Los mitos y realidades RESUELTOS sobre la proteína en las dietas

Por Kiwilimón - Marzo 2017
¿Dejarlas o adorarlas? ¿Aumentar su consumo o evitarlas por completo? Con tantas dietas y regímenes alimenticios que nos dicen qué comer, es importante conocer realmente cuál es la función de las proteínas en nuestro organismo. Antes de que empieces a vaciar tu alacena, te invitamos a conocer algunos de los mitos más conocidos en torno a las proteínas. Nosotros te contamos cuál es la verdad:
  • Comer proteínas hace que te crezcan los músculos. Digamos que esta es una verdad a medias. Sí, porque las proteínas ayudan a construir los tejidos musculares, pero por sí solas no pueden hacerlo. Para desarrollar la masa muscular se requiere una rutina adecuada de ejercicios y una dieta balanceada.
via GIPHY
  • Consumir alimentos ricos en proteínas hace que sientas menos hambre por más tiempo. Esto es completamente cierto. A diferencia de los carbohidratos, las proteínas provocan una sensación de saciedad por más tiempo, por lo que la necesidad de comer nuevamente es menor.
via GIPHY
  • El exceso de proteínas puede provocar problemas de salud. Desafortunadamente, esto también es cierto. Cuando el consumo de proteínas es más alto de lo recomendable, el riñón o el hígado presentan una sobrecarga de trabajo. Los niveles altos de urea impiden una filtración normal de la sangre.
via GIPHY
  • Solamente se pueden obtener proteínas a partir de alimentos de origen animal. Esto es falso. De hecho, se recomienda que tengas varias fuentes de proteínas: carne roja, frutos secos, pescado, frijoles, etc. Procura no concentrarte únicamente en las proteínas de los lácteos para evitar problemas del corazón.
via GIPHY
  • Los deportistas deben consumir el doble de proteínas. Realmente no hay un número exacto que funcione para todos. Las necesidades de cada persona dependerán de su actividad física, fisonomía y estado de salud. Pero algo es claro: entre más activa seas, más proteínas requiere tu cuerpo.
via GIPHY
  • Para sacar mayor provecho a las proteínas, estas se deben consumir en la mañana. Esto depende de un factor muy importante: la hora en la que hagas ejercicio. Para permitir que los músculos se regeneren y crezcan, es necesario consumir proteínas durante los 30 minutos posteriores al ejercicio, no importa la hora del día.
via GIPHY

¿Preocupada por las proteínas? Aquí te damos algunos consejos para aprovechar mejor su consumo:

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Nuestros pies son una parte del cuerpo muy fuerte, nos permiten andar, pararnos y hacer mil cosas más, desde bailar, hasta dar brinquitos de alegría, así que ponerles un poco de atención y tratarlos con ingredientes naturales es una buena manera de agradecerles por tanto.Aunque son una parte primordial para nuestro día a día, es posible que no les pongamos la atención suficiente y muchas veces, nuestros talones están agrietados, tenemos dolor en los pies o piel vieja y seca que ninguna cantidad de humectante podría reparar.Si quieres probar con formas sencillas y caseras, estos exfoliantes con ingredientes naturales le darán a tus pies todo lo que necesitan.Exfoliantes caseros para los pies con ingredientes naturalesExfoliar tu piel con regularidad puede ayudar a que se hidrate mejor y puedes hacer tu propia versión ecológica en casa con ingredientes sencillos y naturales, como los que te dejamos a continuación.Exfoliante con lecheEste exfoliante es un tratamiento completo para hidratar tus pies y deshacerte de las partes ásperas, así que necesitarás una piedra pómez y una muy buena crema humectante. 1 taza de leche5 tazas de agua tibia4 cucharadas de azúcar o sal1/2 taza de aceite de bebéMezcla la leche con el agua tibia en un recipiente grande y remoja tus pies de 5 a 10 minutos.En un bowl, mezcla el aceite de bebé con el azúcar o la sal hasta formar una pasta espesa y aplicala en tus pies con un masaje de movimientos circulares. Después puedes usar la piedra pómez en los talones, si lo deseas. Enjuaga y seca tus pies con una toalla y palmaditas suaves.Por último, aplica una crema hidratante espesa o vaselina en la planta de los pies, coloca unos calcetines gruesos y cómodos, y descanse con los pies en alto durante varias horas o duerme con los calcetines puestos.Exfoliante de café rico en antioxidantesEl café contiene muchos antioxidantes que no sólo puedes beberte, así que prepara este exfoliante para aprovecharlos en tu piel.1/2 taza de café molido1/4 taza de azúcar morena1/2 taza de aceite de coco1 cucharadita de extracto de vainilla realCalienta el aceite de coco hasta que esté en forma líquida.Mezcle el café con el aceite de coco y el extracto de vainilla.Una vez que la mezcla se haya enfriado, agregar el azúcar morena, de esta manera evitarás que se derrita.Masajea tus pies con la mezcla y después enjuague o retira con un paño. Si limpias tus pies con un paño, los residuos de aceite de coco que quedan en la piel seguirán funcionando.
El horno de microondas es básico en todas las cocinas, pues nos ayuda a calentar la comida, a cocinar de manera más rápida y hasta hacer postres de manera muy sencilla. Debido a que es uno de los electrodomésticos más usados, es imprescindible que siempre esté limpio, pues la higiene dentro de la cocina es muy importante. Si tu microondas está sucio por dentro y por fuera, está guardando malos olores o hay comida pegada en el interior, no te preocupes, en kiwilimón te decimos como limpiarlo a fondo en un dos por tres. Lo mejor de todo es que tu horno de microondas quedará rechinando de limpio después de utilizar ingredientes que ya tienes en casa.¿Cómo limpiar el horno de microondas?La clave para mantener el microondas impecable es limpiarlo al menos una vez a la semana, pues de esta manera la suciedad no se acumulará y alargarás la vida útil de tu electrodoméstico. Si quieres limpiarlo de fondo empleando productos naturales, no te pierdas los consejos que te daremos a continuación.También puedes leer: Reglas básicas para saber qué sí y qué no cocinar en el horno de microondasAntes de limpiar tu microondasLa compañía General Electric hace las siguientes recomendaciones para limpiar tu microondas:Usa jabón líquido para trastes para limpiar el microondas.Emplea bicarbonato de sodio para limpiar el interior.Si hay comida muy pegada en el interior, calienta una taza de agua, pues el vapor ayudará a remover la suciedad más fácilmente.No emplees cloro o productos abrasivos para limpiar el horno de microondas, ya que este tipo de productos pueden dañar el electrodoméstico.Limpia tu microondas en un dos por tresAhora que ya sabes cuáles son los productos que puedes utilizar para limpiar tu horno de microondas, es hora de poner manos a la obra.¿Cómo limpiar el interior del microondas?1. Mezcla 1 taza de agua y dos cucharadas de vinagre de manzana en un traste apto para microondas. 2. Coloca el recipiente dentro del horno y calienta la mezcla por alrededor de 5 minutos o hasta que comience a hervir y suelte vapor. 3. Deja que la mezcla de vinagre y agua se enfríe y retira del horno de microondas. 4. Emplea una mezcla de agua con jabón líquido para limpiar el interior con una esponja. 5. Usa un trapo limpio y seco para secar el electrodoméstico.También puedes leer: 3 postres que no sabías que se pueden hacer en microondas¿Cómo limpiar las puertas del microondas?Si las puertas del horno de microondas están llenas de grasa y cochambre, no te preocupes, en kiwilimón tenemos la solución. 1. Mezcla un poco de agua con carbonato, sumerge una esponja en el líquido y remueve el exceso. 2. Talla la puerta, por dentro y por fuera, cuidadosamente, sin utilizar demasiada agua. 3. Emplea un trapo limpio y seco para remover los restos de la mezcla. 4. Si la puerta del microondas tiene cochambre, mezcla 1/3 de taza de agua con 1/3 de taza de vinagre y aplica sobre la grasa. 5. Deja reposar por alrededor de 10 minutos y limpia con un trapo húmedo.¿Cómo eliminar malos olores del microondas?Sabemos que los malos olores pueden ser muy molestos, por eso te enseñamos a deshacerte de ellos fácilmente. 1. Lo único que tienes que hacer es poner un poco de bicarbonato en un tazón y colocarlo dentro del microondas para que absorba los malos olores.
Las dietas detox han ganado popularidad, pues con este tipo de plan alimenticio a corto plazo se pueden eliminar toxinas del cuerpo, por medio de ayuno y dieta estricta de frutas, verduras, jugos de frutas y agua, por ejemplo.Entrevistado por la editora en jefe de kiwilimón, Shadia Asencio, el experto en trofología Israel Chirino indica que lo ideal sería practicar un detox tres veces al año, pero de no ser posible, al menos una.Las terapias de desintoxicación se recomiendan con mayor frecuencia debido a la posible exposición a sustancias químicas tóxicas, ya sea en el medio ambiente o en la dieta, por ejemplo, con los alimentos procesados, los cuales pueden incluir contaminantes, productos químicos sintéticos, metales pesados y otros compuestos nocivos.Los alimentos procesados son cualquier alimento que haya sido enlatado, cocinado, congelado, pasteurizado o empacado. Si bien muchos de estos muchos alimentos procesados pueden ser parte de una dieta saludable, algunos altamente procesados están cargados de sal, azúcar, aditivos y conservadores que pueden dañar la salud.Con esto en mente, reducir el consumo de estos alimentos altamente procesados y así desintoxicar el cuerpo de ellos puede ser una forma efectiva de mejorar no sólo la salud, sino también la calidad de tu dieta, puedes empezar de a poco, con nuestro reto detox, por ejemplo, pero a continuación también te dejamos algunas otras formas de eliminarlos.Prepara versiones caserasPreparar tus alimentos procesados favoritos en casa te da un control total de lo que pones en tu plato, además de que te permite experimentar con nuevos ingredientes. Por ejemplo, puedes hacer chips de verduras, palomitas de maíz, barras de granola, salsa para pasta y hasta tu propia mayonesa o queso crema.Bebe más aguaLas bebidas azucaradas como los refrescos, el té dulce, los jugos de frutas y las bebidas deportivas tienen un alto contenido de azúcar y calorías, pero un bajo contenido de nutrientes esenciales. Si estás acostumbrado a beberlas constantemente, cambiar gradualmente estas bebidas por agua a lo largo del día será una gran forma de reducir los procesados y mejorar la calidad general de tu dieta.Puedes probar con agua con gas o saborizada con frutas o hierbas, si el agua simple no es su bebida favorita. Haz cambios sencillos en tus comidasHay muchos intercambios saludables que puedes hacer para dejar de comer productos procesados. Por ejemplo:Cambiar el cereal azucarado por un tazón de avena con fruta fresca.Prepara tus propias palomitas de maíz en la estufa en lugar de hacer palomitas de microondas.Prepara vinagretas caseras con aceite de oliva y vinagre para ensaladas en lugar de usar aderezos procesados.Haz una mezcla de frutos secos, semillas y frutas secas como una alternativa saludable a las variedades compradas en la tienda.Comienza con los cambios poco a poco o prueba nuestro reto de 10 días y comprueba los beneficios que una desintoxicación de alimentos procesados puede tener para ti y la salud de tu cuerpo.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD