Malteadas, Licuados y Smoothies Dietéticos

Por Kiwilimón - Abril 2012
Aquí encontraras varias recetas para malteadas, licuados y smoothies para comenzar o comtinuar tu dieta de forma sana y nutritiva. (Te recomendamos hacer click en el título de la receta) Licuado de Chocolate con Leche de Soya La leche de soya es rica en calcio, fibra, contiene un potene anticancerigeno, y es ideal para dietas ya que libera sus azúcares poco a poco estabilizando así los niveles de azúcar en la sangre. Licuado de fresa y frambuesas Las fresas congeladas sirven como hielo y ayudan a mantener el licuado frío. Licuado de Moras Este licuado es muy rico y nutritivo y te mantendrá lleno hasta tu siguiente comida. Licuado de Nopal Nutritivo Este licuado es muy nutritivo y una buena opción para empesar el día. La mezcla de naranja y nopal tiene un sorprendente rico sabor. Licuado de Pera Este licuado de pera te mantendrá lleno durante el día y puede ser usado para el licuado de pera de la dieta detox.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Cuando hacemos ejercicio, lo que comemos se convierte en una parte importantísima para lograr nuestros objetivos. De hecho, se ha comprobado que lo que comemos antes y después de hacer ejercicio influye directamente en el entrenamiento y en los resultados. Qué comer antes de hacer ejercicio es tan importante como qué comer después: se trata de obtener y recuperar la energía y los nutrientes que utilizamos, y la alimentación previa al ejercicio físico es la más importante, ya que de ahí tomamos el combustible que necesitamos.Aunque lo mejor es consultar a un especialista en nutrición, para que te arme un plan de acuerdo con tu edad, fisionomía, ritmo de vida, tipo de entrenamiento y objetivo, aquí encontrarás recomendaciones de lo que puedes comer previo y posterior a hacer ejercicio. ¿Qué comer antes de entrenar?Lo que recomiendan los expertos es comer alimentos ricos en carbohidratos, pues estos te ayudarán a tener energía y a mejorar el rendimiento y la resistencia. Procura que estos alimentos sean bajos en grasa y azúcares, y moderados en proteínas, por ejemplo:Un plátano, pues tiene potasio, que te será de gran utilidad a la hora de hacer alguna actividad física, además de que regulará el agua en tu organismo.Tomar agua suena simple pero no lo es. El agua, además de hidratar y mantener la temperatura de tu cuerpo, es importante para evitar calambres y desmayos por la pérdida de electrolitos.La avena es uno de los mejores alimentos que puedes comer antes de hacer ejercicio, pues tiene fibra, potasio y otros micronutrientes que funcionan para mantener el nivel de tus electrolitos. Además, contiene calcio y fósforo, que actúan en tus músculos cuando estás trabajando y hasta en la recuperación. ¿Qué comer después de entrenar?Lo más seguro es que después de hacer ejercicio salgas con mucha hambre, pero es importante que resistas la tentación, evites comer cualquier cosa y mejor tomes decisiones inteligentes en cuanto a qué comer para favorecer la recuperación.Estos son algunos de los alimentos que puedes comer:El huevo es un alimento muy saludable para después de completar una exigente rutina de ejercicio, ya que tiene un alto contenido en proteínas, vitaminas y minerales. Comer un puñado de frutos secos como almendras, nueces o pasas al terminar de hacer ejercicio es idóneo para restaurar energías. Además de sus beneficios nutricionales, están recomendados como alimentos para bajar el colesterol y ayudan a regular la presión sanguínea.Comer proteína, como pollo a la plancha o una lata de atún, te ayudará a obtener lo necesario para la reconstrucción muscular una vez terminado el ejercicio. Recuerda que la alimentación es igual o más importante que el ejercicio para cumplir tus propósitos, y aquí tienes una pequeña guía de lo que puedes consumir para hacer más efectiva tu rutina de ejercicios.
¿Te acuerdas de Popeye, ese marinero que se ponía grande y fuerte para vencer al villano y lo único que necesitaba eran espinacas?Quizá gracias a esa caricatura crecimos pensando que las espinacas eran súper poderosas y nos creímos el mito de que tienen más hierro que ningún otro alimento, pero como muchas otras cosas de nuestra infancia, no es cierto. En realidad, las espinacas no son la gran fuente de hierro que pensamos, así lo revela José Miguel Mulet, doctor en Bioqiuímica y Biología molecular, en su libro ¿Qué es comer sano?, y asegura que ninguna verdura es una gran fuente de hierro, aunque eso no quita que las espinacas son un alimento muy sano y con muchas propiedades. ¿Necesitas ideas para el desayuno? Prueba estas Espinacas a la Crema con Huevo¿Cómo comenzó el mito de las espinacas? Toda esta creencia se debe a un error tan simple, que es difícil de creer. A finales del siglo XIX Erich von Wolf, químico alemán, se puso a analizar los beneficios nutricionales de las verduras y todo apunta a que puso mal una coma al apuntar el contenido en hierro de las espinacas, y donde debía decir 3,5 miligramos decía 35. Y, claro, eso es mucho hierro.Además de no tener tanto hierro, las hojas de espinaca tienen altos niveles de unas sales, conocidas como oxalatos, que dificultan la absorción de éste y otros nutrientes, como el calcio, en el intestino. Pero no hay por qué satanizar a las espinacas pues, aunque no sean lo que pensábamos, son muy sanas y sí son fuente de varios nutrientes: tienen muchísimo potasio y magnesio, dos electrolitos fundamentales para nuestra salud. Por otra parte, las espinacas son una fuente importantísima de vitamina K y precursores de la vitamina A, esencial para nuestro sentido de la vista. Y también son unas verduras ricas en sales de ácido fólico.No cabe duda, todos los días se aprende algo nuevo y ahora sabes que si Popeye se ponía fuerte, seguramente era porque comía algo más que espinacas en lata.3 opciones para incluir espinacas en tus comidas:Crema de Espinaca con PoblanoPechugas Rellenas de Queso Crema y EspinacasCrepas de Espinca Rellenas de Champiñones
Cuando se habla de comida chatarra, quizá te vienen a la mente ciertos platillos específicos, pero ¿sabes realmente lo que significa ese término?El término comida chatarra se usa para referirse a bebidas y alimentos bajos en nutrientes, es decir, que no aportan vitaminas, minerales o fibra y además tienen altos contenidos de calorías, grasas saturadas y azúcares añadidos.Con tu ayuda, podemos transformar la vida de niños y niñas. MIRA CÓMO LOGRARLO.Aunque aún no es posible obtener estimaciones generales sobre la proporción de personas que sufren una enfermedad relacionada con la mala alimentación, la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala distintas causas de una dieta poco saludable, entre las cuales destacan tres: el alto consumo de sal, de grasas y bajo consumo de frutas y verduras.Frutas y verdurasAlrededor de 1.7 millones (2.8%) de las muertes en todo el mundo son atribuibles al bajo consumo de frutas y verduras; mientras que el consumo adecuado de frutas y verduras reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, cáncer de estómago y cáncer colorrectal. Existe evidencia de que ingerir altos niveles de alimentos con mucho contenido calórico, como los alimentos procesados ricos en grasas y azúcares, promueven la obesidad.SalLa recomendación de consumo de sal por persona al día es de 5 gramos, según la OMS, con el fin de prevenir enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, los datos de varios países indican que la mayoría de las poblaciones consumen mucha más sal de lo indicado.Una persona consume alrededor de 9 a 12 gramos de sal al día, por lo que se estima que si se reduce a los 5 gramos recomendados, causaría un impacto positivo importante en la presión arterial y las enfermedades cardiovasculares.GrasasEl alto consumo de grasas saturadas y ácidos grasos trans está relacionado con enfermedades del corazón. Pero si se reemplaza con aceites vegetales poliinsaturados se reduce el riesgo de enfermedad coronaria. También se ha demostrado que los ácidos grasos insaturados más altos de fuentes vegetales y los ácidos grasos poliinsaturados reducen el riesgo de diabetes tipo 2.Consecuencias de la comida chatarraLejos de nutrirnos, la comida chatarra puede tener consecuencias nada favorables:Puede generar problemas de memoria y aprendizaje.La comida chatarra carece de nutrientes esenciales, el riesgo de padecer depresión aumenta en un 58% si se come muy seguido.Las personas con una adicción a la comida chatarra pueden padecer problemas digestivos, como reflujo o síndrome de colon irritable.Aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares.Como los riñones son los encargados de filtrar las toxinas de la sangre, la ingesta de mucha comida chatarra tiene un efecto directo en su funcionamiento.La OMS señala que una dieta poco saludable es uno de los principales factores de riesgo para una variedad de enfermedades crónicas, que incluyen enfermedades cardiovasculares, cáncer, diabetes y otras afecciones relacionadas con la obesidad. Las recomendaciones específicas para una dieta saludable incluyen comer más frutas, verduras, legumbres, nueces y granos; reducir la sal, el azúcar y las grasas. Por otra parte, también es aconsejable elegir grasas no saturadas, en lugar de grasas saturadas.Mejorar los hábitos alimenticios es un problema social, no sólo individual. Por lo tanto, exige un enfoque basado en la población, multisectorial, multidisciplinario y culturalmente relevante.Recuerda que, si tu alimentación está balanceada, no necesitas sacar por completo este tipo comida, sin embargo, es importante que no abuses de su consumo, que tus alimentos se mantengan variados y en tus platos siempre haya mucho color para que te nutras con lo que comes.Además, es de vital importancia cuidar que los niños aprendan a diferenciar la comida que les aporta nutrimentos y no sólo en casa. A nivel comunidad, puedes aportar al trabajo de fundaciones y asociaciones dedicadas a ayudar a niños de escasos recursos a tener una alimentación balanceada, como Dibujando un mañana o Comer y Crecer, y contribuir a que se desarrollen sanos y tengan un mejor futuro. Mira aquí cómo puedes ayudar.
Con la temporada invernal vienen los fríos y con ellos, las enfermedades típicas de este periodo, como la gripa. Sin embargo, la naturaleza es muy sabia y nos brinda frutas con alto contenido de vitaminas y minerales, tales como guayaba, lima, fresa, limón, naranja, toronja, mandarina, kiwi y piña para combatir cualquier resfriado.En México, a lo largo de todo el año y de acuerdo con la época, existen frutas de temporada que son otras que las que se cosecha por mes. Estas frutas son ricas, baratas y accesibles. Además de aportar variedad a la dieta, las frutas de temporada aportan vitaminas y minerales al cuerpo, necesarios para su correcto funcionamiento y adecuados para el cambio de estación.Con el fin de que nunca más vuelvas a comprar un mango verde y fuera de temporada, estas son algunas de las frutas que se dan al año, por mes.Enero: fresa, guayaba, limón, mandarina, melón, naranja, papaya, piña, plátano, tamarindo, toronja, lima y manzana.Febrero: fresa, guayaba, limón, mandarina, melón, naranja, papaya, piña, plátano, tamarindo, toronja, guanábana y manzana.Marzo: fresa, limón, mango, melón, naranja, papaya, piña, plátano, sandía, tamarindo, toronja, guanábana y manzana.Abril: fresa, guanábana, limón, mango, melón, naranja, papaya, piña, plátano, sandía, toronja y tamarindo.Mayo: limón, mango, melón, papaya, pera, piña, plátano y sandía.Junio: limón, mango, melón, papaya, pera, piña, plátano y sandía.Julio: limón, mango, melón, papaya, pera, piña, plátano, sandía y tuna.Agosto: guayaba, limón, mango, melón, papaya, pera, plátano, sandía y tuna.Septiembre: guayaba, lima, limón, mango, melón, papaya, pera, plátano, sandía, toronja y tuna.Octubre: guayaba, lima, limón, mandarina, naranja, papaya, pera, plátano, toronja y manzana.Noviembre: guayaba, lima, limón, mandarina, naranja, plátano, toronja y manzana.Diciembre: fresa, guayaba, lima, limón, mandarina, naranja, papaya, pera, piña, plátano, tamarindo, toronja y manzana.En los mercados de la ciudad podrás encontrar una gran variedad de estas frutas, así que ahora que ya sabes en qué mes se está dando cada fruta, sigue esta guía para saber cómo escogerlas y así te lleves a tu casa lo mejor en estos alimentos.Si buscas cítricos, como la naranja, mandarina, toronja y limón, que te den grandes cantidades de jugo, deberás escoger los que tengan la cáscara lisa y suave, y que tengan un gran tamaño y peso. Podrás conservar los frutos con estas características en refrigeración hasta por diez días y mantendrán sus propiedades intactas.Por otra parte, la guayaba es el fruto predilecto para conseguir un alto contenido en vitamina C. En el mercado habrá varios tamaños y colores, pero sin duda las mejores son las que tienen una cáscara amarillenta con toques rosados y un olor dulce.El jugo de la caña de azúcar contiene 46% de sacarosa, resulta altamente nutritivo y ayuda a combatir los resfriados, la tos y el dolor en los riñones, así que para comprar la mejor en el mercado deberás escoger las recién cortadas, sin manchas negras en la cáscara y corta de los extremos laterales.El tejocote es un fruto que contiene hierro, complejo B y vitamina; se utiliza para el ponche y en los altares de Día de Muertos, por lo que deberás adquirir los que tienen la corteza en color naranja y estén muy firmes; incluso si compras los que aún están verdes podrás madurarlos envolviéndolos en papel de estraza en un lugar cálido.Lo importante al elegir frutas y verduras es que uses tus sentidos y sientas su textura y su firmeza, veas sus colores o incluso huelas la fruta para saber si está madura o no.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD