Para vegetarianos: Dip de Garbanzos con Jitomate Deshidratado
Dietas

Para vegetarianos: Dip de Garbanzos con Jitomate Deshidratado

Por Kiwilimón - Enero 2012
Este hummus o dip de garbanzos lleva jitomates deshidratados dándole un sabor distinto y delicioso. Se sirve con pan pita. Es una buena botana para vegetarianos. Para más detalles e imágenes, haz click aquí.

Ingredientes

  • 2 Latas de Garbanzos, sin su liquido
  • 1/2 Taza de Jitomates deshidratados en aceite
  • 2/3 Tazas de Agua
  • 3 Cucharadas de Aceite de oliva
  • 2 Dientes de ajo, cortados a la mitad
  • 1/4 Cucharadita de Paprika
  • 1 Cucharadita de Sal
  • 1/4 Cucharadita de Pimienta
  • 1/4 Taza de Jugo de limón
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿Cuál es la diferencia entre la cocina mexicana y la cocina Tex-Mex?
Ah, la cocina mexicana. Preparaciones ancestrales, recetas memorables y un sinfín de platillos tradicionales son motivo de orgullo para todos los mexicanos. De ahí que cuando algún extranjero comete la osadía de equiparar al chilli con carne, a las chimichangas, a los nachos con queso y demás creaciones Tex-Mex con nuestra amada cocina mexicana nos sintamos gravemente ultrajados. Sin embargo, esa comparación es sumamente común, ya que la cocina Tex-Mex tiene su origen precisamente en la cocina mexicana. El término Tex-Mex no sólo se limita a un estilo de cocina muy peculiar, sino que es también una fusión geográfica y cultural profundamente significativa. Te podría interesar: La increíble historia de la comida Tex-Mex El término Tex-Mex ha estado en uso desde 1875 y proviene de la abreviatura del Texan Mexican Railway, un ferrocarril que fomentó la migración de miles de personas, ya que conectaba a México con Estados Unidos. No obstante, el término se comenzó a utilizar a discreción para describir el peculiar estilo de la cocina de la región fronteriza gracias a un artículo publicado en The New York Times Magazine en 1963, popularizándose sólo tras la publicación del libro Las cocinas de México de la autora y gastrónoma inglesa Diana Kennedy en 1972. Kennedy, conocedora de la cocina mexicana y ganadora de la Orden Mexicana del Águila Azteca, usó el término para hacer una distinción importante entre la auténtica cocina mexicana y su versión americanizada, sumamente popular en Texas. Cabe mencionar que los propietarios de restaurantes mexicanos se ofendieron por dicha distinción, pero con el tiempo abrazaron el término Tex-Mex. “El Tex-Mex fue rechazado en gran medida por la élite culinaria en la década de 1970 al ser señalado como cocina mexicana poco auténtica. Pero ese es el punto. Lo único auténtico del Tex-Mex es que no es auténtico: evoluciona y se adapta”, señala el chef Josef Centeno en el libro Ama: A Modern Tex-Mex Kitchen. De ahí que sea importante encontrar las similitudes y diferencias entre la cocina mexicana y la cocina Tex-Mex para poder entenderlas como dos estilos de cocina independientes con un patrimonio común. Guía rápida para diferenciar la comida Tex-Mex de la comida mexicanaLas diferencias entre la comida Tex-Mex y la comida mexicana se pueden resumir en el uso de algunos ingredientes—tortillas de harina, queso amarillo y comino principalmente—que son sumamente populares en los Estados Unidos, pero que son virtualmente inexistentes en la comida tradicional mexicana. Si bien, las tortillas de harina son bastante populares en la región norte del país, las tortillas de maíz son mucho más comunes en la comida mexicana. La suavidad de la tortilla es otro indicador importante, pues los emblemáticos hard shell tacos y los puffy tacos ostentan una característica tortilla crujiente, mientras que los tacos—a excepción de los tacos dorados y las flautas—se hacen con tortillas suaves en todo México. En lo que respecta al queso, en la comida Tex-Mex no puede faltar el queso amarillo ingrediente fundamental para el popular queso o para acompañar tacos, nachos y demás platillos, mientras que la comida mexicana prefiere el uso de quesos blancos y frescos—queso panela, queso Oaxaca, queso de rancho, requesón, por mencionar sólo algunos. El comino es otro ingrediente característico de la comida Tex-Mex, pues su intenso sabor terroso se hace evidente en muchos de sus platillos, a diferencia de la cocina mexicana que privilegia el uso de diferentes chiles, cocciones largas e incluso hierbas frescas como cilantro para realzar los sabores. A pesar de que la comida Tex-Mex ha cargado con el estigma de ser cocina mexicana poco auténtica, no podemos negar que es un tipo de cocina que ha traspasado fronteras y a conquistado a muchos por su sabor, así que celebremos el patrimonio común de esta cocina reconociendo las similitudes y abrazando las diferencias con la cocina tradicional mexicana.Anímate a probar esta vertiente de la comida mexicana en Estados Unidos con estas deliciosas recetas:Nachos con chiliLasaña Tex MexChimichanga de Arrachera
Tamales y su historia en América Latina
En México se envuelven en hojas de maíz conocidas como totomoxtle o de plátano, y pueden estar rellenos de mole, de cerdo, de pollo… pero los tamales no son endémicos de este país, sino de América Latina y también se comen en Honduras, Belice, Perú, Colombia, Brasil, Puerto Rico y otros países.Tamal, humita, nacatamales, chamos, pamoña o pache son algunas de las formas en las que la preparación de masa y relleno envuelta en hoja de maíz, plátano, canak, aluminio o incluso plástico cocida por lo general al vapor puede llamarse, según el lugar en el que se prepare.En muchos casos, el punto de partida de los tamales es el maíz, cuyo consumo desde la época prehispánica es primordial en América Latina y, de acuerdo con el historiador Humberto Rodríguez Pastor, el ejemplo prehispánico más cercano a los procesos de preparación de los tamales actuales son las humitas peruanas.Estas primeras preparaciones relacionadas a las humitas peruanas incluían maíz pero no relleno y es aquí donde la llegada de los españoles, como en muchos otras áreas, contribuye con su granito de arena, que en este caso tiene forma de manteca y carne de cerdo.En México la historia es otra, pues arqueológicamente, los tamales se han encontrado relacionados a la vida cotidiana de algunas culturas y estaban presentes en rituales religiosos, ofrendas y tumbas, además de que ya llevaban un relleno como pavo, rana, ajolote, conejo, frutas o frijoles, y no usaban grasa para elaborarlos. Eran tan comunes, que incluso se mencionan en el Códice Dresde, un libro de los mayas del siglo XI o XII.¿Cómo se llaman los tamales en América Latina?El nombre tamal está bastante extendido y aparte de México, se usa en Argentina, Colombia, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua y Panamá. En Venezuela existen las hallacas (también hayaca), las cuales se preparan en específico para Navidad y se hacen con harina de maíz, caldo de pollo, y pueden ir rellenas de carnes diferentes, como de cerdo, de res o de gallina.El bollo es de Belice, se envuelven en hoja de plátano y sus ingredientes incluyen pollo, cebolla, cilantro y achiote, mientras que en Puerto Rico se conocen como guanime a un tipo de tamal dulce con leche de coco, azúcar y harina de maíz, también envuelto en hoja de plátano.Bolivia y Perú comparten nombre, pero diferencian entre maíz tierno llamándolos humitas y maíz, con el nombre de tamales. Los nacatamales de Nicaragua también se diferencian de los llamados tamales allá porque llevan carne.México tiene una gran variedad de tamales con nombres diferentes: canarios, uchepos, chanchamitos, pibipollos, corundas, vaporcitos, xocos… las variedades por región abundan y pueden ser tanto dulces como saladas.Conocer de tamales es conocer de América Latina y su pasado, así que si tienes la oportunidad, no dudes de probar todos los que lleguen a ti. 
Celebra el Mes de la Herencia Hispana a través de los sabores de Latinoamérica
Banderas, fuegos artificiales, desfiles y mucha comida unen a los latinos bajo un mismo sentimiento durante el mes de septiembre, pues el 15 de septiembre se conmemora el aniversario de la independencia de cinco países latinoamericanos—Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua. Tan sólo un día después, México celebra su independencia el 16 de septiembre y un par de días más tarde, Chile festeja su independencia el 18 de septiembre.Las fiestas de independencia en América Latina han tenido una relevancia tal que del 15 de septiembre al 15 de octubre se celebra el Mes de la Herencia Hispana (Hispanic Heritage Month) en los Estados Unidos para reconocer la herencia, cultura, y tradiciones de las personas de origen hispano como patrimonio estadounidense. El origen del Mes de la Herencia HispanaEsta celebración se originó en el año 1968, cuando el Congreso autorizó al entonces presidente estadounidense Lyndon B. Johnson a emitir una proclamación anual que designaba la Semana Nacional de la Herencia Hispana. Dos décadas después, los legisladores extendieron la duración de la celebración a un mes, del 15 de septiembre al 15 de octubre como un recordatorio de las raíces y valores que tienen los Estados Unidos como una nación de inmigrantes. Desde entonces, durante el Mes de la Herencia Hispana se organizan una multitud de festejos, exhibiciones, y demás actividades especiales que celebran la herencia, cultura, tradiciones y extraordinarias contribuciones de los estadounidenses de origen hispano.Hoy en día, los estadounidenses de origen hispano tienen un papel integral en la experiencia estadounidense, ya que la herencia latina y la cultura hispana están cada vez más presentes en el país norteamericano en ámbitos tan distantes como la ciencia, la economía, la política, el arte, la música y la comida. ¿Cómo celebrar el Mes de la Herencia Hispana?El Mes de la Herencia Hispana es la celebración ideal para reconocer y valorar las maravillas de la gastronomía de Latinoamérica. Así como en México tenemos platillos tradicionales, cada uno de los países de América Latina tiene sus propios platillos típicos que se preparan durante las fiestas de independencia.Durante la fiesta de independencia de Costa Rica se disfruta del casado, varios tipos de empanadas y distintos tamales, mientras que en El Salvador no pueden faltar las populares pupusas. En Honduras celebran con distintas bebidas y comidas típicas como las baleadas y el chismol, mientras que en Guatemala disfrutan de platos nacionales como el jocón, el pepián, el caldo Kaq Ik y los tradicionales plátanos en mole. En Nicaragua se prepara el popular gallo pinto, mientras que en Chile las empanadas de pino, la carne a la parrilla y el mote con huesillo se disfrutan durante las fiestas patrias. En México, el festín del Día de la Independencia no estaría completo sin un rico pozole, las populares tostadas o los tradicionales chiles en nogada.Te puede interesar: Comida para las independencias celebradas el 15 de septiembre No cabe duda de que la mejor manera de celebrar el Mes de la Herencia Hispana es saboreando la deliciosa gastronomía de Latinoamérica.
3 maneras de hacer exfoliantes caseros y sencillos
Exfoliar la piel no es algo que tengamos que hacer diario, pero de vez en cuando, el órgano que recubre nuestro cuerpo puede beneficiarse mucho de esto y qué mejor si podemos hacerlo con ingredientes naturales y de forma casera.La exfoliación puede ayudar a mejorar la salud y la apariencia de la piel de varias maneras, por ejemplo, puede darle a la piel un aspecto más brillante porque elimina la capa superior de células muertas y también puede estimular la producción de colágeno, para que la piel se mantenga firme y radiante.Otro beneficio de la exfoliación casera es que puede mejorar la eficacia de cualquier crema que uses posterior a hacerlo, así que si exfolias tu piel antes de aplicar una crema, esta penetrará profundamente en lugar de asentarse en la superficie.Por último, estas opciones para hacer exfoliantes caseros y sencillos te permitirán tener un momento de relajación, para poder masajear tu piel, cualquier día que estés cansada o estresada. La forma más fácil aplicar un exfoliante corporal es durante el baño y sólo implica masajear suavemente el exfoliante sobre la piel con movimientos circulares y enjuagar bien con agua tibia.Exfoliante casero con azúcar morena o mascabadoEl azúcar moreno o mascabado es un ingrediente económico y accesible que es más suave para la piel que la sal marina o la sal de Epsom, lo cual lo hace un ingrediente ideal para pieles sensibles. Asegúrate de enjuagarte bien después de exfoliarte, para que tu piel no se sienta pegajosa.1/2 taza de azúcar morena o mascabado1/2 taza de aceite de coco (también puedes usar aceite de oliva o de almendra)Mezcla bien el azúcar moreno con el aceite en un tazón. Si es necesario, agrega más azúcar o aceite para obtener la consistencia correcta; también puedes añadir una o dos gotas de un aceite esencial en la mezcla. Cuando estés satisfecha con la consistencia y fragancia del exfoliante, pásalo a un recipiente con tapa, para conservarlo más tiempo.Exfoliante casero de té verdeRico en propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, el té verde tiene varios beneficios para la piel, además de que se puede agregar fácilmente a un exfoliante corporal casero junto con otros ingredientes nutritivos.2 bolsas de té verde1/2 taza de agua caliente1 taza de azúcar moreno o mascabado1/4 taza de aceite de coco derretidoColoca las bolsitas de té en el agua caliente y deja reposar hasta que se enfríe. Mientras el té se enfría, coloca el azúcar moreno en un tazón y mezcla con el aceite de coco derretido. Agrega el té frío a la mezcla (es importante que el té esté frío para que el azúcar no se disuelva).Si la mezcla se desmorona demasiado, añade más aceite de coco; si está demasiado líquida, agrega más azúcar morena. Cuando hayas alcanzado la consistencia deseada, coloca el exfoliante en un frasco.Exfoliante casero de caféEl café es uno de los ingredientes más comunes entre los exfoliantes corporales caseros, pues los gránulos son suaves para la piel, pero siguen siendo eficaces para eliminar las células muertas de la superficie de la piel. 1/2 taza de posos de café2 cucharadas de agua caliente1 cucharada de aceite de coco, tibioMezcla los posos de café con el agua caliente y luego agrega el aceite de coco. Si es necesario, agrega más café molido o más aceite para obtener la consistencia correcta y finalmente, pasa la mezcla en un recipiente.Es importante mencionar que estos exfoliantes caseros sólo deben usarse en el cuerpo, no en la cara, pues esta es más sensible que la piel del resto del cuerpo. Además, evita exfoliar la piel si está quemada por el sol, agrietada o rota, enrojecida, hinchada, o recuperándose de una exfoliación química.Si decides agregar algún aceite esencial a tu exfoliante corporal casero, primero haz una prueba de parche con el aceite diluido en la piel para asegurarte de que no te hará reacción en la piel y si tienes la piel sensible o muy seca, habla con tu médico o dermatólogo para averiguar si la exfoliación con un exfoliante corporal es adecuada para ti.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD