Lo que deseas escuchar: los carbohidratos TE AYUDAN a bajar de peso

Por Kiwilimón - Enero 2017
Puede parecerte extraño, pero los carbohidratos no son el enemigo de la balanza. Al contrario, su consumo es necesario para llevar una alimentación balanceada y mantener un peso saludable. ¿No nos crees? A continuación te explicamos por qué debes comer carbohidratos para bajar de peso: La glucosa (fuente de energía de nuestro cuerpo) se obtiene a partir de la digestión de los carbohidratos. Cuando consumes alimentos ricos en carbohidratos, el cuerpo procesa la glucosa dependiendo de su origen, y la convierte en energía o grasa. via GIPHY Para cuidar tu alimentación y poder bajar de peso es importante que sepas que existen dos tipos de carbohidratos:
  • Complejos: gracias a su composición química, el cuerpo los procesa más lentamente, con lo cual los niveles de glucosa se mantienen estables por largos periodos. Esto es bueno porque así generan sensación de saciedad y aportan energía por más tiempo.
  • Simples: estos carbohidratos se asimilan de manera rápida, por lo que el cuerpo se llena de energía casi instantáneamente. Aunque los carbohidratos simples provocan picos de energía e, incluso, más antojos, no es lo mismo comer una fruta que una pizza o una malteada.
via GIPHY Te recomendamos identificar el valor nutricional y el contenido calórico de tus alimentos antes de comerlos. De esta manera, puedes elegir mejor tus comidas y organizarlas de acuerdo a tus necesidades durante el día. Las mejores horas para comer carbohidratos Los carbohidratos son fuente de energía y, por lo tanto, solamente deben comerse cuando el cuerpo tenga que estar activo. Temprano por la mañana, es recomendable hacer una combinación de carbohidratos simples y complejos. Así, el cuerpo recupera sus niveles de glucosa y los mantiene por largos periodos. Receta recomendada: Con esta receta no tienes que cocer la avena. Prepárala con tu fruta favorita. Un plato de avena con fruta es una excelente opción para el desayuno. A media mañana, se sugiere tomar un snack para evitar las bajas de glucosa. Un sándwich de manzana con mantequilla de almendra es un tentempié delicioso y saludable. Atención: a menos que tengas una rutina diferente por las noches, lo mejor es dejar de consumir carbohidratos a las 6 de la tarde. De esta manera, evitas que la glucosa se almacene convirtiéndose en grasa.

Cómo evitar que los carbohidratos se conviertan en grasa

Algunas personas creen, erróneamente, que dejando de comer cualquier tipo de carbohidratos bajarán de peso más efectivamente. Por el contrario, al eliminarlos completamente de la dieta, el cuerpo experimenta un tipo de ayuno en el que el metabolismo se desacelera para tratar de aprovechar todo lo que se come. via GIPHY Una vez que se deja la dieta, el organismo seguirá procesando los alimentos de la misma manera, con la diferencia de que al consumir carbohidratos, el cuerpo tendrá más fuentes para almacenar grasa. Así que evita los regímenes alimenticios que prohíben los carbohidratos y así no experimentarás el famoso “rebote”. No te dejes llevar por la moda y evita estas dietas peligrosas. Los carbohidratos son tus amigos Aprende a elegir bien tus alimentos y saca el máximo provecho de los carbohidratos. En verdad, pueden ser tu mejor aliado a la hora de perder peso:
  1. Los carbohidratos aportan al cuerpo la energía necesaria para quemar la grasa.
  2. Consumir carbohidratos diariamente hace que tengas una sensación de saciedad por más tiempo.
  3. Los carbohidratos ricos en fibra, como los cereales integrales, ayudan a acelerar el metabolismo.
via GIPHY Así que no pases hambre. Disfruta sin culpas una dieta rica en carbohidratos y alcanza tu peso ideal.

¿Sabías que todas las recetas de Kiwilimón te dicen la cantidad de carbohidratos que contienen tus alimentos?

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El sake es originario de Japón, en donde lo conocen como Nihonshu. Se considera una bebida sagrada, que puede consumirse frío, tibio o caliente, dependiendo del gusto del consumidor, la calidad del destilado y la estación del año. A continuación te presentamos 5 datos que tal vez no conocías de esta increíble bebida. El sake, una bebida entre el vino y la cervezaEsta bebida puede ser llamada vino de arroz o hasta cerveza de arroz, ya que tiene similitudes con ambos. Su proceso es similar al de una cerveza, pero se sirve como si fuera un vino. Regularmente tiene más grados que un vino de mesa y un sabor más alcohólico que el de la cerveza. Esto hace que podamos decir que entra en ambas categorías, pero con características únicas y un gusto muy particular.Proceso de elaboración El sake es elaborado a partir de arroz, agua y levaduras, con la ayuda de una bacteria llamada koji. El grano más usado para prepararlo es llamado sakamai, que tiene mayor tamaño que el que comúnmente conocemos; posee una cantidad adicional de almidones en su parte interior, y de grasas y proteínas en su capa exterior. Para su elaboración, es pulido para dejar expuesto el interior; se deja reposar en agua y posteriormente se pone al vapor en pequeños lotes. Otra vez se le deja reposar y se le agregan las levaduras para convertir los almidones en azúcar que se pueda fermentar, filtrar y convertir en vino de arroz.Tipos de sake Existen muchos tipos que dependen de su contenido alcohólico y de si son dulces, secos o semisecos. Hay algunos no filtrados que tienen un aspecto similar a la leche, pero con un sabor más fuerte al arroz. El primer sake mexicano En 2016 se creó Nami, el primer sake mexicano. Elaborado en Culiacán, Sinaloa, utiliza el  método tradicional japonés para sake premium, sokuj. Así, expresa el respeto a la tradición japonesa pero con corazón mexicano. Su nuevo embajador es Matthieu Guerpillon, quien está desarrollando experiencias sensoriales únicas como lo es su recomendación de maridaje elaborado por el chef Eduardo Palazuelos con productos de Jamat, comercializadora familiar de productos marinos de Ensenada Baja California.MaridajeEl sake no sólo acompaña a la perfección a la gastronomía nipona, sino también a la mexicana. ¡La combinación de estas gastronomías resulta memorable! Como con esta receta mayapanese, que combina las cocinas tradicionales japonesa y yucateca, creada por Eduardo Palazuelos, reconocido cocinero originario de Acapulco, chef del Zibu y Mario Canario, en Acapulco, Zibu Allende y Yintony Bar, en San Miguel de Allende, y Mar del Zur, en Monterrey, y portador del bagaje culinario de su madre, Susana Palazuelos, una de las banqueteras más importantes en México.  Tártara de salmón en canasta de papa crujientePorciones: 2Ingredientes160 gr de salmón noruego1 pza de rabo de cebolla de cambray fileteado1 pza de chile serrano rojo sin semillas ni venas picado finamente4 pza de nuez pecana picada1 cucharada de salsa de ostión2 cucharadas de aceite de trufaDecoración2 pza de canasta crujiente de papaMayonesa con chipotle (al gusto)Pasta wasabi (al gusto)Brotes de cilantroSalsa 50  ml  Salsa soya ligera20  ml   yuzuProcedimiento:Corta el salmón en cubos de 1cm x 1cm y coloca en un bowl.Incorpora el rabo de cebolla de cambray, el chile y la nuez.Marina con la salsa de ostión y el aceite de trufa.En un plato colocar la canasta de papa crujiente y rellenar con la mezcla del salmón.Decora el plato con puntos de mayonesa de chipotle y de pasta de wasabi de manera intercalada y coronar la canasta con brotes.En un salsero verter la soya y el yuzu. Acompaña el platillo con esta salsa en un ramekin y tu sake favorito.
Una mesa oaxaqueña se caracteriza por sus aromas, texturas y sabores. Hay moles y estofados, chapulines y chicatanas, tlayudas, mezcal y tejate. Oaxaca es también tierra de barro negro, de textiles, de alebrijes y mucha fiesta.La comida es parte de sus celebraciones típicas, incluso hay fiestas dedicadas a los alimentos como lo son el festival de los 7 moles, las ferias del mezcal y del tejate, así como fiestas patronales que siempre clausuran con una buena comida. Porque Oaxaca es la Tierra del sol (y del sabor), como asegura la Canción Mixteca. Visitar Oaxaca es construir recuerdos memorables en cada bocado, es apreciar la generosidad de su tierra y sus anfitriones, quienes conservan y comparten con amor un legado gastronómico heredado por generaciones. Por eso, ir a Oaxaca implica celebrar cada día en la mesa. La cocina de Oaxaca es tan variada como sus ocho regiones, en las que hay una increíble oferta gastronómica que incluye productos derivados del maíz, frutos del mar, chiles, hierbas, plantas e insectos endémicos. Te presentamos algunos de los platillos típicos oaxaqueños que tienes que probar en este estado: Chocolate de agua y tejate Son bebidas fáciles de encontrar en sus mercados, como el 20 de noviembre. Es una combinación memorable el chocolate de agua en compañía de un pan de yema, originario de los Valles Centrales, que elaboran sin líquidos más que las yemas y el huevo entero. Otra bebida obligada es el tejate, bebida de origen prehispánico que se prepara a base de maíz y cacao. Tlayudas y taquitos de lechón Nada te faltará si inicias el día con una tlayuda. Se trata de una tortilla de maíz de aproximadamente 30 centímetros, dorada sobre comal, típica de Oaxaca. Suelen prepararla con manteca, quesillo, frijoles, tasajo, aguacate y salsa. Para las noches de mezcal, unos tacos de lechón debes probar, puedes encontrarlo en puestitos emblemáticos como el Lechoncito de Oro, donde los preparan con chicharrón.Insectos Un clásico de los mercados son los chapulines naturales o con limón y chile, que son una delicia. Los encontrarás sueltos en mercados, donde te los venden a granel, o en restaurantes para botanear con un buen guacamole. La chicatana es otro insecto endémico de Oaxaca, es una hormiga que se prepara en salsas e incluso en moles y tamales. Sin embargo, la chicatana es difícil de conseguir y se recomienda sólo consumirla en temporada, que corresponde al periodo de lluvias. Moles oaxaqueños Los siete moles emblemáticos de Oaxaca son el  negro, el rojo, el coloradito, el amarillito, el verde, de chichilo y el manchamanteles. Todos son deliciosos y se elaboran con ingredientes y técnicas particulares que les dan una personalidad única. Emplean diferentes chiles, especias y proteínas, dependiendo la región en la que te encuentres. Mis favoritos son el amarillito, elaborado con chile ancho y costeño amarillo, jitomate, cebolla, ajo, comino, hierba santa, clavo, pimienta y tortilla, el cual sirven con chochoyotes (bolitas de masa de maíz), y el mole negro oaxaqueño, cuyo ingrediente principal es el chile chilhuacle. ¡No esperes más y prepara este rico plato oaxaqueño!  
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD