiempo a nuestra alimentación: lácteos, azúcares procesados, harinas, legumbres y cereales.El problema con esta dieta es que muchos alimentos que se consideran saludables, o incluso indispensables, están prohibidos. Entonces, seguirla puede ser un poco complicado. Si estás pensando en modificar tu alimentación, estos tips te ayudarán a que sea más fácil seguir la dieta paleo.Planea con tiempo tus comidas Si te esperas a ver qué vas a comer hasta el último momento, es más probable que termines rompiendo la dieta. Organiza tus comidas con tiempo y, de ser posible, prepáralas con anticipación. Así no tendrás pretexto  para comer otra cosa.Llena tu refrigerador de vegetales Cada vez que vayas al súper mercado compra vegetales. Si tienes tu cocina llena de alimentos permitidos podrás alimentarte tranquilamente sin romper las reglas.Aprende a sustituir ingredientes Tal vez no puedes tomar leche, pero hay otros productos que  pueden funcionar como sustitutos y que están dentro de lo permitido en la dieta paleo. Para cumplir con tus objetivos tienes que ser muy creativo para aprender a sustituir ingredientes.Date tiempo para adaptarte Todos los cambios de alimentación implican un esfuerzo. Tu cuerpo, pero, sobre todo, tus papilas gustativas necesitarán tiempo para adaptarse a este nuevo régimen. Es natural que al principio todo te sepa insípido o que se te antojen más las cosas dulces. No te desanimes.Acostúmbrate a leer las etiquetas No porque algo esté empacado significa que está prohibido. Antes de descartar un alimento revisa su etiqueta. En una de esas puedes comer más de lo que pensabas.Seguir la dieta paleo es más sencillo de lo que parece. Si se te antoja hacerlo, pero no sabes por dónde empezar, te sugerimos checar nuestro Reto Paleo. Aquí encontrarás los menús para todos los días de la semana. ¡Anímate a seguirlo!
No dejes que la etiqueta de un vino te intimide. Ahora te explicaremos cómo elegir un vino, para que al entrar a una licorería o al caminar por el pasillo de vinos en el súper mercado no te sientas con estrés con tantas opciones. Entre los nombres de los vinos, los tipos de uva y, por supuesto, los precios puede ser difícil tomar una decisión. Pero, no te preocupes, no necesitas ser un sommelier experimentado para escoger una botella. Aquí te decimos cómo puedes elegir un buen vino:Identifica los principales tipos de vino. Lo primero que debes saber es que hay cuatro tipos de vinos: tinto, blanco, rosado y espumoso. Dentro de estas categorías hay más clasificaciones, dependiendo del grado de azúcar, taninos o edad del vino. Si no estás muy familiarizado con las variedades del vino, tal vez el factor que más te interese saber es el nivel de azúcar que contiene. Para saber qué tan dulce es un vino fíjate en la etiqueta: seco, semiseco, abocado, semidulce y dulce.Considera el objetivo de la botella. Obviamente no es lo mismo comprar un vino para preparar un platillo que para brindar. Los vinos de cocina suelen ser mucho más económicos y no requieren mucha complejidad en cuerpo o sabor. Para mezclar o preparar bebidas como el clericot, tampoco se necesita una botella muy sofisticada. Un Cabernet es más que suficiente. Pero si estás pensando en comprar una botella para un evento especial, vale la pena que inviertas en un vino gran reserva (añejado) o un espumoso. Toma en cuenta la comida de la reunión. La manera más sencilla de maridar los alimentos con el vino es mediante las similitudes de sabor. Por ejemplo, los platillos ácidos van mejor con vinos con toques ácidos, mientras que los platillos o las preparaciones dulces (por ejemplo, un pastel de chocolate relleno de crema pastelera se acompañan con vinos dulces. En cuanto a los ingredientes principales de la comida puedes guiarte por la ley de toda la vida: las carnes rojas se sirven con vino tinto, y las carneas blancas, con vino blanco.Recuerda que el precio es solo orientativo. Un vino barato no es necesariamente malo, y un vino caro tampoco es garantía de que sea la mejor elección para tu comida. Por lo general, las botellas de origen chileno o argentino suelen ser de las más económicas, mientras que las que vienen de Europa (Francia o Italia, sobre todo) tienen mayores precios. No te dejes llevar por el precio de la botella y anímate a probar nuevas opciones. Recuerda que hay vinos mexicanos del Valle de Guadalupe (Baja California) y del Valle de Parras (Coahuila) de muy buena calidad que seguramente se encuentran dentro de tu presupuesto.Déjate llevar por tus gustos. No te preocupes si no logras distinguir el retrogusto al probar un vino. Lo importante es que disfrutes cada copa. Para orientarte al momento de elegir el vino que más se ajuste a tus gustos, puedes tomar en cuenta esto:Vinos blancosChardonnay: afrutado, pero seco.Riesling: muy dulce, con intenso sabor a frutas. Más ligero que el Chardonnay.Sauvignon blanc: seco y ácido con sabores tanto herbales como afrutados.Vinos tintosCabernet Sauvignon: vino con mucho cuerpo con notas herbales.Merlot: afrutado, muy suave, con menos taninos que el Cabernet.Pinot noir: delicado y fresco, con aromas afrutados.Sigue estos pasos para elegir la botella y disfruta tu vino. ¡Salud!
El elote es delicioso en cualquiera de sus presentaciones, pero sin duda los esquites se llevan el premio a la botana más versátil y rica. Además de agregar la tradicional dupla de chile y limón, los esquites pueden prepararse de muchas maneras. Conoce algunas de las nuevas formas de comer esquites.Con tuétano. Le estarás dando un extra proteína, porque un vasito de esquites con chile y epazote es una exquisitez, pero si además le añades a la fórmula un tuétano, la cosa cambia increíblemente. Esta botana típicamente callejera se ha convertido en la favorita de esos foodies que buscan una cena un poco más contundente.Frituras y más frituras Los esquites son una botana tan adaptable que pueden combinarse con muchos ingredientes. En este caso, las frituras de maíz se mezclan con los granos de elote, crema, salsa, cueritos, verduras y un largo etcétera. Aunque las posibilidades de preparación son casi infinitas, aquí lo más importante comienza por elegir las papitas de tu preferencia.Comida completa Los esquites son, hasta cierto punto, una sopa de elote muy básica. Por eso, no es extraño encontrarnos con variedades que incluyen algún tipo de carne. Los esquites con mollejas, carne molida o patas de pollo se parecen más al caldito que te preparaba tu mamá, por lo que podrían considerarse más una comida que una botana. Si no comes carne, no te preocupes. También hay opciones veganas con champiñones.Versión ecológica El vasito de unicel en el que te sirven tus esquites tarda, por lo menos, 100 años en degradarse. Por esta razón, servir los esquites sobre una hoja de elote es una opción más ecológica que no afecta en absoluto el sabor del platillo. La próxima vez que vayas a comprar un esquite, pide que te lo sirvan sobre una hoja de elote. Así estarás disfrutando una deliciosa botana mientras cuidas el medio ambiente.A pesar de ser súper tradicionales, los esquites siempre están evolucionando. ¿Conoces alguna otra forma de preparar esta rica botana? Compártenos tus ideas.
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD